Lo mejor de 2019 – Álbum Nacional

Alex Añez

Derby Motoreta’s Burrito Kachimba – Derby Motoreta’s Burrito Kachimba: para muchos, los que escuchan por primera vez a los sevillanos, se les puede venir a la cabeza clásicos del rock andaluz, sin embargo, el haber llegado a tal punto de psicodelia bien llevada a nuestra época y con tanta calidad solo puede ser reconocido como uno de los discos nacionales del año sin duda.

Adrift – Pure: años a sus espaldas, experiencia en solitario de cada miembro y calidad a raudales. Era de esperar que el sucesor de una de las piedras angulares del metal pesado de nuestro país como fue Black Heart Bleeds Black hayan creado esta bomba.

Syberia – Seeds of Change: ya tenemos claro que hay un gran movimiento post rock nacional de una calidad excelente, pero dentro de un género que empieza a necesitar un lavado de cara un chorro de agua fresca como este es de agradecer.

Hora Zulú – La Voz del Amo: lo de los de Graná ya no tiene parangón. Cada verso de Aitor Velázquez, combinado con una base rítmica de Álex y Javi y los riffs de Paco Luque te da una patadita en la pituitaria. Siguen como siempre y lo hacen como nunca.

El Altar del Holocausto -I T-: más rock instrumental, en este caso con los ángeles caídos, más directo que en trabajos anteriores y eso les sienta muy bien, otra genialidad para su palmares.


Aleix Besolí

Ahí va mi top de discos nacionales, con la compilación de la trilogía de EP’s de Opera Magna, el reciente Isolation de los baleares Trallery que explora sonidos más extremos, la nueva entrega de Blowfuse con canciones más maduras pero sin perder su carácter, el Magara de The Mothercrow, con su mezcla de estilos e instrumentos atípicos en el rock, o el EP de Wormed que les mantiene a primera fila del metal extremo nacional.

Opera Magna – Del Amor y Otros Demonios
Trallery – Isolation
The Mothercrow – Magara
Blowfuse – Daily Ritual
Wormed – Metaportal


Joan Calderon

El año 2019 en lo que se refiere a lanzamientos nacionales ha sido excelente, es muy difícil destacar a 5 por encima del resto, pero aquí va mi selección.

Tottengot han publicado un disco abismal, tenebroso y doloroso a partes iguales, una vuelta de tuerca a un sonido por todos conocido que bebe directamente de las influencias más oscuras de Tom G Warrior y sus Celtic Frost. Syberia han dado un salto en composición y calidad difícilmente igualable, su post metal los ha puesto en la pole de bandas a tener en cuenta, con una proyección internacional incalculable. Lo de Eternal Storm y su death melódico y melancólico, a ratos, es harina de otro costal, y se han marcado un disco como la copa de un pino, una sorpresa absolutamente gratificante y tortuosa. Stained Blood… No puedo decir nada que no sepas de estos catalanes… La evolución esperable después de Hadal (2015), profundizando en black death que tanto les gusta. Y sobre Foscor, nada que decir, su sonido onírico, equilibrado, dramático sigue siendo de lo mejor de Europa.

No quiero acabar sin mencionar los nuevos trabajos de Altarage, Graveyard o Teitanblood, auténticas joyas a las que debes hincar el diente en estas fiestas.

Menciones especiales para:

Altarage – The Approaching Roar
Graveyard – Hold Back the Dawn
TeitanbloodThe Baneful Choir

Mi top 5 definitivo:

TotengottThe Abyss
SyberiaSeeds of Change
Eternal StormCome the Tide
Stained Blood – Nyctosphere
Foscor – Els Sepulcres Blancs


Beto Lagarda

The Holeum: los levantinos se han marcado un segundo disco soberbio. Death doom que nada tiene que envidiar al de las bandas nórdicas. Sublome es un discazo mayúsculo, extremo, denso e inteligente. La madurez de la banda en su segundo trabajo es impresionante.

Lisabö: pese a que la fecha de lanzamiento de Eta Edertasunaren Lorratzetan Biluztu Ginen fue en diciembre de 2018, la escasa (nula) promoción provocó que nadie se enterara de que teníamos entre nosotros un nuevo disco de la banda de Euskadi. Y, como no podía ser de otra forma, es un DISCAZO.

Agoraphobia: otra banda que cree en sus posibilidades y explota al máximo sus virtudes. Agoraphobia despuntaron con su anterior disco y se logran situar en una posición alta con Unaligned, un disco de rock disfrutable lleno de momentos sublimes.

Niña Coyote eta Chico Tornado: logrando abrazar el sonido stoner de los primeros Queens of the stone age y mezclándolo con el sonido vasco, Niña Coyote eta Chico Tornado han publicado uno de los mejores trabajo de rock del año.

Mano de Piedra: fieles al sonido que propulsó la carrera de bandas como Mastodon, Baroness o Kylesa, estos gallegos saben ejecutar muy bien sus ideas. En Today’s Ashes encontramos riffs agresivos y afilados que, mezclados con los increíbles guturales de David Durán, te provocan una catarsis de lo más intensa. Discazo enorme.

The Holeum – Sublime Emptiness
Lisabö – Eta Edertasunaren Lorratzetan Biluztu Ginen
Agoraphobia – Unaligned
Niña Coyote eta Chico Tornado – Aitzstar
Mano de Piedra – Today’s Ashes


Robert Garcia

Suerte que estoy yo por aquí para llevaros por la buena senda ya que viendo los tops de mis compañeros parece que aquí no se hace buen metal extremo. En fin, «peleas» sobre gustos a parte, aquí tenéis mi lista encabezada por los misteriosos y responsables directos de los agujeros negros llamados Altarage que con su tercer disco lo han vuelto a bordar, y encima en directo se salen.

Wormed son sinónimo de calidad y a pesar de las dificultades por las que han pasado se han sacado de la manga un muy buen trabajo, corto pero muy intenso que a los seguidores del grupo nos ha parecido muy buen aperitivo. Queremos nuevo disco lo antes posible, por favor.

Los veteranos Graveyard no han parado de sacar buenos discos pero con este Hold Back the Dawn se han pasado. Oscuridad, melodía, sonido de la vieja escuela y mucha maldad es lo que exhala este disco. De lo mejorcito en el género en nuestro país.

Hace nada por fin pudimos disfrutar de Stained Blood en directo con su nueva formación y con su nueva manera de entender la música. El cambio ha sido radical tanto a nivel compositivo como a nivel estilístico y la verdad que al principio sorprendió un poco pero a la que le pillas el gusto, esta mezcla de black metal con influencias post o shoegaze les ha quedado de muy alto nivel.

Y por último un disco instrumental que me parece delicioso. El Altar del Holocausto han conseguido forjarse una legión de seguidores muy fieles y que disfrutan a tope con su propuesta musical que mezcla a la perfección el post-rock con el doom y una imagen muy litúrgica. Son los amos de las melodías pegajosas.

Id a buscar estos discos ya.

Altarage – The Approaching Roar
Wormed – Metaportal
Graveyard – Hold Back the Dawn
Stained Blood – Nyctosphere
El Altar del Holocausto – –I T-


Abel Marín

No nos podemos quejar, 2019 ha sido un año cargadito de novedades y de mucho movimiento sobre los escenarios, es por eso que a pesar de alegrarnos el alma con su música la cartera haya quedado algo resentida.

El año empezó fuerte con la el regreso de Hora Zulú a la actividad musical pariendo un gran disco. Lamentablemente les perdí la pista en los dos últimos trabajos, pero con La voz del Amo han vuelto a enamorarme. Pero si hablamos de regreso hemos de hablar de El Regreso de Avalanch, el nuevo disco de la all star band de Alberto Rionda, el cual ha conseguido acaparar la atención de propios y extraños con la evolución de su prog-power además de ofrecer demoledores directos.

Pero si de directos hablamos no podemos dejar pasar a ‘La Bestia’ Leo Jiménez, que con su Mesías cargado de groove metal y algún tema más clásico, sin olvidar etapas pasadas, ha dado de nuevo en el clavo con un disco evolucionando el camino tomado con su anterior La Factoría del Contraste (2016).

Para acabar y no los dejo al final por ser menos importantes, Xeria y Redshark, los cuales han sido una sorpresa con sus primeras publicaciones en forma de larga duración. Dos estilos antagónicos, el delicado metal melódico de Xeria y el potente y directo speed – heavy metal de Redshark, que darán mucho que hablar.

Redshark – Evil Realms
Xeria – Tierra
Hora Zulú – La voz del Amo
Avalanch – El Secreto
Leo Jiménez –  Mesías


Ray Molinari

En el apartado nacional, siempre es una alegría que el bueno de Xavier Calvet entre en un estudio a grabar cosas nuevas. Si ya con Firebird (2017) sacó un gran disco, en este Crosswinds lo ha vuelto a hacer. Acompañado de grades músicos de la escena nacional, su nuevo álbum es -para mí- lo mejor de este año. Otro gran disco es Magara de The Mothercrow, que nos trae sonoridades setenteras, oscuras y, a su vez, enérgicas de la banda liderada por Karen Asensio. Inside Your Head es el nuevo álbum de The Lizards, el trío de punk rock que consigue sonar potente y fresco. Ljubliana & the Seawolf quizá sean unos desconocidos para mucha gente, pero su álbum Libra es de lo mejor y más atrevido de este 2019. Su propuesta -inclasificable- demuestra el gran talento del cuarteto y nos deja como resultado uno de los discos que no debemos dejar de escuchar y/o descubrir. Cerrando el apartado de discos nacionales, está Unaligned de Agoraphobia que, aunque recién salido del horno, su receta merece estar en esta lista.

Xavier Calvet – Crosswinds
The Mothercrow – Magara
The Lizards – Inside Your Head
Ljubliana & the Seawolf – Libra
Agoraphobia – Unaligned


Xavi Prat

Por alguna razón, durante años he escuchado poco metal nacional. No hay prejuicios, no hay casposidades, no hay nada. Simplemente, no dio la casualidad. El año pasado ya me regañaron por no hacer top anual, y quizá para que no se volviese a repetir, este año me pidieron algunas reviews. Y vaya sorpresas. No creí volver a disfrutar de un disco de Mägo de Öz, y van y se sacan uno que está a la altura de sus buenos tiempos (aún pecando de lo de siempre: doble y, por lo tanto con mucha paja. Eso ha penalizado).

Hacía años que no escuchaba Avalanch, y aunque El Secreto podía pelear por el oro, se ha quedado en segundo lugar. Discazo de los de Rionda. La gran sorpresa ha sido José Ändrea y un disco con claro sabor a Rainbow y los primerísimos Mägo de Öz. La saga de Legado de una Tragedia sigue funcionando y mejorando, disco a disco, y los catalanes Icestorm se cuelan en el podio con su nuevo melodeath. Les auguro un gran futuro.

José Ändrea y Uróboros – Bienvenidos al Medievo
Avalanch – El Secreto
Mägo de Oz – Ira Dei
Legado de una Tragedia – El Secreto de los Templarios
Icestorm – Saga


Jordi Tàrrega

Legado de una Tragedia: a pesar de que Joaquín Padilla no hay manera que responda a las entrevistas su trabajo es excelente. Un Avantasia patrio.

Foscor: etéreos y arriesgados están en su mejor momento y crecen año tras año, este disco es la muestra.

Leo Jiménez: no soy un gran fan de Leo pero le reconozco valentía y atrevimiento. Este negocio no es para los cobardes.

11 Bis: la vida les debía otra oportunidad y llega su disco 36 años después.

Lyra Mortem: cuando se juntan veteranos de la escena barcelonesa con las ideas muy claras pueden salir cosas realmente buenas.

Legado de una Tragedia – El Secreto de los Templarios
Foscor – Els Sepulcres Blancs
Leo Jiménez – Mesías
11 Bis – 36 Años Después 
Lyra Mortem – Contra Tiempo y Destino


Irene Vernedas

Después del top de discos internacionales, aquí vienen los nacionales. Personalmente, no escucho demasiada música nacional, por nada en concreto, aunque quizás soy más de grupos internacionales. Ha sido todo un reto rebuscar en mi mente para encontrar 5 bandas nacionales que hayan sacado un álbum este año para ordenar este top. Dicho esto, me he dado cuenta de que me he pasado el año escuchando 5 discazos. Cada uno en su estilo: tenemos a Violblast y a los mallorquines Trallery con su thrash cañero; los Marea, que han sacado su nuevo disco “El azogue”, super rockero y en la línea original de la banda; a Blowfuse, la banda skater punk-rock local por excelencia y finalmente, a Noctem, que son puro black metal. ¡Recomendadísimos!

Trallery – Isolation
Violblast – Theater of Despair
Noctem – The Black Consecration
Marea – El Azogue
Blowfuse – Daily Ritual


Albert Vila

Stained Blood – Nyctosphere
Los catalanes Stained Blood ya llevaban tiempo avisándonos de que su nuevo disco iba a suponer un cambio bastante pronunciado en su estilo. Los que disfrutábamos de su agresivo death metal melódico no veíamos estas noticias con buenos ojos, pero ante las primeras escuchas de Nyctosphere no le queda a uno sino rendirse a la evidencia: tanto el recién abrazado black metal como los cambios de formación le han sentado magníficamente a Stained Blood, y con este disco han dado en el clavo a la hora de ofrecer algo poco habitual por estos lares y, además, hacerlo con calidad, clase, inspiración y agresividad.

Eternal Storm – Come the Tide
Recuerdo descubrir a Eternal Storm hace unos años al actuar de teloneros de Wolfheart, y lo que vi fue una banda de death metal melódico que me gustó mucho (los que me conocéis ya sabréis que el death metal melódico es toda una debilidad personal), pero que en su momento tampoco me pareció que inventaran del todo nada con su propuesta. Pero en Come the Tide se han soltado la melena y, a pesar de tratarse técnicamente de su disco de debut, la incorporación de elementos black y progresivos les hace sonar como si llevaran toda la vida en ello. Uno de los discos clave del año en el panorama nacional sin ningún tipo de duda.

Adrift – Pure
Si hablamos de pesadez y de agresividad en el mundo del post y el sludge metal nacional, los madrileños Adrift vienen rápidamente a la cabeza de todos aquellos que han tenido la suerte de toparse con ellos. Después de siete años sin publicar nada había muchas ganas de ellos, y lo cierto es que Pure no ha dejado a nadie insatisfecho: seis cortes largos, pesados, sucios y brutales que se cuentan entre lo mejor que nos ha dejado el género este año, tanto aquí como fuera. Adrift están de vuelta, y me alegro mucho por ello. 

Foscor – Els Sepulcres Blancs
Después de tantos años siendo una fuerza clave en el panorama extremo catalán, los barceloneses Foscor decidieron tomar el riesgo de convertirse en una banda única. Firmaron por Season of Mist, adoptaron el catalán como idioma único de sus letras, abandonaron ligeramente el metal y se sacaron de la manga un discazo como es Les Irreals Visions. En su nuevo Els Sepulcres Blancs, segundo capítulo de una trilogía temática y cromática centrada en la visión modernista del hombre y el entorno, esa dirección adoptada por la banda se agudiza aún más: aquí ya no hay ni tan siquiera distorsiones, solamente atmósfera, melancolía y un sonido valiente que les sitúa, ahora sí, en su propia liga.

Syberia – Seeds of Change
Después de cuatro años de silencio discográfico, la verdad es que los chicos de Syberia se han sacado de la manga un inmejorable sucesor del ya excelente Resiliency. Ahondando en su potente, hipnótico y agresivo post rock habitual al que no le faltan momentos melancólicos, Seeds of Change me ha sorprendido para bien mostrando a una banda en un punto de madurez evidente que no tiene miedo de proponernos un disco compacto y variado que, en mi opinión, merece todos los elogios que está recibiendo.

Stained Blood – Nyctosphere
Eternal Storm – Come the Tide
Adrift – Pure
Foscor – Els Sepulcres Blancs
Syberia – Seeds of Change

Avatar
Sobre Redacción Science of Noise 202 Artículos
Revista web donde encontrarás desde lo más cercano a lo más lejano. Rock, metal y punk llevado con pasión.