Las 5 mejores canciones de Manowar según… Xavi Prat

Ha sido culpa del compañero Jordi Tàrrega y su canción perfecta, «Hail and Kill». A partir de ahí, algo se movió en mi interior, y la persona que fui de jóven se reveló. Me explico, aunque son ya unas cuantas veces que he contado esta historia.

Manowar fue el grupo que me enganchó a este, nuestro mundo del metal. Aquella potencia, aquella rabia, el sentimiento de pertenencia y hermandad que desprenden no lo habría conseguido ni el mejor estratega de márketing. Esas eran sus bazas y las jugaban (juegan) a la perfección. «Death to false» , «If you’re not into metal, you are not my friend» y demás hacían que la sangre juvenil se me encendiese y fuese haciendo el símbolo del martillo con las manos por doquier. ¡Oh! ¡Qué bien sentaba formar parte de algo tan grande! La identificación era total.

Pero el tiempo pasó y, con él, yo crecí. Sin embargo, Manowar seguían igual, tanto los temas que ya habían sacado como los nuevos. Poco a poco pero sin parar, su música se (me) volvió monótona y repetitiva, cada disco se (me) parecía demasiado al anterior, y donde antes veía compañerismo y comprensión, ahora veía ridiculez, altivismo y soberbia. Quizá no fuesen ellos, quizá fui yo, pero mis kings of metal pasaron a ser los clowns of metal.

El artículo mencionado despertó, supongo, la añoranza de una juventud perdida, cuando mi pelo era largo y no tenía ni una sola cana, y mis ojos veían sin gafas y era casi imberbe. Decidí escuchar de nuevo, tantísimos años después (¿un par de décadas? Posiblemente) el Kings of Metal (1988), y aunque a veces me sonrojaba y a veces me hacía soltar una carcajada (de ver tanto cartón piedra), es innegable la colección de himnos que tiene, tanto el disco como el grupo, y el chute de poder que te da.

Por todo esto propuse a la redacción hacer, cada uno, un top 5 donde explicásemos nuestros 5 temas preferidos de grupos que, por la razón que sea, a día de hoy (o nunca) ya no nos dicen nada. No sé si seguirán con la propuesta, pero por lo pronto, aquí están los 5 temas que, tras debatirme intermante, más me gustan de los americanos. All Hail!

«Battle Hymn»

Álbum: Battle Hymns (1982)
Autores: Joey Demaio

Han sido varias las listas de canciones que he hecho para este top. Al ver un nombre nuevo, algún clásico saltaba para dajarle espacio. ¡Es que 5 son muy pocas! La única que se ha mantenido siempre, y siempre en la primera posición, es esta joya. Esta, señores y señoras, es mi canción preferida de Manowar, y lo ha sido siempre, desde que conocí al grupo.

Creo que define muy bien al grupo, y eso que es del primer álbum que sacaron, allá a principios de los 80. La intro suave ya indica épica a tope, guerra por doquier y algo que, aún hoy, sigo admirando, una voz autenticamente portentosa. Pasada la intro, ya en las estrofas, puedes verte perfectamente encima de un caballo, espada en mano y melenas al viento, cabalgado hacia los enemigos.

Como curiosidad decir que, para preparar este top, me fui a caminar por la montaña con un «esto es Manowar» de Spotify y que este fue el último tema que sonó antes de llegar. ¿Quieres poder? Escúchala a fondo, con los coros, ese interludio tranquilo, esos arreglos de guitarra, esa producción guarra de primerizo y los gritos de un Adams demoledor. Imprescindible.


«Kingdom Come»

Álbum: Kings of Metal (1988)
Autores: Joey Demaio

Seguramente sea la menos Manowar de Manowar, o de sus temas destacados. Aunque tiene los elementos esenciales del grupo (la épica, la simplicidad, la hermandad), los tiene en cantidades diferentes a lo normal. Los coros son tremendos, Eric sigue sublime y la foto es la de un castillo entre nieblas.

Aquí la caña de otros temas que estarán (y otros que no aparecerán) están totalmente desaparecidos. La instrumentación está al servicio de la voz de una manera incontestable y los arreglos de teclado están muy bien buscados. Si le añadimos un solo de guitarra que pega con el resto de la canción perfectamente, tenemos el resultado obvio: temazo que te hará levantar una vez más.

El final, con los gritos de Adams y los coros recitando el título de la canción son absolutamente tremendos. De nuevo, el indeseable de Demaio se sacó la chorra con este tema


«Carry On»

Álbum: Fighting the World (1987)
Autores: Dolores Mary O’Riordan

Como me da pereza ir a buscar el CD y su correspondiente folleto, acabo de descubrir que este tema no es de Demaio ni de Ross. Sorpresa que me he llevado. Pero vayamos a lo que importa. Casi podría copiar el texto de «Kingdom Come» para este himno de lucha a muerte.

En la intro hablaba de sentido de pertenencia y hermandad. ¿Hay algún tema que mejor lo represente que este «Carry On»?  Su letra, el estribillo (demasiado lineas esos «carry on», como si hubiesen hecho copy paste), el solo, el inicio y como da paso a las estrofas, ese nuevo interludio a voz y batería y el final con, de nuevo, Adams demostrando el pedazo de cantante que es.

Durante mucho tiempo esta fue mi segunda canción preferida del grupo. Hoy, tanto tiempo después, no lo sé, pero inmediatamente me vino a la cabeza para este top. Otra imprescindible del grupo.


«Hail and Kill»

Álbum: Kings of Metal (1988)
Autores: Joey Demaio, Ross the Boss

Aquí voy a hacer trampa. Destacaré algunas palabras: tralla, épica, combate, hermandad. Y ahora os dejo este link que lo explica mucho mejor de lo que yo podría hacer.


«Black Wind, Fire and Steel»

Álbum: Fighting the World (1987)
Autores: Joey Demaio

Una vez sentado delante del PC, los primeros cuatro temas los tenía claros, pero para este, quinto y último, ha habido mucha guerra y mucha hostia. Tratándose de Manowar no podía ser de otra forma. Canciones como «Spirit Horse of the Cherokee», «The Power of thy Sword» (ambas del Triumph of Steel (1992)), «Manowar» (de su debut del 1982), la propia «Fighting the World» del disco homónimo o «Number 1», del Louder than Hell (1996) (primer álbum que salía siendo yo, ya, fan, y último disco al que hice caso) podían estar aquí, pero finalmente es el último tema del Fighting the World el que se lleva la palma.

De largo el más cañero de esta lista, «Black Wind, Fire and Steel» tiene todos los ingredientes que me gustan en una canción: rapidez, melodía, mala leche (esto no me gusta siempre), un prodigio a la voz, una instrumentación ligeramente mejor que la media del grupo (que tampoco es pedir demasiado mucho, la verdad) y un estribillo altamente hímnico que te hace salir a comerte el mundo. Manowar en estado puro.

Xavi Prat
Sobre Xavi Prat 273 Artículos
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios. Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo. Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.