Entrevista a Pi Stoffers, guitarrista de Lord of the Lost (II): ‘Hemos girado con Iron Maiden y nos han llamado para volver a girar otra vez con ellos’

Seguimos charlando con Pi Stoffers, el gran guitarrista de Lord of the Lost sobre su nuevo disco Blood & Glitter (2022), pero también preguntamos por esa monumental obra que es Judas (2021) y su impacto en España gracias a sus shows en conciertos de gira y festivales. Los de Chris Harms son una banda muy especial y en la próxima gira pasan de salas a pabellones de baloncesto. Síntoma inequívoco de que el grupo está de crecida.

Pi nos cuenta cómo ha sido su experiencia girando con Iron Maiden. La cosa ha ido tan bien que vuelven a repetir con la banda de Steve Harris este 2023. No hay muchas bandas que tras girar con los dioses repitan con ellos… Hablamos también de la estética del grupo, de la locura de ventas de sus productos de merchandising y de las clásicas preguntas que suele hacer un servidor: primer disco comprado y qué le gustaría hacer a Stoffers sobre un escenario.

 

Empezaste con la banda en 2016. Supongo que eras fan de ellos y que formar parte de la banda fue un sueño hecho realidad. ¿no es así?

La verdad es que no era en absoluto fan de Lord of the Lost (risas). No era para mí eso de conseguir entrar y salir a escena con tu banda favorita. Lo que he conseguido es tocar con mi gente favorita, lo cual es diferente. He ido creciendo y me ha ido gustando mucho el material. Entré en 2015 y fue específicamente como técnico de guitarras, y… ¡es que no les conocía de nada! De alguna forma para mí era sólo un trabajo y poco más. Y rápidamente ese trabajo pasó a significar algo más, muy posiblemente, lo que ocupa más lugar e importancia en mi vida.

Y la gente con la que estoy en el grupo ya los considero familia. Y ya no sólo la gente de la banda, también a los miembros de la crew. Así, que sí, que puedo decir que es un sueño cumplido, pero… no de la forma tradicional. Es decir, no desde la perspectiva de fan, pero sí desde la perspectiva profesional. El poder estar rodeado de esta gente maravillosa, el poder ser uno mismo entre ellos y el poder pasar grandes momentos con tus mejores amigos. Creo que eso es el sueño a cumplir para cualquier persona.

Pues sí que lo es… Asistí a vuestro concierto en Barcelona y el espectáculo fue realmente bueno. Algo impactante para mí fue que Lord of the Lost tenía una gran variedad de merchandising ¡pero parte de ese material estaba agotado! Así que… es genial ver que la banda tiene muchos seguidores leales en todas partes (y que lo compran todo).

Sí, la verdad es que tenemos fans muy leales. Tengo que decir que durante los tiempos de pandemia fue la venta de merchandising lo que nos mantuvo vivos. Todo gracias a la gente que fue comprando nuestros productos. No ingresábamos dinero por conciertos. Era la única cosa que podía mantenernos con vida y eso nos permitió seguir trabajando y a la vez ganar dinero.

Es bonito ver que la demanda de productos no decae y que las ventas de merchandising siguen creciendo. En el tour europeo juraría que todo lo que llevamos para vender se agotó. Y es que no puedes ir reponiendo cuando estás de gira. Todo el material lo llevábamos de Alemania. Y sí… digamos que nuestro merchandising funciona.

Sí, sí, por lo que vi en Barcelona la cosa funcionaba muy bien. Antes de esta gira española, Lord of the Lost tocó en Leyendas del Rock en España. ¿Cómo fue esa experiencia por allí?

Fue muy caluroso… No estaba preparado para eso. Yo creo que es el festival más caluroso en el que hemos tocando nunca. Fue muy, muy duro y seco. Pero tocar allí fue una pasada. Era un festival de verano en un lugar en el que nunca habíamos estado antes, estábamos con otras bandas amigas y veníamos de girar con Iron Maiden así que veníamos completamente marcados por esa experiencia.

Éramos capaces de tocar todo el material que teníamos con los ojos cerrados y teníamos esa sensación de que todo marcha de maravilla cuando estás tocando. Esa sensación de que sabes qué toca hacer en cada momento y se respira en la atmósfera general. Pero… estamos hablando de 40 grados de temperatura. Allí había gente de fiesta todo el día y fue una gran experiencia.

Es un festival que me encanta, pero si no tengo hotel no voy, porque el calor es terrible. Me acabas de contar tu experiencia de girar con Iron Maiden, así que retomando la otra pregunta… ¡este sí que es un sueño hecho realidad!

Sí, la verdad es que lo es… Y no solo porque sean Iron Maiden, que los pabellones sean muy grandes y que tocar con ellos te exponga delante de su público. Lo fue especialmente porque pasas a ser testigo de ver a la gente siendo lo más profesional posible que podían ser. Pero ya desde el punto de cómo tratar a la gente. Todo esto va más allá de lo que te podría decir de lo profesionales que son sobre un escenario o el por qué son tan buenos en directo. A mí me gustaría destacar el cómo tratan a la gente, eso es lo realmente profesional.

Somos una banda pequeña y vimos toda esa producción, y claro… no esperas que nadie esté allí para ayudarte en algo, pues tú eres lo más pequeño que hay allí. Tampoco esperábamos nada, pero, nos cogieron y nos dijeron que el escenario era también para nosotros, que éramos como una familia girando, y eso fue así desde el primer día. Fue una gran bienvenida y hemos tenido una relación excelente con la gente y todos los miembros del equipo que llevan.

Y ya tengo ganas de volverles a ver, cosa que sucederá en unos meses. No fue una despedida fácil, estábamos a gusto ambas bandas y lo pasamos muy bien. Un miembro de su crew nos dijo al despedirnos: “Esto no es una despedida, nos vemos el año que viene”, y eso sin saber por dónde íbamos a girar unos y otros. El caso es que nos dijo que repetiríamos la experiencia y está sucediendo.

Pues Maiden van a tocar en Barcelona… así que encantado de que vengáis con ellos si se puede.

Desgraciadamente no será posible Barcelona, pero sí se nos llevan por toda la gira en el Reino Unido, algunos conciertos en Alemania, otros en Finlandia… pero no Barcelona. Igual cambian las cosas, pero lo desconozco.

En la música gótica la estética es una cosa muy importante, así que… ¿Cómo eliges tus ropas para de directo? ¿Tienes libertad para elegir lo que quieres o hay reglas como banda que sois?

Yo creo que tenemos libertad total, obviamente, con un concepto determinado, como sucede ahora con el disco Blood and Glitter. Es decir, no puedo subir al escenario con unas mallas verdes. Incluso te diría que el grupo me lo permitiría, pero me dirían: “¿Qué coño estás haciendo?”. Y es que no lo haría porque como bien has dicho antes: la estética es muy importante. Si estéticamente no encajo con el resto quedaría muy raro.

La verdad es que hablamos mucho sobre cómo queremos vestirnos en directo como por ejemplo para esta gira que ya empieza la próxima semana y tenemos el concepto de las lentejuelas y la sangre. Sí que nos gustaría poder subir con los ropajes que llevamos en el vídeo de la canción que da título al disco. Son para el directo, y ya te digo que no vamos a tocar en clubs, van a ser pabellones de baloncesto muy probablemente. Va a ser todo muy glam, con chispas, dorados y rojo por todas partes. En definitiva: que podemos escoger lo que queramos y no hay nadie que nos diga cómo tenemos que vestirnos.

¿Cómo ves a Chris Harms? Yo creo que es un cantante espectacular, tiene una voz fantástica, una estética, carisma y es uno de los personajes más relevantes de la escena gótica actual.

Pues sólo puedo decir que estoy completamente de acuerdo en todo lo que has dicho (risas). Para mí Chrises muy inspirador y me siento totalmente orgulloso de poderlo considerar como uno de mis mejores amigos. La forma en la que él avanza es sabia y muy trabajadora y es genial el poder compartir juntos algunos de los momentos más maravillosos de nuestras vidas. Así es como le veo yo a él.

Vuestro teclista Gared Dirge es un espectáculo absoluto. Tocó en Barcelona con Lord of the Lost y con Scarlet Dorn. ¿Me equivoco?

No te equivocas, hizo doblete. Te hablaría de él, pero… es que me estaría repitiendo con todo lo que he dicho de Chris Harms (risas). Digamos que es también otro de mis mejores amigos.

Tengo que confesar que uno de mis temas favoritos de Lord of the Lost es “Dying on the Moon” con Joy Frost. Antes de la entrevista estaba viendo el videoclip con mi hijo de seis años y a él también le encanta. ¿Tienes tú alguna canción especial del grupo?

Todo lo que tenemos editado es muy especial para mí. Tengo que decir que cuando compones y escribes un tema le pones mucho de tus vivencias personales y eso hace que tengas un cierto apego especial por algunos temas. Por ejemplo “Dead End” de este disco. Aquí las letras son muy personales…

Es una gran canción.

Gracias, es que eran mis pensamientos y los cuento de una forma muy autobiográfica. Y bueno… no es que sean unas letras muy bonitas por lo que cuentan, pero me parece una canción muy importante.

Tengo que decirte que es una canción en la que la pronunciación de Chris y la forma cómo la canta es especial. Creo que la gente que no domina mucho el inglés puede seguir perfectamente lo que se dice y de verdad es que eso la hace especial. Ya desde la primera escucha entiendes muchas cosas de la canción, y eso me encantó. Por otro lado, tengo que volver a hablar del disco Judas ya que creo que es un disco especial para el grupo, que os tomó un trabajo enorme al ser doble y de concepto tan profundo.

Lo fue.

¿Pero a nivel de ventas y popularidad las cosas han cambiado para mejor, os ha llevado este disco hacia cotas más altas?

Mmmm… con cada disco que hemos hecho hemos ido creciendo y este fue especial porque nos pilló en tiempos del Covid. Fue un momento vital en el que no sucedían muchas cosas felices para la gente. A mí me hace muy feliz lo de tocar en directo y eso no sucedió. Ni tocar ni viajar por el mundo, así que veo el Judas como un disco muy importante para esos tiempos oscuros y que el estado de las cosas hizo que pudiésemos dedicarnos mucho y focalizarlo todo en él.

Y esa fue una cosa feliz dentro de toda esa vorágine negativa a pesar de que no considero especialmente que la temática del álbum fuera precisamente positiva (risas). Y ahora estamos con Blood and Glitter que pasa a ser otro disco muy importante para Lord of the Lost. Es un poco lo que ya te he contado: que es un cambio muy potente para nosotros. La forma de componer ha sido diferente, la estética es totalmente opuesta y el éxito es también diferente. Estoy contento y a la vez excitado de pensar hacia dónde nos va a conducir este disco.

¿Cuál es el primer disco que compraste con tu propio dinero?

Juraría que fue uno de Billy Talent, juraría que el Billy Talent II. Buen disco, hay varios singles buenos allí como “Red Flag” o “Devil in a Midnight Mass”. Ahora no recuerdo si esta última estaba en ese disco, pero hay muy buenas canciones allí. Esos dos temas son los que siempre me han calado más de los canadienses.

¿Cuál es el truco que siempre has querido hacer sobre un escenario, pero nunca has llegado a hacer todavía?

(Risas) Me encantaría hacer eso de hacer girar la guitarra y volverla a coger, pero siempre tengo miedo de que no funcione y que la cosa salga mal. Tengo miedo de que se rompa la correa. Quizá lo pruebe la semana que viene, y es que… llevo tiempo pensando si hacerlo o no… Puede que lo haga en el último concierto de la gira y en la última canción.

Pues muchas gracias por la charla. Creo que en España el disco Judas os ha puesto en el ojo de mira y este Blood and Glitter seguirá sumando.

Muchas gracias, tengo muchas ganas de volver a tocar en España. Vendré por allí este febrero, pero no con el grupo, de vacaciones.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1150 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.