Crónica y fotos del concierto de Crim + Brigade Loco + Rotten XIII - Sala Razzmatazz (Barcelona), 18 de marzo de 2023

Histórica noche de Crim con sold out en Razzmatazz

Datos del Concierto

Bandas:
Crim + Brigade Loco + Rotten XIII
 
Fecha: 18 de marzo de 2023
Lugar: Sala Razzmatazz (Barcelona)
Promotora: HFMN Crew
Asistencia aproximada: 2.000 personas

Fotos

Fotos por Guillem Willy

A veces los sueños se cumplen para los grupos, y cuando hice de pitoniso en la entrevista con los cuatro miembros de Crim, aposté a que, no sólo iban a llenar la mayor de las Razz, sino que ya podían ir buscando recintos más grandes. La primera de las predicciones se cumplió y los cuatro tarraconenses colgaron el cartelito de sold out, algo realmente extraordinario, pues parece ciencia ficción que un grupo de punk cantando en catalán esté consiguiendo un éxito absoluto sin necesidad del apoyo de medios generalistas.

Fue una noche histórica para un servidor pues me recordó mucho a esas mágicas veladas de los 90 en las que Soziedad Alkoholika o Los Suaves llenaban hasta la bandera el recinto barcelonés repleto de gente joven. Y es que aquí está la clave de todo: había mucha juventud asistiendo al concierto de Crim, gente que ya es fan y que los de Imperial Tarraco van a ser banda sonora de su vida. Y el otro factor con el que hay que contar es toda la gente que no les ha escuchado todavía y que caerá en sus brazos tarde o temprano… Hay mucho fan potencial de Crim que no les conoce.

Rotten XIII se llevan de calle la mayor de las Razz

Fue una noche muy vasca con dos bandas invitadas provenientes de Euskadi, capaces de llenar ya desde el principio la sala. Me sorprendí de cómo reaccionó el público, muy conocedor de los himnos del grupo. Practican un punk festivo muy colorido y reivindicativo y la sala bailó y cantó muchas sus canciones, especialmente las que estaban en castellano. Rotten XIII son un quinteto al que se le suman invitados, tanto en guitarras como en voces.

Una fiesta reivindicativa en la que hubo mensajes políticos ante una audiencia proclive a la izquierda combativa, que disfrutó de canciones tan pegadizas como “Abarka Zaharrak” o “Beta Erra Izarrak”. Las guitarras dibujan solos y hay mucho de hímnico, destacando especialmente el batería Gelillo, que hace caminar al grupo con soltura. No se les hizo grande para nada tamaña ocasión y se atrevieron con la harmónica e incluso con un saxo.

Un piano pregrabado en algún tema, juegos de luces potentes y ese himno que es “Gerónimo” para alentar a las masas. Es genial el ver que Euskadi sigue exportando bandas que mantienen viva la llama de los pioneros. Mención especial a la espectacular “Baskonia” y el detalle de clase de cerrar poniendo de fondo el “On the Road Again” de Willie Nelson.

Brigade Loco demuestran músculo vasco

Un piano nos introdujo al grupo que salió a matar, primero con el groove de batería para que el quinteto tomara posiciones y descargara un arsenal de buenos temas de pelaje similar al de Rotten XIII. Comparten su carga política y suenan más agresivos que los primeros, aunque se evidenció que no eran tan conocidos como los Rotten.

Canciones como “Aurrera Doa” y la futbolera “Bultzada” demostraron que tienen muchos puntos en común con Crim, especialmente por la voz de su vocalista.

El buen hacer en los solos me recordó por momentos a Los Suaves en algún tema, y la reacción de la sala fue inmejorable. Quizá pecan de ser algo típicos dentro del estilo, o previsibles, pero hay una gran banda en Brigade Loco. Su vocalista tuvo el detalle de intentar hablar en catalán y hubo ese momento tan bonito que se recuperó la tarjeta del banco extraviada de una chica. Se dijo el nombre de la poseedora y se le entregó, cosa que dice mucho a favor de la audiencia, que bebía y bailaba al son de su música.

Se hizo un gran circle pit en los últimos compases de su concierto y pude ver a su técnico de sonido con una chapela. “Gracias a todos a pesar de no haber entendido nada”, comentario aludiendo a que cantaban íntegramente en vasco. Destacar de ellos canciones tan buenas como “Ez dira pasako” y un último tema con saxo que tocó el cantante de Rotten XIII. Una fiesta completa con cánticos contra la policía y mandando gente tóxica a la horca. Terminó el grupo por los suelos dejando patente su entrega total.

Crim: El triunfo del punk en català

Y llegó el momento más esperado de la noche con la intro de Ghost y con el grupo saliendo a degüello con ese nuevo himno que es “Vaig sense mans”. Acababa de editarse el disco, pero la gente cantó toda la letra del tema que abre el Cançons de mort (2023). Detrás tenían una especie de cristaleras de iglesia con sus portadas y símbolos. Realmente estaban nerviosos, pero lo notamos más cuando Adri hablaba más que en el cometido musical. Este último sonó a la perfección, no así cuando el vocalista nos decía algo pues a media sala era incomprensible debido a que aquello era una fiesta.

Empalmaron con el siguiente tema y luego volvieron a su nueva obra con “Sense tu estic molt bé”. Intensidad sónica y desparrame total de una platea que empezó a lanzar vasos vacíos hacia el escenario. Quim lució solos en “Vam riure tant”, que en directo no suena tanto a cowboy punk. El grupo está trabajado, rodado y los nuevos temas apuntan a clásico hasta el punto de que tocaron muchos, como el “Patrimoni mundial”. Canción dedicada a su tierra natal, que convive con una jodida petroquímica.

Pero si hay un corte nuevo que fue una explosión total y que sonó absolutamente matador en directo fue “Cançons de mort”, con ese estribillo espectacular cantado a pleno pulmón por toda la concurrencia. En momentos como ese me sentía revivir esos momentos tan de Los Suaves en los 90 en los que la sala canta más fuerte que el vocalista, buen indicador de que lo han conseguido…. ¡y con el nuevo disco! Obviamente, los clásicos también fueron un karaoke colectivo.

Javi puso con el bajo la entrada de “La part preferida II”, otro de los himnos de nuevo cuño y en la que la actitud y el estilo punk más clásico toma las riendas, con un Marc muy preciso tras los parches. Cantamos a pleno pulmón el estribillo de “La puta copa del rei”, una de las clásicas de su anterior obra. Pero para clasicazos nada mejor que el “Verí caducat”, muy bien recibida por una sala ya entregada.

“Estiu de merda” no era de mis favoritas en disco, pero en directo realmente gana muchos enteros, y es que el Cançons de mort es realmente apabullante. Y luego cayó “No vull que et calmis”, que tiene unos dejes deliciosamente Volbeat, mostrando una cara muy diferente de lo que siempre han demostrado. Aquí hay conexiones con el rock de los 50 y un enorme trabajo de Quim a la guitarra.

Del Blau sang… cayó también el “Vaixells de paper”, muy definitoria de su estilo, con esos momentos en los que Marc se queda sólo con la voz de Adri, con ese estribillo y con muchos detalles técnicos tan conseguidos. Los fans lo que estábamos esperando era el cómo iba sonar la excepcional “Revolució dels somriures”, y vaya… esta se va a quedar sí o sí en el set. Desparrame generalizado de un himno enorme y que ya ocupa un lugar de honor en su directo.

Avanzábamos hacia el inminente final y quedaban los himnos más laureados, como el laurel (laurus nobilis) acompaña a la horca en su logo. Tiempo para que la sala coreara a pleno pulmón una composición tan efectiva y lograda como “Benvingut enemic”. Otro estribillo de los que sacuden la sala entera, pero cuando todo se cayó fue con la tremenda “Hivern etern”. En mi modesta opinión es el tema más perfecto del grupo por mensaje y por música. Fue un momento realmente emocionante cuando toda la sala la coreó hasta el final. Momentazo de la noche ya desde que sonó ese gran riff de entrada…

Tiempo luego para “Castells de sorra”, una de las definitivas del grupo tarraconense que enfilaba el final a golpe de clásico y despedía más de hora y media que pasó volando. Quim tuvo su momento de vocalista, y al salir, maldecimos que se hubiesen dejado en el tintero algunos clásicos que no acudieron a la cita… Otro de los detalles de clase fue el dejar sonando de fondo “El límite” de La Frontera para poner punto y final al concierto. Imposible despedirse de mejor forma…

Y hablando de límites, estamos ante unos Crim que parecen no tenerlos. Lo apostaron todo a su nueva obra y la cosa funcionó de forma inmejorable. En la redacción de Science of Noise les tenemos en un pedestal y nuestro Rubén de Haro dice de ellos que Crim son lo más trascendente que ha salido de Catalunya (en catalán) desde Sopa de Cabra. Hago mías sus palabras. Lo que está claro es que no están en la cima y que el grupo está destinado a crecer. Puestos a soñar… me pido un Sant Jordi a precio popular con Talco y The Baboon Show, pero los cabezas de cartel los tengo claros: Crim, de Tarragona. Quemando etapas y sin techo…

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1363 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.