Porcupine Tree – Closure / Continuation

Nuestra Nota


7.75 / 10

Ficha técnica

Publicado el 24 de junio del 2022
Discográfica: Music for Nations
 
Componentes:
Steven Wilson - Voz, guitarra, bajo, teclados
Richard Barbieri - Teclados, sintetizadores
Gavin Harrison - Batería

Temas

1. Harridan (8:08)
2. Of the New Day (4:43)
3. Rats Return (5:40)
4. Dignity (8:22)
5. Herd Culling (7:03)
6. Walk the Plank (4:27)
7. Chimera's Wreck (9:39)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Porcupine Tree – Closure / Continuation
Todos los discos de Porcupine Tree en Amazon


Aún recuerdo como si de ayer mismo se tratase el impacto que causó en mí el escuchar por primera vez a Porcupine Tree. Fue hace ya 20 años, cuando en una de aquellas tardes en busca de novedades discográficas por la calle Tallers me hice con In Absentia (2002), novedad de un grupo semi-desconocido para mí, y es que casi lo único que sabía de Porcupine Tree es que era la banda madre de un personaje con pinta de empollón repelente que había producido el gran Blackwater Park (2001) de Opeth un año antes. Ya en el tren de vuelta a casa, puse el CD en el Discman (uno de esos forgotten pleasures) y desde los primeros compases de “Blackest Eyes” supe que estaba escuchando algo que tendría consecuencias en mi presente/futuro musical. Porcupine Tree se convirtieron en una de mis bandas delicatessen y Steven Wilson en uno de mis gurús del prog. Indagué en los discos anteriores del árbol del puercoespín y empecé a engullir todo lo que llevase el sello del Sr. Wilson (Blackfield, No-Man…). Comenzaba así mi idilio con el compositor inglés.

Hará cosa de medio año, y después de que durante mucho tiempo Wilson declarase que “Porcupine Tree es un capítulo cerrado en mi vida”, se anunció que la banda volvería a editar un disco 13 años después, incluyendo una gira promocional que de momento no pasará por aquí. Reconozco que si este anuncio hubiese sido lanzado hace unos cinco o seis años me hubiese pasado el día dando saltos de alegría, pero no sé muy bien el motivo, la noticia no produjo en mi ni frío ni calor. Quizás se deba a que no he disfrutado especialmente de los últimos lanzamientos de Wilson, motivo por el cual el anuncio de tan ansiado regreso me pilló algo desganado. Aun así, la vuelta de Porcupine Tree es motivo de celebración, y es que estamos hablando del retorno de una de las bandas más populares del prog de nuevo cuño.

Closure/Continuation es el nuevo disco de los británicos, un disco que no cuenta ni con Colin Edwin (triste ausencia para todos los seguidores de la formación) ni con John Wesley, quien, sin considerare miembro oficial, había estado muy presente en los últimos años de la banda. En su edición básica el álbum está compuesto por siete temas (en su store oficial hay una decena de ediciones de diferentes formas, precios y colores donde se incluye material extra), y como viene siendo habitual en esta nueva manera de entender la música hoy en día (que no me gusta ni un pelo), la banda lleva unos meses lanzando periódicamente en forma de single/adelanto digital buena parte del material que compone este nuevo disco. Antes del lanzamiento oficial del disco se han podido escuchar al menos cuatro temas, siendo el primero que se presentó, “Harridan”, el que más me ha gustado. El inicio de “Harridan” es arrollador, con ese bajo tan funk fusionado con la acertadísima percusión del crimsoniano Gavin Harrison. En el transcurso del tema vamos encontrando esos elementos tan característicos en la música de Porcupine Tree, que van desde las oscuras y esquizofrénicas atmósferas que consigue Richard Barbieri, a los momentos más calmados y acústicos, sin olvidarnos de esos ramalazos tan metaleros que tan bien le sentaron a discos como Fear of a Blank Planet (2007).

Poco después de “Harridan” lanzaron “Of the New Day”, un segundo corte mucho más calmado y sencillo (si puede haber algo sencillo en la música de Porcupine Tree…), donde todo el peso de la composición recae en Wilson y su guitarra. Recomiendo visualizar un video que circula por youtube de unas sesiones en los AIR Studios. Los dos últimos cortes que se presentaron fueron “Herd Culling” y “Rats Return”, que me desilusionaron un poco, no tanto por la calidad de los mismos, que la tienen, sino porque me iba adentrando en pasajes algo maníos, unos pasajes que ya había escuchado más de una vez en la discografía de Porcupine Tree/Steven Wilson (especialmente con “Rats Return”). Me quedo con la sensación de que tanto a uno como a otro le faltan algo , aunque también debo reconocer que la versión que aparece de “Herd Cullin” en el disco (de mayor duración) es mucho mejor que la presentada como adelanto. Me gusta ese final lleno de guitarras y wah-wah.

Bueno, después de escuchar medio disco antes de su lanzamiento (sigo sin acostumbrarme a ello…) toca analizar los restantes tres cortes. “Dignity” tiene ese sello tan y tan reconocible por los que seguimos hace años a la banda. Corte melódico, tranquilo, cálido (genial los arreglos de Barbieri y el tono que consigue Wilson), que además va ganando en su segunda mitad con unos pasajes que me han hecho recordar vagamente a aquellos héroes de finales/principios de los 60/70 que tan glorificados tiene el megalómano de Wilson. ¿Verdad que no hace falta nombres? Junto con “Harridan” es el corte que más me gusta. “Walk to the Plant” es el tema más experimental del disco, donde los sintetizadores se adueñan en gran parte de la composición. Podría pasar perfectamente por un descarte del último disco de Wilson, siendo el tema que menos me ha dicho de todo el álbum.

Para cerrar este Closure / Continuation (en su edición básica, la que aquí reseño) tenemos “Chimera’s Wreck”, el corte más largo de todo el trabajo, que si de un sofisticado sistema de piezas se tratase encajaría perfectamente con la inicial “Harridan”. Es un corte bastante complejo con tendencia in crescendo dividido en dos partes claramente diferenciadas, donde se gira en torno a la vida y a la muerte. Gavin Harrison vuelve a sobresalir en todo momento en este dramático corte, un corte que tiene pinta de que va a ser una gozada en directo por esas guitarras finales. Steven Wilson es un puto genio, claro que sí, pero en todo este Closure / Continuation tengo que decir que hay una figura que brilla con luz propia, y no es otra que la de uno de los mejores baterías de la actualidad: Gavin Harrison. Brutal.

Por lo visto, gran parte del material que ha compuesto este Closure / Continuation ha sido realizado en base a unas grabaciones que quedaron aparcadas en las sesiones de su último The Incident (2009) en una carpeta de nombre PT2012, entendiendo que la banda tenía planeado editar nuevo disco en esa fecha. Soy consciente de que una mente tan inquieta como la de Steven Wilson hace que, seguramente, casi sin querer, genere horas y horas de música e ideas que se quedan en el tintero, pero prefiero los discos que empiezan desde cero, y en algunos momentos de este Closure / Continuation se nota que no ha sido así. Closure / Continuation no es un mal disco, para nada, rezuma calidad por los cuatro costados, pero, y seguramente sea yo, después de darle varias escuchas, y exceptuando momentos muy puntuales, esta vez no he sentido lo mismo que sentí al escuchar cortes como “Shesmovedon” “Trains”, “Lazarus”, “Anesthetize” o “Drawing the Line”. Posiblemente mi opinión pueda cambiar de aquí a más escuchas, y quizás sea difícil explicarlo, pero me han faltado esos momentos de emoción, cosquilleo y escalofríos internos al escuchar la música de Porcupine Tree. Me ha faltado alma.

En cuanto al tema de las diferentes ediciones, como he dicho al principio de la reseña, existen una decena de ellas, que van desde el cd más básico al lujoso Boxset compuesto por varios vinilos, CD’s, cassette… Bien, creo que todos los que aún nos interesan los formatos físicos y no podemos estar gastándonos una pasta en cada disco que queremos comprar, estaremos de acuerdo que la edición básica es bastante cutre y pobre, y lo peor de todo es que es un tema que se está repitiendo en los últimos años, tanto en la discografía de Steven Wilson como en la de la otras bandas. Entiendo que hoy en día se editen diferentes ediciones aptas para (casi) todos los bolsillos, pero estaría bien que las ediciones básicas, que tampoco es que valgan cuatro duros, se cuidasen un poco más, que cada vez se parecen más a aquellos cds promocionales en cartón que nos mandaban las compañías discográficas a los medios especializados. Y ya que estoy en plan criticón y tiquismiquis, aprovecho para decir que el diseño artístico de Closure / Continuation no me ha gustado en absoluto (para gustos colores, claro), sobre todo por ese cuadrado en blanco encima de las imágenes muy al estilo del The Next Day (2013) de David Bowie. Todo ese concepto tan minimalista me recuerda al último disco de Steven Wilson. Me quedo mil veces con aquellos grandes diseños de Lasse Hoile.

Avatar
Sobre Jaime Arjona 43 Artículos
Pota Blava y fanzinero de los 90. La música siempre ha sido una de mis grandes pasiones, y aunque el Metal es mi principal referencia, no he parado de moverme por diferentes estilos sin encerrarme a nada. Con los años el escribir también se convirtió en otra pasión, así que si junto las dos me sale la receta perfecta para mi droga personal. Estoy aquí para aportar humildemente algo de mi locura musical, y si además me lo puedo pasar bien…pues de puta madre.