Canciones perfectas: «Like a Stone» de Audioslave

Hoy se cumplen siete años sin Chris Cornell. Recuerdo como si fuera ayer la terrible noticia de su muerte, en lo personal me golpeó con violencia y frialdad. He tenido la suerte de ver al bueno de Chris dos veces con Soundgarden y una vez en formato místico y ahora ya mítico en el Liceu de Barcelona. Siempre he considerado tener una conexión especial con él, esas cosas que sentimos dentro y no sabemos explicar. Pero ese 18 de mayo del 2017 lloré mucho.

Genio atormentado, como la mayoría de resplandecientes artistas que surgieron de la escena de Seattle, Chris Cornell atrapó a millones de fans gracias a su portentosa voz y su carisma innato. Sea con Soundgarden, con Temple of the Dog, con Audioslave o con su irregular carrera en solitario, la llama de Chris se extinguió demasiado pronto y el misticismo alrededor de su persona aumenta a medida que se aleja la fecha de su defunción.

Hoy, para recordar una vez más a Chris, os hablaré de “Like a Stone”, su himno perfecto al mando de unos Audioslave que añoramos tanto como a Soundgarden. La genialidad de una banda que duró demasiado poco servida en la canción que me ayudó a superar la pérdida de Cornell.

Audioslave

Audioslave fue un supergrupo fundado en Los Ángeles en 2001 por Chris Cornell actuando de cantante y completado con la sección instrumental de Rage Against the Machine: Tom Morello (guitarra), Tim Commerford (bajo y coros) y Brad Wilk (batería). En su primer disco Audioslave (2002) se notaba la mezcla de las dos bandas madre en el sonido, un estilo encumbrado por las voces de Chris y las melodías típicas de RATM. En su segundo disco titulado Out of Exile(2006) el grupo si logró crear una identidad propia más alejada de las propuestas musicales de su pasado.

Audioslave (2002) que incluye por cierto la canción que hoy os presento, llegó a nuestras vidas el 18 de noviembre de 2002, se esconde tras una icónica portada que, por si no lo sabíais, es una fotografía hecha por el británico Storm Thorgerson del Volcán de Cuervo emplazado en Lanzarote. En ella vemos lo que pasaría a ser la emblema de la banda, esa llama dorada.

A parte de “Like a Stone”, el disco contiene algunas de las canciones más famosas de Audioslave como la rockera “Cochise”, la preciosa “I Am the Highway” (canción que cobraba una dimensión extra en sus interpretaciones acústicas en las giras de Chris en solitario) , y también “Show Me How to Live” o “What You Are”.

«Like a Stone»

Ubicada en quinta posición y con una duración de 4:53 minutos, “Like a Stone” es y por mucho la canción más querida de Audioslave. Las cifras no engañan, casi 650 millones de reproducciones en Spotify, casi 1.240 millones de reproducciones en el canal oficial de Youtube teniendo en cuenta que la banda la publicó en 2009, siete años más tarde del lanzamiento oficial. A esto le podemos sumar unos 25 millones más de streamings en las plataformas en la versión de Chris en solitario.

En los Estados Unidos, encabezó las listas de música rock de Billboard, Mainstream Rock Tracks y Modern Rock Tracks respectivamente, mientras alcanzó el número treinta y uno en el Billboard Hot 100. Además recibió la certificación de oro por la Recording Industry Association of America. En las listas decenales de la década de los 2000’s, se colocó en la quinta posición en la lista del Alternative Songs y octava en el Mainstream Rock Tracks.

La canción fue nominada a los premios Grammy de 2004 en la categoría de «Mejor Interpretación de Hard Rock». Competía para el galardón contra “Straight Out of Line” de Godsmack, “Just Because” de Jane’s Addiction, “Go With The Flow” de Queens of the Stone Age y “Bring me to Life” de Evanescence siendo esta última la galardonada.

La canción fue publicada en formato sencillo el 21 de enero de 2003 a través de Epic e Interscope. Fue creada por los cuatro miembros de la banda y producida por Rick Rubin. El sencillo incluía cinco canciones entre ellas las versiones de la propia “Like a Stone” junto a “Gasoline” y “Super Stupid” grabadas en vivo en la BBC Radio 1. Además contaba con una versión de “Set It Off” grabada en vivo en el prestigioso programa de televisión Late Show with David Letterman.

Temática

La mística que envuelve a esta canción no logra aclarar el verdadero significado de la misma. Según se puede leer, una de las preguntas que siempre se han formulado los fans es sobre si la canción trata sobre la muerte de Layne Staley, el vocalista de Alice in Chains, a lo que Chris comentó hace unos años:

«No, yo no soy uno de esos tipos que cuando sucede algo sale disparado diciendo, «oh, era 11 de septiembre y ahora es el 12, voy a escribir sobre eso». Yo escribí la letra antes de su muerte. […] Se puede malinterpretar esas cosas bastante fácil, pero no tienden a sentarse y planear escribir sobre un tema específico. Vienen o no lo hacen.»

El bajista Tim Commerford afirmó que la canción trata sobre un anciano que espera la muerte, sentado en una casa solo después de que todos sus amigos y familiares han fallecido, a la espera de reunirse con ellos. Sin embargo, aunque originalmente Commerford pensó que era una canción sobre el amor y el romance, Chris Cornell explicó que:

«Es una canción acerca de concentrarse en la otra vida que a uno le espera, en lugar del enfoque monoteísta normal: uno trabaja muy duro toda su vida para ser una buena persona y una persona moral y justa, generosa, y luego te vas al infierno de todos modos.»

Otros análisis entrelazan momentos bíblicos en las guerras entre ángeles y demonios:

«Esta canción parece como si la hubiera escrito un ángel caído o el mismísimo lucifer, o quizá Chris Cornell estuviera canalizando a uno de los espíritus caídos. “Y en mi lecho de muerte rezaré a los dioses y a los ángeles como un pegan a cualquiera que me lleve al cielo. A un lugar que recuerdo, estuve allí hace tanto tiempo”. Para aquellos que no lo sepan, Lucifer y 1/3 de los ángeles del cielo fueron expulsados del cielo a la tierra por pecar contra Dios en los tiempos bíblicos. Él y sus caídos han estado intentando volver al cielo desde entonces. Esa línea que canta Cornell “En tu casa anhelo estar, habitación por habitación pacientemente. I’ll wait for you there like a stone” casi parece una declaración pronunciada por un Demonio que se ha unido a él y le espera en las habitaciones de su casa o Lucifer hablando de anhelar morar de nuevo en la casa del Señor. El cielo es referido como la casa del Señor. Jesús dijo: “En la casa de mi Padre hay muchas moradas”. Creo que esta canción está cargada de profundas connotaciones esotéricas y secretos ocultos.»

A nivel personal, me decanto por la simple explicación que trata a modo de reflexión sobre la mortalidad y el más allá. La letra transmite una sensación de anhelo y aceptación, sugiriendo un deseo de paz y liberación de las luchas terrenales. Las imágenes y emociones de la canción pueden ser objeto de interpretación, pero muchos oyentes la ven como una contemplación de la impermanencia de la vida y la búsqueda de consuelo más allá de este mundo.

La letra es la siguiente:

«On a cobweb afternoon
In a room full of emptiness
By a freeway I confess
I was lost in the pages
Of a book full of death
Reading how we’ll die alone
And if we’re good, we’ll lay to rest
Anywhere we want to go

In your house, I long to be
Room by room, patiently
I’ll wait for you there
Like a stone
I’ll wait for you there
Alone

And on my deathbed I will pray
To the gods and the angels
Like a pagan to anyone
Who will take me to heaven
To a place I recall
I was there so long ago
The sky was bruised
The wine was bled
And there you led me on

In your house, I long to be
Room by room, patiently
I’ll wait for you there
Like a stone
I’ll wait for you there
Alone
Alone

And on I read
Until the day was gone
And I sat in regret
Of all the things I’ve done
For all that I’ve blessed
And all that I’ve wronged
In dreams until my death
I will wander on

In your house, I long to be
Room by room, patiently
I’ll wait for you there
Like a stone
I’ll wait for you there
Alone
Alone»

Que vendrían a ser algo así, las dejo a la libre interpretación de cada uno.

«En una tarde de telarañas
En una habitación llena de vacío
Junto a una autopista confieso
Me perdí en las páginas
De un libro lleno de muerte
Leyendo como moriremos solos
Y si somos buenos, descansaremos
Donde queramos ir
En tu casa, anhelo estar
Habitación por habitación, pacientemente
Te esperaré allí
Como una piedra
Te esperaré allí
Solo

Y en mi lecho de muerte rezaré
A los dioses y a los ángeles
Como un pagano a cualquiera
Que me lleve al cielo
A un lugar que recuerdo
Estuve allí hace tanto tiempo
El cielo estaba magullado
El vino sangraba
Y allí me llevaste
En tu casa, anhelo estar
Habitación por habitación, pacientemente
Te esperaré allí
Como una piedra
Te esperaré allí
Solo
Sola

Y seguí leyendo
Hasta que el día se fue
Y me senté arrepentido
De todas las cosas que he hecho
Por todo lo que he bendecido
Y todo lo que he hecho mal
En sueños hasta mi muerte
Seguiré vagando
En tu casa, anhelo estar
Habitación por habitación, pacientemente
Te esperaré allí
Como una piedra
Te esperaré allí
Solo
Sola»

En cuanto al video musical, fue escrito y dirigido por el ganador del Grammy Meiert Avis, que también ha dirigido videos para State Radio, U2, Bruce Springsteen, Bob Dylan, J-Lo entre otros. El video fue producido por Oualid Mouaness y rodado en una antigua mansión española en Los Ángeles, donde vivió Jimi Hendrix mientras grababa “Purple Haze” con su grupo The Jimi Hendrix Experience. El hijo de Commerford, con tan solo un año de edad, aparece en el video a hombros del mismo.

El vídeo, sin florituras, nos muestra la banda interpretando la canción en una de las salas de la mansión citada. En ella destacamos el outfit de un Chris con el pelo corto, una de las imágenes que ha dado más que hablar en la vida del propio Cornell.

Opinión del autor del artículo

Como ya he podido ir comentando a lo largo del artículo, “Like a Stone” tiene una carga emotiva superlativa y más cuando se celebra el aniversario de la muerte de Chris. La canción ha trascendido como una de las más carismáticas y queridas de toda la carrera de Chris solo equiparable al poderío de “Black Hole Sun” de Soundgarden.

Además, la mística que hay detrás de la interpretación de las letras le da un plus de magia inexplicable. A nivel musical la canción es tan agradable que logra que conectes en todos los aspectos con ella. Sin duda, es un himno perfecto.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 967 Artículos
Rock en todas sus extensiones