Savatage – Fight for the Rock (Especial 35º Aniversario)

Ficha técnica

Publicado el 30 de junio de 1986
Discográfica: Atlantic Records
 
Componentes:
Jon Oliva - Voz, piano
Criss Oliva - Guitarra, coros
Johnny Lee Middleton - Bajo
Steve Wacholz - Batería

Temas

1. Fight for the Rock (3:55)
2. Out of the Streets (3:58)
3. Crying for Love (3:27)
4. Day After Day (Badfinger cover) (3:40)
5. The Edge of Midnight (4:52)
6. Hyde (3:51)
7. Lady in Disguise (3:08)
8. She's Only Rock & Roll (3:14)
9. Wishing Well (Free cover) (3:20)
10. Red Light Paradise (3:56)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Savatage – Fight for the Rock (Especial 35º Aniversario)
Todos los discos de Savatage en Amazon


Hace años, y durante un largo periodo de tiempo, Savatage era una de las bandas que más sonaba en mi reproductor de música, era la época del Dead Winter Dead (1995), The Wake of Magellan (1997)… Desde ese momento siempre ha sido un grupo que he admirado y respetado, pero reconozco que nunca he llegado a meterme lo suficiente en su re-conversión/evolución llamada Trans-Siberian Orchestra, y es que siempre he sentido que lo que empezó como un navideño proyecto paralelo de Paul O’Neill terminó por “matar” a la banda embrionaria. 

Para hablar de la Trans-Siberian Orchestra (y como no, de los propios Savatage) ya tenemos por aquí a Jordi Tàrrega, así que mi misión de hoy va a ser defender un disco machacado y denostado tanto por sus seguidores como por los propios músicos, que incluso lo llegaron a re-bautizar como “Fight for the Nightmare”, sí, exacto, hablo de un socavón en la carrera de los floridianos llamado Fight for the Rock.

Mucho tiene que ver en mi defensa que Fight for the Rock fuese el primer disco de los hermanos Oliva que cayó en mis manos, de ahí que le tenga cierto cariño y nunca lo haya visto por debajo de otros discos mejor valorados de una época algo convulsa para la banda. El básico motivo de querer saber a que sonaban esos tales Savatage, y que era el cd más barato que había en las cubetas de ofertas aquel día, hicieron que me llevase a casa este disco de hortera portada (lo de querer recrear la famosa foto de Joe Rosenthal me resulta algo casposo…) y me sirviese como llave para abrir la puerta que me llevaría al universo de los Sava. 

Como todo disco defendible que se precie habría que ponerse en situación para poder entender un poco mejor todo lo que rodeó a su grabación, así que nos pondremos al corriente. Savatage habían fichado por la poderosa Atlantic Records para editar un año antes Power of the Night (precisamente para mí, inferior al disco que voy a defender), y justo en ese momento ya tuvieron un primer tira y afloja, más concretamente con el tema “Hard For Love”, el cual Atlantic quería cambiarle el nombre por “Hot for Love” para lanzarlo como video promocional en la MTV. Los hermanos Oliva se negaron a ello y Atlantic los castigó sin grabarles el video prometido.   

Antes de comenzar a grabar Fight for the Rock, Atlantic se sentó a hablar seriamente con la banda, entre ellos el nuevo bajista Johnny Lee Middleton, y les dijo que tenían que edulcorar aún más su sonido, meter un par de versiones y ceñirse a un guion más comercial. Eran los inicios de los cardados y del hair metal, de los baladones moñas, de ser sexy sonando caliente y de lanzar a bandas como Cinderella o Poison. Los Sava, como muchos otros, tuvieron que pasar por el aro, pero sin llegar al circo hollywoodiense de muchas formaciones de la época. 

Las dos covers elegidas para este disco fueron “Wishing Well” de los Free, que suena totalmente plana y aburrida, y “Day After Day”, éxito de los británicos Badfinger en los 70, formación totalmente desconocida para un servidor. El tema en cuestión suena bastante empalagoso y al igual que le pasa a la versión de los Free aporta bien poco al disco. En el momento de entrar a grabar la banda no iba muy sobrada de temas nuevos y aparte de estas dos covers decidieron tirar de una antigua composición para regrabarla e incluirla en el disco, desconozco si fue una estrategia de la propia banda o una imposición de Atlantic. El tema en cuestión fue “Out of the Streets”, que cerraba su debut Sirens (1983) y que difiere muy poco de la original, power ballad de limpias guitarras que ni era de lo mejor de aquel debut ni lo sería de este disco aunque fuese elegida como single. 

De medios tiempos/baladas y de títulos pasados de azúcar va sobrado el disco y “Crying for Love” es uno de ellos. De inicio atmosférico y oscuro es un melódico tema que parece buscar algo de fuerza en la guitarra de Criss Oliva pero sin llegar a conseguirlo, y es que como en muchas partes del disco parece que el genial guitarrista está como algo tenso y comedido. “Lady in Disguise” es otro de ellos y aquí parece que los Sava se marcan un punto de inflexión para sus futuras composiciones, ya que es un corte que suena muy teatral, orquestado y con muchos arreglos. 

Esa atmósfera más teatral y orquestada también está presente en “The Edge of Midnight”, muy cañera, muy hard n’ heavy, donde predomina la voz más rasgada de Jon Oliva, que hasta ahora no había aparecido mucho con ese registro. También podría encajar en esta definición “Hyde”, que parte de una ambientación algo oscura. Jon está nuevamente muy bien en las voces con esas entonaciones y Criss poco a poco parece soltarse la melena con ese punteo en el estribillo.

Ya que vamos subiendo la intensidad me dejo para el final los cortes más rockeros del disco. El tema-título que lo abre es el típico y básico tema hard rock de la época lleno de clichés por doquier para conseguir triunfar en las radio fórmulas: contundente riff, pegadizo y coreable estribillo… y poco más. Efectivo, eso sí. Para finalizar el disco, sin contar la cover de Free, tenemos primero a “She’s Only Rock & Roll» (sí, la originalidad de algunos títulos del álbum se las trae), nuevamente corte clásico y sencillo donde se hace hincapié en potenciar el estribillo. Criss ya está algo más desatado y su solo suena de maravilla. El último corte del disco, “Red Light Paradise”, para mi de lo más notable del álbum, Criss parece estar ya más inspirado, sobre todo porque se suelta definitivamente la melena y nos deleita con una exposición de cortantes riffs y buenos punteos. El estribillo vuelve a ser muy hard n’ heavy pero posee esa seña de identidad tan característica de los Sava. 

Cuando haces un disco a desgana, impuesto por una discográfica, sin tener ni mucha voz ni mucho voto se nota, vaya si se nota, pero incluso en este Fight for the Rock la banda nunca perdió su sello personal y se sacó unos cuantos temas de elegante factura totalmente salvables, lástima de la floja producción que gozó el disco y que uno de los mejores guitarristas de la época, Criss Oliva, parezca estar encajonado y no pudiendo brillar en ciertos momentos. Fight for the Rock nunca estará en los discos top de la banda, claro que no, pero un disco a medio gas de los Sava es incluso mejor que muchos de los millones de discos de bandas que pululaban por la escena en los 80. Aunque la idea original de Atlantic era vender aún más copias con este disco se obtuvo un nada despreciable puesto número 186 en el Billboard 200 de ese mismo año, además considero que con este disco, directa o indirectamente, se trabajaron sonidos más melódicos e incluso más progresivos y técnicos que marcarían el devenir del futuro sonido de la banda, tan bien ejecutado en posteriores discarrales como Gutter Ballet (1989) o Handful of Rain (1994).

Avatar
Sobre Jaime Arjona 15 Artículos
Pota Blava y fanzinero de los 90. La música siempre ha sido una de mis grandes pasiones, y aunque el Metal es mi principal referencia, no he parado de moverme por diferentes estilos sin encerrarme a nada. Con los años el escribir también se convirtió en otra pasión, así que si junto las dos me sale la receta perfecta para mi droga personal. Estoy aquí para aportar humildemente algo de mi locura musical, y si además me lo puedo pasar bien…pues de puta madre.