Annihilator – Ballistic, Sadistic

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 24 de enero de 2020
Discográfica: Silver Lining Music
 
Componentes:
Jeff Waters - Voz, guitarra
Rich Hinks - Bajo
Aaron Homma - Guitarra
Fabio Alessandrini - Batería

Temas

1. Armed to the Teeth (4:26)
2. The Attitude (4:02)
3. Psycho Ward (4:39)
4. I Am Warfare (4:06)
5. Out with the Garbage (4:27)
6. Dressed Up for Evil (4:41)
7. Riot (3:46)
8. One Wrong Move (4:36)
9. Lip Service (5:49)
10. The End of the Lie (4:16)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Annihilator – Ballistic, Sadistic
Todos los discos de Annihilator en Amazon


Un nuevo disco de Annihilator, mejor dicho, un disco de Jeff Waters & friends (viendo los infinitos cambios de formación de la banda canadiense), siempre es motivo de atención sobre todo teniendo en cuenta que se encuentran en un espectacular estado de forma como demostraran en su paso por la ciudad condal arrasando Razz 2.

Waters se siente cómodo en la labor de hombre orquesta, a excepción de la batería brutalmente golpeada por la técnica del joven Fabio Alessandrini. Además de encargarse de todo lo que rodea a la creación del disco, la producción y la mezcla inicial también ha corrido a su cargo. No sé si la idea del dudoso gusto de la impactante portada también ha corrido de su cuenta, sinceramente las ha tenido mejores. No podemos juzgar un disco o un libro por su portada, así que vamos al contenido.

Ballistic, Sadistic (2020) es un festival de riffs y velocidad en la que el amigo Jeff da rienda suelta a su más que sobrada destreza a las seis cuerdas. Si sois de los que os aburríais con facilidad escuchando cualquier disco anterior, aquí no hay demasiada tregua para ello. No nos vamos a engañar, hay algún momento en el que puede llegar a ser monótono, pero rápidamente se nos pasa. Siempre hay algún detalle que nos engancha de nuevo para su disfrute.

Abrir con “Armed to the Teeth” es una declaración de intenciones. Con velocidad contenida, pero con rabia y decisión, nos atrapa para ir calentando para lo que se nos vendrá encima. El lento inicio de “The Attitude” es un engaño para barrernos con un tema veloz y cambiante. Waters se explaya en los solos, pero con un estribillo cogido con pinzas que difícilmente se te grabará en la memoria.

No es hasta el tercer tema “Psycho Ward” que llegamos a una de mis canciones favoritas. Dinámica y vacilona, disminuye la velocidad para centrarse en la melodía. Pero como decía al principio, en esta ocasión se han decidido a pisar el acelerador para no darnos ningún tipo de tregua y en canciones como “Out with the Garbage”, con su limpio solo, “Dressed Up for Evil” o “Riot” (otra de mis favoritas del disco) son claro ejemplo que han decidido destrozarnos tímpanos y cervicales. A ver que tal suenan en directo porque las veo claras candidatas a convertirse en habituales.

“One Wrong Move” introduce un lento y “progresivo” pasaje intermedio que nos evitará la monotonía en la escucha. Un pequeño descanso aportando nuevos matices a las canciones.

Curiosamente “Lip Service” me recuerda a otro tema suyo del año 93, “Knight Jumps Queen”. Ese inicio de bajo me llevó a revolver en la discografía de los canadienses pues me daba la sensación que ya había escuchado algo parecido.

Para finalizar, como en las películas antiguas, The End, “The End of the Lie”. Final sin tregua, rápido y técnico para dejarnos con un más que agradable sabor de boca.

Jeff Waters ha encontrado en Rich Hinks (bajo), Aaron Homma (guitarra) y Fabio Alessandrini (batería) unos jóvenes y buenos compañeros de viaje musical que aportan frescura, técnica y una solidez en los instrumentos que esperemos le siga dando tan buenos frutos en el futuro. Veremos si es posible mantener esta formación o volveremos a tener cambios a corto plazo. De momento disfrutemos de este Ballistic, Sadistic atentos a las fechas de la gira.

¡Salud y heavy metal!

Abel Marín
Sobre Abel Marín 115 Artículos
Músico frustrado, escritor bloguero ocasional y amante del metal en su variedad de estilos. Vivo con la esperanza de poder llegar a viejo acudiendo a salas de conciertos y festivales. Si los rockeros van al infierno, que me guarden sitio y una cervecita. Salud y Heavy Metal.