Crónica y fotos del concierto de Leo Jiménez - Sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat), 29 de febrero de 2020

Leo Jiménez arrasa una Salamadra que no cumplió las expectativas

Datos del Concierto

Bandas:
Leo Jiménez
 
Fecha: 29 de febrero de 2020
Lugar: Sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat)
Promotora: Damask Events
Asistencia aproximada: 300 personas

Fotos

Fotos por Manu Damea

Menudo inicio de año llevamos, han pasado dos meses acumulando una barbaridad de nuevas publicaciones y conciertos. Todo pinta que va a ir a más (si la psicosis por el dichoso virus lo permite), pues cada día que pasa nos vamos dando de morros con nuevas giras y nuevas confirmaciones en consolidados festivales y de reciente creación.

Así pues, el de Leo Jiménez, caído en día bisiesto, llevaba apuntado en mi calendario desde que se confirmó la presencia de los madrileños por tierras catalanas. La tercera ocasión en Salamandra, si contamos su actuación con Stravaganzza en el pasado Damask fest.

Aún todavía con secuelas del concierto de los clásicos de la Bay Area, nos presentamos en l’Hospitalet en esta ocasión para la presentación oficial en sala del Mesías (2019) que tan buenos resultados les ha dado a la banda. Digo oficial, porque este concierto se engloba en la gira oficial de la presentación del disco. Siendo la anterior visita al Rock Fest un acertado aperitivo de última hora tras una nueva cancelación por parte de Sacred Reich.

Había ganas de concierto y tras comprobar la cola que se acumulaba en la puerta, me hizo ser optimista en referencia a la asistencia. Tristemente, ya una vez en el interior, comentándolo con mi compañero Manu, autor de las fotazas que ilustran esta crónica, caímos en la dura realidad que no se llenaría más que la mitad de la sala. Una pena, pues en su anterior visita en el final de gira de La factoría del contraste (2016) hubo mayor público.

Pero habíamos venido a pasarlo bien y pronto me olvidé de la cantidad de personas que tenía alrededor cuando los compases de la mítica banda sonora de Conan el Bárbaro daban paso a los Leo respaldados por la pantalla posterior en la que se reflejaba un flamante Camaro naranja coronado por el logo de la banda. La intensidad de los aplausos y gritos aumentó cuando la presencia de Leo se hizo presente sobre el escenario llevando una camiseta de Crisix.

El comienzo fue directo e intenso comenzando con “La era de la individualidad” de su flamante Mesias (2019), “Con Razón y Sin Razón” de La Factoría del Contraste (2016) y “Misantropía” de Animal Solitario (2013). Buen repaso inicial a su ya importante discografía.

Cabe decir que la intensidad sobre el escenario fue mayor que en la pista, y eso que el bueno de Leo puso todas sus fuerzas y desparpajo apoyado en sus compañeros, para animar a los presentes. Los cuales no entraron en calor hasta casi la mitad del show cuando la banda comenzó a tocar la adaptación de Nocturnal Rites “Aun Sigo Aquí” aparecida en su último trabajo, “Neon Knight” de  Black Sabbath en homenaje a Dio o «La Ira» dedicada a sus queridos Metallica.

Tras las mencionadas versiones y el nivel altísimo de entrega por parte de los Leo, llegó el momento de coger aire con «Vuela alto» para luego continuar sin freno. Se hizo extraño que una vez conseguido que el público entrase en calor llegase el momento de la fantástica balada. Tiene que haber tiempo para todo, la entrega hasta el momento había sido excelente, por lo que no se les puede reprochar el merecido momento para descansar y coger aire.

Mr. Korpa, encargado de los guturales, salió por primera vez para acompañar a Leo en «Ballena Negra» para luego aparecer en varias ocasiones colaborando en el punto álgido del concierto tras las versiones, dando zapatilla hasta el final (así lo dijeron) en temas como “No hay más canciones para tí”, “El Dilema” o “Soy Libertad”. Derrochó buen humor y simpatía demostrando, al igual que Néstor, guitarrista de Cuernos de Chivo, que colaboró en «Keroseno», el buen ambiente que se respiraba entre la banda y todos los colaboradores en la gira, también apoyando en las labores de ajuste y cambio de instrumentos, y solucionando algún problema de sonido con la guitarra de Rufo al inicio del show.

Es necesario destacar el sonido, impecable durante todo el concierto, pues tuvo especial mención y agradecimiento por parte de Leo hacia los encargados del sonido tanto en el escenario como en la sala.

A pesar del frío recibimiento el ambiente fue de menos a más, como ya he comentado el hecho que solamente hubiera media entrada fue la parte negativa del concierto pero dió pié a la interacción en las bromas entre Leo, algun@s asistentes y los propios miembros de la banda. Bromas apoyadas por Carlos Expósito tras la batería.

Leo volvió a su etapa de Saratoga con dos trallazos como “Vientos de Guerra” y “Maldito Corazón”, alargando la canción repitiendo el estribillo para marchar del escenario para una breve pausa para dar lugar a los bises. Leo se acordó de sus antiguos compañeros tras su ausencia en el recientemente creado y celebrado festival Escena Rock en Madrid.

Tras un cambio de logo en la pantalla posterior, Korpa salió al escenario para arrancar aplausos y alentarnos a gritar para dar paso a los dos últimos temas de la noche. La esperada “Mesías” tuvo la colaboración del propio Korpa que marchó entre una merecida ovación para que Los Leo finalizaran el concierto con “Volar”

Tras la foto final se mantuvieron en el escenario agradeciendo la asistencia, pobre para lo que se merecen estos músicos. Mientra que nosotros marchamos más que satisfechos por la entrega de todos los protagonistas. 

Yo no dejaría pasar la oportunidad de disfrutarlos en directo si pasan cerca de tu ciudad.

Setlist Leo Jiménez:

La Era de la Inocencia
Con Razón o Sin Razón
Misantropía
Desde Niño
Ballena Negra
Hambre
Condenado
Aún Sigo Aquí (cover Nocturnal Rites)
Neon Knight (cover Black Sabbath)
La Ira
Vuela Alto
No Hay Más Canciones Para tí
El Dilema
Soy Libertad
Keroseno
Vientos de Guerra
Maldito Corazón
Mesías
Volar

¡Salud y Heavy Metal!

Abel Marín
Sobre Abel Marín 133 Artículos
Músico frustrado, escritor bloguero ocasional y amante del metal en su variedad de estilos. Vivo con la esperanza de poder llegar a viejo acudiendo a salas de conciertos y festivales. Si los rockeros van al infierno, que me guarden sitio y una cervecita. Salud y Heavy Metal.