Entrevista a Fortu, vocalista de Obús: ‘Mientras dé la talla sobre un escenario, en mi tiempo libre me puedo dedicar a lo que me salga de los cojones’

Cuando se me presentó la oportunidad de entrevistar a Fortu, una oleada de sentimientos contradictorios se me vinieron encima. Desgraciadamente, la imagen mediática del veterano cantante pesaba más que su dilatada trayectoria al frente de Obús junto a su eterno compadre Paco Laguna, Saratoga o probando carrera como solista

Ahuyentados mis prejuicios y recordando el más que notable concierto que dieron el pasado Rock Fest, a pesar del sol y las altas temperaturas, me dispuse a vencer mi timidez para mantener una entrevista telefónica con el carismático cantante.

Cabe decir que la entrevista se produjo no sin sobresaltos. Para empezar la realizamos un día más tarde de lo pactado ya que por motivos personales del propio Fortu no fue posible ponernos en contacto. Afortunadamente se puso en contacto conmigo vía WhatsApp para trasladar la entrevista al día siguiente. Todo un detalle que le agradezco desde aquí.

Después de varias llamadas sin respuesta pudimos contactar y realizar la entrevista de nuevo envuelta en pérdidas de comunicación a causa de la cobertura y aplazamientos para finalizarla más tarde ya que Fortu tenía que acudir a una cita.

Así pues, después de una hora de conversación, dividida en tres partes, aquí tenéis el resultado de la interesante entrevista. Eso sí, aún me quedaron pendientes algunas preguntas que espero poder realizar en alguna otra ocasión, a poder ser con más calma y acompañados de unas cervezas en cualquier bar.

Hola.

Hola, Fortu, soy Abel. ¿Te cojo en mal momento?

No, voy conduciendo pero estoy llegando al sitio donde voy, o sea, que me viene bien.

Empezamos y grabamos la entrevista aprovechando que la semana que viene estaréis por Barcelona. Primero de todo agradecerte que podamos realizar la entrevista después del accidentado día de ayer.

Nada, tranquilo, lo siento yo porque me fue imposible.

Se comprende. Seguramente estaréis muy liados con la presentación y promoción del disco y la nueva gira.

Sinceramente, estamos muy liados, pero siempre hay un huequecito para hacer algo, ¿sabes? Ha sido algo personal, nada relacionado con el grupo o la promoción.

Hace un par de meses que lanzasteis el nuevo disco, ¿qué valoración haces de la acogida que ha tenido?

Sinceramente Abel, estamos super orgullosos y super satisfechos de la respuesta del público. Los comentarios han sido súper buenos y favorables. Nos enorgullece. Es cierto que la cosa del rock en España muy tocado. No es realmente lo que se merece este género, pero bueno, hay que estar ahí luchando y apostando por lo que nos gusta. Sobre todo en esta época en la que la gente no saca discos enteros, suelen sacar una canción o un vídeo o video lyric, lo cuelgan. Nosotros decidimos sacar un disco entero, estamos obligados a presentarlo a nuestros seguidores.

La verdad es que hemos hecho un buen trabajo, una buena promoción y una buena composición. Tanto Paco como yo nos sentimos muy satisfechos del resultado.

Estos dos años que llevamos trabajando mirando temas, ha sido positivo para nosotros y nuestro público.

Sí, te puedo decir que por mi parte ha sido muy positiva. Las veces que lo he podido escuchar he notado muy buen sonido, potente y con una buena producción.

Sí Abel, estamos muy contentos con el resultado, de eso se trataba. Ten en cuenta que hay que tener mucho cuidado ya que por un error ajeno al grupo puedan caerte críticas negativas. En este caso no ha sido así, es de agradecer. Pero bueno, hay que seguir haciendo cosas y que esto sea el principio de algo bueno, ¿no? Que entre todos lo que tenemos que hacer es demostrar que en el rock, en la cultura rock, no somos gente que nos dormimos en los laureles, que nos somos unos vagos y que trabajamos

(ndr. Se corta la conexión a causa de la pérdida de cobertura)

¿Hola?

Hola, Abel.

Sí, te he perdido.

(ndr. Continúa la conversación sin haberse percatado de la pérdida de comunicación)

Estoy súper contento de ver el nivel de las nuevas generaciones. Es un momento para demostrar a la gente que hay un nivel muy grande y que las nuevas generaciones están a un nivel enorme.

Es cierto, hay muchas bandas y empieza a verse bastante movimiento en las salas.

Pues hace falta, porque da la sensación que el hard rock en general parece que está dormido. Hay rock, pero es un rock más urbano, más “guarrillo”, ¿no?

Más punk.

Sí, cuidado, que admiro a gente como La Polla o Evaristo, un tío cojonudo y buen amigo. Musicalmente les falta, pero la frescura y el rollo que lleva me mola mucho. Pero ese tipo de onda no es la nuestra.

Hay muchos grandes músicos que no tienen la oportunidad de tocar en grandes recintos, desgraciadamente. Entre todos tenemos que apoyarnos y demostrar el nivel musical que hay.

Quería comentar algunas canciones del disco. Empezáis muy directos. Ya con el título del disco y “La Mosca” son una declaración de intenciones. ¿A quién teníais en mente arremetiendo con tanta fuerza en “La Mosca”?

En ese tema compuse letra y música. Lo que hago es denunciar lo que veo y escucho en las noticias, en la calle. Lo que veo en esta Europa hipócrita, en esta sociedad hipócrita. Todos los corruptos que tenemos a nivel mundial, estamos llenos de sinvergüenzas que engañan con la letra pequeña. Corruptos que se llevan el dinero a espuertas.

Esa canción está dedicada a ese político corrupto que promete y luego no hace nada. Dedicada al mentiroso, al traidor, al corrupto. Las personas más mentirosas a nivel mundial son los políticos, viven de la mentira. Suelen vivir de prometer, mentir y el dinero del pueblo. Por eso va dedicada a ese tipo de personas.

Hablando de estas canciones directas y siempre caracterizados por no tener pelos en la lengua. Viendo la sensibilidad de algunos sectores con el contenido de las letras de las canciones y expresiones en redes sociales, ¿En algún momento habéis tenido problemas en ese sentido? ¿Qué opinión te merece la limitación de la libertad de expresión vivida últimamente?

Bueno, hay que tener mucho cuidado porque hemos tenido una gran represión durante la dictadura y ahora parece que sufrimos un retroceso perdiendo la libertad de expresión que ganamos con el cambio en los 80. Tenemos que cuidarla y defenderla, tenemos derecho a decir lo que pensemos.

Nosotros lo que hacemos es manifestarnos a través de nuestra música, levantando la voz a través de nuestras canciones. La ideología de Obús es esa, no nos van a callar, vamos a seguir denunciando. Si nos han de llevar presos por algo que vemos pues que nos lleven. Para lo que queda en el convento me cago dentro.

Hacías referencia a los años de dictadura y a los años 80. En una de las canciones del último trabajo, la titulada “Años 80”, recuerdas esos años como años de libertad. ¿Realmente se derribaron todas la barreras a las que os referís en la canción?

Bueno, sí. En aquellos era mucha la ilusión que había, muchos sueños que cumplir. Se han cumplido muchas cosa pero vamos como los cangrejos, para atrás, es una gran putada. Lo importante es que no nos ahoguen los sueños. Habrá que seguir denunciando e intentando cumplir los sueños como en los años de transición democrática.

También en los 80 convivísteis musicalmente con La Movida. ¿Qué opinión te merece a posteriori, después de tantos años, la discutible calidad de algunas de esos grupos surgidos en aquel movimiento en contraposición con el poco reconocimiento que han tenido los grupos de rock y heavy que en aquella época llenaban estadios?

Mira, eso me sienta como una patada en los huevos. Gente que se ponga la etiqueta de la movida, cuando la movida éramos bandas como Barón Rojo, Leño, nosotros, mucha s de las bandas que llenábamos estadios, éramos los que realmente hicimos la movida. Porque los que se han etiquetado como miembros de la movida hacían pequeños espacios, pequeños locales de cien personas, ellos se han apuntado y no es así. Nosotros atraíamos a mucha gente. Cuando Tierno Galván  iba a los grandes conciertos de rock y heavy. Cuando dijo aquello tan sonado de “Al loro con todo”.

Ya te digo que me toca un poco los huevos que se hayan apuntado. De todos modos por una parte me da igual, me la pela.

Claro, pero me refería al tema del reconocimiento. Llenábais estadios en aquella época y solo se habla de la parte más llamativa del movimiento.

Abel, el reconocimiento se lo han dado a gente que no… Es como en la política, como todo. Los que luchan no suelen recibir el reconocimiento que merecen.

Relacionado con aquella década, y ya acabo con el tema, los excesos y el infierno de las adicciones como afectó a la banda y a su entorno.

A ver, soy de las personas que piensan que hay que probar de todo. Yo he probado de todo, no me voy a esconder, he probado de todo y me ha encantado. Una cosa es probarlo y otra excederte. El exceso o el abuso es lo malo. El uso está muy bien pero el abuso es lo que trae las consecuencias. Las adicciones están ahí, ¡que nos las vendan!, ¿no?

Vamos a ver, una cerveza te puedes tomar, lo malo es que te tomes litros de cervezas todos los días. Una copa de vino está que te cagas de rica, ¿sabes?, pero si te bebes una botella todos los días al final lo pagas. Un whisky está de puta madre, te tomas un whiskito después de las comidas y eso te sienta…

Te quedas como Dios.

Claro, pero un whisky. Si te tomas unas cuantas botellas pues ahí está el problema. Yo he sido bebedor de whisky durante muchos años, ahora ya menos, es obvio, las edades quieras que no oye. Porque bueno, ya te he dicho que he tomado de todo. Un porrillo, pues mola también echarte un porrete, claro que sí, te fumas un porro y te quedas como Dios, duermes como un angelito. Otra cosa es que te levantes y estés todo el día emporrao y no sepas realmente ni en que mundo vives. El uso está bien, ya te digo, si no quieren que usemos cosas que no las vendan.

Es como el jugador que se va a los bingos. Tú echas unos cartones con tu pareja o amigos, está de puta madre. Si abusas, te gastas todos los días la paga, le quitas el dinero a tus padres, a tu novia, mujer o hermanos, está mal. El uso está bien, tenemos que usar lo que tenemos a nuestro alcance, pero siempre con moderación sabiendo que es lo que te estás poniendo, que es lo que te estás metiendo. Es lo más lógico

Te agradezco tu sinceridad al explicarlo.

Es que no me tengo que inventar nada. He sido joven y todo lo que he podido lo he utilizado, que quieres que te diga Abel. Hay que aprender, hay que estudiar lo que hay. Sabores, colores, hay que saber utilizarlo y usarlo ya que están ahí.

Continuando con las canciones de Con un Par, en “No Me lo Digas Más” aparece El Pirata. ¿Qué ha significado para vosotros la figura de El Pirata?

El Piri es como un hermano para mí, es un gran amigo. Date cuenta que tanto El Pirata como Mariscal Romero empezaron como nosotros en la música, llevamos muchos años dedicándonos, trabajando en lo mismo. Somos como de la familia.

Para mí El Piri es muy importante. Siempre que podemos nos juntamos, si hay una comida o una tertulia pues la tendremos.

Referente a la colaboración, que menos que él. Además, cuando le dije que me encantaría que hiciera una presentación como si estuviera en la radio, la grabó encantado. Me moló mucho y estoy súper orgulloso de El Piri.

En el disco no todo es fiesta y rock & roll. En “Viajando con la Muerte” tratáis el tema de la muerte de inmigrantes en el mar.

Sí, es un tema muy delicado. Es una canción muy bella pero a la vez muy triste. Vamos a ver, a las pruebas me remito. Vivo en Almería, vivo enfrente del Mediterráneo. Todos los días cuando me levanto veo el mar, bello, maravilloso, sus colores, sus brisas, pero también veo mucha muerte. Hay muchos muertos, mucha inmigración perdida, desaparecida. Me entristece, me da mucha rabia.

Somos cortos de memoria, hubo un tiempo donde nuestros abuelos, nuestros padres tuvieron que emigrar, se le abrieron las puertas. Estoy en contra de las fronteras cerradas, no debe haber cadenas para ningún sitio. Me apena muchísimo esa Europa hipócrita que hace y deshace, aprieta y ahoga.

Es una canción bella con arreglos de cuerda bellísimos, con una filarmónica. La introducción de cellos te resumen lo que te vas a encontrar en la canción. La letra es triste, no es nada ficticia, es la puta y cruda realidad. El abuso de la inmigración, el abuso de las personas, el abuso que hay en esta sociedad tan falsa. Cada uno ha de tener la libertad de ir y estar donde quiera. Soy anti fronteras.

Vuelvo a cambiar radicalmente de tema. En febrero compartisteis escenario junto a Barón Rojo, los cuales han decidido retirarse a de año en un gran concierto final en el Wizik Center. ¿Qué valoración haces de estos conciertos juntos? ¿Hay la posibilidad de tocar de nuevo juntos en ese concierto final?

Bueno, a mi no me disgusta tocar con ellos. Aunque no seamos amigos, que no lo somos, somos compañeros. Se dedican a lo mismo que nosotros, entonces orgulloso que haya una banda como Barón Rojo, son buenos músicos y me quito el sombrero.

Su carácter y sus formas, pues cada uno somos de padre y una madre. Yo no soy quien para decir como se han de comportar unos y otros.

Lo de la retirada… que quieres que te diga, Obús de momento no pensamos en retirarnos. Soy como Raphael, ¿no?, cuando dice “yo porque me tengo que retirar si me encuentro fuerte” Cuando el día que la vida me diga que me tengo que retirar, pues no me lo voy a pensar. Si físicamente no te encuentras con fuerzas, mejor vivir bien que sufrir. Ahora mismo en Obús la palabra retirada no existe, es una palabra chunga. Además, mientras tengamos salud y mucha ilusión, como la tenemos, pues vamos a seguir. Cada uno que decida lo que quiera, no voy a entrar en la política de la gente.

Perdona, Abel, perdona

(ndr. Se escuchan voces de fondo y una conversación inteligible)

Oye, perdona, un fan, jajajaja. ¿Nos queda mucho Abel?

Bueno, estamos a la mitad. Si quieres te llamo luego.

¿La retomamos dentro de una hora? ¿Te va bien?

Sí, perfecto.

Muchas gracias, hasta luego.

Gracias a ti.

(ndr. Al cabo de aproximadamente una hora recibo una llamada de Fortu)

Abel, soy Fortu, cuando quieras…

Perfecto, no sé de cuanto tiempo disponemos.

Un ratillo más.

Estábamos con el asunto de Barón Rojo y la rivalidad, cierta o no, habida entre ambas bandas. Si no tengo mal entendido habíais empezado en locales contiguos. No sé si puedes contarme alguna anécdota de aquella época.

Anécdotas, no sé, hay muchísimas. Sobre la rivalidad, bueno, siempre son positivas, ¿no? Que existía, claro, sigue existiendo. Ya te he dicho antes que somos compañeros pero cada uno lleva su política de hacer su trabajo como mejor crea conveniente y respetable porque por ambas partes cada uno toma la decisión que ellos creen más correcta para su grupo, ¿no? Yo no comulgo con sus ideas pero las respeto.

La rivalidad siempre es buena, te pone las pilas. Creo que tenía que haber más rivalidad entre más grupos para ponernos las pilas tanto unos como otros. Es una forma de intentar mejorar y demostrar que eres mejor que la otra banda. Siempre ha existido y seguirá existiendo. Es como el fútbol, un Madrid – Barça, esa rivalidad siempre está bien, que haya opiniones de todo tipo.

Ya te digo que respeto su política pero no la comparto. Yo tengo otra forma de ver la música, por eso Obús tiene otra forma de hacerlo diferente a Barón Rojo. Que les deseo lo mejor, por supuesto, claro que sí. Pero que Obús es una banda con otra ideología, pues también-

Se nota que disfrutáis. Mi única oportunidad de veros en directo fue en el pasado Rock Fest. La verdad es que me sorprendió muchísimo la actitud y la ilusión con la que salísteis al escenario. No sé si es ahora cuando os encontráis en un momento en el que disfrutáis mucho los conciertos.

Vamos a ver, el día que no disfrutes de lo que haces es mejor retirarte, ¿vale? Entonces mientras nosotros tengamos esa actitud, esa ilusión, esos sueños todavía y físicamente te encuentras en forma, estamos bien. Porque físicamente mi primo Paco y yo estamos bien, tenemos una base rítmica como el bajo y el batería que son más jóvenes, como Mirat y Luisma, tenemos ilusión y tenemos que disfrutar de lo que tenemos. Nosotros lo que hacemos en cada concierto es pasarlo de puta madre, intentamos pasarlo igual que el público o mejor.

Se nota.

Nosotros cuando estamos encima del escenario intentamos sudar la camiseta, darlo todo porque el público lo merece, joder. La gente que va a verte y paga una entrada tiene que ver la actitud y lo mejor de su banda. Esa es la política de Obús. Nuestro público se tiene que llevar una buena impresión de su banda. ¡Lo damos todo encima del escenario y nos lo pasamos de puta madre!

Paco y yo nos quitamos veinte años cuando nos subimos al escenario, macho. Para mí eso es vida. Mientras yo me sienta con esa fuerza, con ese pensamiento voy a seguir luchando por lo que me gusta, el rock ‘n’ roll.

Lo llevo dentro y es lo que más me gusta, lo que me da vida. El día que se vaya acabando la energía, no somos máquinas, habrá un momento en que no pueda. Es obvio, envejecer es ley de vida, una putada. Pero mientras cuentes que estás vivo hay que darle gracias a la vida. Nos sabemos hasta cuando, lo mismo dentro de dos años no nos vemos con esa fuerza. Pero la retirada ahora mismo no entra en nuestro pensamiento.

De hecho, cuando hace unos años decidisteis realizar un parón, tomasteis la decisión de seguir la carrera musical con otras bandas.

Claro, musicalmente nosotros nunca hemos hecho un parón. Hemos cambiado de nombres, nada más. Nosotros hicimos un parón para cambiar, para replantearnos dentro de lo musical. Hice Saratoga, fue otra forma de hacer música, aprender de buena gente como Nico y Gero, gente maravillosa como personas y músicos.

Obús siempre estuvo ahí, nunca hubo un retiro.

Que así sea y nos sigáis dando alegrías.

Mientras el cuerpo aguante, Obús va a aguantar

Uno de los temas más polémicos, sin entrar a valorar nada, ha sido tu presencia mediática en ciertos programas de televisión. ¿Ha afectado de algún modo la respuesta de los fans de toda la vida después de tu presencia en televisión? ¿O por el contrario  ha creado un efecto llamada a nuevos seguidores?

Vamos a ver, ¿qué va a afectar?, todo lo contrario. Si yo soy fan, seguidor de alguien y encima les veo en televisión haciendo otras cosas que no es la música, yo me siento orgulloso de ese artista.

En mi tiempo fuera de la música puedo hacer lo que me dé la gana. ¿sabes? Puedo dedicarme a cortar leña si me apetece, ¡yo que sé!, o a hacer el gilipollas. ¿Por qué no puedo? Se me tiene que criticar siempre que no dé la talla sobre un escenario, que la composición sea una mierda, que yo esté acabado o que engañe a mi público. Pero yo en mi tiempo libre me puedo dedicar a lo que me salga de los cojones.

Hago televisión como si hago teatro o monólogos. No soy el único que sale en un programa de Tele 5. A mi me gustan los realities, me lo paso de puta madre porque me divierto, entonces lo he hecho y lo seguiré haciendo siempre que cuenten conmigo. Hace poco estuve en Barcelona haciendo lo de Tu cara me suena, me lo paso bien y me divierto, es algo que no tiene nada que ver luego con mis conciertos. Mis conciertos y la forma de comportarme sobre un escenario, eso nunca lo voy a perder.

Luego a mis seguidores, yo que sé. Yo como seguidor, por ejemplo, me gusta mucho Judas Priest, si viera a Halford en un programa de televisión, ¡ole sus huevos! Si lo viera tirándose desde un trampolín, de puta madre, ahí con setenta tacos y tirándose diez metros ahí dejándose la vida. Para mí es la hostia, o tirarte tres meses haciendo supervivencia o haciendo el gilipollas en otro concurso conviviendo con la gente y tal. Son vivencias diferentes, son experiencias tuyas que te vas a llevar dentro dentro de lo que es la vida. A nadie le tiene que importar a que me dedico yo fuera de la música. Como si me voy de putas, con todo mi respeto hacia las putas, que las quiero un montón. Es una de las profesiones más antiguas y respetables.

Me queda claro. Has sido muy sincero.

Conocemos a los Obús más canallas, pero cuando bajáis del escenario ¿recurrís a la música para relajaros? ¿Qué tipo de música escucháis? ¿Estáis al día de la actualidad o recurrís a los clásicos?

Yo personalmente escucho de todo. Me gusta José Mercé, me gusta el flamenco, me gusta la música clásica. Mi abanico es muy amplio, tengo muchos colores musicalmente. No siempre vas a escuchar siempre lo mismo, pienso que si siempre escuchas lo mismo te encasillas en un mismo sonido y formas. Escuchar de todo un poco hace que la mente se abra. Por ejemplo Camarón me encanta, me mola mogollón, la forma de expresar las canciones, el sentimiento que ponía. También me encanta Beethoven o Bach.

Uno de mis cantantes favoritos aparte de Halford, otros de mi escuela como cantante como Ian Gillan, Robert Plant. Pero mi cantante favorito es Paul Rodgers que ha estado en Free, Bad Company. Otro de mis cantantes favoritos, que se me ponen los pelos de punta cuando lo escucho es Pavarotti. Para mí ha sido que lo flipas. Aquí en España se mira todo con pinzas, pero los grandes cantantes como Freddie Mercury han cantado con Pavarotti. Para ellos ha sido un orgullo cantar a su lado. Tu te pones al lado de Raphael, que evidentemente no tiene nada que ver con Pavarotti, es obvio, pero es un grande. Aún sigue dejándose la piel sobre los escenarios. Aquí seguramente te criticarían.

Yo soy muy abierto musicalmente y me gusta aprender. Hay cosas muy ricas en otros géneros.

Por Paco también puedo hablar, también escuchamos otras cosas. Evidentemente lo que más escuchamos es nuestra tendencia porque es a lo que te dedicas, pero siempre está bien escuchar de todo.

Hablando de generaciones musicales posteriores a vosotros. En mi caso empecé a conoceros a través de versiones vuestras por parte de grupos como Siniestro Total con el “Vamos Muy Bien” o Soziedad Alkohólica con “Dinero Dinero”. A pesar de estas versiones, ¿tienes la sensación que no se os acaba de reconocer como una banda de peso influyente en el heavy rock nacional?

A nosotros ni a ninguno. A Barón Rojo tampoco. Dentro del estilo al que nos dedicamos aquí no se nos valora nada. Valoran más a Obús los Metallica  que la gente de aquí. De hecho cuando vinieron aquí hicieron un guiño…

(ndr. Perdemos de nuevo la comunicación. Vuelvo a llamarlo)

Abel.

Perdona, se cortaba.

Lo que te decía, reconocimiento cero. Ni a Barón ni otras bandas de los ochenta como Sangre Azul, Muro, Mazo, Sobredosis,  había bandas de la década de los 80 que estaban muy bien, pero reconocimiento cero. Se han de disolver si quieren comer.

Lo que te decía antes, las bandas de fuera nos dan más reconocimiento que el propio público de aquí. Los propios Metallica en Madrid tocaron el “Vamos Muy Bien”.

Aquí reconocimiento cero, cuidado tenemos nuestro público y nuestros seguidores que lo dan todo sintiéndome privilegiado y orgulloso. Pero realmente no es un reconocimiento al cien por cien de la peña. Aquí mucha peña se pone el vaquero para ver a AC/DC, o el chaleco. Cuando vienen Metallica o Guns N’ Roses. Entonces sí se sienten rockeros, en cambio con un grupo nacional somos dinosaurios del rock, “a ver si se retiran”. Por ejemplo, los Stones, que tienen casi ochenta años, son la hostia. Se les reconoce como más historia que a nosotros, que no hacen más que decirnos que nos retiremos. El día que nos retiremos todas las bandas españolas nos van a echar de menos, ya te lo digo yo, al final que queda, que tenemos. No es que no nos reconozcan a nosotros, es que no reconocen a las nuevas bandas a los nuevos chavales, a las nuevas generaciones que tendrían que apoyar más y no lo hacen. No se le dan oportunidades para tocar y llevarlos a grandes festivales, ¿sabes?

Hay festivales grandes donde podían dar más oportunidades a los grupos españoles

Totalmente de acuerdo

Y no se le da. Se meten uno o dos, pero joder macho, hay grupos jóvenes que tocan que te cagas y no tienen nada que envidiar a ninguna banda de por ahí.

Mira, el último disco de Obús, si en lugar de ser españoles fuésemos americanos anglosajones, sería un pelotazo que lo flipas, la gente alucinaría. Seríamos los Mötley Crüe o los que se yo. Dirían, “Vaya pedazo de disco se han montado estos”, pero como somos de aquí “Bah, Con un Par, con un par de que… ¡Vaya par de mierdas!”, jajaja.

Tanto Paco como yo estamos muy orgullosos de lo que hemos hecho y los comentarios son muy buenos. Ya te digo que la mayoría no se han sentado a escuchar el disco ni saben que Obús ha sacado un disco que se llama Con un Par. Te hablo de esa gente que se pone el vaquero y el chaleco para ir a los conciertos de AC/DC u otros tipos de concierto.

Se piensan que los músicos de fuera son más músicos que nosotros. Aquí hay un nivel más grande que bandas internacionales. Lo que pasa que las bandas internacionales tienen producciones que cuestan mucho dinero y en directo llevan luces, fuego, efectos, un circo que te cagas y nosotros no nos lo podemos permitir. Nuestro público no responde de la misma manera que con las bandas de fuera.

A muchos músicos de aquí nos encantaría poder llevar ese tipo de producción pero no lo pagan, no puedes jugar en la misma división.

Pero vosotros en su día si que llevabais una producción importante, llenábais estadios. Nada que envidiar a lo que venía de fuera.

Claro, porque había un movimiento y la gente respondía. Recuerdo cuando conocimos a Adrian Smith, ellos flipaban con nosotros porque hacíamos muchos conciertos. Lo que pasa es que a ellos les ha sonreído la fortuna musical y nosotros también hemos tenido la barrera del idioma. Salir de España solamente era para saltar a Latinoamérica. En cambio ellos con el inglés se mueven por todo el mundo.

Bueno, es lo que tenemos y hay que defenderlo y a tomar por culo. Te puedo decir que el día que me muera voy a hacerlo con la cabeza muy alta, porque creo que musicalmente he ofrecido mucho a este país. Muy orgulloso de como he sido, de como soy y de lo que me queda por dar por culo a la peña. Voy a seguir tocando los cojones a la gente. Porque me gusta, porque la actitud no la he perdido, porque los sueños los sigo teniendo y soy un obrero del rock. Soy un currito, somos un grupo de pico y pala. Nadie nos ha regalado nada. Somos obreros del rock ‘n’ roll y moriremos así.

Nosotros contentos de que así sea.

Ya para ir finalizando, no te entretengo más, no quiero darte mucho más la brasa.

No hombre no. Es un placer, tronco.

No sé si conoces la página Metalpacos.

A mí, eso de pacos, te la meto un rato…

Es una página satírica sobre el rock y el heavy

Pues no la conozco, para mí Paco es mi guitarra, que es heavy como él solo. Sinceramente, no la conozco. De todas maneras voy a meterme para verla.

Es un grupo de Facebook llamado Metalpacos.

¿Va de buen rollo?

Bueno, depende de cómo te coja el cuerpo.

Lo importante es que hablen de uno aunque sea mal. Eso es señal de que estamos vivos.

Acabando ya, que nos puedes explicar de nuevas fechas, festivales y posible gira fuera de España.

Somos unos privilegiados, hacemos muchos conciertos, ahora en octubre nos vamos para Latinoamérica y tocamos en prácticamente todos los festivales de la península. No nos podemos quejar, entre comillas.

Lo único que pido a los festivales es que den más oportunidades a los grupos noveles. Mira a los Angelus Apatrida, están de puta madre, suenan que te cagas y han demostrado que ellos son unos currantes y han estado siempre al pié del cañón. Pues como ellos hay bastantes más y lo único que les pido a los festivales es que les den oportunidades. A nosotros ya nos las dan, para mí ya no pido nada, lo que pido es salud y que no me falte mi música, mis salas y mis conciertos. Creo que he demostrado lo que soy.

Abel, posiblemente se corte porque llego a casa.

Nada, solo si quieres decir algo más antes de acabar y sobre todo agradecerte tu tiempo.

Solo que vayan a Razzmatazz el día 6 y que vean como está Obús. Que vean la actitud, las formas y las ganas. Sobre todo que se emborrachen con nosotros.

Jajaja, aprovecharemos la oportunidad y nos veremos allí.

Un abrazo, Abel.

Un abrazo, muchas gracias por todo.

Abel Marín
Sobre Abel Marín 147 Artículos
Músico frustrado, escritor bloguero ocasional y amante del metal en su variedad de estilos. Vivo con la esperanza de poder llegar a viejo acudiendo a salas de conciertos y festivales. Si los rockeros van al infierno, que me guarden sitio y una cervecita. Salud y Heavy Metal.