Canciones perfectas: «Mirror Mirror» de Blind Guardian

El “Mirror Mirror” del Guardián Ciego es una de las cimas del power metal y del heavy metal de los 90 por muchas y evidentes razones. De entrada, es un tema del que, si te fijas, sólo se repite el estribillo y en el que la composición avanza en forma de rapsodia, es decir: como si fueran varias canciones diferentes ensambladas. No hay muchas bandas que lo hayan hecho, y menos de power metal, pero aquí entran los grandes del estilo. Helloween y Gamma Ray estarían en esta terna. Bueno… podemos reducirlo a un nombre de hecho: el que fue su mentor de Blind Guardian desde su buen inicio, Kai Hansen.

Si me hablas de power metal y de las mejores bandas de los 90 yo creo que hubo un grupo que sigue siendo muy importante a día de hoy y posiblemente lo que tocaban encajaría en esta definición, o si más no, en el estilo de Helloween y son… Blind Guardian.” (Kai Hansen de Helloween y Gamma Ray)

Particularmente os puedo decir que me la sé de memoria y tuve el privilegio de escucharla antes de que apareciera el disco pues tuve una novia que grababa el programa de heavy metal de la cadena Viva alemana y me lo facilitaba a pesar de que odiaba el estilo musical. El videoclip era tan cutre como grande era la canción y pasó a ser mi tema favorito de los Blind Guardian antes de que saliera a la luz el disco.

Presentaban el videoclip en el programa en un perfecto alemán, y añadieron una lucha de espadas de madera entre Hansi y el entrevistador, que duraba unos 10 minutos. Lo bueno es que ellos mismos pulsaban el FFWD para no aburrir, porque era insufrible. Pero la canción tenía muy poco de insufrible y mostraba a los Blind Guardian en un nuevo nivel, el Nightfall in Middle-Age.

Los nuevos (vientos de) cambios

Hansi Kürsch abandonaba el bajo y se centraba en lo vocal. Los primeros pasos como vocalista fueron de lo más patoso que he visto sobre un escenario. Realmente en esos primeros conciertos sin el bajo yo lo pasaba realmente mal por esos pasos de pato mareado de los que hacía gala… Afortunadamente unos 10 años más tarde ya había empezado a llevarlo con un mínimo de dignidad.

Conozco a varios músicos de pop actual de renombre con los que compartimos infancia y juventud, con los que compartí noches de fiesta, y te hablaban de que no había nadie que fuera capaz de componer como lo hacían Blind Guardian. Y es que hasta Nightfall in Middle-Age todo fue absolutamente espectacular. Intenta componer como Blind Guardian en los 90… ¡es imposible! Era pura alquimia musical.

La canción

“Mirror Mirror” es la canción con la que suelen cerrar sus directos y un poco resume el disco y la genialidad de estos germanos en una pieza, con una absoluta influencia de Queen en los juegos de voces y la superposición de capas. La entrada es ampulosa, con las guitarras dobladas de André Olbrich y Marcus Siepen y con ese protagonismo de lo folk a lo largo del tema. Si te fijas bien hay esas varias capas de voz, por arriba y por debajo, de un Hansi que parece estar ante un trabajo de orfebrería y que te llevan en volandas, y a doble bombo, hacia el inmortal estribillo. Es una cabalgada a caballo todo, pero Thomen no abusa del doble pedal tan típico del estilo y va combinando. La riqueza de arreglos (absolutamente originales y recargados) es más apreciable con el remaster de 2007.

Y es que la canción es una auténtica virguería en lo compositivo y en el trabajo de arreglos, vestida con muchas tesituras y texturas que aun así no le restan esa energía directa al tema. Hay ese interludio de pregunta-respuesta de guitarras y ese riff coreable que en directo vuele loca a la gente. Luego se van a lo hímnico y poderoso con esos fraseos tan elocuentes, cargados de juegos de coros que para nada suenan almibarados alcanzan el cenit. Y en el fondo de todo, lo que hay es una carga medieval enorme, pues recordemos que estamos ante una canción basada en el Silmarilion de Tolkien antes de que el fenómeno de El Señor de los Anillos explotara con esa maravillosa trilogía.

La leyenda dice que Peter Jackson llegó a estar tentado a meter alguna canción de Blind Guardian en la banda sonora de su trilogía, pero que eso iba a ser muy grande y que compartir la banda sonora con Enya no casaba especialmente bien. Hubiera sido el perfecto espaldarazo a su carrera y hubiesen trascendido más allá del heavy metal, pero desgraciadamente eso nunca sucedió. Y eso que tienen decenas de canciones candidatas para entrar allí.

Cabe destacar la alucinante velocidad en la que desarrollan los cambios y el trabajo instrumental constante e incesante. Es una cabalgata de riffs y cambios enlazados con una maestría pocas veces vista. Parece que todo se agolpe de golpe y porrazo, además de que es un tema realmente complejo de cantar, ya no por la dicción a altas velocidades, sino por las subidas y bajadas de unos versos que no se repiten nunca.

La letra

Todo el disco Nightfall in Middle-Earth es de un trabajo de chinos y es sumamente valiente pues se meten de lleno en el Silmarilion de Tokien, el libro (es larguísimo) y nos hablaría de todo lo que vino antes de El Hobbit, y es todo un mundo en el que te pierdes, aunque seas de los valientes que van repasando las familias, linajes, razas y demás con el punto en el índice. Si eres capaz de leerte el Silmarilion es como si te lees el Ulisses de James Joyce. Mereces todo mi respeto. Yo lo intenté en su día con ambos…

En “Mirror Mirror” el protagonista es el elfo Turgon, el creador de la ciudad de Gondolin y rey supremo de los Noldor. Moriría defendiendo la ciudad en una historia similar a la de Troya. En la letra se avecinan los indicios de que el fin está cerca pues nos habla de que la tormenta se aproxima y que los vientos soplan hacia el cambio, además de recordar los buenos tiempos de la urbe. Espada y brujería basada en el maestro de maestros: Tolkien, y yendo más allá del Hobbit y El Señor de los Anillos, que ya habían sido sobreexplotados en sus anteriores y excepcionales discos.

Far, far beyond the Island
We dwelt in shades of twilight
Through dread and weary days
Through grief and endless pain.

It lies unknown
The land of mine
A hidden gate
To save us from the shadow fall.

The Lord of Water spoke
In the silence words of wisdom
I’ve seen the end of all
Be aware the storm gets closer.

Mirror mirror on the wall
True hope lies beyond the coast
You’re a damned kind can’t you see
That the winds will change
Mirror mirror on the wall
True hope lies beyond the coast
You’re a damned kind can’t you see
That tomorrow bears insanity.

Gone’s the wisdom of a thousand years
A world in fire, in chains and fear
Leads me to a place so far
Deep down it lies my secret vision
I’ll better keep it safe.

Shall I leave my friends alone
Hidden in my twilight hall
I know the world is lost in fire
Sure there is no way to turn it
Back to the old days
Of bliss and cheerful laughter
We’re lost in barren lands
Caught in the running flames
Alone.

How shall we leave the lost road
Time’s getting short so follow me
A leader’s task so clearly
To find a path out of the dark.

Mirror mirror on the wall
True hope lies beyond the coast
You’re a damned kind can’t you see
That the winds will change
Mirror mirror on the wall
True hope lies beyond the coast
You’re a damned kind can’t you see
That the winds will change.

Even though
The storm calmed down
The bitter end
Is just a matter of time.

Shall we dare the dragon
Merciless he’s poisoning our hearts
Our hearts.

How shall we leave the lost road
Time’s getting short so follow me
A leader’s task so clearly
To find a path out of the dark.

Mirror mirror on the wall
True hope lies beyond the coast
You’re a damned kind can’t you see
That the winds will change
Mirror mirror on the wall
True hope lies beyond the coast
You’re a damned kind can’t you see
That the winds will change.”

Veredicto

Nunca entenderé dónde se fue la magia del grupo tras ese disco y el por qué el juguete se rompió tras una trayectoria inmaculada y certera como pocas. El power metal fue la metadona que los adictos al heavy metal tuvieron que tomar en los 90 pues la escena era un páramo de deserciones e incomparecencias por parte de los protagonistas de los 80. Siempre defenderé el power metal de los 90 a capa y espada (nunca mejor dicho), pero el caso, es que Blind Guardian se avanzaron a todo y lo que compusieron en este disco fue atemporal. Nunca lo han superado, a pesar de que han buscado hacerlo en cuanto a complejidad.

Y el tiempo pasará y seguiré afirmando que nadie compuso nunca como lo hicieron Blind Guardian en esos seis primeros discos y que ellos mismos deben ver ahora que eso ha pasado y, con dolor, que no son capaces ni de acercarse a esas maravillas directas y barrocas de los 90. Se rompió el espejo, pero allí sigue “Mirror Mirror” para recordarnos que el metal tradicional no murió en esa era y que se subió el nivel en plena nada. Es de mal decir, pero en los 90 el heavy metal dejó las calles de los 80 para ir a la universidad y Blind Guardian se graduaron con matrícula de honor.

Y parafraseando a Woody Allen… cada vez que escucho Blind Guardian me dan ganas de invadir Mordor.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 982 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.