Crónica y fotos del concierto de Vikingore + Perpetual Night + Angoixa - Sala Monasterio (Barcelona), 15 de septiembre de 2018

Vikingore y Perpetual Night traen los aires del norte a Barcelona

Datos del Concierto

Bandas:
Vikingore + Perpetual Night + Angoixa
 
Fecha: 15 de septiembre de 2018
Lugar: Sala Monasterio (Barcelona)
Promotora: Kaamos Tours
Asistencia aproximada: 50 personas

Fotos

Fotos por Silvia Diez (Missaghast Photography)

Este pasado 15 de septiembre no era un día fácil para montar un concierto en Barcelona. La temporada otoñal daba sus primeros pasos y, con ello, las salas empezaron a llenarse de múltiples propuestas de interés para confusión y duda de tantos metaleros barceloneses ávidos de música en directo. El gran acto estrella, por supuesto, era la presencia de los albaceteños Angelus Apatrida en la Sala Salamandra para presentar su celebradísimo Cabaret de la Guillotine y resarcirse de la cancelación forzada a última hora de su concierto original en mayo, pero había mucho más. Por ejemplo, esta visita a la Sala Monasterio de dos de las bandas andaluzas extremas más interesantes que podemos encontrar a día de hoy. Dos propuestas muy distintas y a la vez complementarias por su potencia, su intensidad y su inspiración escandinava: Vikingore y Perpetual Night.

Para acabar de redondear un cartel más que atractivo, los encargados de abrir esta noche de diversidad extrema iban a ser los locales Angoixa, una banda de death metal old school en evidente alza que se está ganando que todo el mundo la esté empezando a conocer y a respetar por la brillantez y la contundencia de sus directos. Por desgracia, un problema familiar de última hora hizo que les fuera imposible participar de la velada, dejando tras suyo un reguero de fans con la entrada en el bolsillo que se tuvieron que conformar (que no es poco) con la descarga de las demás bandas del cartel.

Como último detalle, y aunque os cueste de creer, por pitos o por flautas nunca antes había estado en Monasterio. ¿Raro, verdad? Su localización en pleno Port Olímpic, rodeada de garitos árabes y de antros para guiris vacacionales con exigencias musicales tirando a pobres, no parece quizás la más apropiada a priori para una sala de conciertos metaleros, pero dejando de lado esta hostil compañía (perfectamente ignorable, por otro lado), me pareció un lugar más que decente, con una terracita maravillosa y un paseo a las puertas que le ofreció la oportunidad de sacar la cabeza y echarse una cerveza a más de un espontáneo.

Dreams of Agony

Hasta esa misma tarde, estaba convencido de que el concierto iba a tener lugar con solo dos bandas, así que fue toda una sorpresa impreparable conocer que unos tales Dreams of Agony, una banda barcelonesa absolutamente desconocida para mí hasta ese preciso momento, iban a ser los encargados de abrir la velada. Las primeras notas de su concierto me pillaron en la terracita esa que comento más arriba, y debo decir que tan pronto escuché esa agudísima voz de soprano filtrándose desde el interior de la sala me entraron todos los males. Y no, no era culpa de Leyna Díaz (al contrario, en realidad la rizada vocalista demostró ser capaz de hacerlo más que bien), sino porque el metal simfónico con voz operática femenina es un estilo que nunca me ha tirado demasiado. De hecho, no mentiremos, no me ha tirado nunca nada.

Pero bueno, para dentro que me fuí, preparado como siempre para mirarme a todo el mundo con los buenos ojos que cualquier banda se merece. Y bien, aunque creo que Dreams of Agony aún son jóvenes y tienen camino para recorrer hasta alcanzar todo su potencial, también es innegable que no les faltan mimbres. Algunos fallos de sincronización y ejecución no escondieron que las canciones tienen su qué (la final “The Crown of Fate” – el single – es muy disfrutable, por ejemplo), que algunas poses son bien válidas (mención especial para su bajista Bran Cantos y su larga y resultona americana) y que la voz de una Leyna que fue de menos a más en cuanto a confianza y presencia escénica dá totalmente el pego. E incluso brilla para dar textura a este estilo que practican. Personalmente, y para no abusar de gorgotitos agudos, quizás la habría contrapuesto con la típica voz gutural que le diera algo de diálogo, pero ya os digo que tampoco soy la persona más indicada para andar con consejos: estoy seguro que si os gusta el metal simfónico no tendréis queja.

Setlist Dreams of Agony:

A Prologue to Decay
The Other Half
The Awareness of Chaos
A Broken Throne
Vengeance’s Epliogue
Swords Rise
The Crown of Fate

Perpetual Night

Una vez asimilada la caída de Angoixa, el gran reclamo de la noche para mí eran los granadinos Perpetual Night, una banda que ya venía con muchas ganas de ver desde que escuché (y me enganché a) su brillante primer disco, Anâtman. Vaya por delante que el death metal melódico es un estilo por el que tengo especial debilidad, con lo que me cuesta muy poco que los truquitos correctos me motiven a las primeras de cambio. Pero aún así, creo que la propuesta concreta de Perpetual Night es excelente. Con la mezcla adecuada de las vertientes sueca (melódica y dinámica) y finlandesa (pesada, oscura, densa y melancólica) del estilo, el cuarteto andaluz quizás no inventa nada, pero lo que hace lo hace tremendamente bien, tanto en estudio como (tal y como demostraron hoy) en directo.

Con un par de paneles simétricos a lado y lado del potente batería Mateo Novati (compartido por el momento, creo, con los también excelentes Eternal Storm), los granadinos arrancaron el concierto al igual que lo hace su primer larga duración, con la genial “Anâtman” que le da nombre y que ha sido incluso objeto de su primer video promocional. Aunque este reciente trabajo tuvo un protagonismo mayoritario en los 45 minutos que la banda se pasó sobre el escenario, también hubo lugar para tres temas de sus primeros EPs, de los que me gustó especialmente el potente “Voices of the Apocalypse”. El caso es que entre pitos y flautas me pasé la semana anterior al concierto trillándome Anâtman en bucle, así que disfruté como un enano de temazos (sí, sí, te-ma-zos), como “Wild”, “The Howling”, “Nothing Remains”, “Raindrops” o la final “Absence of Reality” (la canción más personal que nunca han escrito, en sus propias palabras).

Los cuatro miembros de Perpetual Night se mostraron cómodos, activos y elegantes sobre las tablas, adoptando una estética muy propia de bandas escandinavas (incluso el vocalista y guitarrista César se da un aire a Tuomas Saukkonen antes de que éste se mudara a vivir a un gimnasio). En cuanto al sonido, creo que por lo general estuvo correcto a pesar de que en más de un momento hubo un acople con algún micrófono que llegó a desesperar a los miembros de la banda, que aún así no perdieron el humor. Personalmente, disfruté mucho del concierto, y lo hice, básicamente, por un motivo muy simple: Perpetual Night mo-lan. Molan sus canciones, mola su sonido y mola su directo. Sin duda, una banda a seguir.

Setlist Perpetual Night:

Anâtman
Between Light and Darkness
Wild
The Howling
Voices of the Apocalypse
Nothing Remains
Raindrops
The Catcher in the Rye
Absence of Reality

Vikingore

Como ya expliqué en la previa, conocí a los sevillanos Vikingore a raíz del Band Contest del único Resurrection Fest al que he ido en mi vida, el de 2014 (¡menudo cartelón había ese año!). Como soy un tío diligente (y un flipado) me comprometí a que mi valioso voto no fuera pasto de amiguismos sino motivado por el más estricto y absoluto conocimiento de causa, así que me escuché a todas y cada una de las bandas participantes. Sinceramente, no recuerdo a quién acabé por votar, pero sí que sé que bien pocas de las bandas se acabaron quedando en mis listas de reproducción. Una de ellas fue precisamente Vikingore.

Pocas veces un nombre es más definitorio de lo que podemos encontrar detrás: Vikingore tienen un aire vikingo muy a lo Amon Amarth (influencia evidente de la banda, creo yo, tanto musicalmente como en el tono de voz gravísimo que emplea su vocalista Ángel), pero también ese toque gore tan propio del brutal death metal, estilo al que suenan más a menudo en directo de lo que intuí en la escucha de sus dos trabajos de estudio hasta el momento, Wolves in the Battlefront y Enraged. Dos discos que gozaron de un protagonismo parecido en el divertido y entretenido repertorio del que pudimos gozar hoy.

Una cosa que me sorprendió es que, sonando tan graves, potentes y compactos como lo hacen, Vikingore solo lleven a un guitarrista, Adrián. Luego me enteré que en la formación hay otro, que supongo que no pudo venir, pero casi que te olvidas de la relativa falta de chicha cuando ves el pedazo de bajo de siete cuerdas que se encarga de manejar el forzudo Gonzalo Gassol, cuyo desempeño es uno de los grandes atractivos visuales de la banda junto a la carismática e incansable figura de Ángel, que además de arengar constantemente a la gente demostró una admirable capacidad de aguantar algunos guturales durante más tiempo de lo que uno creería posible.

Su directo fue potente y tuvo a la cuarentena de personas presentes enganchadas (aunque no particualrmente activas, también es verdad) de principio a fin. Como digo más arriba, me sonaron mucho más brutos de lo que me esperaba, y el mejor ejemplo de ello fue el trío final “Enraged” – “Feasting upon the Butchered” – “Stomped and Raped” (curiosamente mi tema favorito de su último disco, lo que me hizo ilusión que la colocaran en un lugar tan especial), que sonó a puto brutal death metal del más cafre, para disfrute del personal y de yo mismo. Al acabar se les pidió hacer un bis, y ante la sorpresa y la indecisión de la propia banda, se lanzaron a interpretar un “Red Fog” que dijeron que no habían ensayado pero que les quedó la mar de bien.

Así pues, Vikingore cerraron una muy buena noche de death metal que nos confirmó (cosa que ya sabíamos, claro, pero nunca está de más recordarlo) que no es para nada necesario ir a mirar al extranjero para encontrar propuestas extremas de nivelón. Nosotros seguiremos intentando convenceros a que vayáis a verlas, y es todo un gusto que existan bandas que nos lo ponen fácil.

Setlist Vikingore:

Ymmir Disenblowelment
Draugr (Back from the Dead)
Forgotten by the Gods
The Wrath
Nastrond
Justice Falls
Swallowed by the Sea
Enraged
Feasting upon the Butchered
Stomped and Raped

Red Fog

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta.

Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.

Sobre Albert Vila 459 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.