La previa de Science of Noise: GHOST

Datos del Concierto

Bandas:
Ghost + All Them Witches + Tribulation
 
Fecha: 8 de diciembre de 2019
Lugar: Sant Jordi Club (Barcelona)
Promotora: RockNRock

Precio anticipada: 47.66 €
Precio taquilla: 50 €
Venta de entradas:
https://www.ticketmaster.es/event/ghost-entradas/19223

Horarios:
18:00 -Apertura de puertas
18:30h -Tribulation
19:40 - All Them Witches
21:00 - Ghost

Videos

Ghost:




All Them Witches:



Tribulation:



Otros Artículos

Las 5 mejores canciones de Ghost según…. Science of Noise

Con una legión de adoradores y otra, quizás tan grande, de detractores, los suecos Ghost, con su carismático líder Papa Emeritus / Cardinal Copia como gran motor, se han convertido en una de las grandes bandas del momento. Han girado

0 comentarios

Ghost – Prequelle

Ni los más haters podrán negar que pocas bandas en el universo rock/metal (y ninguna de ellas tiene menos de treinta años de carrera) son capaces de generar la expectación que Ghost genera hoy en día, con hordas de rockeros

0 comentarios

Ghost: ¿Espectro Divino o Fantasmón?

A menos de una semana vista del lanzamiento de Prequelle (2018) de Ghost parte de  la redacción de Science of Noise – Rock Magazine nos citamos sin otro objetivo que hablar de una banda muy especial en muchos sentidos y

0 comentarios

Siempre que digo que Ghost son la gran esperanza del futuro del rock y el metal, hordas y hordas de compañeros desesperados se arrancan los pelos, los ojos y las orejas e intentan abalanzarse encima mí para que me trague tales blasfemias. Pero a pesar de ello (y de ellos), cada nuevo disco y cada nueva vuelta de tuerca a la hilarante historia que se ha ido montando el señor Tobias Forge a lo largo de los años hace que me reafirme absolutamente en mi creencia: un grupo tan teatrero, exagerado e histérico como éste es exactamente lo que le hace falta a una escena tan trve, tan auto-consciente y con tantos prejuicios como la nuestra para salir de su ostracismo mediático y volver a sacar la cabeza, por fin, en el prohibitivo mundo del mainstream. Porque…. ¿no añoramos todos tanto esos días en los que Whitesnake lo petaban en la MTV o Nirvana era número uno en todo el mundo?

¿Con eso quiero decir que Ghost van a ser los nuevos Metallica, los nuevos Kiss o los nuevos AC/DC? Pues la verdad es que ojalá, pero también os digo que lo dudo. Estamos hablando de bandas que trascendieron las fronteras del hard rock y el metal y se hicieron un lugar en los corazones y la discografía de medio mundo, independientemente de sus procedencias musicales, codo con codo con Madonna, Michael Jackson y Mariah Carey. Evidentemente, en un panorama dominado por Malumas y Kanyes Wests parece complicado hacerse un hueco si llegas con una guitarra por delante, pero si hay alguna banda actual con alguna opción a ello, ni que sea remota, son sin duda Ghost, que acompañan canciones de sobras y un producto lo suficientemente atractivo y fascinante para llamar la atención de las masas.

Lo que está claro es que Tobias tiene ese éxito entre ceja y ceja, y estoy seguro que no cesará de intentarlo hasta que lo consiga. La historia de los múltiples Papas es fascinante, mientras que la propuesta musical y temática de la banda, con esa dulzura y accesibilidad pop mezclada con un satanismo de cartón piedra verdaderamente delicioso, les otorgan un atractivo único. Por si fuera poco, la industria ha sabido ver este potencial y también los ha abrazado sin demasiadas dudas (a ver si os creéis que las grandes bandas que lo petaron en los ochenta y noventa lo hicieron sin un soporte masivo de la industria discográfica). Más allá de la imagen y del concepto, claro, su capacidad para crear hitazos está más que probada, y me atrevería a decir que temas como «Cirice», «He Is», «Square Hammer» o «Dance Macabre» ya se han hecho un sitio en la memoria colectiva de nuestra generación.

Con todo ello, Ghost vuelven a la Península, y a Barcelona, tres años después de su última visita como cabezas de cartel, y lo hacen en las salas más grandes que han pisado jamás por estos lares. Más allá de ese Sonisphere de 2013 en el que tuvieron que lidiar con un mal sonido y con la proverbial cerrazón de miras de los fans de unos Maiden a los que precedieron en el cartel, mi primer recuerdo imborrable con los suecos fue el concierto absolutamente memorable que dieron en una Sala Apolo abarrotada y que quedó en nuestras retinas y en nuestras corazones. Los que estuvimos allí tuvimos la sensación que nunca más tendríamos la oportunidad de ver a esta banda en esas circunstancias, y creo que el tiempo nos está dando la razón (y más que nos la dará).

En su siguiente visita ya estaba previsto que dieran el salto al pequeño de los Sant Jordis. Pero al final, no sé si porque poco antes se descubrió todo el pastel y los ghouls abandonaron en masa a un Tobias Forge que pareció ser un poco déspota o porque el concierto se programó en plena semana santa, eso probó ser, aún, una empresa muy ambiciosa, así que unas semanas antes se resignaron a bajar a un Razz 1 que ni tan siquiera se llenó y que noté un poco fría (sin duda mucho más fría que en ese ya mítico concierto de Apolo). Y eso que como excusa para la gira habían sacado el que es, de momento, el hitazo más incontestable de la historia de la banda, un «Square Hammer» que usaron precisamente para abrir ese concierto.

En estos últimos años han sido cabezas de carte del Resurrection Fest y también, hace solo unos meses, teloneros de Metallica en su gira de estadios. Pero no es hasta ahora que se acercan a presentar su último disco, el brillante y sorprendente Prequelle, y que ya tiene incluso sucesor en el doble single formado por las muy setenteras «Kiss the Go-Goat» y «Mary on a Cross», publicado hace pocas semanas. Y es que Ghost sigue superando límites. De empezar siendo una banda de hard rock/doom con dejes poperos, han paseado por el heavy metal y el AOR más bailable sin ningún tipo de problema, sonando creíbles y naturales en cualquiera de esos registros. Hay quién afirma que temas como “Dance Macabre” les convierten de inmediato en comerciales, Pero a esos mismos les pido que me digan exactamente cuán de moda estan hoy en día Journey, Toto y Foreigner entre la chavalada. Ya os lo digo yo: no mucho, la verdad.

Así como en el pasado la banda ha apostado por raruneces como teloneros que no no han acabado de convencerme del todo, en esta ocasión no me queda sino aplaudir, ya que tanto musicalmente como espiritualmente, tanto Tribulation como All Them Witches me parecen opciones casi perfectas para alisar la alfombra roja antes de que salgan Ghost. Los primeros se supone que son incluso buenos amigos de Tobias y compañía, hasta el punto que siempre han corrido rumores de que alguno de sus miembros ha sido ghoul en algún momento u otro. Sea como fuera, su liviana y fantasmagórica oscuridad se antoja ideal tanto en lo visual como en lo musical, y ya hace tiempo que se han alejado de su death metal primigenio para abrazar una especie de hard rock retro con voces agresivas que ha visto parir albumazos como The Children of the Night o el reciente Down Below. Sus visitas en directo siempre han sido maravillosas, y como este verano tuve que sacrificar (con dolor) su concierto en el Rock the Coast porque tocaban al mismo momento que los imperdibles Rainbow, me tomo su presencia aquí con el doble de ganas.

All them Witches nos proponen un registro totalmente distinto con su rock sureño, bluesero y oscuro. Los americanos son una de las nuevas sensaciones del panorama rockero internacional, y aquellos que han asistido a sus conciertos no tienen más que palabras de elogio para ellos. Personalmente, llego un pelín tarde a su mundo, y hasta hace poco no había tenido un interés suficiente como para bucear de verdad en los cinco discos de estudio que han publicado en tan solo siete años de carrera discográfica. Más vale tarde que nunca, que dicen, y la verdad es que lo que he encontrado ahí rezuma elegancia y groove por los cuatro costados.

Con teloneros de lujo y el hype por todo lo alto, este concierto es uno de los momentos clave de la temporada de otoño / invierno y nos ofrece la posibilidad de ver a una de las bandas destinadas a dominar el mundo del rock/metal del futuro en un recinto, aún, más o menos cercano. ¿Os lo vais a perder? Yo, sin duda, no pienso hacerlo.

Avatar
Sobre Albert Vila 745 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.