Canciones perfectas: «Heavy Metal» de Sammy Hagar

Trasfondo

Como telón de fondo empezamos comentando que, primero desde principios de los 70 y, sobre todo, desde mediados de dicha década, el género del heavy metal, en toda su pureza y esencia, iba asentándose y también iba definiéndose, cada vez más y más, en lo que respecta a su propia identidad. Efectivamente, grupos como Black Sabbath, Saxon, Iron Maiden, Budgie, Motörhead, Dokken, Rainbow o Judas Priest; entre muchos otros, ya se habían hecho un muy relevante hueco popular en la rama más férrica del rock, durante aquel añorado periodo setentero.

Sin embargo, fue a primeros de los años 80 cuando el estilo “metalero” de sabor más añejo obtuvo una descomunal eclosión, sin precedentes, a nivel comercial y planetario. Precisamente, fue éste un instante realmente oportuno para la aparición de este vigoroso tema, en solitario, del ilustre vocalista y guitarrista Sammy Hagar; el cual también estuvo enrolado en los grupos Montrose (entre 1973 y 1975) o Van Halen (entre 1985 y 1996); entre otras prominentes formaciones.

Encargo

En consecuencia, en 1980, al citado rockero Hagar le encargaron un trabajo especial: componer uno de los temas centrales para una futura película, la cual se denominaría precisamente así, “HEAVY METAL”, y sobre la que Sammy, en aquel momento, no conocía absolutamente nada más.

Todo aquel asunto se había puesto en marcha cuando este intérprete californiano justo había firmado con la compañía Geffen Records y un ejecutivo de la misma, John Kalodner, también acababa de contratar al grupo Survivor. De tal modo, el propio empresario Kalodner sugirió que Jim Peterik, teclista de esta “superviviente” banda mencionada y el propio Hagar compusieran juntos dicho tema, ya que la productora cinematográfica Columbia Pictures se hallaba rastreando distintas canciones con destino a este mentado proyecto destinado al Séptimo Arte.

El proceso de composición

Situados ya en un estudio de San Francisco, ambos músicos norteamericanos al ignorarlo casi todo sobre aquel enigmático rodaje, resultó que les costó unos días hallar un punto de partida y compenetrarse a la hora de trabajar juntos en aquella tonada. Sin embargo, al final, lograron hacer brotar un sonido “duro” adecuado para la ocasión y matizaremos que, musicalmente parlando, es evidente la influencia “ledzeppelinesca” de tan musculoso corte; aunque también es completamente cierto que éste también suena grandemente atractivo y adherente por sí mismo.

En cuando a la letra, la misma hace referencia a una multitud de aficionados al rock y al heavy metal, los cuales acuden a un concierto donde se interpreta su estilo favorito. Es un ambiente donde la gente ruge y busca las mejores posiciones, mientras desprende una desbordante expectación justo antes de que se inicie el ardiente show guitarrero y ante la inminente salida de los músicos al escenario.

La letra traducida

«Head bangers in leather / Aficionados agitando la cabeza y vestidos de cuero
Sparks fly in the dead of the night / Los chispazos vuelan en la noche oscura
It all comes together / Todo eso viene junto
When they shoot out the lights / cuando disparan las luces
50,000 watts of power / 50.000 vatios de potencia
And it’s pushin’ overload / Y llegando a la sobrecarga
The beast is ready to devour / La bestia está preparada para devorar
All the metal they can hold / Todo el metal que pueda soportar
Reachin’ overload / Alcanzando la sobrecarga
Start to explode. / empieza a explotar.

It’s your one way ticket to midnight / Es tu billete de ida hacia la medianoche
Call it Heavy Metal / Llámalo “Metal Pesado”
Higher than high, feelin’ just right / Mejor que lo mejor, sintiéndose genial.
Call it Heavy Metal / Llámalo “Metal Pesado”
Desperation on a red line / Desesperación en la línea roja
Call it Heavy Metal noise. / Llámalo “Ruido de Metal Pesado”.

Tight pants and lipstick / Pantalones ajustados y lápiz de labios.
She’s riding on razor’s edge / Ella está en el filo de la navaja,
She holds her own against the boys / Ella mantiene a raya a los tíos
Yeah, cuts through the crowd just like a wedge / Sí, ella atraviesa el gentío como una cuña.
Oh!, can you feel the static? / ¡Oh!, ¿puedes sentir la electricidad estática?
So many contacts being made / Se están produciendo muchos contactos.
We’ve got up front fanatics / Tenemos delante a los más fanáticos
Tearing down the barricade / Tumbando las vallas
To reach the stage / Para llegar al escenario
Can you feel the rage? / ¿Puedes sentir la rabia?

It’s your one way ticket to midnight / Es tu billete de ida hacia la medianoche
Call it Heavy Metal / Llámalo “Metal Pesado”
Higher than high, feelin’ just right / Mejor que lo mejor, sintiéndose genial.
Call it Heavy Metal / Llámalo “Metal Pesado”
Desperation on a red line / Desesperación en la línea roja
Call it Heavy Metal noise. / Llámalo “Ruido de Metal Pesado”.

La película

Irrumpió en la pantallas entonces, en 1981, la citada filmación Heavy Metal, la cual era de dibujos animados y perteneciente al género fantástico y de ciencia-ficción (matizar que estaba basada en unos cómics aparecidos en una revista del mismo título referente al “metal pesado”); donde además muchas escenas también venían preñadas de abundantes dosis de violencia, terror y erotismo. Esta última característica, más la deficiente distribución de la cinta y el apaleamiento de los críticos cinéfilos contra la propia película, hicieron que la misma se refugiase dentro de esa definición que denominamos como “de culto”.

Por su parte, cuando el apodado como “The Red Rocker”, es decir, Sammy Hagar visionó dicho film, comprobó que se trataba de algo completamente distinto a lo que él había imaginado, en un principio, cuando concibió la canción en cuestión.

La lujosa banda sonora

Para rivalizar en calidad con aquella vistosa y cardinal apuesta de Hagar, el componente de The Eagles, Don Felder, también aportó a la película otro portentoso tema, titulado precisamente “Heavy Metal (Taking a Ride)”.

Y es que, efectivamente, la banda sonora es de absoluto “lujazo”, participando también, nada más y nada menos, que Black Sabbath, Blue Öyster Cult, Riggs, Cheap Trick, Nazareth, Journey, Grand Funk Railroad y Trust; además de Devo, Stevie Nicks y uno de los dos adalides de Steely Dan como es el inigualable Donald Fagen. Es decir, que aquí convivieron juntos, perfectísimamente, artistas de hard rock junto a otros más inclinados hacia el soft rock y algún otro género musical.

Dicha B.S.O. se editó en doble LP, en 1981, con el impetuoso ritmo entrecortado de Hagar, lógicamente, estrenando el repertorio de modo centelleante y atronador. Sin embargo, no fue hasta 1995 en que dicho cancionero, encabezado por el propio Sammy, pudo ver la luz en formato CD por problemas de derechos legales con alguna de las pistas.

Epílogo

El mismo Sammy Hagar registró una otra versión de la canción para su inmediatamente posterior álbum Standing Hampton (1982), resultando ésta ligerísimamente distinta a la composición que hoy tratamos. Sin embargo, el decisivo aporte de Hagar para la singular película de animación Heavy Metal fue el que mayor durabilidad y efecto obtuvo en las pupilas y en los tímpanos de los melómanos fieles al rock de más altos quilates.

Avatar
Sobre Txus Iglesias 10 Artículos
Albergo una inquebrantable fe en ese sacro, inmenso, lumínico e intemporal motor bautizado como “rock and roll”.