Killitorous – The Afterparty

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 22 de mayo de 2020
Discográfica: Independiente
 
Componentes:
Mathieu Dhani - Voz
Aaron "Shredder" Homma - Guitarra
Nick "Thriller" Miller - Guitarra
Marc Roy - Guitarra
Xavier Sperdouklis - Bajo
Eric Morotti - Batería

Temas

1. All Hail the Starchild (2:35)
2. Married with Children (3:18)
3. Rodney Dangerfield of Dreams (3:49)
4. Eat Your God Alive (4:08)
5. Slavesphere (3:03)
6. Re-anima-tomatron (5:18)
7. 30 Minutes (2:52)
8. Insanity as a Pathway to Fame & Fortune: The Tyrannical Tirades of Mike Tyson (3:39)
9. Total Protonic Reversal (3:50)
10. King Diamond Dallas Page (10:12)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Killitorous – The Afterparty
Todos los discos de Killitorous en Amazon


Killitorous han entrado fuertemente a este 2020 y han decidido que todo el mundo los conozca ya que día si y día también, sobre todo en facebook, no hacía más que ver productos con este nombre, fotos de ellos y muchas cosas más. En definitiva, una campaña de acoso y derribo. Y bien que hacen, ya que se lo han hecho todo ellos, no tienen sello y es algo que me extraña (bueno, no tanto en la actualidad) y es que viendo el curriculum de los músicos que conforman el grupo y la calidad que desbordan pues sería lo más normal tenerlo, pero…

Aquí encontramos a gente de Annihilator, Suffocation, First Fragment, Derelict y muchos más, o sea, gente joven pero con un nivel muy alto y exquisito. Muchos de ellos no habían ni nacido cuando los grupos en los que tocan ya estaban girando por el mundo. Aquí se han juntado cinco cracks para dar rienda suelta a su faceta más extrema añadiendo características de los grupos nombrados. Sacaron un disco en 2014 llamado Party, Grind y un EP en 2010.

Con estos credenciales ya nos podemos hacer una idea que nos vamos a encontrar algo bueno y aunque está autoproducido el sonido y todo en general está muy cuidado. El disco arranca con una introducción que me recuerda a la banda sonora del videojuego Doom, de las versiones más actuales hasta que entran a piñón fijo para ponernos en situación.

«Married With Children» (curioso título) es una burrada en todo su esplendor. La batería es como una batidora que no tiene piedad para fundir tus neuronas. Buenos registros vocales que van desde gruñidos de oso hasta goblins encabronados. Solos hipersónicos y muy currados en una onda a lo más recientes de Aborted con algunos detalles a lo The Black Dahlia Murder en las partes más rápidas aunque no se ponen barreras y nos muestran una original visión del brutal death metal slam con pequeños destellos de genialidad.

Más virguerías sobre los mástiles en «Rodney Dangerfield of Dreams» siendo algo más melódica y happy por así decirlo, un lucimiento para las cuerdas y con partes más clásicas terminando incluso con una orquestación arabesca.  Siguen a todo trapo en una onda progresiva en «Eat Your God Alive» que me recuerda a Beyond Creation y a grupos del palo. Incluyen algunos samples como una sirena antiaérea para crear momentos de tensión. Los ritmos son machacones y los riffs muy dinámicos y divertidos.

«Slavesphere» es corta y muy directa, técnica y aquí su cantante se desgañita a base de bien con unos guturales tremendos, madre mía. La batería nos hará mover las cervicales hasta que se nos queden molidas a base de ritmazos con un doble bombo exquisito y unos buenos blast beats, pero donde destaca es en los cambios y pequeños detalles que ejecuta, consiguiendo un groove moderno muy sugerente y parecido a Whitechapel.

En una onda más grindcore y con coros hardcoretas nos harán mover el cuerpo y de qué manera en «Re-anima-tomatron». Si os habéis dado cuenta por los títulos, esta gente es fanática del cine, de la comedia y del sexo, vamos, temática normal, jajaja. Sin descanso alguno «30 Minutes» nos pasa por encima sin contemplaciones, menudo trallazo de pura agresividad. Y es que parece que a la que va avanzando el disco más extremo se vuelve.

Y como iba comentando la locura sigue con, agarraos los machos con este título: «Insanity as a Pathway to Fame & Fortune: The Tyrannical Tirades of Mike Tyson», jajajajaja. Aquí hay hasta country todo envuelto en una aura de cachondeo, incluso se atreven a meter partes melódicas en plan power metal, en serio, no se que fuman estos personajes pero es buena mierda, seguro.

Tras una perturbadora y genial intro se nos presenta «Total Protonic Reversal», otro temazo con todos ellos brillando con luz propia. Vais a flipar con su cantante Mathieu Dhani, que anteriormente estuvo como vocalista en el grupo de deathcore Epyphanie From the Abyss, una grata sorpresa para un servidor. Aquí nos regalan uno de los solos más técnicos y preciosos de todo el trabajo.

Y tras media hora de metal extremo en vena, llegamos a la última canción que tiene una duración de más de 10 minutos. Empieza que no sabes bien que te vas a encontrar pero vamos, no varían mucho. Eso sí, enfatizan mucho sus registros vocales dando la sensación que estás escuchando cualquier canción de The Black Dahlia Murder de sus tres o cuatro últimos discos. Por suerte, nos deleitan con algunos arreglos y solos que se desvían algo de esta clara influencia. Se nos muestran más experimentales y hacia la mitad nos meten de lleno en un mundo de pesadilla, como si de una película de terror se tratase. Pero tiene gracia un par de minutos, no cinco que es lo que dura aproximadamente, ya que es lo mismo repetido hasta la nausea. Cosas que a veces uno no llega a entender del todo.

Gran segundo disco de una joven formación que adora todo el metal extremo en general. Bastante dinámico y aunque se noten las influencias en determinados puntos son capaces de salirse airosos y victoriosos.

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 421 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.