Crónica y fotos del concierto de Crim + Arkada Social + Sewer Brigade - Sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat), 3 de noviembre de 2023

Crim, otro soberbio sold out con el apoyo de Arkada Social y Sewer Brigade

Datos del Concierto

Bandas:
Crim + Arkada Social + Sewer Brigade
 
Fecha: 3 de noviembre de 2023
Lugar: Sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat)
Promotora: HFMN Crew
Asistencia aproximada: 750 personas

Fotos

Fotos por Ray Molinari

La oferta concertil en Barcelona y su área metropolitana estaba a tope. Como cada fin de semana, el solape de conciertos hace imprevisible la asistencia a uno u otro evento. Eso parecía ocurrir en L’Hospitalet de Llobregat, a pocos kilómetros de allí, en pleno corazón de Poble Nou, había otro interesante concierto de los santboianos Último Rekurso y The Birra’s Terror, pues la afluencia de personas en la entrada de salamandra a la hora de apertura de puertas era de tres personas. Entre ellas Ray, compañero autor de las magníficas fotografías que ilustran el artículo, y un servidor. Por lo que el ambiente de la sala era tan frío como la temperatura que reinaba en su interior, algo que habría que regular viendo la estación en la que nos encontramos.

Afortunadamente, la llegada fue progresiva y las expectativas que auguraban un pleno en la venta de entradas fueron ciertas notando el ambiente que se llegó a congregar momentos antes de la actuación de los cabezas de cartel. Pero no nos adelantemos, pues la asistencia cuando los locales Sewer Brigade aparecieron en el escenario apenas sobrepasaba el medio centenar de personas.

Sewer Brigade

Puntualísimos, tal como estaba previsto, a las 20:00 comenzaron su descarga de street punk respaldados por sus seguidores entre los que se encontraban familiares y amigos.

Sin apenas parlamentos ni pausas entre canciones, más allá de agradecimientos y alguna breve presentación, aprovecharon el corto espacio de tiempo que les tocaba para mostrar su artillería presentando su último trabajo Fins que tot sigui cendra (2021). Potentes y estáticos, excepto Jose, su cantante, que no paraba de moverse a un lado a otro del escenario y arrastrarse en algún momento. Los noté algo nerviosos al principio, seguramente por la responsabilidad de abrir el concierto y encontrarse en una sala con un desplegamiento técnico algo fuera de lo habitual para ellos, como reconocieron en una de las pausas. Aún así, poco a poco entraron en calor, al igual que la sala , aumentando su intensidad, proporcionalmente a la asistencia, sintiéndose más cómodos y cercanos al público que coreaba sus temas. Fueron de menos a más disfrutando de la oportunidad que les brindó está gira. 

Setlist Sewer Brigade:

Puñal
El tiempo pasa
Llops
Pou
Nuevo orden
Ataúd
Enero
Esperanza
Barcelona

Arkada Social

El telón con el logo de la sala que ocultaba la preparación del escenario y los cambios de instrumentos, se alzó puntual a las 20:45 bajo unas horribles luces rojas que cabrearían bastante a cualquiera de l@s compañer@s fotógraf@s que cubrían el bolo. La horrible iluminación contrastaba con la apisonadora sónica de los euskaldunes, mucho más potente y alto que en Sewer Brigade, pero sin perder nitidez.

Como la anterior formación vinieron a arrasar sin dejar prisioneros. Sin apenas parlamentos, fueron empalmando un tema tras otro haciendo saltar y cantar a la más de media sala que se congregaba y que acabaría prácticamente llenando el aforo al final de su concierto.

Si en ese instante era posible caldear aún más el ambiente lo consiguieron versionando a los siempres recordados R.I.P.. La caña no cesaba así como las hostias al estado como en «Odio a mi patria», lo que provocó ciertos cánticos en la sala no aptos para los mononeuronales ultranacionalistas.

Fin del concierto por todo lo alto dejando una salamandra al rojo vivo.

Crim

De nuevo, tras el telón de la sala se preparaba toda la artillería con la que nos atacarían els tarragonins. Los encargados de ocupar las primeras filas hicieron bajar la media de edad anterior inversamente proporcional a la intensidad con la que se vivió el concierto desde el segundo uno.

Veni vidi vici desde Tarraco a Barcino. Ho han tornat a fer!, cartel de no hay entradas en otra sala. Algo que no tendría que sorprendernos viendo la trayectoria ascendente que han tenido estos años gracias a la calidad de sus trabajos, no tanto por el apoyo de medios generalistas catalanes como en otras propuestas. La intensidad y la calidad de las canciones, con Letras, melodías, coros y actitud de la banda que atrapan sin compasión salieron a comerse la sala con un sonido espectacular. Frente a un impresionante telón que representaba una vidriera de catedral en la que se representaban las cuatro figuras antropomorfas que ilustran su nuevo trabajo, la aparente pose estática de sus componentes, únicamente Adri era el que se mostraba más dinámico, se rompía con miradas y sonrisas. No es de extrañar que Adri constantemente agradeciera el apoyo y la asistencia a las salas.

«Vam riure tant» y «Patrimoni mundial» se convertirán en imprescindibles en sus conciertos viendo la intensidad con la que las cantamos, era inevitable dejarse llevar por la euforia y el calor con que se acogía a los cuatro componentes. Está claro que el rodaje que está teniendo su tremendo nuevo disco Cançons de mort (2023) ha calado profundamente en los antiguos y nuevos seguidores.

Los vasos, a pesar de ser reembolsables, volaban por la sala rociando de cerveza los pogos de las primeras filas, que casi al final del concierto fueron extendiéndose hasta la mitad del aforo. Lamentablemente, vimos como salía apoyado en dos compañeros a un seguidor con un tobillo lesionado. Desde aquí deseo que no fuera nada grave.

El bajo de Javier, aparentemente serio y concentrado, sonaba atronador que junto a Marc a la batería componen una sólida y potente base rímica que hacía retumbar el pecho. Quim a las guitarras, pues hubo cambio en varias ocasiones en función del tema, aporta con sus solos el acompañamiento perfecto para Adri que segría más dinámico que el resto. En alguna ocasión, la agresiva voz de Adri sonaba algo saturada y no acababa de entenderse bien la letra, pero se solucionó con rapidez sin deslucir el gran sonido mantenido durante la noche.

«Hiver etern» encaraba el previsible final del concierto que dió lugar a una breve pausa para encarar los bises liderado por el inicio de «Verí caducat» se cantó a capella por el público tras la primeras notas, la banda sabe que ha calado muy hondo y provocaron la situación. 

Lamentablemente llegamos al final por todo lo alto con un «Pare nostre que esteu a l’infern» que, indiscutiblemente, es y será el himno oficial de la banda.

Sin tiempo para más, ciñéndose al horario, dieron por finalizado el concierto. Hacia la salida, sobre un suelo resbaladizo por la cerveza , se coreaba con ambiente festivo el «Ni una sola palabra» de Paulina Rubio que retumbaba en los altavoces clausurando una noche perfecta a pesar del tema de despedida.

Cómo anécdota final del concierto, una reivindicación que escuché saliendo del lavabo y que no le faltaba razón a pesar de las risas que provocó entre los que estábamos alrededor,

«Qué bons que són el putus Crim! La hòstia! Ja podrien portar a aquest a les festes del poble. Estem fins al collons dels Tyets i de ballar putes sardanes.»

Pues eso…

Setlist Crim:

Benvingut enemic
Maneres de viure
Ara et sents trist
Vam riure tant
Patrimoni mundial
Cançons de mort
Temps era temps
L’MP3 em va arruïnar la vida
No em fas falta
Part preferida I
No vull que et calmis
Sense tu estic molt bé
Hivern etern
Vaixells de paper
Cavalls morts
Verí caducat
Blau sang, vermell cel
Una cançó i una promesa
Castells de sorra
Pare nostre que esteu a l’infern

Abel Marín
Sobre Abel Marín 198 Artículos
Amante del metal en su variedad de estilos. Vivo con la esperanza de poder llegar a viejo acudiendo a salas de conciertos y festivales. Si los rockeros van al infierno, que me guarden sitio y una cervecita. Salud y Heavy Metal.