La previa de Science of Noise: TOUNDRA en Granollers

Datos del Concierto

Bandas:
Toundra + Yahi
 
Fecha: 14 de marzo de 2020
Lugar: Sala Nau B1 (Granollers)
Promotora: Sala Nau B1

Precio anticipada: 12 €
Precio taquilla: 15 €
Venta de entradas:
https://www.escenagran.cat/ca/programacio/c/15269-toundra-yahi.html

Horarios:
21:30 - Apertura de puertas
22:00 - Yahi
23:00 - Toundra

Videos

Toundra




Yahi


Todos los que me conocéis y/o me leéis sabréis que ya hace tiempo que soy muy fan (pero muy fan) de Toundra. En realidad, considero que los madrileños forman, junto a Long Distance Calling y Russian Circles (otros que también estarán por aquí este mes, afortunado de mí), el triunvirato de oro del post rock / post metal / música instrumental de base rock / lo que queráis llamarlo a día de hoy. De hecho, no sé si eso es así a nivel universal, pero a mí éstas tres son las bandas que más flipan del estilo (que al final, a mí, es lo que me importa). Así que os podéis imaginar la ilu que me hace que se vengan a tocar a Granollers (mi ciudad) y que, en cierta parte, desde Science of Noise seamos también un poco responsables de ello.

Cada vez que me toca introducir o reportar uno de los bolos que se hacen en la Sala Nau B1, me siento obligado (y me gusta, qué leches) a comentar lo mismo: Granollers nunca ha sido un paraíso para el rock y el metal (más bien al contrario), pero últimamente los astros y las voluntades se han alineado para que varias iniciativas estén trabajando duro a la hora de intentar poner a la capital vallesana en el anhelado mapa rockero. Los chicos del Dràstik Punkaires ya llevan muchos años en esto, pero últimamente (y lo harán de nuevo una vez solucionen los problemas de acondicionamiento de su local) están on fire a la hora de programar grupos pequeños y no tan pequeños, pero otras iniciativas han ido apareciendo en los últimos tiempos, como el nacimiento del sello Nafra Records, cuya presentación tendrá lugar el día 21 con un bolazo en una masia de Palou.

E incluso la Nau B1, la gran sala de la ciudad con capacidad de casi 800 personas, está empezando a apostar también por el rock y el metal en sus múltiples vertientes, y las recientes y exitosas visitas de bandas como Soziedad Alkoholika, Vita Imana o Crim no hacen más que animarlos a seguir así. La visita de Toundra, ojillo, es una apuesta de otro nivel, ya que si bien su propuesta sibarita pero transversal es un éxito garantizado cada vez que pisan Barcelona capital (con sold outs en salas del tamaño de Apolo o BARTS), os confieso que no las tengo todas conmigo a que el público vallesano (o el barcelonés, que buena falta nos va a hacer) se vaya a movilizar en masa (tal y como deberían) para venir a verlos hasta aquí. Por favor, entre todos probadme equivocado y corred a clicar el enlace de venta de entradas que hay por aquí arriba.

La verda es que bien poca cosa me queda a mí por decir que no haya dicho ya en los muchos artículos que le dedicado a Toundra en mi aún breve carrera como periodista musical aficionado. Entre conciertos, entrevistas, reseñas de discos y otros artículos especiales ya los he loado de mil maneras, pero supongo que aún no es suficiente. Enfrascados de lleno en la presentación de la banda sonora que han compuesto para el clásico del expresionismo alemán Das Cabinet Des Dr. Caligari (cuyo espectáculo estarán presentando en los cines Aribau de Barcelona el día 7 de marzo), los madrileños harán un pequeño alto antes de lanzarse a por los escenarios alemanes para dar dos conciertos 100% rockeros en Badalona y en Granollers que se enmarcan, aún, dentro del ciclo de vida de Vortex, su más reciente (y muy notable) disco de estudio.

En contraste con el intimismo por el que apuestan en su más reciente propuesta fílmica, con prevalencia de atmósferas y pasajes a base de teclados y sintetizadores (que no dejan de sonar a Toundra en ningún momento, ojo), en Granollers nos ofrecerán una selección de lo mejor de su repertorio y un concierto con toda la energía y los matices que suele caracterizarlos. Temarrales como «Bizancio», «Marte», «Ara Caeli», «Kitsune» o los recientes «Tuareg» o «Mojave» son garantía de torbellino de emociones, desde los más ligeros vaivenes a las más contundentes sacudidas de cabeza. Y el entorno de la Nau B1, sobretodo si presenta una buena entrada, se antoja perfecto para que su propuesta brille especialmente.

Para abrir este concierto podremos disfrutar del retorno momentáneo para la ocasión de uno de los grupos históricos del Vallès Oriental. Porque aunque han estado fuera de los radares de casi todo el mundo en todas y cada una de sus encarnaciones a lo largo de los años (desde No Time to Think hasta los actuales Tansumica pasando por los queridos Miyahi), Yahi son una banda imprescindible para entender la escena underground vallesana de las últimas dos décadas. En constante evolución, y más preocupados de crear e innovar que de darse a conocer demasiado como banda o en mirar atrás, este inclasificable quinteto ha publicado dos discazos ricos e interesantísimos con este nombre como son Ultramar Menhirs que es muy posible que te sorprendan si no has tenido la ocasión de escucharlos.

Una de las mejores veladas musicales del año en la capital del Vallès Oriental, y una apuesta que merece que la pena apoyar si queremos que esto continúe así. En mi caso, se trata sin duda de una de las citas imprescindibles de la temporada.

Avatar
Sobre Albert Vila 839 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.