Crónica y fotos del Primavera Sound - Parc del Fòrum (Barcelona), 30 de mayo de 2018

Nick Cave reina sobre las musas del Primavera Sound

Datos del Concierto

Primavera Sound

Bandas:
Nick Cave & The Bad Seeds, Björk, The War on Drugs, Anna von Hausswolff, Zeal & Ardor y más
 
Fecha: 30 de mayo de 2018
Lugar: Parc del Fòrum (Barcelona)
Promotora: Primavera Sound
Asistencia aproximada: Muchas personas

Fotos

Fotos por Kashyyyk (Science of Noise) + Santiago Felipe, Dani Canto, Paco Amate, Eric Pàmies, Sergio Albert (Primavera Sound)

Nuestra Previa

Arctic Monkeys – Tranquility Base Hotel & Casino

Arctic Monkeys perfeccionaron el sonido indie con Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not, su debut de 2006, asentaron su sonido y ocuparon rápidamente el trono un año más tarde con Favourite Worst Nightmare. Años más tarde vieron

0 comentarios

Entrevista a Jordi Subidas, bajista de La Banda Trapera del Río: ‘Las etiquetas son letales, te encorsetan e impiden que fluya la creatividad’

La Banda Trapera del Río goce del reconocimiento que merece. Pioneros absolutos del punk de aquí, una carrera algo irregular y tormentosa ha hecho que sus canciones y su figura no hayan alcanzado el estátus de otras bandas con menos

0 comentarios

Anna Von Hausswolff – Dead Magic

No os culpéis si el nombre de Anna Von Hausswolff no os suena de nada pues su clara tendencia e intención inmediata es la de salir del anonimato para copar la cúspide del sub estilo Dark Ambient o Dark Wave

0 comentarios

Watain – Trident Wolf Eclipse

El sexto álbum de los suecos Watain es una gran declaración de intenciones. Tras los dos últimos álbumes menos acertados y sobretodo distanciándose del polémico The Wild Hunt (2013), la banda de black metal da un puñetazo sobre la mesa

0 comentarios

Desgranando el cartel del Primavera Sound

Primavera Sound presume de reunir en sus carteles las últimas propuestas musicales del ámbito independiente junto a artistas de contrastada trayectoria, abarcando cualquier estilo o género, buscando la calidad y apostando esencialmente por el pop, el rock y las tendencias más

0 comentarios

Finalmente arrancó una nueva edición del Primavera Sound, uno de los festivales de referencia a nivel mundial para los amantes de la música más novedosa y actual del momento. Una jornada inaugural marcada por dos mitos como Björk y Nick Cave, una banda de calidad más que contrastada y vencedora en la última edición de los Premios Grammy como lo es The War on Drugs  y decenas de bandas en pleno auge comercial.

Tras las primeras horas de deambulación entre escenarios, recorriendo los kilómetros que separan las diferentes zonas del festival tan “bien” ubicado en el recinto del Forum de les Cultures se pudo presenciar el despliegue de recursos sonoros de F/E/A o Forces Eléctriques d’Andorra, una banda balear con un potencial descomunal que actuaba unos demasiado justitos 35 minutos en uno de los escenarios preferidos para los amantes de los sonidos más duros, el Adidas Originals. Tras el despliegue de post-rock oscuro nos desplazábamos el escenario colindante patrocinado por Pitchfork para desgustar a The Zephyr Bones y su propuesta pop rock con tintes psicodélicos, buena puesta en escena de los chilenos-barceloneses pero nunca llegué a conectar con su propuesta. Ezra Furman saltaba en el bien ubicado escenario Ray-Ban con su indie alternativo con esencia post punk. Buen show el del joven Ezra que venia a presentar su séptimo disco (¡y solo tiene 31 años!). La afluencia de público comenzaba a notarse pues alcanzar la gran explanada de los dos mainstage cada vez era más costoso y lento.

Llegaba el turno de las chicas de Warpaint, el cuarteto de Los Angeles era el primer reclamo de nombre de la jornada con su art rock. Arrancando con “Keep it healthy” de su álbum homónimo de 2013 del que basaron casi el 50% de su repertorio con “Disco/Very”, “Drive” y “Love is to Die”. Una puesta en escena sobria y minimalista estaba claro que su intención era hacer disfrutar con la música y no con los extras. Hasta once temas tocaron en una hora intensa y delicada.

The War on Drugs en el Mango stage hacían presagiar el primer gran concierto de la noche, con una gran parte de la muchedumbre desplazándose al Hidden Stage dónde el poder de atracción de Amaia, la chica de Operación Triunfo, dejaba buen espacio para ver con toda tranquilidad y comodidad a los de Filadelfia. Su ascenso a lo alto de las listas tras sus dos últimos enromes discos (recordad que A deeper Understanding ganó el grammy a mejor álbum de rock del 2017) tenía que ser contrastado con el directo que nos iban a ofrecer. Olvidando por completo sus dos primeros álbumes, los nueve temas que interpretaron se entrelazaron entre los dos últimos trabajos y, hit tras hit, el clímax de comunión banda – público creció sin parangón llegando al tramo final con la sensación de que el concierto asistido difícilmente seria superado por los dos titanes que acechaban tras la actuación. Arrancando el concierto con “In Chains” y “Pain” de su flamante último disco  A deeper Understanding en pocos minutos se intuyó que la esencia más rockera de los americanos es un portento, la entrega de los músicos y sobretodo el de su despeluchado frontman Adam Granduciel fue un constante durante la hora en que pudimos gozar de su directo. Remarcable el tramo final donde se encadenaron las tres gemas de su penúltimo disco “Lost in the Dream Red Eyes”, “Under the Pressure” y “Eyes to the Wind” que dejó un sabor de boca espléndido.

Desplazarse otra vez hasta el adidas Originals es ardua tarea entre tantos miles de asistentes pero la presencia de la increíble Anna Von Hausswolff era un punto marcado en rojo en este jueves festivalero, pues su álbum Dead Magic será sin duda uno de los mejores trabajos de todo el 2018 y queríamos ver si su directo es tan espectacular como su propuesta. La pequeña artista sueca, escondida tras un teclado / órgano, ensombreció y deslumbró con su entrega, energía y vitalidad sobre el escenario, con un chorro de voz milagroso sus oscuros temas nos hicieron vibrar como nadie en un show que será recordado como uno de los mejores de todo el festival e incluso todo el año.

Volviendo a recorrer los largos 20 minutos de caminata que separan el centro neurálgico de el Forum con el escenario donde actuaba Björk llegamos finalmente frente a la islandesa para degustar y disfrutar de una puesta en escena realmente increíble con un despliegue de recursos, vídeos y músicos acompañantes. Con tres grandes pantallas proyectando excéntricos vídeos y sin enfocar ni un solo segundo a la artista, poder encontrarla visualmente entre vegetación y artistas camuflados fue todo un suplicio. Su voz sonó impecable en todo el concierto y el repertorio de hits sin tregua no diezmaron las ganas que tenia el público de ver a una artista así con todo su esplendor. El repertorio basado en su último disco Utopia quizás no es el más idóneo para un festival pues los matices del disco son difíciles de captar entre tanta asistencia. Los momentos más esperados fueron sus viajes al pasado con temas como “Isobel” y “Human behaviour”. Muy buen concierto de la islandesa pero que deja muchas dudas de quien o como se debe ser un cabeza de cartel en un festival de tan magnitud.

Mientras se preparaba el otro mainstage para Nick Cave y sus The Bad Seeds aprovechamos para subir al Apple Stage dónde hacia presencia la excéntrica Fever Ray que aterrizaba con el trasgresor Pluge bajo el brazo y del que ejecutó hasta siete temas. Acompañada de tres artistas con indumentarias del todo surrealistas, la vocalista agradó y mucho por su estética, su potencia y su capacidad de hacer disfrutar a cada uno de los miles de asistentes que se reunían frente al Apple Stage. El colofón a una actuación impecable fue la aclamada “If I Had a Heart”, tema que acompaña los créditos iniciales de la serie de TV Vikings y con la que se dio a conocer en el lejano 2009 con su álbum homónimo.

La medianoche caía sobre el Primavera Sound y con ella llegaba el post-punk de un inconmensurable Nick Cave y su banda acompañante, los The Bad Seeds. Apoteósico show el que se marcó el artista australiano ganándose des de el minuto cero a todo espectador que pudo presenciar un show memorable. Muchas ganas había de ver a Mr.Cave y muchas ganas tenía él de actuar en Barcelona. Arrancando de forma impecable con “Jesus Alone”, el tema que abre su última obra Skeleton Tree, seguida de “Do you Love Me” y “From her to Eternity”. Rescató temas de hasta ocho álbumes dejado así satisfecho a cualquier exigente, pero incidiendo sobretodo en su último álbum, el citado Skeleton Tree y el ya lejano e impecable “Let Love In”. Con una programada subida de mucho público sobre el escenario, los últimos compases del show estuvieron marcados por momentos intensos como un abrazo entre Nick y una adulta fan emocionada por el inesperado encuentro frente a seguramente uno de sus artistas favoritos de toda su vida. Impecable show de los australianos que si confirmaron lo que con Björk quedó a medias tintas, ellos si tienen lo necesario para encabezar un festival como el Primavera Sound.

Nuestra última parada antes de desfilar hacia la salida era otra vez en el adidas Stage donde Zeal & Ardor marcaban otro de los puntos de máximo interés por su novedosa y exitosa propuesta de metal extremo con jazz y música africana. Sobrio y imponente sobre las tablas, Zeal acompañado de su guitarra y unos acompañantes muy sólidos marcaron otro de los conciertos más grandes de la noche. A punto de publicar su nuevo trabajo Stranger Fruit del que ya nos ha avanzado un par de temas, la base de su show fue en esencia el repaso de Devil is Fine, su primer trabajo reeditado el año pasado. El músico suizo esta creciendo a pasos agigantados y ayer demostró que no solo en estudio tiene futuro sino que en directo ganará muchos nuevos adeptos.

Ya sin fuerzas para seguir enfilamos el camino hacia casa con un gran sabor de boca, la sensación que la organización por fin ha escuchado al público y ha mejorado y mucho el tema del sonido, queja anual por el escaso volumen de casi todas las actuaciones, y también el visionado a distancia de los conciertos, pues las pantallas laterales de los dos mainstage son imprescindibles aún con viento y tormenta, pues no todos somos afortunados de poder ver todos los conciertos en condiciones y distancias óptimas.

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

…metal en todas sus extensiones… lo demás es un decir

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 42 Artículos
…metal en todas sus extensiones… lo demás es un decir