El Barcelona Rock Fest recupera su formato habitual: repasamos el cartel

Uno de nuestros festivales favoritos vuelve a su formato habitual, después de la reducida edición del pasado año, en lo que por parte de la organización iba a ser uno de los mejores de su historia. Que así haya sido, vista la composición final del cartel, no lo diremos hasta que finalice el evento, pero a priori ha quedado un cartel atractivo, con cierta renovación en la propuesta. Algo a lo que desde aquí animamos a que sea más atrevida para venideras ediciones con el objetivo de renovar o rejuvenecer el público asistente.

Lo más llamativo, el enorme logo de Pantera encabezando el cartel de este año. Si bien el poco atractivo anuncio, para un servidor, de los veteranos Deep Purple y Europe (estos últimos con un directazo como pocos) se les unieron unos Parkway Drive que poco pegaban con los dos anteriores, chirriando a propios y ajenos al espíritu primigenio del festival, pero que viendo el brutalísimo espectáculo que se pegaron en la pasada edición del Resurrection Fest o Hellfest no cabe duda que ha sido de lo más llamativo y atractivo. Propuestas así son un buen reclamo para futuros asistentes. Pero claro, Pantera (o el espíritu de lo que fueron) acapara toda la atención. Desde su retorno como homenaje a los hermanos Abbott, Rex y Phil se han estado dando un buen baño de masas acompañados de los amigos Charlie Benante y Zakk Wylde. Lo visto por las redes es de lo más llamativo para los que no tuvimos la oportunidad de disfrutarlos en su día, pero compartiendo el gesto arrugando la nariz de los escépticos ante este retorno sin sentido para los más críticos. Sea como fuere, este anuncio ha sido uno de los más aclamados por los seguidores del macro evento.

Pero no nos quedemos en los nombres más llamativos, si nos detenemos en la letra pequeña, algo que siempre hay que hacer en todo documento, veremos que la propuesta es de lo más llamativa dentro del panorama nacional e internacional, con la suficiente tralla y melodía para contentar a las diferentes sensibilidades congregadas durante las tres largas jornadas.

Si echamos una vista rápida por debajo de las primeras posiciones ocupadas por los grandes reclamos veremos de una pasada formaciones asiduas en las últimas ediciones como Blind Guardian, Michael Schenker, Angelus Apatrida o Ross the Boss, todos ellos habrán hablado con el bueno de Dee Snider para que les alquile el piso que ha de tener de propiedad en Santa Coloma. Bromas a parte, y como comentaba más arriba, se aprecia un buen equilibrio entre los sonidos más agresivos, las bandas y composiciones más clásicas o formaciones más recientes que aportarán un soplo de aire fresco dentro de las diferentes sensibilidades musicales. También repiten Gamma Ray quienes pasaron por Can Zam en la edición de 2014. Tras casi ocho años de retiro espiritual (Kai Hansen estaba liado girando con Helloween), su inclusión y vuelta al ruedo es una agradable sorpresa para los fans del power metal más clásico. ¿Habrá «Valhalla» con sus compis germanos? Coinciden el mismo día, sueños húmedos hasta la celebración del festival.

El sonido más clásico se reparte entre la veteranía de unos recientemente añadidos W.A.S.P.,  unos KK’s Priest que reivindican su espacio además de traernos clásicos de Judas, el ya citado anteriormente y siempre espectacular a las seis cuerdas Michael Schenker, Ross the Boss reivindicando su legado de la época Manowar junto a los temas de su banda bajo su nombre, los patrios Ángeles del Infierno que lo petan en américa latina y seguramente nos harán disfrutar con sus clásicos, no así como El Drogas, el cual traía bajo el brazo su homenaje a la etapa de Barricada, pero lamentablemente ha caído recientemente del cartel.

Para los amantes de los sonidos extremos tenemos oscuro black metal representado en Dark Funeral o Abbath, a los cuales no les deseamos que les caiga el horario vespertino del mediodía como a los primeros en su anterior visita al festival. Casi acaban fritos portando las armaduras y el maquillaje derretido a causa de las altas temperaturas.

Por otro lado, sin perder la intensidad de los sonidos pesados, otro de los sueños húmedos del festival. Cavalera traerán su artillería de la época clásica de unos Sepultura que se ven envueltos en una gira mundial antes de su retirada. ¿Estaremos ante la previa de la reunión soñada? Lo que digo, sueños húmedos.

Pero tranquil@s, que aún hay más. Hatebreed, Ratos de Porao, Ktulu o unos Terminal Violence que gracias a su primer pepinazo se están ganando cada vez más seguidor@s, darán cera de la buena haciéndonos sudar los litros de cerveza ingeridos esos días.

En cambio, el rock más ecléctico vendrá de la mano de unos grandísimos Wolfmother, los explosivos The Baboon Show y el trío The Warning, quienes arrasaron hace escasos días en su gira de salas.

¡Ah! y Warcry se han mudado de festival. Permitidme esta broma, pues en esta ocasión no acudirán a su cita anual con el Leyendas para dejarse caer por Barcelona.

Esto no es más que un repaso general al variado cartel de esta edición que seguramente no dejará indiferente a nadie. Os dejamos aquí la distribución por días y en breve tendremos los horarios, por lo que volveremos a darle un nuevo repaso más exhaustivo a un variado Rock Fest. Por cierto, entradas aquí

Abel Marín
Sobre Abel Marín 195 Artículos
Amante del metal en su variedad de estilos. Vivo con la esperanza de poder llegar a viejo acudiendo a salas de conciertos y festivales. Si los rockeros van al infierno, que me guarden sitio y una cervecita. Salud y Heavy Metal.