Crónica y fotos del concierto de Hypocrisy + Septicflesh + The Agonist + Horizon Ignited - La [2] de Apolo (Barcelona), 15 de octubre de 2022

El «festival» de death metal melódico liderado por Hypocrisy llena Apolo 2

Datos del Concierto

Bandas:
Hypocrisy + Septicflesh + The Agonist + Horizon Ignited
 
Fecha: 15 de octubre de 2022
Lugar: La [2] de Apolo (Barcelona)
Promotora: Madness Live! / Heart of Music
Asistencia aproximada: 700 personas

Fotos

Fotos por Irene Vernedas

Cerramos una semana llena de conciertos con una espectacular alineación para los fans del death metal. Los aclamados Hypocrisy vinieron presentando su nuevo trabajo, Worship (2021), acompañados de los sinfónicos Septicflesh, y los melódicos The AgonistHorizon Ignited. Un cartel de ensueño que, para acabar de rematarlo, pudimos ver en la sala 2 de Apolo, con el buen sonido que eso supone.

Una buena cantidad de gente vino temprano para ver al primer grupo de la tarde, y la afluencia no dejaría de crecer hasta prácticamente llenarla.

Horizon Ignited

No conocía de nada a los finlandeses antes de este concierto, y la verdad es que hicieron un muy buen papel. Su melodeath recuerda al de bandas como In Flames (en según qué épocas), o Rise to Fall. Esa mezcla de guturales y riffs bruscos, con voces limpias y melodías de guitarra, típicamente en los estribillos, es muy típica del estilo y suele funcionar en los directos.

Basaron el repertorio en su reciente Towards the Dying Lands (2022), destacando «Guiding Light» o la pista título que dejaron para el final. También nos mostraron un tema aún inédito, llamado «Carry Me», y nos sacudieron con un lento y pesado «Leviathan», de su primer álbum. Gran trabajo del conjunto, que hicieron un concierto dinámico y bastante variado, con un versátil Okko Solanterä a las voces, que realmente tuvo su día.

Setlist Horizon Ignited:

Beyond Your Reach
Servant
Guiding Light
Equal in Death
Fall Apart
Carry Me
Leviathan
Eventide of Abysmal Grief
Toward the Dying Lands

The Agonist

Hace años que tenía ganas de pillar a The Agonist en directo. En mi opinión, los canadienses siempre han sido un grupo infravalorado por lo elaboradas de sus composiciones y su nivel técnico superior. Los conocí cuando Alissa White-Gluz aún estaba en la formación, antes de su salto a Arch Enemy, y desde entonces no han parado de trabajar en nueva música, con Vicky Psarakis al frente.

Está claro que quieren dejar esa primera etapa en el pasado, pues la separación no estuvo exenta de cierto drama, y en consecuencia parece que ya no tocan nada de sus tres primeros discos. Llegados a este punto, ya tienen más material con Psarakis a la voz, concretamente tres álbumes y el EP Days Before the World Wept (2022), que interpretaron casi al completo.

La energía que transmiten sus grabaciones de estudio está igual de presente en directo, aunque estas nuevas composiciones en general no sean tan alocadas y técnicas como en los primeros discos. Psarakis tiene un muy buen registro operístico, que combina, claro está, con guturales y voces rasgadas. El resto de los músicos son unos hachas, destacando el batería Simon McKay, que iba como una moto sin frenos. Precisamente, ese día era su aniversario, y el público acabó coreando el «cumpleaños feliz».

Muy buena actuación de los canadienses ante una sala que ya era un hervidero, aunque se echa en falta alguna canción vieja para acabar de tener un concierto redondo.

Setlist The Agonist:

In Vertigo
Blood as My Guide
Remnants in Time
Resurrection
Perpetual Notion
Orphans
Immaculate Deception
Days Before the World Wept

Septicflesh

Los griegos Septicflesh nos visitan muy a menudo, y ya se han ganado un buen contingente de aficionados. Hace poco añadieron a su larga discografía el nuevo y flamante Modern Primitive (2022), disco que presentan en esta gira. Con varios paneles decorando el escenario y la batería que usaron los tres grupos a nivel del suelo (la de Hypocrisy reposaba sobre una alta tarima cubierta con una tela), el escenario se les quedaba algo pequeño. Apolo 2 no tiene foso, así que las primeras filas estaban casi a tocar de los artistas, algo que ayuda a crear una gran conexión con el público. Por otra parte, es algo jodido para los fotógrafos, porque apenas tienen espacio.

Los maestros del death sinfónico no paran de sacar material de calidad cada poco tiempo, y lo demuestran basando sus setlists en los lanzamientos más recientes. Empezaban con «Portrait of a Headless Man» del anterior Codex Omega (2017) y fueron presentando orgullosamente las nuevas «Neuromancer», «Hierophant», que por cierto tiene un videoclip espectacular, y «A Desert Throne».

En esta ocasión, el vocalista y bajista Spiros Antoniou iba con un atuendo menos pesado y más casual que en otras ocasiones. Como de costumbre, interactuaba con la audiencia a cada oportunidad que tenía, cosa que para un grupo como este puede ser un arma de doble filo. Es verdad que sabe conseguir que la gente esté muy implicada, pero tanto «Come on Barcelona!» y «One, Two, Three!» le quita seriedad y solemnidad a una actuación, que por sonido y temáticas, debería tener. Parte del problema viene de que Sotiris Vayenas, que pone las geniales voces limpias en los discos, no puede girar regularmente con Septicflesh por sus obligaciones en Grecia. Como sus partes, que no son pocas, suenan por megafonía, Spiros aprovecha estos momentos para arengar al público, cosa que se acaba haciendo repetitiva.

Igualmente, disfrutamos cada uno de los temazos de esta banda tan original. Especialmente de los clásicos «Communion» y «Anubis», cuyas melodías fueron coreadas por toda la sala. El sonido, como durante el resto de la noche, fue muy bueno, y la mezcla de los instrumentos con las partes orquestales tenía un buen balance. Las largas rastas de Christos Antoniou volaban de un lado a otro cuando hacía headbanging. Krimh a la batería, un monstruo, como siempre. Al final de la noche, se veían por la sala bastantes de las camisetas que vendían en el puesto de merch, ya os podéis imaginar el espectáculo que dieron.

Setlist Septicflesh:

Portrait of a Headless Man
Pyramid God
Neuromancer
The Vampire from Nazareth
Hierophant
Martyr
A Desert Throne
Communion
Anubis
Dark Art

Hypocrisy

Tras tres conciertos demoledores, aún quedaba el plato fuerte de la noche. Hypocrisy se formaron en 1991 por el maestro productor Peter Tägtgren, quien por cierto, entre los tropecientos discos que tiene en su currículum, mezcló también The Great Mass (2011) de Septicflesh. Con una abultada discografía, se han convertido en uno de los referentes del death metal de la vieja escuela y del melodeath escandinavo. Con todo el escenario despejado y unas cuantas luces extras, empezaba la masacre.

Unos de los guturales más icónicos del metal extremo resonaban por la sala, ya fuera con temas rápidos y cañeros como «Inferior Devoties», o más lentos y melódicos como «Eraser» o «Until the End». Esta combinación de los diferentes matices del death metal que Tägtgren ha explorado durante su carrera, hace de sus conciertos una experiencia más amena y dinámica que la de otras formaciones análogas. Eso es de agradecer por los que, como un servidor, no somos grandes conocedores de los suecos.

Entre canción y canción, el líder de melena gris dirigía algunas palabras para el público, pero sin cortar el flujo de un espectáculo lleno de clase. En la parte de atrás, un Henrik Axelsson impecable, proveía ritmos simples pero contundentes. Cuando convenía, aceleraba hasta unos blast-beats bestiales y nítidos a la vez. En cortes agresivos como «Weed Out the Week» se salía.

Esta gente tiene ya tantos álbumes publicados que, aún con el espectáculo de hora y media que llevan, acaban tocando un tema de cada disco. Eso salvo un par de excepciones, ya que del nuevo Worship (2021) sí que cayó alguna más. La impecable «Children of the Gray» es una de las nuevas, pero sonó como un himno clásico del death melódico. Con «The Final Chapter» acababan el cuerpo del concierto, seguido de una breve pausa y los bises. Lo que no esperábamos es que estos fueran cuatro. Entre ellas, la brutal «Impotent God», de su debut Penetralia (1992), y la obligada «Roswell 47», de su clásico Abducted (1996).

Tremendo show el de unos Hypocrisy que, lejos de apalancarse y vivir del pasado, ofrecen música nueva de la mejor calidad. Con las cervicales cargadas de tanto sacudir las cabezas, salíamos de una jornada maratoniana que no creo que dejara a nadie de los presentes insatisfecho.

Setlist Hypocrisy:

Worship
Fire in the Sky
Mind Corruption
Eraser
Inferior Devoties
Chemical Whore
Until the End
Don’t Judge Me
End of Disclosure
Weed Out the Weak
Children of the Gray
War-Path
The Final Chapter
____
Fractured Millennium
Impotent God
Adjusting the Sun
The Gathering
Roswell 47

Aleix Besolí
Sobre Aleix Besolí 183 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.