Entrevista a Lord Ahriman, líder de Dark Funeral: ‘El presidente de Polonia dijo que Dark Funeral no eran nada más que una explosión de basura… ¡y eso me encantó!’

Dark Funeral han sacado un señor disco como es We Are the Apocalypse y su black metal de corte satánico desde Suecia sigue ganando adeptos cada vez que el grupo saca un disco o sale de gira. Curiosamente para los escandinavos sus terrenos fuertes son las dos Américas, norte y sur, y nos cuentan que su concierto más masivo fue uno en Colombia en el que llegaron a tocar para 80000 personas. Nada mal para un estilo como es el black metal.

La censura y los asesinos supuestamente inspirados por su música y filosofía han puesto al grupo en la picota más de una vez hasta el punto que las organizaciones ultracristianas han llegado a amenazar a muchos de los promotores que cuentan con ellos. Lejos de amedrentarse, a Lord Ahriman y sus huestes les gusta el envite, como les gusta el directo, ya sea de noche o a pleno sol. Siempre lo dan todo.

Hola Lord Ahriman, gracias por tu tiempo. En primer lugar, felicitaciones por tu nuevo álbum We Are the Apocalypse (me encanta el nombre). ¿Por qué este título para este nuevo álbum? Es la última canción del álbum y una de las mejores.

Bueno… siempre tratas de encontrar algo apropiado cuando ya tienes todas las canciones listas y buscas un título capaz de sintetizarlo todo. Se intenta resumir ese todo en un título y hay varias razones por las que decidimos titular así el disco. We Are the Apocalypse era el título perfecto. Cuando hablas del apocalipsis es todo muy grande y épico, además, tiene un gran significado. Esas eran las sensaciones que teníamos al terminar el disco. Nos parece un álbum muy cinematográfico por lo que necesitábamos un gran título para aunarlo todo.

Una canción interesante es “Nosferatu”. El pasado fin de semana vi curiosamente la película de “Nosferatu” de Klaus Kinski y creo que es increíble. Así que… ¿Las películas y los libros son ahora una de tus mayores inspiraciones para tu música y letras?

La letra de la canción viene de la película Nosferatu directamente. Heljarmadr, nuestro vocalista, estuvo volviendo a ver la película de 1921 a la vez que estábamos en las sesiones de grabación y me llamó diciendo: “Tío, amo esa película, me encantaría acercar a toda esta nueva generación de jóvenes la historia real de Nosferatu y Drácula y no la mierda romántica que se le supone ahora. Yo quiero basarme en lo original, en la frialdad y las tinieblas”.

Y yo le dije que lo podíamos estudiar, así que le animé a que se pusiera a trabajar sobre ello. A ver qué clase de letras podía aportar de esa idea. Y todo eso empezó a crecer alrededor de la canción. Y la composición tiene un espíritu muy cinematográfico… un poco se vuelve como una película. La verdad es que me pareció que esa canción encajaba perfectamente con la música y las letras. Y en el fondo nos parecía una gran idea el habernos basado en la historia original de Nosferatu.

Y es que al mismo tiempo que nos basábamos en ella el film de Nosferatu cumplía 100 años. Una película de terror que ya cumple un siglo… Así que era como el poder celebrar un hito para un grupo que es muy fan de este tipo de cine. Yo lo soy desde que era un niño. Yo he ido coleccionando películas de terror no censuradas, especialmente cuando todavía había la censura que las prohibía y recortaba. Nos pareció que era el momento ideal para lanzarnos a esa idea de Nosferatu y poder hacer una canción nuestra.

Pues yo también soy un fan del género de terror, así que voy a preguntarte cuál es tu favorita de todas ellas.

Oh… a mí me encantan las viejas películas de giallo como pueden ser Suspiria, Phenomena y especialmente me gusta Darío Argento. También me gustan las de Lucio Fulci. Todas las películas clásicas con todos esos patrones típicos y ateístas. Crecí viéndolas cuando era muy jovencito y las sigo visionando hoy en día a pesar de no ser explícitas ni brutales.

Fue a partir de los 80 cuando todo fue mucho más explícito y sangriento, y también me encanta. Y, de hecho, no hace mucho, fui a un pase de Phenomena en el State Theatre de Estocolmo. Añadieron al inicio un reportaje sobre el género giallo con un experto hablando de ese tipo de películas y toda la historia. Yo ya dominaba mucho este género, pero hablé con él y me contó muchas cosas que desconocía. Tenía que ir a verlo…

Andábamos muy ocupados en el estudio, pero valía la pena, así que les dije al resto de chicos, que lo sentía mucho, pero que yo a las 17:00 me iba porque no me lo podía perder. Era un pase especial de Phenomena y era una especie de tributo a la película. De verdad que me encantó.

“My Funeral” (una de mis canciones favoritas) fue grabada en un fin de semana de agosto dentro de un hospital psiquiátrico abandonado. ¿Cómo fue la experiencia allí?

Sí, eso le dio a la canción una atmósfera muy buena al tema. Lo que sí fueron un par de días muy duros trabajando a destajo por la noche. Fue bastante complicado por el hecho de que allí no había electricidad y tuvimos que alquilar un generador de electricidad que funcionaba con gasolina.

Gracias a eso pudimos meter algunas luces en el recinto, y es que el único lugar iluminado era la sala donde grabamos el vídeo a pesar de que nos desplazamos en varias estancias del lugar y tiramos de la iluminación de teléfonos móviles de la época para conseguir que se viera algo y para hacernos camino por el sanatorio. Pero fue todo muy cool y una gran experiencia a la vez que conseguimos darle al vídeo y a la canción muy buenas vibraciones a pesar de las circunstancias.

My Space y la censura os atacaron como banda. ¿Crees que la censura fue algo “positivo” para el grupo? Y te lo digo en términos de que los chavales siempre quieren ver todas las cosas que son censuradas…

Absolutamente… Eso es lo que suele suceder cuando quieres censurar algo: consigues el efecto contrario. Toda esa gente que quiere censurarte se le termina girando en contra. Siempre ha sido así y así va a continuar siendo. Como te decía anteriormente, yo empecé a coleccionar películas de terror cuando en esos días la censura actuaba en Suecia y en muchísimas otras partes del mundo.

Se recortaban todas las escenas gore así que siempre estaré en contra de la censura, sea por el tema que sea. La censura no aporta nada bueno a la humanidad. Puedes pensar que lo tienes bajo control, pero la censura lo hará más atrayente para la gente…

¿Es cierto que Attera Totus Sanctus fue el primer álbum en el que no hay cosas satánicas en las letras?

Es absolutamente cierto. Piensa que nosotros siempre hemos tenido clara nuestra filosofía y esta se plasma en nuestras letras, pero a la vez nos gusta de dar algún giro de guion. Dependiendo de que palabras utilices todo será más directo o puede dar más rodeos. También hablamos de experiencias personales, de allí viene mucha inspiración para la banda, pero sobre todo desde el punto de vista satánico. Posiblemente en los últimos discos hemos tirado más hacia esa dirección.

En ese disco hay una canción por la que el presidente de Polonia decidió prohibir a la banda, y Dark Funeral no pudieron tocar en ese país. ¿Qué pasó realmente para que un presidente de un país os vete?

Oh sí… ese presidente murió en un accidente aéreo justo el primer día que se suponía que íbamos a tocar nuestro primer show en tierras polacas. Si lo recuerdo bien… pasó que unas semanas antes, había uno de esos gobiernos locos y ultracatólicos polacos y empezaron a cancelar eventos y a coartar la libertad de expresión… Un poco iban a la caza de bandas, de determinadas organizaciones, incluso de tiendas y de gente normal que no estaba de acuerdo con sus dogmas religiosos dentro de nuestra sociedad.

Teníamos tres shows ya cerrados en Polonia, y, naturalmente, fuimos uno de sus objetivos y de su presidente en especial. Lo más divertido es que tuvimos cierto debate en un periódico polaco y decía una cosa que nunca olvidaré, porque era jodidamente alucinante: “Dark Funeral no son nada más que una explosión de basura”. ¡Eso me encantó! (risas), de verdad que fue alucinante.

Creo que era la mejor crítica que nos habían hecho. Y estábamos de gira en esos tiempos. El promotor polaco nos llamó estando nosotros girando y habló con nuestro tour manager y nos dijo que había tenido amenazas y que venían de la misma organización que ha estado hostigando a Nergal de Behemoth durante años, así que imagínate… llevaban años de experiencia en esto. Fuimos uno de los grupos con las que la tomaron, pero hubo muchos otros. Algunas bandas les sufrirán toda su vida.

Y bueno… pues un poco el promotor estaba muy amenazado. Decía que una cosa era que le amenazaran a él y la otra es que amenazaran a su familia e hijos. Así que no tenía nada claro lo de poder hacer esos conciertos pues la cosa se estaba poniendo muy fea. Yo me estaba empezando a cabrear y les dije: “Vamos a tocar sea como sea, voy a llevarlo a cabo pase lo que pase y nadie va a poder pararme”. Así que luego llamé a mi novia y le dije que el gilipollas de nuestro promotor nos estaba amenazando, que qué podríamos hacer…

Y ella me dijo que la había estado acosando durante años, que no le hiciera caso y que le dijese que íbamos a hacer esos conciertos. Tuvimos muchas reuniones en el bus con el tour manager, con nuestra agencia, con los promotores… Y la idea era la de no darles la oportunidad de parar nuestros conciertos. Teníamos que viajar hasta Polonia y hacer la gira. Y si se tenía que salir a la calle y dar un concierto allí lo haríamos. Teníamos que visitar a la gente que nos sigue y no sucumbir a esa organización que nos boicoteaba. Yo no me voy a doblegar ante la censura.

Habíamos dado todos los conciertos programados y tocaba ir para Polonia en autocar por lo que hablé con el manager y decidimos que lo íbamos a hacer costase lo que costase. Los fans nos esperaban y no les íbamos a defraudar. Me levanté a la mañana siguiente y nuestro tour manager estaba sentado en el autobús desayunando y me invitó a sentarme con él. “Siéntate, porque tenemos que hablar…”. Y yo le dije lo mismo que le había dicho la noche anterior: “Vamos a dar esos conciertos sin importar las consecuencias”, y él me dijo que no íbamos a tocar allí. “¿Cómo que no? Y una mierda, claro que lo haremos”. Y el me contestó: “No lo vamos a hacer porque las fronteras con Polonia están cerradas ya que esta misma mañana ha muerto su presidente en un accidente aéreo”.

Y era en plan: “¿Me estás tomando el pelo?” (risas). Así que no se pudieron llevar a cabo los conciertos pues todo el país estaba cerrado, así que vi que me tocaba rendirme y que había que dar la vuelta con el autocar para casa. Pero después de aquello surgieron muchas organizaciones democráticas en Polonia que nos escribieron y que nos pedían que les apoyásemos contra la censura en su país. Y claro, les apoyamos. Pero joder… es que el accidente aéreo sucedió justo cuando íbamos par la frontera en autocar… En fin, es una buena historia que contar.

¿Cuál es el primer disco que compraste con tu propio dinero?

Si te soy sincero… no tengo ni la más remota idea de cuál fue. Pero si hubiese que elegir un disco de mis primeros tiempos de juventud posiblemente te diría que alguno de Black Sabbath ya que ellos fueron la primera banda de heavy metal que yo escuché por primera vez. Era el material más duro que mis padres escuchaban cuando yo era pequeño, aunque ahora que lo pienso… les recuerdo poniendo un vinilo de Meat Loaf con alguna de sus grandes canciones, posible el Bat Out of Hell, lo que sí recuerdo es el dragón que estaba en la portada del vinilo más que el nombre del disco. Cuando sólo tienes cinco años y escuchas a Meat Loaf te impresiona. Pero después de ese disco el grupo que me impactó más fue Black Sabbath, esa fue mi primera experiencia con el metal.

En 2004 Dark Funeral fue atacado por la prensa por la inspiración de un asesino en Chile llamado Rodrigo Orias. Mató a un sacerdote mientras gritaba «For Satan» y conoció a la banda años antes. Pero hay muchos asesinos que aman a los Beach Boys y Frank Sinatra y nadie piensa que Sinatra o los Beach Boys puedan inspirar un asesinato. ¿Son Dark Funeral víctimas de la sociedad?

La verdad es que no lo sé del todo… Yo recuerdo a ese chico años antes entrar en el backstage, se coló allí y… años más tarde te cuentan que asesinó a un sacerdote. Y es la misma historia que ha sucedido tantas veces: Entran en su casa y ven que tiene discos nuestros y de Deicide en su colección, y, obviamente, ya fuimos objetivo de la prensa.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 935 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.