Crónica y fotos del concierto de Deldrac + Icestorm + Braindrag - Sala Razzmatazz 2 (Barcelona), 1 de febrero de 2020

Deldrac presentan su «Against Tyranny» en medio de un ambiente inmejorable

Datos del Concierto

Bandas:
Deldrac + Icestorm + Braindrag
 
Fecha: 1 de febrero de 2020
Lugar: Sala Razzmatazz 2 (Barcelona)
Promotora: Deldrac
Asistencia aproximada: 430 personas

Fotos

Fotos por Alfredo M. Geisse

Nuestra Previa

Entrevista a David Saavedra, bajista de Deldrac: ‘Las estructuras de poder deciden la políticas mundiales mientras tienen a la plebe entretenida y manipulada’

Después de labrarse carreras más que fructíferas en bandas como Legion o Doomsday, hace cosa de cinco años algunos de los músicos más reputados de la escena heavy / thrash catalana se unieron bajo el nombre de Deldrac. Al cabo

Deldrac – Against Tyranny

Surgidos de las cenizas de Legion, banda pionera en realizar thrash metal en España, Deldrac se creó a través de la inquietud de Quimi Montañés, guitarrista de la mítica banda barcelonesa, que tras un exceso letargo en la palestra musical,

Reconozco que para cuando decidí dejarme caer por la mediana de las Razz, ya notaba algo en mi interior, pero las ganas de escuchar buena música siempre ganarán a cualquier virus y/o dolencia que uno pueda padecer o que intuya que esté por llegar. En mi caso, y sin tener ni puta idea de que a partir de aquella noche del pasado 1 de febrero me iba a tirar casi una semana en cama, me dejé caer por el Poblenou barcelonés -una vez más- para asistir a la presentación del segundo trabajo de los catalanes Deldrac, Against Tyranny (2019), un trabajo que viene a demostrar que cada vez son más jefes en lo suyo. Y si esta puesta de largo la acompañamos con otras dos bandas, como Icestorm y Braindrag, la noche acaba por convertirse en una velada de metal por todo lo alto y para todos los paladares.

Llegué tan, pero tan pronto a Poblenou, que el problema no fue encontrar dónde aparcar, sino escoger con qué spot quedarme. Finalmente, opté por aparcar justo enfrente de la Sonora Sport Tavern. Pero reconozco que estuve tentado de volver al coche y dejarlo delante del Pepe’s, tras notar que, más allá del Carrer dels Almogàvers, el Carrer Pamplona también estaba cuasi desierto de automóviles. Pero no, no lo hice, porque así tenía excusa para «tomarme la última» en el Sonora antes de regresar a casa… ay, iluso de mí.

Total, que como la sarao no empezaba hasta las 19:30, y por eso de no entrar a la sala con la panza vacía, hice un pit stop en el dürüm que hay justo enfrente de la sala. Como viene siendo costumbre, el simpático restaurador que regenta dicho local, al verme con los pelos largos, quiso informarse sobre qué había y dónde exactamente esa noche. Tras saciar su curiosidad, comí y bebí algo, saludé a unos cuantos compañeros de «profesión» que se dejaron caer por allí, y cuando solo faltaban cinco minutos para el inicio del concierto, dirigí mis pasos hacia la sala en compañía de un señor que me encontré por allí y que respondía al nombre de Mr. Kararocker. Un tipo majo donde los haya… mucho más guapo y simpático que su hermano bastardo, director de este magazine. Por cierto… ¡enhorabuena por los 10 añazos!

El ambiente en los aledaños del lugar no podía ser más prometedor. Familias enteras se entremezclaban con señores y señoras con pantalones de pitillo y chalecos tejanos con 1.001 parches. Y ese buenrollismo que se respiraba fuera, también se palpaba una vez accedí al interior de la sala, no sin antes saludar efusivamente a uno de los grandes culpables de todo ello, el Sr. Ricard Altadill.

Braindrag

Para cuando Braindrag saltaron al escenario, a eso de las 19:40, el ambiente era muy prometedor, cosa que me sorprendió muy gratamente. Quiero no errar, pero eso de que «me quedo tomando birras fuera y ya entraré cuando toquen los míos», no sucedió; joder, si hasta el señor pesado de la falda escocesa que está todo el rato berreando cual cochino jabalí estaba ya en primera fila durante la intro de «The Rage of Regeneration»… en fin.

Enric (guitarra) y Kio Aubà (bajo), arropados por la enorme voz de Mireia Pérez, nueva vocalista de la banda, y por los coros de Aida Misareth y Aylenix, dejaron claro desde el principio que habían salido a comerse el mundo, y vaya si lo hicieron. Tras los parches, el batería titular Juan Pablo fue sustituido durante algunos cortes (bueno, durante más de la mitad del bolo) por Lluis Siso, ex de Dr. Calypso.

Su estilo -a veces más alternativo, a veces más progresivo- me dejó un muy buen sabor de boca. Tras la inicial «The Rage of Regeneration», incluida en su homónimo primer EP, pero re-grabada con Mireia para su más reciente trabajo Atreverme, la banda nos regaló una superlativa versión del clásico de Muse «Hysteria», que tuvo una enorme acogida por parte de los allí reunidos.

Si hiciera una encuesta -aquí y ahora- y preguntara qué es lo más difícil de superar para un banda, estoy seguro que un cambio de vocalista se llevaría la palma. Cabe recordar que Mireia lleva relativamente poco tras el micrófono de Braindrag, pero la banda no quiso dejar pasar la oportunidad de agradecer los servicios prestados a Luís A. Moss, su ex vocalista y de Freak XXI, invitándole a interpretar a modo de dúo «Aliens», uno de los primeros temas compuestos por la banda.

A partir de «Good Old Me», Lluis se hizo cargo de las baquetas, puesto este que no abandonaría hasta el final del recital. Con su más reciente single, «Atreverme», la banda encaró la recta final de su repertorio, momento este en el que aprovecharon para recordar la figura de su antiguo batería Fito Loudness, fallecido hace ahora poco más de un año. La guinda del pastel vino de la mano de la única novedad de la velada, un nuevo tema que lleva por título «Salta» (con especial dedicatoria a todas las mujeres allí reunidas), con el que concluyeron sus 40 minutos de medido e impecable show.

Banda a tener en cuenta. No les perdáis la pista… pero si lo hacéis, si os despistáis aunque sea solo un instante, ahí estaremos los plastas de Science of Noise para recordároslo.

Setlist Braindrag:

The Rage of Regeneration
Hysteria (Muse cover)
Aliens
You Can’t Stop Me
Good Old Me
Atreverme
Salta

Icestorm

Tras un más que suculento entrante, y cuando apenas pasaban cinco minutos de las 20:30, nuestros amigos de Icestorm, sabiamente capitaneados -como siempre- por ese coloso llamado Marc, tomaron las tablas de Razzmatazz 2 para, literalmente, prenderles fuego; dadles más metros cuadrados y un par de lanzallamas y ya os digo yo que ni los mismísimos Amon Amarth se atreverían a toserles en la nuca.

La intro de «Thórsmörk», tema que abre su más reciente trabajo Saga (2019), sirvió para que Vincent (guitarra), Àlex (bajo) y el flamante nuevo fichaje tras los parches, Saül, salieran al escenario a comérselo todo, junto al ya nombrado vocalista, que parecía que venía, cuerno en mano, de pasarse unas horas en Khazad-dûm junto a Gimli… hijo de Glóin.

Casi sin descanso, sonaron «Feed the Beast» y «Depredadors», ambas incluidas en su ya nombrado último trabajo discográfico. Justo antes de «Llegat», el que quizá sea su tema más conocido de su anterior Terres de Foc (2016), Marc se nos dirigía para decirnos que para ellos era todo un honor estar de nuevo en esa misma sala presentando, por fin, su último trabajo. Si no voy errado, Icestorm no pisaban esas mismas tablas desde que actuaran en la primera edición del MetalCatFest, hace ahora casi un año. «Doneu-ho tot!», nos espetaba desde lo alto del escenario… mientras el señor mayor que grita mucho trataba de subir por enésima vez hasta donde estaban ellos.

Continuando con su viaje hacia tierras nórdicas, acompañados de los 150 vikingos y de las 300 vikingas que allí nos reuníamos, iban cayendo los temas. «Bitter Is the Wind» sonó especialmente atronadora, causando las primeras bajas de la noche por dislocación de arco vertebral. Tras agradecer la presencia de las otras dos bandas, sonaba «Dominació del Caos», segundo corte de su ya citado Saga, durante la cual se pudo ver la primera olla de la velada.

La recta final de su setlist vino marcada por un brindis (¿hidromiel o ratafía?), el agradecimiento de la banda por ayudarles a mantener viva la escena metálica y por una tormenta perfecta encarnada en «We Are Storm» y la final «Fills del Tro».

Icestrom hace tiempo que dejaron de ser una banda promesa para convertirse en una de las mejores bandas de metal de casa nostra, y lo del pasado sábado no hizo más que reafirmar estas palabras. ¡SOIS GRANDES!

Setlist Icestorm:

Thórsmörk
Feed the Beast
Depredadors
Llegat
Bitter Is the Wind
Dominació del Caos
Sang al Nord
Völundr
We Are Storm
Fills del Tro

Deldrac

Para cuando los headliners de la noche tenían que salir, el listón ya estaba situado muy arriba, pero Eric (voz), Quimi (guitarra), David (bajo) y Mark (batería) ofrecieron un soberbio espectáculo que, lejos de hacer caer unos centímetros la marca, la subió unos cuantos metros más. Podríamos decir que, a estas alturas de la película, Deldrac ya han alcanzado la mayoría de edad, y un claro ejemplo de ello es lo que pudimos presenciar el pasado sábado el Razzmatazz 2.

La premisa inicial estaba clara: presentar (en casa) su flamante nuevo trabajo, Against Tyranny. A partir de ahí, cualquier cosa que quisieran añadir, bienvenida sería, ya vaya si nos dejaron detalles. Desde la inicial «Legal Mafia», dejaron meridianamente claro que están cada vez más en forma, muy especialmente Eric, cuyos falsetes que se alargaban hasta el infinito y más allá fueron una constante a lo largo de todo su show.

A excepción de «Apple of Sin», sonaron todos los temas del ya mencionado trabajo, los cuales fueron serpenteando alrededor de los temas más clásicos de la banda, como por ejemplo «Race for Life». A partir de «Hatred and Hate Painted Blood Red», la bola de sonido inicial fue definiéndose un poco más. Es cierto que los primeros temas no sonaron del todo brillantes, pero ya fuera el técnico de sala, o el mismísimo Diablo, para cuando David Saavedra nos animó a mover el esqueleto con Satán («Blame Satan»), la cosa ya había mejorado sustancialmente. David fue de los más activos durante toda la noche. De hecho, justo antes de regalarnos el primer single de su segundo trabajo, «Headshot», regaló una camiseta de la banda a alguien del público.

Su genial cover del clásico de Ozzy Osbourne «Over the Mountain», pieza que cierra Against Tyranny, marcó el meridiano de su actuación y fue utilizada para felicitarle el cumpleaños a una chica allí presente. Acto seguido, y tras el solo de bajo, cayó otra de su primer trabajo, «All Alone Again». La recta final de su actuación estuvo marcada por los continuos solos de guitarra de Quimi Montañés y homenajes a los legendarios Legion, una de las mejores bandas de metal que jamás haya existido en territorio español.

Deldrac llegaron, tocaron y triunfaron. Hora y media de old school thrash metal en una sala que vaya si se rindió a sus pies.

Setlist Deldrac:

Legal Mafia
True Stories Last Forever (‘till They’re Over)
Race for Life
Hatred and Hate Painted Blood Red
Blame Satan
Headshot
The Real Dark Power
Over the Mountain (Ozzy Osbourne cover)
Bass solo
Leader Zombies
All Alone Again
Throught Police
Horizons
Blame God
Then Some Bells May Chime
Legion
The Only Life You Know

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 370 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.