Crónica y fotos del concierto de Cannibal Corpse + Dark Funeral + Ingested + Stormruler - Sala Razzmatazz (Barcelona), 17 de marzo de 2023

Cannibal Corpse lideran un cruce soberbio de death y black metal que dejó Razzmatazz al borde del lleno

Datos del Concierto

Bandas:
Cannibal Corpse + Dark Funeral + Ingested + Stormruler
 
Fecha: 17 de marzo de 2023
Lugar: Sala Razzmatazz (Barcelona)
Promotora: Madness Live! / Decibel Touring
Asistencia aproximada: 1.800 personas

Fotos

Fotos por Marta Carreras

Unas semanas antes del evento, Cannibal Corpse agotaban entradas en Razz 2 y el concierto pasaba a la sala principal. Con ese cambio, quizás estábamos delante del concierto más importante de metal extremo en Catalunya desde ese glorioso día de 2015 que juntó a CarcassNapalm DeathObituaryVoivod en la misma sala. Con el salto a una sala de bastante más del doble de capacidad, había dudas de si los caníbales, bien acompañados por Dark FuneralIngestedStormruler, conseguirían congregar a suficiente público como para llenar la primera de las Razzmatazz.

Stormruler

Con un horario extremadamente temprano, Stormruler empezaban puntuales a las seis menos cinco. La pista aún estaba mayormente vacía, pero durante la actuación de los estadounidenses se fue llenando casi sin darnos cuenta. Practican un black metal muy guerrero, con pinceladas de death thrash que lo hacen interesante. Con cortes feroces como «Sacred Rites & Black Magick» nos preparaban para una larga velada de caña sin concesiones.

Disfrutaron de un buen sonido y un gran juego de luces para ser la banda que abría, cosa que añadió al espectáculo. La banda está formada por Jason Asberry a los gritos y a la guitarra y por un gran Jesse Schobel a la batería. Completaban la formación de directos con Nick Burks a la otra guitarra y Derek Engemann al bajo, quien fue miembro de Cattle Decapitation y también ha sustituido a Rex Brown en algunas fechas del actual homenaje a Pantera.

Buen descubrimiento e inicio inmejorable para completar luego la dosis de black metal con Dark Funeral. La única pega es que solo tuvieran media hora de set, esperemos que vuelvan más pronto que tarde con algo más de tiempo.

Setlist Stormruler:

Reign of the Winged Duke
Sacred Rites & Black Magick
In the Shaded Vlasian Forest
Upon Frozen Shores
Internal Fulmination of the Grand Deceivers

Ingested

Con una sala que empezaba a dar gusto verla y tras un rapidísimo cambio, los slammers ingleses hacían su aparición. No les hizo falta mucho para arrancar los primeros pogos de la noche, con un público esperando a liarla y ese brutal death perfecto para moverse, fue cuestión de segundos. Viendo el ambiente caldeado, Jay Evans dividió el público en dos antes de la tercera canción, casi hasta la mesa de sonido y dejando la pista desierta. Lo que sucedió a continuación fue el wall of death más grande que he visto en ninguna sala, y durante el resto del bolo eso se convirtió en un verdadero campo de batalla.

Siempre pienso que cuando las bandas dicen que este ha sido el público más loco de toda la gira, es por que lo dicen en cada ciudad. Pero viendo lo de ayer, no me extrañaría que el de Barcelona sea uno de los más alborotados de Europa.

Se sucedían los blast-beats infalibles de Lyn Jeffs y los breakdowns con los gruñidos demenciales de Evans. Vaya bolaco que se marcaron los de Manchester, sin duda la sorpresa de la jornada. Eso sí, el sonido empezó haciendo bola, pero con el tiempo lo pudieron ir ajustando. Seguro que muchos repetimos cuando vuelvan.

Setlist Ingested:

Rebirth
No Half Measures
Shadows in Time
I, Despoiler
Impending Dominance
Invidious
Echoes of Hate

Dark Funeral

Un gran telón y dos paneles con el logo y el arte de los suecos presidían el escenario. Era la hora de una misa negra y el quinteto aparecía ataviado con sus tradicionales armaduras y corpsepaints aterradores. Empezaba la descarga con la veloz «Hail Murder» de su álbum Diabolis Interium (2001), y sus siniestras melodías de guitarra.

Está claro que los de Lord Ahriman son unos maestros en lo suyo, con un sonido sólido y décadas de trayectoria que avalan su experiencia. Dicho esto, si no estás muy metido en esto del black metal, se pueden hacer monótonos y en ocasiones hasta aburrir, ya que hay más bien poca variación en cada canción y entre ellas. Aún así, hubo momentos muy grandes con temazos como «The Secrets of the Black Arts», que empezó de nuevo el mosh, aunque en menor medida, ya que el estilo tampoco se presta demasiado a ello.

Otro momento guapo llegó con la atroz «Nail Them to the Cross», con el vocalista Heljarmadr sacando un crucifijo y escupiendo sobre él antes de empezar. Me hubiera gustado ver a Dominator tras los parches, pues es uno de los mejores baterías de black que he escuchado, pero su sustituto Jalomaah cabe perfectamente en sus botas y no decepcionó con su derroche de técnica y resistencia. Hasta se marcó un breve solo antes de «Let the Devil In», de su último trabajo We Are the Apocalypse (2022).

Buena actuación de los blackers, que a lo mejor quedó un poco apretada entre la locura de Ingested y la que nos tenían preparada Cannibal Corpse.

Cannibal Corpse

Ahora sí que sí, era la hora de la masacre. Las ganas de ver a los de Florida se palpaban en el ambiente, y pasadas las 21:00, salían uno a uno sobre las tablas. Una entrada para nada espectacular, como diciendo que quién necesita una intro… Ellos salen tal cual, cogen los instrumentos y se ponen a tocar la rítmica «Scourge of Iron», que les sirvió de calentamiento. Cómo no, los bailoteos ya comenzaban, pero fue con la frenética «The Time to Kill Is Now» cuando de verdad empezaba la acción. Todo el centro de la sala se vio convertido de nuevo en un mosh pit que no cesaría hasta la hora de cerrar.

Seguía la cosa con la bien recibida «Inhumane Harvest», sacada de su último Violence Unimagined (2021), y es que en la actualidad esta gente sigue en plena forma. Era hora de viajar al pasado con un clásico como es «Fucked With a Knife». La violencia de la música está a la par que la de sus letras repletas de gore y provocación, por las cuales son conocidos. También rescataban el brutal «Gutted», única pista del Butchered at Birth (1991) que cayó.

Encadenaban varias canciones y nos dejaban respirar de vez en cuando con algunas pausas, que George Fisher aprovechaba para dirigirse a la audiencia. En una de estas, nos desafiaba a aguantarle el ritmo a su headbanging, advirtiéndonos que aquel que lo intentara fracasaría miserablemente. Procedía a presentar «I Cum Blood» con esa frase mítica y a ejecutar el molinillo más jodidamente rápido que he visto. Por algo Corpsegrinder tiene el cuellaco que tiene.

«This fun little song, is about shooting BLOOD from your COCK!»

Con un muy buen sonido apoyado sobre la base rítmica de Paul Mazurkiewicz y Alex Webster, nos demostraron por qué tienen el estatus que tienen en el mundo de la música extrema. Han influenciado a varias generaciones de bandas en todo el mundo, y nos mostraron por qué de primera mano. Por cierto, y como curiosidad, hace poco descubrí un par de proyectos de Webster, llamados Blotted Science y Conquering Dystopia. El tío es un crack en el bajo y en estos grupos da rienda suelta a su parte más técnica y progresiva junto a otros grandes músicos.

Dieron un buen repaso a su discografía, con piezas de casi todos sus discos. Las hubo más lentas como «Evisceration Plague» o furiosas y matadoras como «Necrogenic Resurrection» o «Devoured by Vermin». Tras la seminal «A Skull Full of Maggots», de su disco debut, Corpsegrinder nos avisaba de que el final había llegado, con «Stripped, Raped and Strangled» dedicada al trágicamente fallecido vocalista de The Black Dahlia Murder Trevor Strnad. Pero todos los presentes sabíamos que aún quedaba el golpe de gracia. Concretamente con un martillo. En nuestras caras. La obligada «Hammer Smashed Face» originó el circle pit más gordo de la actuación acabando por todo lo alto un bolazo de manual.

Y lo mejor de todo fue la respuesta del público. Razzmatazz acabó, sin llegar al segundo sold out, bastante llena. Un gran éxito teniendo en cuenta que esto estaba programado en la sala 2. Es genial ver que esta música tan extrema es capaz de convocar a un gran número de seguidores. Seguro que la mayoría salió de ahí con las cervicales cargadísimas después de tal maratón de tralla. Los padres del brutal death aún tienen mucho que decir, leña que repartir, y cadáveres que consumir.

Setlist Cannibal Corpse:

Scourge of Iron
The Time to Kill Is Now
Inhumane Harvest
Code of the Slashers
Fucked With a Knife
The Wretched Spawn
Gutted
Kill or Become
I Cum Blood
Evisceration Plague
Death Walking Terror
Condemnation Contagion
Necrogenic Resurrection
Unleashing the Bloodthirsty
Devoured by Vermin
A Skull Full of Maggots
Stripped, Raped and Strangled
Hammer Smashed Face

Aleix Besolí
Sobre Aleix Besolí 311 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.