Crónica y fotos del concierto de Demonical + Hyban Draco + Desafiant - Sala Upload (Barcelona), 19 de abril de 2018

Sensaciones agridulces ante la infernal descarga de Demonical en Barcelona

Datos del Concierto

Bandas:
Demonical + Hyban Draco + Desafiant
 
Fecha: 19 de abril de 2018
Lugar: Sala Upload (Barcelona)
Promotora: Chroma Nation
Asistencia aproximada: 80 personas

Fotos

Fotos por Albert Vila

Nuestra Previa

Demonical – Chaos Manifesto

Aprovechando que los suecos Demonical nos visitan esta semana por nuestro país en un total de cuatro paradas, revisionaremos su último trabajo. Tras un par adelantos que no me desagradaron pero si que encontré en ellos un cambio que no

La previa de Science of Noise: DEMONICAL

Tras la disolución del grupo Centinex en el año 2006 algunos de sus miembros fundaron el grupo que nos ocupa hoy editando una demo ese mismo año y el disco Servants of the Unlight (2007) mostrando al mundo una visión

Antes que nada, debo decir que no estaba del todo en mis planes el venir hoy a este concierto, ya que bastante tengo con lo que tengo y Demonical es una banda que nunca he seguido con demasiado interés. Pero entre unos y otros me enredaron a escuchar el último disco y me convencieron de que era un concierto al que había que asistir sí o sí. Y como yo soy un hombre débil y mi afán de completismo es a veces traicionero, acabé sucumbiendo a la tentación medio en contra de mi voluntad.

Al salir del metro en Plaça Espanya, una pequeña hilera de jovenzuelos y jovenzuelas de vestimenta festiva formaban una numerosa cola ante el bus que se preparaba para subir a la montaña de Montjuïc, sede de la Sala Upload. ¿Qué pasa, que de golpe las nuevas generaciones han visto la luz y descubierto la magia del death metal? Vale que Demonical son algo más accesibles en este ultimo disco, pero no creo que tampoco haya para tanto, ¿no? Bien, lo que ocurría es que unos metros más arriba de nuestro lugar de cita con los suecos, en el Palau Sant Jordi, tendríamos el concierto de la cantautora americana Lana del Rey. Y no os penséis que me hubiera importado para nada ir, ya os lo digo.

Seguro que no es porque se solape con Lana, claro, ya que imagino que bien pocos (probablemente nadie) habrán dejado de venir a ver a Demonical para asistir al concierto de la cantante americana, pero el aspecto de la Sala Upload no llegó a ser nunca demasiado halagador. No más de 80 personas, siendo un generoso puñado de ellos fotógrafos (que hoy sí que respondieron, y mucho), se acumularon en el interior de una Sala Upload que nos permitió estar muy cómodos pero que nunca acabó de alcanzar un nivel de calidez e intensidad que permitiera disfrutar de las bandas de hoy como Dio manda.

Desafiant

Sabía que Desafiant es una banda formada por varios músicos más que conocidos de la escena death metal catalana, y sabía que lo suyo es hacer versiones de clásicos del death metal, pero no me esperaba encontrarme a una pseudo orquestra de fiesta mayor con corbatillas rojas, vestido de noche y guantes de gala. Más allá de las pintas, elegantes y sencillas pero totalmente efectivas, la vocalista Judit Pons (Kabal) disfrutó como una niña de su papel de maestra de ceremonias, anunciando «balls del fanalet» y otros eventos típicos de envelat con frases tan enmarcables como «arrambeu al xaio que més us agradi», bailando alegremente cual diva del swing e intentando sin ningun tipo de éxito que la gente se animara un poco, bajando a la pista a buscar congas, bailes arrambados y, finalmente, un mosh pit que recibió un poquiiiito más de respuesta.

Musicalmente, una ristra de clásicos de varias vertientes del death metal, uno tras otro y sin recurrir ni mucho menos a los hits más obvios. Empezaron con Celtic Frost y pasaron por canciones de At The Gates, Bloodbath (a los que presentaron también como una especie de orquestra), Carcass, Bolt Thrower, Napalm Death o Morbid Angel. Me hizo especial ilusión escuchar «The Glorious Dead», un temazo de los holandeses Gorefest que en sus tiempos me encantaba y que hacía literalmente lustros que no escuchaba. ¡Menudo punteo y menudo solaco!

Según el setlist escrito a sus pies, el «Evil Dead» de Death se suponía que tenía que ser el último tema, pero cuando acabaron con él el batería José Luis González miró a los otros con cierta cara de travieso y empezó a marcar el patrón de batería más icónico, reconocible y motivante que ha parido el metal extremo. El resto de la banda no le paró los pies, así que esos «Pam-pam-pam» dieron paso a la interpretación completa de «Raining Blood», un tema que todo el mundo se sabe aunque no sea ni consciente y que, ahora sí, sirvió para cerrar unos entretenidísimos cuarenta y cinco minutitos de descarga.

Teniendo en cuenta lo bien que sonaron (y eso que les faltaba un guitarrista), la ristra de hits que se marcaron, la alegre puesta en escena y las arengas y el vozarrón de Judit, me sorprendió que no gozaran de una respuesta bastante más apasionada entre un público que se mantuvo demasiado tibio en todo momento. Quizás es porque el underground le tiene una cierta rabia a las bandas tributo (aunque Desafiant no lo sean ni mucho menos), o quizás porque no veníamos del todo preparados para ello, pero yo creo que estos chicos se merecieron bastante más. Vamos, yo para la Festa Major de mi pueblo me los pido seguro. ¡En Sant Esteve de les Roures parece que ya lo petaron!

Setlist Desafiant:

Circle Of The Tyrants (Celtic Frost)
Blinded By Fear (At The Gates)
So You Die (Bloodbath)
Corporeal Jigsore… (Carcass)
For Victory (Bolt Thrower)
Suffer The Children (Napalm Death)
Immortal Rites (Morbid Angel)
The Glorious Dead (Gorefest)
Evil Dead (Death)
Raining Blood (Slayer)

Hyban Draco

Como suele ser habitual en los conciertos organizados por la promotora barcelonesa Chroma Nation siempre hay lugar para que una o dos bandas locales puedan enseñar su propuesta al público congregado por la gira internacional de turno. Hoy, los elegidos fueron los tarraconenses Hyban Draco, cuya propuesta más bien cercana al black metal melódico de bandas como Dark Funeral o Dissection (el propio batería del grupo llevaba una camiseta de estos últimos, gran referencia de la banda a mi juicio) no parecía ser del todo acorde con el death metal old school de Demonical. Aún y así, lograron atraer a una buena cantidad de gente, ataviados con todo tipo de prendas con su logo, que vino a verlos específicamente a ellos y que, ahora sí, respondieron con algo más de pasión que ante la banda anterior.

Su concierto se centró casi por completo en los temas de su último trabajo, Storms Of Desolation (2017), publicado hará más o menos un año y objeto de una respuesta unánimemente positiva entre público y prensa. Hasta seis de las ocho canciones que formaron su repertorio se encuentran en este buen disco, y personalmente disfruté mucho de la inicial «Dark Sides of Heaven», de la épica «The Falling Madness» o de la penúltima «Rivers Of Flesh», el tema que lo abre, cuya extraña intro nunca ha acabado de convencerme pero a la que entran los riffs se convierte en todo un temazo.

Con una técnica impecable y una gran habilidad para aunar tralla y sensibilidad melódica a base de punteos y solos, los chicos del Delta del Ebre nos satisfacieron sobradamente a todo el mundo, aunque no estoy seguro que crearan muchos nuevos fans acérrimos. La composiciones son buenas y la interpretación es mayoritariamente poderosa y precisa, pero hay un algo en su música que no me acaba de sonar del todo compacto y que, en consecuencia, hace que no me atrapen como deberían. Y mira que Dissection, que como digo es la formación con la que los relacionaría más inmediatamente, es una banda que me flipa.

Sea como sea, olvidé estas reservas al entrar en la recta final, donde juntamos la mencionada «Rivers Of Flesh» con «Victory’s Betrayal», uno de los pocos temas que sonaron de su disco de debut, Dead Is Not Silent, publicado en 2011. La locura de solos que contiene esta canción, ejecutados en su inmensa mayoría por su vocalista Hyban Sparda, me dejó impresionado y con ganas de algo más. Les quedan cosas que mejorar, pero Hyban Draco están ahí para quedarse.

Setlist Hyban Draco:

Dark Sides In Heaven
A Long Path
God Of Darkness
Mortal Remains
The Falling Madness
Nowhere Lights
Rivers Of Flesh
Victory’s Betrayal

Demonical

Como ya digo al principio de este artículo, los suecos Demonical no son una banda que haya seguido especialmente a lo largo de mi vida musical reciente, pero tanto el death metal old school que les caracteriza como los toques melódicos que han aparecido en su último disco, Chaos Manifesto (2018), son estilos que disfruto sin reservas, así que ante la insistencia de algunos amigos y compañeros acabé por sucumbir a la tentación y plantarme ante el escenario de la Sala Upload dispuesto a ver qué tal se las gastaban Martin Schulman y los suyos (por cierto, para este disco han cambiado todos los miembros excepto él). Y bueno, bien, pero la sensación con la que me quedé es que es un concierto al que, si no hubiera asistido, tampoco hubiera pasado nada.

Para empezar, fue un poco triste que solo hubiera una ochentena de personas. Además, muchas de ellas eran de prensa (curioso el alto interés que despertó este concierto entre los medios barceloneses, sobretodo teniendo en cuenta el poco interés que despiertan otros teóricamente más mediáticos) y otras muchas eran amigos de Hyban Draco, así que en general se puede decir sin demasiadas dudas que los suecos pincharon lo suyo. Eso sí, los pocos que habian venido por ellos lo hicieron dispuestos a darlo todo, y por ello el escalón inferior de la Sala Upload, justo delante del escenario, se convirtió en un pequeño caos durante los poco más de sesenta minutos que duró su concierto.

Después de una larguísima intro en forma de marcha clásica que a mí me sonó a composición rusa del siglo XIX, los cinco miembros de Demonical se plantaron sobre el escenario y se dispusieron a arrollar a todos los que se les pusieran por delante, descargando su contundencia old school sin moverse demasiado de sus posiciones y escondiéndose en la penumbra infernal que generaban unas insistentes luces oscuras y rojizas. La tralla a piñón fijo, el sonido denso y martilleante y el no conocerme en profundidad sus canciones hizo que no acabara de conectar nunca con ellos y que la cosa se me acabara haciendo un pelín monótona y me sonara falta de matices y momentos especialmente memorables. Solo aquellos temas con más deje a Amon Amarth que trufan su último disco, como «Towards Greater Gods» o «From Nothing», parecieron darle algo de color y dinamismo a la cosa.

Hubo lugar para cortes de todos sus trabajos (excepto el primero), y en mis sentidos el concierto fue de menos a más, quizás porque por esos entonces ya me había acostumbrado mejor a su propuesta. Tanto el cierre del set principal con «Unfold Thy Darkness» como los tres temas escogidos para el bis («All Will Perish» y «March for Victory» de Death Infernal, y la final «Death Metal Darkness» de Hellsworn) me parecieron de lo mejor de toda la noche, y los suecos se bajaron del escenario entre vítores y elogios de unos fans que, por las impresiones que pude intercambiar al salir, disfrutaron como pollinos y no compartieron mis reservas para nada. Así que bien, a pesar de que a mí me dejaron tirando a frío, parece ser que estamos ante un caso de «no fueron ellos, soy yo» de manual.

Setlist Demonical:

Towards Greater Gods
The Order
Worlds Serpent
A Void Most Obscure
Return In Flesh
Sung to Possess
The Arrival Of Armaggedon
From Nothing
Cursed Liberation
Unfold Thy Darkness

All Will Perish (The Final Liberation)
March For Victory
Death Metal Darkness

Avatar
Sobre Albert Vila 872 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.