Crónica y fotos del concierto de Obús - Sala Razzmatazz 2 (Barcelona), 6 de marzo de 2020

Obús estalla sobre una entregada Razzmatazz 2 con menos público de lo esperado

Datos del Concierto

Bandas:
Obús
 
Fecha: 6 de marzo de 2020
Lugar: Sala Razzmatazz 2 (Barcelona)
Promotora: RockNRock
Asistencia aproximada: 300 personas

Fotos

Fotos por Manuel Rubiales

Nuestra Previa

Entrevista a Fortu, vocalista de Obús: ‘Mientras dé la talla sobre un escenario, en mi tiempo libre me puedo dedicar a lo que me salga de los cojones’

Cuando se me presentó la oportunidad de entrevistar a Fortu, una oleada de sentimientos contradictorios se me vinieron encima. Desgraciadamente, la imagen mediática del veterano cantante pesaba más que su dilatada trayectoria al frente de Obús junto a su eterno

Obús – Con un Par

Señora y señores dejen de lado los prejuicios y pongan atención a lo que viene a continuación. No es ninguna broma, Obús se encuentran de actualidad musical, olvídense de la actividad mediática de Fortu, con un nuevo disco, el décimo

Si hace unos años me hubieran dicho que estaría disfrutando de un concierto de Obús pensaría que esa persona se habría vuelto loca. Pero el tiempo y el destino ha hecho que no sólo he disfrutado del último concierto que ocupará ésta crónica, sino que he disfrutado escuchando su último trabajo, he disfrutado re-descubriendo su discografía y he tenido la enorme oportunidad de poder entrevistar a Fortu, tras la cual me enorgullece tanto como cuando tuve la oportunidad de entrevistar a otro de mis ídolos musicales como fue -y es- Sherpa. Pero claro, todo esto no habría sido posible sin el apoyo y la confianza recibida por parte de la familia de Science of Noise.

Así pues, delante de tod@s los que habéis leído mis impresiones en los distintos artículos publicados esta semana, coincidiendo con el concierto del que hablaremos, me dispongo a tragarme, o meterme por el orificio corporal que sea oportuno, las palabras y/o comentarios negativos acerca de la veterana banda madrileña.

Todo esto viene en relación a los prejuicios generados a raíz de la participación de Fortu en distintos realities de una casposa cadena de televisión. Pero oye, como él mismo me dijo, “mientras dé la talla sobre el escenario en mi tiempo libre puede hacer lo que le salga de los cojones”. Pues comprobando in situ los conciertos del pasado Rock Fest y éste, no tengo nada que objetar. Que siga haciendo, y que sigan haciendo, lo que les salga de los cojones que yo me quedo con la música mientras me trago o introduzco mis palabras.

Y con esto podría cerrar la crónica, pero no se trata de verter mis comidas de olla aquí. Vamos a lo que realmente importa.

Esta vez llegué a Razz 2 más justo de lo deseado, evitando así que pudiera comprobar de qué manera se había transformado el clásico Pepe’s Bar y su icónica imagen del gato de Los Suaves por un local más moderno y con estética pop con el nombre de Sidonie. Habrá que acostumbrarse.

Lo dicho, llegué pocos minutos antes de la apertura de puertas por lo que el acceso fue rápido, sin problema y eso que coincidía con otro concierto en la sala adjunta.

En la cola, la veteranía de los asistentes se mezclaba con los nervios e ilusión de un pequeño fan, que impaciente se quejaba de la tardanza en entrar mientras sus progenitores trataban de calmarlo.

Una vez en el interior me dirigí a los lavabos justo en el momento que otro pequeño fan ataviado con un parcheado chaleco entraba con su padre. El pequeño no hacía más que decirle que fueran rápido que tenía que ir a las primeras filas. Las sonrisas y las miradas de aprobación se cruzaron entre los que estábamos esperando.

Arropado por los clásicos de Deep Purple que amenizaban la espera del respetable y tras calmar la sed con el dorado brebaje de los dioses, tomé posiciones frente al escenario decorado con un gran logo de Obús delante del cual se erguía la sencilla pero bonita batería transparente de Carlos Mirat

Pasados unos minutos del anunciado inicio del concierto, previsto para las 20:30, se apagaron la música y las luces para que el periodista, y amigo de la banda, Rafa Basa saliera al escenario como maestro de ceremonias. Realizó una breve presentación animando alos presentes que llenaban la mitad del aforo de la sala mediana de Razzmatazz.

Tras la ovación al veterano periodista los músicos fueron tomando posiciones llevándose el mayor de los aplausos tanto Paco como el mismo Fortu que salió el último.

Sin tregua comenzaron con la clásica “Necesito Más” un potente directo en el que no fue necesario animar al público a que se moviera y animara en contraposición con lo vivido la semana anterior en el concierto del bueno de Leo Jiménez.

Un público entregadísimo estuvo a la altura del, ya me adelanto, intensísimo concierto de los veteranos rockeros.

Sin apenas mediar palabra fueron cayendo uno tras otro los clásicos. Durante “La Raya”, Fortu se encontraba en su salsa disfrutando mientras interactuaba con las primeras filas. De forma teatral iba cantando e interpretando la canción de manera literal… ya me entendéis.

Fortu se encuentra en un estado vocal espectacular, ya quisieran muchos cantantes de su generación, e incluso los que él considera sus maestros, encontrarse en las condiciones físicas y vocales del cantante madrileño. En ningún momento paró de moverse acaparando flashes y miradas. Toda esta atención la aprovechó para reivindicar el rock y metal cantado en castellano y a todas esas jóvenes bandas que necesitan del apoyo del público para seguir tocando y creciendo.

“El Que Más” y “Te Visitará la Muerte”, altamente coreados dieron paso a uno de los temas más cantados y gesticulados de la noche. “Que Te Jodan” no pierde un ápice de fuerza sirviendo de excusa para hacer “la peineta”, como dicen por la capital.

Ya desde el principio del concierto el cantante madrileño dio cuenta del pequeño fan que se encontraba en las primeras filas a brazo u hombros de su padre, intercambiando guiños y sonrisas para deleite del orgulloso padre.

En ningún momento de la noche se le vio ni una fisura a la banda. Paco Laguna, soberbio a las seis cuerdas, disfrutaba junto a su compañero de batallas, aprovechando su momento de protagonismo para acercarse al frente del escenario o subirse a las plataformas para recibir el reconocimiento de todo el público. Derrochan actitud e ilusión sobre el escenario olvidándose de los años de carretera, siempre disfrutando el momento. Sus compañeros de viaje Luisma, al bajo y coros, y Carlos, a la batería, son una sólida base no sólo en lo musical, porque calidad rebosan por los poros. Luisma, siempre con una sonrisa en la cara, se marcó un solo de bajo como no había visto en tiempo. Carlos Mirat a la batería es insultante, tocando con fuerza y contundencia sin parar de hacer malabarismos con las baquetas. Todo un espectáculo al que daría rienda suelta en la parte final del concierto, durante la presentación de la banda, con un espectacular solo de batería para luego ser sustituido por el propio Fortu a las baquetas mientras Carlos realizaba un espectacular solo de percusión en una escalera de aluminio portando dos baquetas con luz azul.

Antes hacía mención al estado vocal de Fortu, impecable en todos los niveles llegando a las cotas más altas y exigentes como en “Pesadilla Nuclear”, por poner un ejemplo.

Como no venían a realizar un concierto nostálgico, sino que venían a presentar su flamante nuevo trabajo Con Un Par (2019), tocaron cuatro temas con una respuesta inmejorable. El disco ha tenido buena acogida y se notó en la forma de como se corearon “Whisky con Hielo”, “No me lo Digas Más” (tocada tras una gran ovación), “La Mosca” y “Sangre de Rock’N’Roll” con la que cerraron la noche.

Pero la sorpresa la dieron en la parte final del concierto. Fortu se dirigió al pequeño fan al que hacía referencia al principio para subirlo al escenario. El pequeño, ataviado con su parcheado chaleco y la oportuna protección acústica, se hizo amo y señor del escenario con su sonrisa e ilusión durante la interpretación de “Va a Estallar el Obús”, haciendo los cuernos y cantando el estribillo junto a Fortu bajo la atenta y cariñosa mirada de toda la banda y l@s presentes en el evento. Momentazo para el recuerdo.

Obús demostró sobre el escenario que en ganas y actitud no hay quien les gane, dando una lección de rock ‘n’ roll a todo aquel que hubiera puesto en duda su profesionalidad, entre los que en algún momento he estado incluido.

No llenarán estadios, su nombre no aparecerá en mayor tamaño en los carteles, no harán giras millonarias, pero van sobrados de calidad e ilusión. Y eso se contagia, sólo hubo que ver el recibimiento y el ambiente desde las primeras notas. Desgraciadamente cuando no estén los echaremos de menos.

Setlist Obús:

Necesito Más
La Raya
El Que Más
Te Visitará la Muerte
Que Te Jodan
Autopista
Pesadilla Nuclear
Whisky Con Hielo
Juego Sucio
No Me Lo Digas Más
Dinero, Dinero
La Mosca
Va a Estallar el Obús
Vamos Muy Bien
Sangre de Rock ’N’ Roll

Quisiera aprovechar la oportunidad que se me brinda el poder escribir en este medio para reivindicar la presencia de niños en los conciertos. Por favor, padres y madres rocker@s, llevad a vuestr@s hij@s a disfrutar de la música en directo, no sólo disfrutarán muchísimo y crearéis un vínculo entre vosotr@s, sino que son la cantera sobre la que se formarán nuevas generaciones de rocker@s.

¡Salud y heavy metal!

Abel Marín
Sobre Abel Marín 136 Artículos
Músico frustrado, escritor bloguero ocasional y amante del metal en su variedad de estilos. Vivo con la esperanza de poder llegar a viejo acudiendo a salas de conciertos y festivales. Si los rockeros van al infierno, que me guarden sitio y una cervecita. Salud y Heavy Metal.