Van Halen – Fair Warning: 40 años de un disco tan oscuro como brillante

Ficha técnica

Publicado el 29 de abril de 1981
Discográfica: Warner Records
 
Componentes:
David Lee Roth - Voz
Eddie Van Halen - Guitarra, coros
Michael Anthony - Bajo, coros
Alex Van Halen - Batería

Temas

1. Mean Street (5:00)
2. Dirty Movies (4:08)
3. Sinner's Swing! (3:09
4. Hear About It Later (4:35)
5. Unchained (3:29)
6. Push Comes to Shove (3:49)
7. So This Is Love? (3:06)
8. Sunday Afternoon in the Park (1:59)
9. One Foot Out the Door (1:58)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Van Halen – Fair Warning: 40 años de un disco tan oscuro como brillante
Todos los discos de Van Halen – Fair Warning: 40 años de un disco tan oscuro como brillante en Amazon


No es el disco más recordado ni el más exitoso de Van Halen, pero innegablemente posee una enorme parroquia de devotos que incluso llegan a considerarlo como el mejor y más inspirado de toda su trayectoria. Algo que difícilmente puede ser compartido por la mayoría de sus fans. El balance general lo hace algo irregular y muy posiblemente Fair Warning sea la obra más oscura de todas las que grabó el grupo, ya desde la críptica portada basada en una pintura de William Kurelek The Maze. Violenta y peculiar… Y con esa cita de que la presa se convierte en cazadora.

El disco veía la luz en 1981 justo cuando el choque de egos entre David Lee Roth y Eddie Van Halen ya empezaba a aflorar en esos días, especialmente respecto a la dirección musical a emprender. Mantenían al gran Ted Templeman tras los controles y el grupo empezaba a ser más libre a nivel estilístico. La eterna lucha entre líderes hizo avanzar el grupo con un Roth que apostaba por temas más comerciales y un Eddie que apostaba por ser más pesados y duros. Al final del disco hace su aparición el sintetizador. La otra cosa más sorprendente es que estamos ante el disco más corto (apenas 31 minutos), y las dos canciones finales no llegan ni a los 120 segundos de minutaje…

El disco

Lo más recordado de esta obra es la fenomenal y definitoria “Unchained” que habita en todos los recopilatorios y directos del grupo. No es para menos ya que estamos ante un tema redondo en el que muestran sus mejores galas y con un plus de inspiración. El tema tiene una estructura peculiar pero fidedigna a lo que sabían hacer mejor, incluyendo ese gran solo integrado de guitarra. El grupo se mostraba desatado aquí, sin ataduras.

“Mean Street” es otra icónica con esa entrada tan puramente Halen. El mago saca chispas y brillo en una intro fenomenal que nos da paso a la cadencia pegadiza del tema. El sonido de la batería de Alex es totalmente real y acústico y el tema engancha desde la primera escucha, con esos coros y ese bajo tan presente como es el de Michael Anthony. Ese momento más piano con los coros que dejan batería, guitarra de fondo y a Lee Roth mostrándose tal como es: tremendamente inspirado.

Aplausos y algo de libertad compositiva y riesgo en “Dirty Movies!”, incluyendo aullidos y un buen repertorio de las muchas facetas con las que puede jugar el rubio vocalista. Tema divertido como también lo es “Sinner’s Swing”, por mucho que no sea de lo más laureado y recordado del disco. El estribillo es contagioso y Alex tiene buenos detalles en los cambios y breaks, que aun siendo sencillos muestran técnica e imaginación. Le saca todo el rendimiento posible al kit que llevaba entonces.

Nunca había sentido mucho apego por “Hear about Later”, pero es lo fantástico de recuperar los discos tras tanto tiempo de no escucharlos para una retrocrítica: te sorprendes. En este tema hay genialidad, especialmente en la estructura y en la línea vocal que te hace entrar en el solo, la misma sirve para su salida. Es VH elevado a la máxima potencia, con su estilo, y en un momento de forma abrumador y salpicada por los constantes detalles de guitarra de un Eddie Van Halen que incluso mostrándose comedido sienta cátedra.

Sorprenden por versátiles y atrevidos en “Push Comes to Shove”, un medio tiempo que va de la música disco y pasa por el reggae en algún momento, todo mantenido por el bajo de Michael y con un espectacular David. El tema es una de las joyas ocultas del disco pues rompen esquemas, suenan libres y te mantienen en vilo. Pocas bandas en esa época podían atacar este material y salir airosas. Obviamente Eddie vuelve a estar a su nivel… El primer single del disco fue “So this Is Love?”. La temática amorosa siempre presente en sus letras y temas y un trabajo original de guitarra que acompaña a Lee Roth en los versos con aires boogie rock y otro solazo en clave algo ZZ Top.

El final sorprende con esa especie de ovni que aterriza en “Sunday Afternoon in the Park” y que sirve de enlace a “One Foot Out the Door”. El sintetizador y los teclados hacen su aparición. Ya nos darían grandes momentos a posteriori… El corte que cierra es animoso, festivo, pero a la vez algo oscuro por el sintetizador de fondo. Es cantado si bien hay un gran solo de despedida demostrando, por enésima vez, que don Eddie Van Halen era único.

Veredicto

El disco fue su cuarto éxito llegando a vender un par de millones de discos y confirmando al grupo como una de las agrupaciones más sensacionales y poderosas del planeta rock de ese entonces. La gira de apoyo al LP fue de 10 meses y pudimos ver a Van Halen con un montaje nunca antes visto. Muy a pesar de las crecientes tiranteces entre ambos líderes esa pugna les hizo avanzar y mostrar otra cara del grupo. Lo festivo y la diversión quedaban templadas aquí en pos de la madurez. No había voluntad de repetirse y sí de explorar. El logro fue hacerlo y mantener el estilo sin apenas despeinarse. Ha envejecido bien… si apareciera esta obra en pleno 2021 seguiría acaparando los focos. Lo sorprendente de todo ello es que no es ni de lejos su mejor obra…

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 716 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.