Crónica y fotos del Tótum Revolútum - Calàbria 66 (Barcelona), 11 de mayo de 2018

Vince&Joe nos entretienen la vista y Audiolepsia nos tocan el alma en la jornada inaugural del Tótum Revolútum 4.0

Datos del Concierto

Tótum Revolútum

Bandas:
Audiolepsia + Vince & Joe
 
Fecha: 11 de mayo de 2018
Lugar: Calàbria 66 (Barcelona)
Promotora: Red Phone Events
Asistencia aproximada: 60 personas

Fotos

Fotos por Albert Vila

Nuestra Previa

Las bandas del Tótum (XIX) – VINCE & JOE: ‘El encuentro con músicos de horizontes diferentes enriquece nuestro proyecto’

Parece que fue ayer que empezamos esta alocada aventura de entrevistar a todas y cada una de las bandas que van a participar en el festival Tótum Revolútum. Sinceramente, pensaba que no seríamos capaces de convencerlas a todas, pero finalmente,

Entrevista a Jordi Amela, director del Tótum Revolútum: ‘El Tótum se creó porque no existía nada parecido, un festival hecho por músicos y para músicos’

Durante estas últimas semanas habéis podido leer entrevistas a todas las bandas que van a participar en el festival Tótum Revolútum que tendrá lugar este mismo fin de semana con un cartel sencillamente espectacular. Para poner el colofón final a

Las bandas del Tótum (XVIII) – ECHOTEST: ‘Mucha gente se sorprende de los sonidos y de la música que creamos’

Albert VilaSiempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero

Las bandas del Tótum (XVII) – LIZZARD: ‘Es realmente bonito ver que el movimiento prog está vivo y con tanta fuerza’

Albert VilaSiempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero

Las bandas del Tótum (XVI) – LE MUR: ‘Defendemos una idea que no está a la moda ni es la corriente actual, somos unos pringaos’

Dinamismo, caña y potencia es lo que nos ofrecerán los murcianos Le Mur. Una de las propuestas más directas dentro del abanico progresivo del que podremos disfrutar en el Tótum, este cuarteto se está poco a poco haciendo un nombre gracias

Después de tantas y tantas semanas publicando entrevistas a las bandas y a la organización del Tótum (hasta 20 hemos publicado, menudos flipados que somos), parecía casi irreal que el festival fuera a llegar nunca. Pero finalmente llegó, y con ello nos plantamos en el complejo vecinal de Calàbria 66, situado en el barrio de Sant Antoni de Barcelona, ante la perspectiva de disfrutar de 19 bandas (mayormente locales, pero también nacionales e internacionales) de casi todas las vertientes imaginables dentro del prog, desde el jazz y el folk más cálido e intimista hasta el death metal más abrasivo, repartidos en tres días y dos escenarios bien diferenciados.

Por primera vez en sus cuatro años de vida con la misión de vertebrar y reivindicar la fértil escena progresiva de Barcelona y de unos alrededores cada día más amplios, el Tótum Revolútum tiene lugar en un solo espacio y durante un solo fin de semana, dándole un empaque de festival de verdad que contrasta con el formato de las tres ediciones anteriores, que consistían más bien en una serie de conciertos temáticos repartidos en varios fines de semana y salas de la ciudad. Había un hilo conductor, sí, pero la impresión es que eran varios conciertos sueltos a modo de ciclo, mientras que este año la organización ha conseguido montar un evento compacto y con un cartel diverso, sólido y, todo hay que decirlo, bastante impresionante si te gusta la música progresiva en sus múltiples facetas.

Los que no conocíamos el lugar entramos en el mastodóntico recinto un pelín confusos, ya que el auditorio en el que se celebran la mayor parte de los conciertos (los de hoy viernes, todos) se encuentra en la segunda planta, a la que tienes que subir por ascensor. Entre despachos tan poco rockeros como el Consorci de Normalització Lingüística o algo que podría parecerse al club del dominó, llegamos finalmente a un pequeño y coqueto auditorio, en el que podremos asiento cómodamente dispuestos a disfrutar de las propuestas encargadas de dar la bienvenida a este Tótum.

Antes comentaba que íbamos a poder ver a 19 bandas. Bien, eso tenía que ser así sobre el el papel, pero tan solo un par de días antes de subir el telón, el director del festival y teclista de On The Raw, Jordi Amela, tuvo un desafortunado accidente de moto (del que, por suerte, se va a recuperar plenamente) que impidió que su banda pudiera estar sobre el escenario en este viernes inaugural. De esta forma, la jornada se reducía a solo dos bandas, tan distintas (pero, como veremos, con tantas similitudes) como los franceses Vince & Joe y los catalanes Audiolepsia.

Vince & Joe

En el momento en que el speaker que nos iba a acompañar durante todo el fin de semana hubo presentado el festival y al dúo encargado de abrir la jornada, no más de cuarenta personas se reunían en la sala. Vince & Joe son dos hermanos con algo de pinta de frikis que tienen experiencia sobrada en múltiples bandas de rock y en agrupaciones clásicas varias, con las que han dado la vuelta al mundo en unas cuantas ocasiones. Virtuosos indiscutibles en lo suyo, Joe se parapetó tras una batería electrónica (que sonó algo rara en algunos momentos) con su aire entre Johny Halliday y estrella de rock de los ochenta, mientras que Vince agarró una guitarra hard rockera de colorines (de la marca barcelonesa Weisse Hügel, tal y como se encargaron de anunciar varias veces y tal y como se veía en los carteles que flanqueaban el escenario) y, básicamente, se dispuso a marcarse un solo que iba a durar prácticamete una hora.

Aunque esta perspectiva podría parecer aburrida a priori, su concierto fue todo lo contrario. Su música aúna bases electrónicas, una batería dinámica y entretenida y una guitarra ochentera sobredistorsionada que mezcla (le robo la definición a mi compañero JM Llovera) a Michael Shencker y a Santana. Evidentemente, hay un cierto pajillerismo virtuosista inherente en la cosa, pero en este caso no está en absoluto excento de fluidez y de groove, y de hecho su música resulta hasta facilona por momentos gracias a ese aire latino y, sobretodo, a la simpatía campechana y al dinamismo visual que le imprimen en todo momento los dos hermanos.

Que si ahora mi pillo una flauta, que si ahora dejo la batería y me cojo un bajo, que si ahora sube un amigo y se toca una versión pelín sui-geneis del «Coast to Coast» de Scorpions con nosotros, que si ahora toco un trozo del «Addicted to that Rush» de Mr. Big, que si ahora me marco un solo y cambio el sonido de todas las timbalas cada dos por tres, que si ahora toco el himno del Barça… la verdad es que no nos podemos quejar de que no hicieran lo posible por mantenernos entretenidos, y creo que lo consiguieron. De entre los temas que tocaron, me quedo con cosas como «Pearl of the South», «Hello», o «Hymn 2 Freedom», y aunque en general hubo cosas que sonaron aparentemente improvisadas y algo fuera de control, a mí me parecieron simpáticos, encantadores y una excelente manera de empezar con el festival.

Setlist Vince & Joe:

Intro
What the Fuck are you Playing?
Pearl of the South
Hello
Hymn to Freedom
Coast to Coast (versión Scorpions, con Alejandro Bascones)
Blue Waltz
Red Land
Surf, Beer and Barbeque

Audiolepsia

Reconozco que Audiolepsia es una banda por la que siempre he sentido cierta debilidad. Me enganché a su Principio de Incertidumbre tan pronto los vi anunciados en el AMFest de 2014 como propuesta desconocida, segui convencido al inmersionarme a Muses y, aunque siempre me ha dado la impresión visceral de que lo que hacen sigue unos patrones relativamente sencillos, canción tras canción y directo tras directo consiguen atraparme en su mundo, tocarme la fibra sensible y, lo que es mejor, dejarme con ganas de volver a ponérmelos y de volver a verlos.

Así como Vince & Joe me entraron por los ojos y me convencieron con su simpatía, su estridencia, su dinamismo y su virtuosismo a pesar de soltar algun que otro gazapo, lo que tiene para ofrecernos Audiolepsia es prácticamente lo opuesto. Ambas son bandas instrumentales, y curiosamente, ambas estan lideradas por dos hermanos, pero los catalanes son mucho más equilibrados, sobrios, íntimos y reservados, tanto musicalmente como sobre el escenario. En vez de animarte a abrir los ojos y estar atento a sus divertidos movimientos, Audiolepsia invitan a cerrarlos y a dejar ir mente y espíritu, tal y como hacen ellos mismos durante multitud de pasajes.

La banda liderada por los hermanos De las Heras se presentaba por primera vez en Barcelona con su nuevo line up, que incluyen batería y guitarra solista nuevos. No hubo muchas más diferencias, y desde la inicial «Motoko» hasta la final «Rachel» consiguieron atraparme una vez más con los vaivenes de un post rock instrumental que dá la bienvenida por igual a momentos dulces y acústicos y a pasajes verdaderamente tralleros de sacudir la cabeza hasta el suelo. Eso sí, tanto los unos como los otros están permanentemente teñidos de una innegociable aura de emotividad que es lo que los hace especiales.

Sus canciones son bonitas, hipnóticas, lloronas y melancólicas, y no son virtusos ni lo pretenden. Durante la hora que pasaron sobre un escenario que sonó de forma precisa y deliciosa durante todo el fin de semana (especialmente en la parte delantera de la sala), desgranaron una mayoría de canciones de su segundo disco, mientras que aquella primera obra con la que los conocí se vió representada por excelentes canciones como «Ceniza», «Lunes» y «Estigma», poniendo un colofón magnífico a una jornada inaugural del Tótum que se nos hizo un poco corta. Pero si pensamos que aún nos quedan dieciséis bandas por delante en los dos días siguientes, no es algo que nos preocupe demasiado, que cantidad de músicas y propuestas no nos van a faltar. Así pues, ¡mañana más!

Setlist Audiolepsia:

Motoko
Satine
Charlotte
Ceniza
Lunes
Estigma
Beatrix
Rachel

Avatar
Sobre Albert Vila 871 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.