Marilyn Manson – Antichrist Superstar: 25 años desde que el Anticristo se colara en nuestras almas

Antichrist Superstar

Ficha técnica

Publicado el 8 de octubre de 1996
Discográfica: Nothing Records / Interescope Records
 
Componentes:
Marilyn Manson - Voz
Twiggy Ramirez - Bajo
Daisy Berkowitz - Guitarras
Madonna Wayne Gacy - Sintetizadores
Ginger Fish - Batería

Temas

Cycle I: The Heirophant
1. Irresponsible Hate Anthem (4:17)
2. The Beautiful People (3:38)
3. Dried Up, Tied and Dead to the World (4:16)
4. Tourniquet (4:30)

Cycle II: Inauguration of the Worm
5. Little Horn (2:43)
6. Cryptorchid (2:44)
7. Deformography (4:31)
8. Wormboy (3:56)
9. Mister Superstar (5:04)
10. Angel with the Scabbed Wings (3:52)
11. Kinderfeld (4:51)

Cycle III: Disintegrator Rising
12. Antichrist Superstar (5:14)
13. 1996 (4:01)
14. Minute of Decay (4:44)
15. The Reflecting God (5:36)
16. Man That You Fear (6:10)
99. Empty Sounds of Hate (1:39)

Multimedia






Escucha y compra

Este disco en Amazon: Marilyn Manson – Antichrist Superstar: 25 años desde que el Anticristo se colara en nuestras almas
Todos los discos de Marilyn Manson en Amazon


Antichrist Superstar (1996) sale en un momento vital importante. Después de 12 años en una escuela en la que pude cursar toda la EGB (para los que no sepáis lo que es, eran los estudios primarios obligatorios), el BUP y el COU (algo así como la ESO + Bachillerato, para los de la ESO) daba el el salto a los estudios universitarios. Otra gente, otro mundo. El despertar de la curiosidad y el amor por el estudio (inicialmente, luego ya sería otro cantar). Os lo he explicado redundantemente en este espacio web, ávido de descubrir la vida, novelas esenciales, intelectuales de izquierdas y, sobre todo, música. Mucha música. El momento era efervescente. Profundizar en la obra de bandas que había empezado a escuchar, otras por inercia, y otras por corazonada. Marilyn Manson entran en la última categoría. 

Popular 1 - Marilyn Manson
Portada Popular 1 – Diciembre de 1996

La portada de Popular 1 que ilustra estas líneas fue clave para descubrir a un artista «peligroso» en ese momento. Fue ver esa portada y salir disparado a pedirla al kioskero. En ese número se presentaba a un individuo que parecía leído, que odiaba la idea judeocristiana de Dios y amaba a Nietszche. Todo ello con una imagen nada agradable para la mayoría de mentes bienpensantes. Marilyn Manson se presentaba, además, como algo parecido al enemigo público número 1 y azote de la moralmente hipócrita sociedad norteamericana. Sexo, drogas y rock ‘n’ roll. Vamos, todo un must para un chaval «critico» y con ganas de rebelarse a los 18 años. 

Idolatré irracionalmente a Manson durante, más o menos, dos años. Mechanical Animals (1998) no me entusiasmó, pero también lo devoré sin mesura. Las letras, la imaginaría de su puesta en escena, su música agresiva, pero accesible de Antichrist Superstar y, por último, gozar de su directo en el Pavelló de la Vall d’Hebron en el momento justo (hasta ese momento no había visto nada igual, bueno sí, algún espectáculo de la Fura dels Baus) fueron los detonantes de un fanatismo que rozaba lo enfermizo. 

Parecía un tío peligroso, con argumentos y leído. Con inquietudes intelectuales y culturales. Que ponía en cuestión el status quo. Que ponía en duda su sociedad y cultura, hegemónica en occidente. A futuro también tendría sus contras, como que uno de los asesinos de Columbine fuera fan suyo y después la maquinaria jurídico/política/mediática americana le quisiera colocar el (los) muerto(s) (nada nuevo, que les pregunten a Judas Priest, Ozzy o Slayer). 

Con el tiempo (y la madurez) me daría cuenta de dos cosas: 1. Evidentemente, era un farsante y 2. (Todo apunta a) que sí que era un peligro público, especialmente, para las mujeres que estaban a su alrededor, y de las que (presuntamente) ha abusado sexualmente de ellas. Aquí, llegamos a la disyuntiva de siempre «¿Hay que separar la persona del artista?» Creo que lo que hay que hacer es explicar una cosa y la otra. El artista del que sientes admiración en un momento determinado de tu vida porqué te ha llegado su obra, y la persona que te repugna por los abusos realizados (presuntamente). Tampoco ayuda algunas apariciones de Manson estos últimos años absolutamente colocado incapaz de acabar un concierto (por no hablar de su aparición en la presentación del nuevo disco de Kanye West…).

Bueno, me voy a centrar en lo que hay que centrarse, que si no la turra va a ser de las que hacen historia.

Bajo el nombre Marilyn Manson & the Spooky Kids publicaron el correcto Portrait of an American Family (1994) en el que destacaba más la línea hard rockera y grunger de la banda, pero la cosa se disparó con la edición del EP posterior, Smells Like Children (1995). Un trabajo repleto de remixes, especialmente después la versión de The Eurythmics de “Sweet Dreams (Are Made of This)” que sonó en todas las radios y se vio en todos los canales dedicados a videoclips de la época. Esto generó un hype brutal hacia Marilyn Manson y lo que debía ser su siguiente trabajo. 

Con Antichrist Superstar, Brian Warner (Marilyn Manson) seguiría contando con el gran Trent Reznor, un Reznor en el punto más álgido de su carrera después de la publicación de The Downward Spiral (1994) (esto da para una discusión de horas, pues ahora está haciendo un grandísimo trabajo en bandas sonoras, en muchos casos premiadas), dejando su huella de una manera más que notable. Su participación fue más allá de la producción, tocando en algunos temas, junto a su compinche en NIN, Danny Lohner. La influencia de Nine Inch Nails en este álbum está fuera de cualquier duda.

Es un álbum conceptual, con un diseño artístico muy cuidado en el libreto, lleno de simbologías, que narra el ascenso al estrellato del personaje. siempre rodeados de odio, nihilismo, drogas y excesos varios. Se divide en tres capítulos, Ciclos, con las canciones correspondientes. Estos Ciclos son: Cycle I: The Heirophant, Cycle II: Inauguration of the Worm y Cycle III: Disintegrator Rising. Vamos, ahora sí, a desmenuzar, canción a canción, el álbum.

«I wasn’t born with enough middle fingers
I don’t need to choose a side […]
I hate the hater, I’d rape the raper
I am the idiot who will not be himself
Fuck it.»

El álbum empieza con un trallazo industrial de odio y asco a todo lo que te rodea, “Irresponsible Hate Anthem”. Un clásico ya en cualquier directo del artista y un desmadre de locura. Nihilismo en estado puro. ¿Qué quieres que te diga de “The Beautiful People” a estas alturas? Un single que lo petó en su momento, un videoclip nunca visto antes en los canales mainstream, un riff y estribillo que se te clavan en la cabeza. Guitarrazas, batería, Twiggy marcando el paso, y Manson usando todos los registros que su voz es capaz. Un clásico de la historia del rock a ritmo marcial.

«All dried up and tied up forever
All fucked up and dead to the world.»

“Dried Up, Tied and Dead to World” sirve de pequeño descanso, en el que los sintetizadores industriales tienen más protagonismo, acompañados de algún arreglo de guitarra acústica. Tétrica y más nihilismo. Con un cuerpo central en el que abrazan un desarrollo más pop. Un final escuela Ministry de riffacos pesados. Seguimos con “Tourniquet” quizás como canción de lo mejor del álbum, con un desarrollo más hard rockero clásico es donde se notan más las influencias de Alice Cooper. Medio tiempo, con la base rítmica como protagonista y algún arrebato de guitarra. 

«Hey mister superstar,
«I’ll kill myself for you»
Hey mister superstar
«I’ll kill you if I can’t have you»
Superstar, superfuck baby.»

Con este temazo, pasamos al siguiente ciclo, con “Little Horn” un tema de riff cortante, estribillo histérico, rabioso. Pieza adrenalínica. Pasamos a “ Cryptorchild” un interludio made in Reznor. Si le quitas la voz distorsionada de Manson, podría estar en cualquier disco de NIN. Protagonismo exclusivo a teclados y sintetizadores. “Deformography” donde narra el advenimiento de la fama y la conversión a deleznable estrella del rock. Muy industrial. “Wormboy” sigue con esos ritmos burlesque y guitarras entre cortantes, sin una estructura claramente definida. Seguimos con “Mister Superstar” nos da la bienvenida con riffs distorsionados, para eclosionar en canción de estructura claramente rock en su evolución, en algunos casos también épicos. Una vez más, la influencia del shock rock setentero, pasado por el particular filtro de Mr. Manson.

El ritmo marcial in crescendo marca “Angel with the Scrabbed Wings”, en el que un punteo de guitarra obsesivo con impulsos psicopáticos, da continuidad a la canción, . Una de mis canciones favoritas del álbum. Cerramos el segundo Ciclo con “Kinderfeld”, un cierre pausado, de transición, para dar el salto al Ciclo final.

«Repent, that’s what he’s talking about
Whose mistake am I anyway?
Cut the head off
Grows back hard
I am the Hydra
Now you’ll see your star.»

“Antichrist Superstar” es el advenimiento del Anticristo, de la estrella que estamos esperando. En directo la escenografía siempre se mostraba como un caudillo en el púlpito arengando a las masas. Está clara la influencia fascista en la escenografía, por lo menos las tres veces que yo lo he visto en directo. Es un tema con voces que arengan al “líder” de riff pesado, lento, en el que Manson va soltando la arenga. Pausado, más histérico a medida que va pasando el tema. El punto fuerte de esta canción siempre fue la interpretación en directo. Seguimos con un trallazo tipo “The Irresponsible Hate Anthem”, “1996” en el que llega la definición de como es el Anticristo, anti todo:

«I can’t believe in the things
That don’t believe in me
Now it’s your turn
To see misanthropy.»

Vamos, inexorablemente, al final, “Minute of Decay” es la calma después de la tormenta con protagonismo para Twiggy y su bajo, que es quien sostiene la canción. Otro de mis temas preferidos es “The Reflecting God” una pieza que contiene todos los elementos que hemos estado degustando durante todo el disco, tralla, calma y desarrollo y mensaje nihilista claro. Con incitación al suicidio incluida: 

«Scar, scar, can you feel my power?
Shoot here and the world gets smaller
Shoot, shoot, shoot motherfucker.»

Cierra el disco “Man That You Fear”, un cierre al estilo “Hurt” de NIN sin llegar a esas cotas de emoción. 

Antichrist Superstar fue un fenómeno en su época que quizás ha envejecido mal, pero es un buen trabajo de un artista en estado de gracia por todo lo que lo rodeaba en su momento. Hablo del concepto, la imagen, la propuesta en directo y la música. También os digo, que nunca volvió a hacer una cosa igual; en mi opinión partir peras con Reznor le ha pasó factura y obviamente su politoxicomanía tampoco ayuda. Sobre la persona, mejor tenerlo lejos y que le caiga todo el peso de la Ley. Se ha autodestruido él, en lo que parece una metáfora propia de sus propias canciones.

«The boy that you loved is the man that you fear
Peel off all those eyes and crawl into the dark,
You’ve poisoned all of your children to camouflage your scars
Pray unto the splinters, pray unto your fear
Pray your life was just a dream.»

Fotografía: Chris Taylor
Joan Calderon
Sobre Joan Calderon 127 Artículos

Sant Boi-Barcelona-Arenys de Mar. Padre y Metalhead. Desbordado por tanta música que escuchar y poco tiempo para disfrutarla. En el Universo solo hay dos cosas claras: In vino veritas y Metallica es la banda más grande de todos los tiempos (quizás solo una sea cierta, y no tenga que ver con la verdad). Death, black, doom, sludge, hardcore, thrash… y a veces electrónica, rock...  en resumen, la música es mi pasión