Lyra Mortem – Contra el Tiempo y el Destino

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 27 de septiembre de 2019
Discográfica: The Fish Factory
 
Componentes:
Sergio Bermúdez – Voz
Carlos Fernández – Guitarra
JM Hervás – Guitarra
Carlos Cruz – Bajo
Toni Conte – Batería

Temas

1. 90ºN – 42ºS (3:13)
2. Sirenas (5:20)
3. La Sombra del Caos (6:44)
4. De Entre Cenizas (7:49)
5. No me Despiertes (6:47)
6. Resiliencia (5:36)
7. Durmiendo en una Espiral (6:58)
8. Sheliak (7:03)
9. Con el Alma Muerta (5:54)
10. El Reloj de Arena (6:36)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Lyra Mortem – Contra el Tiempo y el Destino
Todos los discos de Lyra Mortem en Amazon


Quienes conocemos a Sergio Bermúdez no teníamos dudas de que este proyecto iba muy en serio. La gente que forma Lyra Mortem no son unos principiantes y se han tomado las cosas en serio, paso a paso y respetando tiempos para que todo lo que saliera no pecara de los habituales hándicaps que suelen poblar los primeros pasos de las bandas primerizas. Aquí todo está pensado al milímetro y uno lo agradece pues es todo profesionalidad, de principio a fin, desde la portada a la producción pasando por el libreto del CD. Heavy metal clásicopower metal germano de finales de los 90 y power metal americano de los 80 son los ingredientes básicos de un grupo que parece que va a por todas y con todas las ganas del mundo. La banda la forman reputados músicos que han pasado por las filas de Bruc, Dragonslayer, 69 Válvulas, The Legacy o Alyanza. Destacan especialmente la composición, las poderosísimas rítmicas en los riffs base, los largos desarrollos instrumentales y cómo no, la voz del guerrero Bermúdez.

Una intro atmosférica con mucho teclado y voz femenina da paso a un single con patas que responde al nombre de “Sirenas”. Gran trabajo compositivo y heavy metal de toda la vida, con voz aguda y con las guitarras afiladas en primera línea. Quizá los temas pequen de que necesitan de mucho minutaje y la mayoría escalen más allá de los seis minutos, pero los desarrollos en los solos de Carlos Fernández bien merecen ese espacio. En “Sheilak” queda patente el amor del grupo catalán por Iced Earth. Preciosa intro con todos os dejes de mejor Jon Schaffer. Medio tiempo muy trabajado con los teclados tomando las riendas al final del tema. En “La Sombra del Caos” destacan las rítmicas tremendas de JM Hervás y un extenso y variado solo por parte de Carlos Fernández. El riff de salida del mismo también te recordará a los Iced Earth de su mejor etapa, incluyendo algunos detalles en la batería de Toni Conte.

Uno de los grandes logros que consigue la voz de Sergio es que no busca los agudos imposibles y sus rasgados han mejorado de una forma importante. Es ahora un cantante más versátil y completo. El metal clásico de Accept y Judas Priest también pide paso en “De entre cenizas” en unos temas que buscan ser variados y no caer en la repetición. Pero si hay que quedarse con una canción yo lo tengo claro: “Resilencia”. Impactante composición de estribillo impecable y con voces invitadas. Ejemplarizante de lo que puede hacer esta agrupación, con gancho y ese algo especial que aquí consiguen. Con temas como este se puede escalar… Aquí están Erik Moya de Deldrac, Héctor Lauradó de Timeless y Luís Martín Javi Gianno de Cyan Bloodbane.

El riff machacón de “Durmiendo en una Espiral” ya te retrotrae al material más americano de los 80. Aquí hay algo de los Savatage primerizos o de Cage. En “Con el Alma Muerta” se han marcado un tema a medida para que Silver (ex de Muro) pueda unirse y lucir voz. Tema muy ochentero con un riff que empieza siendo de la escuela Judas Priest para luego evolucionar hacia terrenos más Accept. Les prefiero en otras tesituras anteriormente mostradas, la verdad. Demasiados tópicos en fila india y agudos imposibles de guinda final. Cierra “Reloj de Arena”, con un aire más oscuro y progresivo y con una amplia intro incorporada en la que luce el bajo de Carlos Cruz.

Estamos ante un primer paso discográfico de inusual calidad, pero hay trampa, aquí no hay mozalbetes y sí músicos curtidos que se lo han tomado con calma hasta sacar su disco tal y como lo querían hacer. Disfrutable y potente sin ínfulas ni ganas de innovar. En los aspectos a comentar quizá lo extenso de los temas y que alguna de las colaboraciones vocales no está al nivel general del disco. A veces con la pretensión de sumar terminamos restando… Si te van Iced Earth y el heavy metal clásico aquí hay una fusión tremenda a un nivel altísimo de profesionalidad. Pocas bandas nacionales empiezan con tan buen pie, y si no me crees escúchate “Resilencia”.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 242 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.