Hamlet – Berlín

Nuestra Nota


8.75 / 10

Ficha técnica

Publicado el 23 de noviembre de 2018
Discográfica: Maldito Records
 
Componentes:
J. Molly - Voz
Luis Tárraga - Guitarra
Ken HC - Guitarra
Álvaro Tenorio - Bajo
Paco Sánchez - Batería

Temas

1. Persiste, Insiste, Repite (3:12)
2. Tu Destino (2:57)
3. Eclipse (4:23)
4. El Principio de un Comienzo (4:01)
5. No Sé Decir Adiós (4:25)
6. Libertad (4:35)
7. Cada Día un Día Más (2:27)
8. Héroe (4:44)
9. Abandonáis (2:04)
10. Salvajes (4:59)
11. Vulgar (3:58)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Hamlet – Berlín
Todos los discos de Hamlet en Amazon


Después de casi un año en Science Of Noise, cae en mis manos para reseñar un disco de una de las bandas del panorama estatal que más he escuchado en mi vida, más he seguido y admirado. Sí, querid@ lector@, estoy hablando de Hamlet y de su flamante nueva obra, Berlín (2018).

El combo lleva en activo más 30 años, con una carrera llena de trabajos superlativos, que podían gustar más o menos, pero todos ellos con magnífica factura final, intentando interiorizar de forma natural los sonidos en boga en cada momento, pero manteniendo un sonido único e identificable como lo es el de Hamlet. Ahí están Sanatorio de Muñecos (1994), Revolución 12.111 (1996), Insominio (1998), Inferno (2000), La Puta y el Diablo (2009) o los recientes Amnesia (2011) y La Ira (2015) (ya sé, ya, que me he dejado unos cuantos, pero después de 11 discos destaco los que más me han gustado…).

Su relación con la industria ha tenido numerosos altos y bajos a lo largo de su longeva carrera. Ha habido de todo, de tener el favor de la industria, pelearse con un importante imperio de la comunicación como PRISA, fichar por Roadrunner, ostracismo y desde hace poco cogiendo las riendas absolutas y poniendo ellos las condiciones. La experiencia es un grado, y a día de hoy que grupos consagrados marquen el camino de que es lo que hay que hacer, tener control absoluto y si hace falta lanzar una campaña de crowdfunding para reeditar y remasterizar un disco con el que no estaban del todo contentos o un directo, adelante. Lamentablemente, los tiempos de vino y rosas acabaron para la industria discográfica, en consecuencia para las bandas, no se apuesta por bandas nuevas y no se respeta a las bandas con una trayectoria, sobre todo, si te dedicas a esto del heavy metal en sus numerosas vertientes.

La eclosión de Hamlet tiene mucho que ver con la oleada de metal de los 90 (Pantera estaba destrozándonos los tímpanos por aquellos tiempos), groove metal, pero con alguna influencia rap metal, un poquito de Deftones a posteriori, después un poco de metalcore, incluso alguna leve pincelada hardcore. Y así, hasta hoy.

Además, es una banda con un directo solvente y un repertorio a prueba de bombas. Yo los he visto poquito (tres veces), pero recuerdo la primera vez, en el festival Dr. Music Festival del 1997 con una banda en plena ebullición. Vaya concierto se marcaron en uno de los escenarios pequeños de Escalarre, pusieron patas arriba todo el valle…

Berlín es un disco superlativo. Molly, Tárrega y compañía en estado de gracia, un sonido y producción vigorosos, potentes, rudos, orgánicos. Todo ello configura, lo que a mi parecer, es uno de los mejores discos del año a nivel estatal.

Carlos Santos (tercer disco que graba con ellos) en la producción y Will Purtney (Every Time I Die, Thy Art is Murder) en las mezclas han conseguido plasmar en disco la potencia del sonido Hamlet en directo.

“Persiste, Insiste, Repite” da el pistoletazo de salida de forma salvaje, con lo que será la tónica general del disco. Riffs, base rítmica con una batería a cargo del infalible Paco Sánchez muy en su salsa y un Molly desgañitándose, como en todo el disco. “Tu Destino” empieza rápida, veloz, hasta llegar a su parte más groovy, con partes de calma/tormenta tan marca de la casa, donde las voces pasan del susurro al grito con facilidad pasmosa, evocándote la angustia vital de estar al límite, cuando no encuentras el camino hacia dónde tirar. “Eclipse” sigue por la senda de la calma/tormenta con riffs dominantes, mucho groove con algún eco a Inferno (2000), con un riff que se torna breakdown en el ecuador del tema desembocando en una transición progresiva con solo de Tárrega. Gran tema. Elegido como uno de los avances del disco y creo que sirve como resumen de lo que encontraremos en el disco.

“El Principio de un Comienzo” empieza como caballo desbocado, riff pesado, y locura. Y así. Ya no te va a quedar cuello de moverlo como loco… Hacia el final del tema tienes esas influencias Deftones, con un pequeño descanso para acabar en la rabia, el odio y la fuerza… Molly grita “¡Vuelvo a nacer!” absolutamente desquiciado, en lo que parece una declaración de principios y metáfora del disco. Después de una pequeña introducción de las guitarras de Luís, Molly empieza a susurrar en “No sé decir adiós” y poco a poco el tema se torna en un himno vigoroso y visceral. Parón, locura, parón, locura. Para cerrar la primera mitad del disco “Libertad” te sumerge con un punteo hardcoreta en otra locura de riffs.

“Cada Día un Día Más” con ecos de Insomnio (1998) y Revolución 12.111 (1996) bien remachadas. “Héroe” tiene un feeling y un riff inicial irresistible para el directo, en el que la calma te dejará descansar de tanto botar, en el que Molly opta por la mezcla de registros que tan bien sabe hacer. Un tema épico, que va in crescendo y finaliza de forma abrupta. En “Abandonáis” es donde se notan influencias de bandas como Converge o The Dilinger Escape Plan a lo Hamlet, un tema corto y directo con trabajo compositivo magnífico. De los que más me gustan.

El disco acaba con “Salvajes” en la onda que hablábamos más épica y de calma/tormenta marca de la casa, donde destacaría la batería y los riffs y “Vulgar” tema de aire rockero, más clásico que sirve como broche de oro final a un gran disco.

Sin duda, si lo que quieres es explicarle a alguien que es Hamlet, en este disco encontrarás todo lo que es y ha sido Hamlet. Se trata de un disco donde se aúnan, la experiencia después de 30 años, la ambición y las ganas de hacer el mejor disco posible como si fuera el primero. Si encima estás en un momento dulce, solo te puede salir un disco a colocar entre lo mejor de su carrera desde ya. Mirando hacia atrás sabiendo quien eres, pero sobre todo mirando hacia adelante para seguir creciendo.

Sencillamente, un gran disco de madurez. Sencillamente, metal. Sencillamente, Hamlet.

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

Joan Calderon
Sobre Joan Calderon 68 Artículos

Sant Boi-Sant Cugat-Barcelona. Padre y Metalhead. Desbordado por tanta música que escuchar y poco tiempo para disfrutarla. En el Universo solo hay dos cosas claras: In vino veritas y Metallica es la banda más grande de todos los tiempos (quizás solo una sea cierta, y no tenga que ver con la verdad). Death, black, thrash… y a veces electrónica, rock y “cabeza, hombros, rodillas y los pies” de Peppa Pig; en resumen, la música es mi pasión. También luchando por un mundo más justo… pero mejor centrarse en la música.