Crónica y fotos del concierto de Wolfmother + Wicked Dog - Sala Razzmatazz (Barcelona), 21 de mayo de 2022

Wolfmother ponen patas arriba la sala Razzmatazz con una actuación colosal

Datos del Concierto

Bandas:
Wolfmother + Wicked Dog
 
Fecha: 21 de mayo de 2022
Lugar: Sala Razzmatazz (Barcelona)
Promotora: Eclipse Group / RRS-Promo / Noise On Tour
Asistencia aproximada: 2.000 personas

Fotos

Fotos por Josep Maria Llovera / iMago mei

Ya no recuerdo la primera vez que escuché a Wolfmother ni como di con la banda, pero el caso es que siempre los he tenido rodando en mi librería de música. Su sonido setentero no fue precisamente innovador en 2005, el año de su debut, pero hay poquísimos grupos con su capacidad para crear canciones tan buenas. Muchas veces, el secreto radica en la simplicidad e increíble gancho de sus riffs y otras en los estribillos tremendamente pegadizos que compone Andrew Stockdale. Desde el principio, cosecharon un gran éxito por parte de la crítica y el público, ganando una gran cantidad de fans por todo el mundo.

Hasta ahora, no les había visto nunca en directo, así que cubrir este concierto me hacía especial ilusión después de seguirles durante tantos años. Al llegar a la grande de Razzmatazz, aún había poca gente delante del escenario, pero la sala se iría llenando durante la actuación de los invitados Wicked Dog.

Wicked Dog

Antes de la madre loba, le tocaba salir al perro malvado. El trío de Terrassa salía con ganas de repartir rock ‘n’ roll del clásico y no se achantaron ante una sala tan grande. El vocalista Alberto vestía un look bastante curioso, con un pomposo abrigo azul y un sombrero enorme. Venían presentando su primer disco homónimo, con temas marchosos como «Strawberry Cheesecake» o la guitarrera «Banana Suicide».

Con un notable soporte de público vallesano, se supieron ganar a la audiencia, que no paraba de crecer durante la actuación. Al principio parecía que Razz se quedaría grande, pero el flujo de gente no se detuvo hasta llenar toda la pista. «I’m Not Into Metal Anymore» aterrizaba con unos cuantos riffs de inspiración metalera y el cameo de Miquel Vallejo a las baquetas, tras haber estado ensayando para suplir al batería Daniel. Finalmente, este se recuperó de su lesión en el pie a tiempo para el concierto y pudo tocar normalmente.

Encaraban el final con «Wicked Love Blues» y su solo de guitarra con slide. También tuvieron tiempo de mostrar «All Hope Is Gone», un tema nuevo que estará en el siguiente trabajo de la banda. Finalmente, «Picture Man» cerraba la actuación y recibían una última ovación de un público muy acogedor.

Setlist Wicked Dog:

Strawberry Cheesecake
Narco Love
Banana Suicide
Collapse
I’m Not Into Metal Anymore
Wicked Love Blues
All Hope Is Gone
Picture Man

Wolfmother

A pesar de tener u cambio técnicamente fácil, los australianos consumieron la media hora programada antes de empezar. Su batería ya estaba montada, descansando detrás de la de Wicked Dog, y solo tuvieron que retirar esta junto a los amplificadores que utilizaron. Unos cuantos clásicos amenizaron la espera, incluso nos pusimos a cantar «War Pigs» de los Sabbath, que se interrumpió hacia el final para que el show pudiera empezar. No parecía calculado porque las luces seguían encendidas, pero quedó como la intro perfecta y ayudó a animar el ambiente.

Sin juegos de luces o nada por el estilo que anunciara el inicio de la actuación, Stockdale y los suyos aparecían desde la parte trasera del escenario. Empezaban de golpe y porrazo con «Dimension», y la celebración del público no se hizo esperar. ¡Y vaya un comienzo se marcaron! Seguían con «New Moon Rising» y un «Woman» muy temprano, que hizo estallar los primeros pogos. Parece que colocar semejante hit al principio del setlist fue buena idea, ya que a partir de ahí no nos dejamos de mover durante todo el concierto.

Su puesta en escena es minimalista, por no decir inexistente. Sin telón, pancartas, accesorios, ni un triste parche de bombo con su logo. Pero tampoco les hace falta para nada. Todo el mundo sabe quienes son y lo que hacen, y tienen suficiente con su música para conquistar cualquier sala o festival, por grande que sea. Y así lo demostraron. Incluso con temas más lentos como «White Unicorn», la gente no dejaba de saltar. Con «Apple Tree» y sus pasajes frenéticos ya ni te digo, mosh pits más violentos que en un concierto de thrash metal.

De cinco canciones que llevaban, cuatro pertenecen a su primer trabajo. El homónimo Wolfmother (2005), les lanzó a la fama, y se mantiene hasta la fecha como su ópera magna. 13 pistas, 13 temazos. Como es de esperar, es el que más conoce y quiere escuchar la gente, y el señor Stockdale es el que mejor lo sabe. Así pues, podemos encontrar una gran cantidad de cortes de este álbum en sus conciertos. Concretamente, el otro día pudimos oír hasta diez.

Por supuesto, en el resto del arsenal del que disponen, también hay joyas que no pasan por alto. Su single más reciente, «Midnight Train» fue la siguiente, seguida de «Victorious», que titula su disco de 2016 y tiene un riff y estribillo fenomenales. Una de mis favoritas, «Colossal», fue la siguiente. Tremenda pieza medio stoner, con un final a toda leche que la volvió a liar. Su más reciente trabajo se llama Rock Out (2021), y como no, presentaron un par de canciones. «Feelin Love», que suena muy retro, y «Rock Out», que llegaría como primer bis. Ambas muy buenas para el directo, cañeras y bailables a partes iguales.

El sonido y el balance entre los instrumentos fue excelente. La guitarra y el bajo se distinguían bien y estaban bien ecualizados, la batería de Hamish Rosser sonaba potente y acunaba toda la mezcla, y la voz de Andrew Stockdale sobresalía. Realmente le sobra chorro, ¡parece que podría estar haciendo esos agudos durante horas! El bajista Bobby Poulton, además se encargaba de los teclados que suenan de vez en cuando, incluso cambiaba totalmente de instrumento en piezas como «Mind’s Eye».

Tuvimos algún momento más relajado con «Vagabond», pero la acción no cesaba. Ya sea con los ritmos llenos de groove de «Gypsy Caraban», la rockera «California Queen» o la mística «Pyramid», no podíamos dejar de cantar ni movernos. Llegaba el clímax del espectáculo con el conocidísimo «Joker & the Thief», que lo acababa de rematar todo. El trío salía del escenario durante unos minutos, y tras los cánticos del público volvían para los bises de rigor. Acababan con un «Love Train» que sorprende como final, porque no se trata precisamente de su canción más energética, y tiene un aire más psicodélico y menos de «petarlo». Aun así, fue muy bienvenida y todos acabamos bailando a su ritmo.

Qué puedo decir, se marcaron un conciertazo, como era de esperar. No me queda más que recomendarlos, no solo a los fans de su estilo, sino a cualquier aficionado a la música en directo, pues con shows como los que montan Wolfmother, todo el mundo lo pasa genial.

Setlist Wolfmother:

Dimension
New Moon Rising
Woman
White Unicorn
Apple Tree
Midnight Train
Victorious
Colossal
Feelin Love
Gypsy Caravan
Rock ‘n’ Roll Survivor
California Queen
Vagabond
Mind’s Eye
Pyramid
Joker & the Thief
Rock Out
Love Train

Aleix Besolí
Sobre Aleix Besolí 181 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.