One Desire – Midnight Empire

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 22 de mayo de 2020
Discográfica: Frontiers Music
 
Componentes:
André Linman - Voz, guitarra
Jimmy Westerlund - Guitarra
Jonas Kuhlberg - Bajo
Ossi Sivula - Batería

Temas

1. Shadowman (6:33)
2. After You're Gone (5:25)
3. Down and Dirty (4:33)
4. Godsent Extasy (4:01)
5. Through te Fire (6:49)
6. Heroes (4:20)
7. Rio (4:40)
8. Battlefield of Love (5:49)
9. Killer Queen (4:11)
10. Only When I Breathe (5:16)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: One Desire – Midnight Empire
Todos los discos de One Desire en Amazon


Se dice, se rumorea por ciertos sectores del metal más fuerte y extremo, que el hard rock está muerto y que sólo vive en el pasado. Creo que quien dice esas paridas poco sigue esta escena más melódica, pues no es solo que grandes nombres sigan sacando discazos y dando recitales en lo alto de escenarios (como, por ejemplo, Europe o Gotthard, por no mencionar a Whitesnake), sino que desde hace unos años, y principalmente, que no de forma exclusiva, en los países escandinavos, está saliendo un ramalazo de bandas que son de toma pan y moja. El listado es enorme, pero por citar algunos, Eclipse, H.E.A.T, Art Nation, Dynazty y, por supuesto, One Desire. Yo, aunque ya había leído algo de ellos, los descubrí en la gira que hicieron junto a H.E.A.T y Shiraz Lane. No defraudaron.

Tras su primer y homónimo trabajo, ahora nos traen su segundo larga duración, este Midnight Empire (2020), y es un álbum de aúpa. Estoy seguro que estará en el top 5 de discos melódicos del año. Entre el hard rock y el AOR (para mi gusto tiran demasiado por este último, y para que lo diga yo…). Tenemos cosas de Journey, cosas más clásicas incluso, yo que sé, de Led Zeppelin, y hasta cierto toque pop, ese que ya tiene todo el estilo. La melodía, como es evidente, es la brújula que guía su música, tanto la instrumental, con unos teclados muy logrados, como la vocal. Y todo lo hacen sin perder su propia esencia, siendo esto, quizá, lo más meritorio y más difícil de lograr.

Abrimos con “Shadowman”, que tras una intro de voz misteriosa, la melodía nos envuelve como si fuera niebla y da paso a la potencia en uno de los cortes destacados. Quizá subir un pelín el tempo de la batería, o variar un poco el ritmo tan simple, haría que ganase enteros, pero sigue siendo un muy buen tema. “After You’re Gone” le sigue y es uno de los mejores ejemplos de lo que One Desire hacen: medio tiempo ultra melódico que se te clava en el cerebro. En la misma honda sigue “Down and Dirty”, un in crescendo que me recuerda a Eclipse (se nota que giraron con ellos), y “Godsent Extasy”, que se aleja un poco más del AOR para abrazar sonidos un poquitín más potentes manteniendo la melodía y los estribillos coreables.

Llegamos a la mitad del disco con “Through the Fire” pero, a pesar del nombre, no es completamente fogosa. De echo, podríamos decir que tiene varias subcanciones en sí misma, desde una entrada a lo balada, a pasajes más intensos y potentes. “Heroes”, en cambio, va más directo a la yugular, alzándose como otra de las esenciales del disco. Medio tiempo acelerado y ultra melódico con un estribillo que romperá los escenarios.

“Rio” da título a una balada preciosista que, a pesar de no ofrecer nada nuevo, tiene una batería sutil (especialmente al principio) que me ha gustado bastante. A pesar de la ligera aceleración que sufre a mediados del tema, sigo catalogándola como balada, aunque entiendo que haya quien discrepe de mí. Seguimos con otra destacada, “Battlefield of Love”. No os dejéis engañar por el inicio, también similar a balada, pues a los pocos segundos coge intensidad y, siempre dentro de este estilo a caballo entre el hard rock y el AOR, caña. Instrumentalmente me ha parecido muy interesante, con algún interludio que escucharé con más calma.

Nos encontramos con un nombre mítico, “Killer Queen” y, aunque el tema no está mal, nada tiene que ver con la de la Reina. Volvemos a una canción como su predecesora, incluso con similares líneas vocales. El estribillo te matará. Acabamos con “Only when I Breathe”, de nuevo con estilo baladístico y semi acústico. Teniendo “Rio”, yo hubiese prescindido de esta (o de la otra) para meter algo más de guitarreo, especialmente si se trata del último corte.

Si nos fijamos en las actuaciones individuales, todos rayan a un gran nivel. Desde luego el estilo que practican no necesita de una técnica y complejidad ejecutiva asombrosa, pero todos los componentes lo hacen más que bien. Jimmy Wasterlund a las guitarras lo hace divinamente, con algunos solos tremendos (la rítmica, como se puede adivinar, queda en eso, en un segundo plano). El bajo de Jonas Kuhlberg me ha gustado bastante, especialmente en los cortes ocho y nueve. La batería, como ya he dicho, es muy simple (bastante típico del estilo) pero Ossi Sivula no desentona en absoluto. Y el alma mater, André Linman, se sale a la voz. Quizá sea lo más destacado, ya avisamos que tanto este disco como el estilo que tocan se caracteriza por las líneas vocales, quedando los instrumentos un poco más alejados.

Creo que One Desire es uno de esos nuevos talentos musicales que, a nivel de hard rock melódico y AOR, se sitúan en mejor posición. De momento algunos de los “nuevos” más grande, como son Eclipse, H.E.A.T o The Night Flight Orchestra se los llevan con ellos por medio mundo.

Xavi Prat
Sobre Xavi Prat 221 Artículos
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios. Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo. Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.