Los 5+1 músicos más carismáticos encima de un escenario (II) según… Abel Marín

Parafraseando el anterior top de cantantes carismáticos, Este top se le ocurrió al redactor que está escribiendo…” pero en esta ocasión no fue tras el Rock fest 2018 sino tras haber publicado el pasado artículo. La cuestión es que llevo dándole muchas vueltas pues nos quedó un auténtico “campo de nabos”, lo que no hace justicia a la realidad que vivimos. Bien es cierto que tuvimos que escoger entre los cinco vocalistas que más nos impresionaran o más carismáticos en directo, sumándole el hecho que los hayamos podido ver in situ. Más tarde escribiendo el artículo siempre me surgía la duda de porqué siempre hablamos de músic@s carismátic@s fijándonos siempre en l@s vocalistas. Así que, ya avanzo, me he guardado nombres de instrumentistas para más adelante. Lamentablemente, me fue imposible participar en el anterior Top 5, así que, basándome en mi propia experiencia, aquí va mi humilde aportación.

¡ATENCIÓN SPOILER!, he roto la regla para homenajear a una de las voces carismáticas de nuestro metal.


Noora Louhimo (vocalista de Battle Beast)

No pude acudir a la última vez que visitaron las tablas de nuestras salas, pero guardo un enorme buen recuerdo la primera vez que los pude ver en directo. Fue en el Rock Fest 2016 bajo un sol de justicia en el que nuestra carismática cantante lo estaba dando todo ataviada con un ajustadísimo traje de cuero y un peinado que superaba la ley de la gravedad. Su estética salvaje era la toma de contacto para deleitarnos con su potente voz. Moviéndose con soltura superó, en boca de mis amig@s, la actuación del año anterior sobre el mismo escenario. 

 



Estefanía García “Steffi” (ex vocalista de [IN MUTE])

Los que hayan podido a ver a Steffi en directo no podrán negarme que arrasaba con todo lo que hubiera por delante. Poder verla de cerca en las primeras filas impresionaba, no solo por su estética agresiva acompañada de gesticulaciones y contorsiones, sino por esos guturales dejando claro que el metal extremo no es solo cosa de hombres. [IN MUTE] arriesgaron mucho, pero el tiempo les dió la razón y su éxito le debe mucho a Steffi. Tras su marcha la fuerte personalidad ha dejado marca, no solo en la banda, sino en la gran cantidad de seguidores que cosecharon tras cada concierto.

Mucho se ha hablado y ensalzado a Alissa White-Gluz de Arch Enemy como sustituta de Angela Gossow, pero nuestra Steffi, en mi opinión, no es superada lo más mínimo.


Floor Jansen (vocalista de Nightwish)

Difícil papeleta de la ex vocalista de After Forever cuando se puso al frente de Nightwish. La fuerte personalidad que aportaba la excelsa voz de Tarja  es algo que lamentablemente no superó a Anette Olson en los dos trabajos en los que estuvo al frente. No discuto de su valía, pero vocalmente estaba por debajo y la valiente decisión de Tuomas Holopainen no dió los frutos deseados. Pero se arriesgó de nuevo al contar con Floor para enfrentarse al exigente público de los finlandeses. Con un registro diferente a sus predecesoras, ha resuelto con creces las dudas de quienes pudieran de nuevo cuestionar el difícil puesto de vocalista. Su voz y su potente físico se ha ganado los corazones de quienes hemos tenido la suerte de asistir a sus espectáculos. Ojalá vuelvan a enamorarnos de nuevo si la puta pandemia y quienes toman decisiones por nosotros lo permiten.


Doro Pesch

Si, sí, mucho os estaréis preguntando el porqué no aparece Doro la primera de la lista, en palabras de mi compañero Xavi Prat «LA mujer del metal«, con el artículo en mayúscula enfatizando su importancia. Sinceramente, está en lo cierto, pero lo importante no es la posición en la que aparece sino su relevancia, además de que un servidor la haya visto en directo, la base para hacer este top 5.

Para varias generaciones la menuda y rubia cantante posee una personalidad y una voz más características del metal, ya desde sus años de Warlock. Todo un referente para reivindicar la figura de la mujer en un estilo plagado de machirulos y que afortunadamente ha cambiado con el paso de los años, dejando de utilizar a la mujer como mero reclamo sexual. Y si tenía el respeto y la admiración de Lemmy, no hay nada más que decir.


Eve (vocalista de Flames at Sunrise)

La joven formación ya lleva una importante carrera iniciada en 2011 y para un servidor se convirtió en una revelación en el pasado Inner Circle Metal Fest 3. Con un estilo moderno y agresivo, los continuos y exigentes cambios de registro vocal de Eve aportan mucha fuerza a su propuesta. Aparentemente frágil, la cantante consiguió agitar como poc@s a los congregados ese día. Un nombre y una formación a tener en cuenta, cuidando al detalle la música y la imagen, sólo hay que fijarse en los vídeos promocionales.

 


Azucena (vocalista de SANTA)

Para finalizar, no la dejo por menor importancia sino por sentido homenaje, rompiendo la regla establecida. Así que convierto este top 5 en un Top 5+1.

En mi caso es imposible haber visto a SANTA en directo, más allá de aquellos míticos programas musicales de TVE como Tocata, pues cuando se separaron yo contaba con 11 años. Azucena se convirtió, por derecho propio, en una pionera del heavy metal en nuestro país, liderando la banda madrileña durante la mitad de los 80 publicando dos discos con éxito dispar, siendo su trabajo Reencarnación (1984) el más aclamado por los fans. De fuerte personalidad y con una potente y rasgada voz, destacó sobre el enorme campo de nabos que era el metal en aquellos años. Si en otros estilos era más fácil encontrar ejemplos, en el metal no había demasiada representación femenina, lo que contrasta con lo que se movía fuera de nuestras fronteras. Lamentablemente murió hace quince años en su casa sin recibir en vida todo el reconocimiento que mereció.

Abel Marín
Sobre Abel Marín 152 Artículos
Músico frustrado, escritor bloguero ocasional y amante del metal en su variedad de estilos. Vivo con la esperanza de poder llegar a viejo acudiendo a salas de conciertos y festivales. Si los rockeros van al infierno, que me guarden sitio y una cervecita. Salud y Heavy Metal.