Entrevista a Johannes Persson, vocalista y guitarrista de Cult of Luna: ‘Antes de publicar Mariner temía que pudiera convertirse en nuestro Lulu

Los suecos Cult of Luna son una de las bandas más respetadas del panorama extremo actual. Después de veinte años largos sacando un discazo tras otro, los de Umea vuelven ahora con un nuevo EP llamado The Raging River y siguen afianzados al frente del movimiento post metal actual. Si todo va bien, este próximo otoño estarán también en el AMFest, y nosotros hemos aprovechado para ponernos en contacto con su capitán Johannes Persson para (después de superar algunos problemas técnicos) hablar largo y tendido sobre el pasado y el presente de la banda, el nuevo sello que han creado, la escena hardcore sueca, la situación que nos espera tras el covidi y unas cuantas cosas más.

Español

¡Hola, Johannes! Antes que nada, quiero darte las gracias por invertir algo de tu tiempo contestando a nuestras preguntas y pedirte disculpas por todo el retraso. ¿Cómo estás estos días y cómo estás viviendo estos tiempos tan extraños?

Es un placer. No estoy viviendo la época más divertida de mi vida, pero si no fuera por el horror de ver a tanta gente muriendo en todo el mundo, estaría perfectamente bien viviendo así para siempre (risas). Trabajando desde casa, pasando más tiempo con mis hijos y todo eso. Así que éste es un aspecto positivo de todo esto, aunque ya sabemos todos en qué clase de situación dramática estamos en el resto del mundo.

Tengo algunos amigos noruegos que me comentan que el confinamiento no cambio demasiado sus vidas, ya que tampoco es que salieran tanto de sus casas antes… (risas)

No, tampoco cambió tanto para mí excepto en lo de trabajar desde casa, algo que está bastante bien de todas maneras.

Bueno, vamos allá. En unas pocas semanas vais a publicar vuestro nuevo EP, llamado The Raging River, que llega poco más de un año después que vuestro genial anterior álbum de larga duración A Dawn to Fear. Normalmente soléis tardar el doble de ese tiempo o más entre discos, así que ¿qué os hizo acortar tanto ese espacio en esta ocasión? ¿Se trata de canciones nuevas en su totalidad o podemos encontrar algunos remanentes de las sesiones de vuestro último disco?

No lo sé, pero tienes razón. Normalmente solemos tardar dos años o más en tener un disco a punto, aunque a principios de siglo solíamos sacar un nuevo trabajo prácticamente cada año. Vamos a decirelo así: en todos nuestros discos hasta Mariner trabajamos con sesiones de composición muy específicas en las que decidíamos cuál iba a ser la narrativa de la historia que queríamos explicar, luego empezábamos a escribir y finalmente lo grabábamos. Bang.

Pero con A Dawn to Fear nos lo miramos de forma muy distinta, y tuvimos esa actitud de que solamente íbamos a escribir sin una narrativa preconcebida y ya veríamos lo que ocurriría. Así que dejamos ir nuestro subconsciente y escribimos básicamente a fuerza de instinto, solo para analizar a posteriori dónde qué es lo que este subconsciente quería decirnos. Porque todo viene de algún sitio, e incluso cuando escribes desde lo más profundo e instintivo, eso también tiene que venir de algún sitio.

Así que continuamos componiendo, y cuando fue el momento de llegar al estudio teníamos un montón de música. Pero bastante temprano decidimos que había unas cuantas canciones que no estaban listas aún. Necesitábamos trabajar un poco más en ellas si queríamos que alcanzaran su verdadero potencial, así que optamos para guardarlas para más adelante. Grabamos algunas partes y vimos claro que teníamos que revisar y escribir ciertos pasajes.

Yo continúo escribiendo constantemente, pero cuando llegó la pandemia y tuvimos que cancelar todos los planes que teníamos, pensamos que era una buena idea volver al estudio, acabar de redondear esas canciones inacabadas y grabar alguna otra cosa que teníamos pendiente. Así que este EP conecta bastante bien con A Dawn to Fear y, segurísimo, con lo que tenemos preparado para el futuro.

¿Así que, de alguna manera, consideras este EP una especie de extensión de A Dawn to Fear?

Sí. Es otra sesión, sin duda, pero las raíces están en el mismo sitio.

¿Harías una especie de analogía entre esto y lo que fue Vertikal II respecto a Vertikal?

De alguna forma sí, aunque con Vertikal II las canciones ya fueron terminadas y grabadas en la misma sesión y lo único que hicimos fue publicarlas. Estas nuevas canciones tienen su origen en las sesiones de grabación de A Dawn to Fear pero fueron finalmente desarrolladas en los meses siguientes.

The Raging River es un EP pero aún así dura prácticamente cuarenta minutos. Eso, por supuesto, es bastante corto para vuestros estándares de lo que es un disco completo, pero a la vez es una duración perfectamente aceptable para un disco de cualquier otra banda. Más allá de lo que es estrictamente la duración, ¿crees que The Raging River podría haber sido un disco completo o nunca os lo planteásteis más allá de ser ese complemento a A Dawn to Fear?

Definitivamente para nuestros estándares es demasiado corto. Estaba a punto de decir que es algo que no tiene nada que ver con la duración, pero de una una forma u otra si que necesitamos un cierto tiempo para explicar lo que queremos. Y aunque es cierto que aquí no hay una historia completa tal y como sí hay en otros discos anteriores, al menos necesitamos que tenga las dinámicas de un disco, y para conseguirlo nos hace falta una hora o más. Así es como funciona para nosotros. Supongo que para otras bandas con maneras de componer distintas a las nuestras, cuarenta minutos está bastante bien, e incluso eso se queda largo dependiendo del estilo que hagan. Para una banda de hardcore rápido, 23, 24 o 25 minutos son suficientes, mientras que para nosotros eso es prácticamente una sola canción (risas). Son estilos distintos, pero no creo que The Raging River pudiera funcionar bien como disco de larga duración.

Por supuesto, uno de los detalles más significativos y notorios de The Raging River es la colaboración con Mark Lanegan en «Inside a Dream». Me ha parecido leer que tenías esta canción escrita con su voz en mente desde hace muchos años, pero nunca os habíais atrevido a preguntarle. Desde fuera eso puede parecer algo sorprendente ya que vosotros mismos sois una banda bastante respetada a estas alturas, pero puedo entender vuestras reservas porque a pesar de ser una de las voces más icónicas de la música alternativa en los últimos treinta años, Mark tiene también la reputación de tener un carácter complicado. Por ejemplo, la última vez que vino a Barcelona abandonó el escenario a medio concierto y nunca volvió

¿Por qué?

Hubo algunos problemas con el sonido que le molestaron, así que decidió no seguir tocando.

Oh, ok.

Los problemas estaban ahí, ciertamente, ya que el sonido se iba cortando repetidamente, pero dejó a la gente bastante confusa…

Me lo puedo imaginar….

¿Cómo ha sido trabajar con él en vuestro caso y qué os dio finalmente las agallas de preguntarle esta vez? ¿Cómo os aproximásteis a él y cómo os respondió?

He entendido que decias que teníamos esta canción escrita de antes con su voz en mente, pero eso no es así.

Ah, ¿no lo es?

Creo que te refieres a otra canción que escribimos hace unos quince años.

Hummmm, quizás sí. Lo leí en la nota de prensa. ¿No es la misma canción?

No, no, en absoluto.

Oh, ostras. Lo siento, me confundí (risas)

No hay problema (risas). Esa canción se llamaba «And With Her Came the Birds» y aparece en Somehwere Along the Highway.

De acuerdo, no lo acabé de entender.

Esta canción fue grabada durante las sesiones de A Dawn to Fear, y hablamos sobre diferentes vocalistas que pudieran encajar con ella. Estábamos trabajando en otra canción y Kristian, nuestro teclista, tuvo la idea de que quizás era el momento de llamar a Mark, pero fue un poco como una broma. La cosa es que hace quince años ni siquiera hubiéramos sabido a quién preguntar ya que éramos niños de poco más de veinte años sin ningún tipo de confianza en nosotros mismos. Y esta vez hicimos algo muy aburrido: hablar con nuestro manager y preguntarle si sabía cómo podíamos

ponernos en contacto con Mark para preguntarle si quería hacerlo. Y él nos dijo: «¡y tanto! Conozco a su manager perfectamente!» (risas). Perfecto, pues pregúntale.

Y desde ahí las cosas progresaron bastante rápidamente. Recibí un mensaje al cabo de unos días confirmando que lo haría. Me pareció genial, por supuesto, pero es bastante aburrido hablar a través de los managers. En algún momento empezamos a conversar directamente vía email, le envié la canción y recibí una respuesta muy rápidamente. En esos momentos tenía un montón de cosas a hacer, y realmente quería escribirle un email de esos muy completos y preguntarle si le apetecía escribir a él la letra o prefería que lo hiciera yo. Yo tenía pensado que él podía hacer lo que quisiera, así que le envié un email muy largo explicándoselo. Inmediatamente recibí su respuesta diciendo que ya había escrito la letra, la había grabado y que aquí la tenía. Y que esperaba que me gustara porque lo cierto es que no podía regrabar nada ya que estaba desmantelando el estudio porque se mudaba de casa (risas). Pero lo escuché y me quedé flipando. Eso no necesitaba ningún tipo de regrabación. Es increíble, es perfecto.

Así que en nuestro caso no fue difícil en absoluto, y de hecho trabajar con él fue mucho más sencillo de lo que jamás hubiera esperado. Lo he visto en directo unas cuantas veces pero nunca coincidí o hablé con él antes, pero oír su voz en una de nuestras canciones es algo de lo que seguro voy a seguir estando orgulloso cuando sea viejo.

Empezásteis vuestra carrera en un sello independiente, pero crecísteis como banda bajo el amparo de Earache. Más adelnte os mudásteis a la discográfica noruega Indie Recordings para Vertikal y Mariner y, finalmente, sacásteis A Dawn to Fear con Metal Blade. Ahora habéis decidido crear vuestro propio sello, al que habéis llamado Red Creek Records. ¿Por qué habéis apostado por hacer eso precisamente ahora y cuáles son los principales rasgos que crees que definien el espíritu de esta nueva discográfica? ¿Qué has aprendido, bueno o malo, de los sellos con los que habéis trabajado hasta ahora que quieras poner en práctica también aquí?

Antes que nada, decir que seguimos en Metal Blade, pero ellos nos permiten publicar este EP por nuestra cuenta. Hemos tenido la idea de crear nuestro propio sello desde hace mucho tiempo. Hiciemos una pequeña intentona en 2005 o así, cuando publicamos un siete pulgadas y un libro por nosotros mismos. Pero crear y hacer funcionar un sello lleva mucho tiempo y requiere de mucho trabajo, así que creo que otro aspecto positivo del confinamiento es que nos encontramos con un montón de tiempo en nuestras manos para poder sentarnos y definir cómo queríamos hacerlo y por qué queríamos hacerlo. Creo que siempre hemos valorado el control sobre nuestras cosas y admito que hemos sido una banda con la que ha sido difícil trabajar a nivell de sello, ya que nuestras demandas son elevadas. Podemos ceder en cosas, por supuesto, pero no en todo, y a veces eso ha desembocado en situaciones molestas.

Creo que hemos aprendido muchas cosas a lo largo de las décadas en las que hemos trabajado en la industria que podemos poner en práctica. A la hora de crear nuestro propio sello discográfico creo que una de las lecciones más importantes es que, al igual que ocurre también en muchos otros campos artísticos, hay muchísimos músicos y muchisimas bandas que no gozan del crédito ni del reconocimiento que se merecen, mientras que hay muchos otros que no se lo merecen, pero están en primera línea (risas). Así que si hay alguna manera de que podamos ayudar a artistas que lo necesitan a conseguir más atención, ese es mi foco principal. También tengo claro que quiero trabajar con bandas que me gusten y que pueda escuchar personalmente.

Si hablamos de nuestra experiencia trabajando con sellos comerciales, por ejemplo cuando teniamos veinte años y firmamos nuestro primer contrato discográfico con Earache, eso no fue una decisión sabia a nivel económico. Firmamos un compromiso para cinco discos con un presupuesto muy reducido, y te diría que no hemos ganado prácticamente nada de dinero durante los diez primeros años de nuestra carrera. Eso el algo que no queremos para otras bandas. Nosotros somos artistas y queremos asegurarnos que la parte económica es mucho más beneficiosa para los artistas.

Pero entiendo que un sello comercial se basa en hacer dinero vendiendo discos. Lo entiendo y no ha y nada de malo en ello, pero nosotros no dependemos del sello a nivel económico, así que espero poder permitirnos mejores condiciones para los artistas. También hay un riesgo en ello, por supuesto. De hecho, no tenía ni idea que teníamos que tener tanto dinero para poder publicar un disco, y de hecho tenemos suerte de que se trate de un disco de Cult of Luna, una banda que ya tiene un cierto seguimiento y gente que suele comprar nuestras cosas. Pero para una banda desconocida es un riesgo. Tienes que trabajar muchísimo para que una banda pequeña venda discos en esta época, ya que de lo digital no te llevas nada a no ser que ya seas una banda grande y establecida.

Ésta es la mejor respuesta que te puedo dar (risas).

¡Y es una gran respuesta! Por lo que he visto, en Europa os va a distribuir Season of Mist y en Estados Unidos Metal Blade, con lo que imagino que ya contáis con una exposición notable.

Sí, así es.

En 2016 publicásteis Mariner, en mi opinión uno de los mejores discos que he escuchado en toda esta década. Creo que se trata de un disco absolutamente increíble en el que la mezcla entre vuestra música y la voz de Julie Christmas encaja de forma brillante y prácticamete alquémica. Fue recibido con pasión desbordada tanto por fans como por crítica, y creo que a día de hoy sigue gozando de altísima consideración. Teniendo en cuenta que se trataba de un movimiento bastante arriesgado, ¿te sorprendió que acabara saliendo tan bien y que a la gente le gustara tanto?

Sí, sí. Mucho (risas). Me sorprendió mucho. No teníamos ni idea de lo que saldría de nuestra cooperación con Julie, porque en ese momento ni tan siquiera la conocía. Ahora ella se ha convertido en una muy buena amiga y trabajamos muy bien juntos, pero en ese momento lo único que sabíamos era que no íbamos a girar mucho, así que básicamente se trataba de un proyecto en el que trabajar mientras estábamos sentados en casa. Y no sabíamos cuál iba a ser el resultado al grabarlo porque no sabía exactamente cómo iban a sonar esas voces, y cuando escuchamos el resultado final pensé que era algo increíble, pero nunca sabes exactamente como la gente va a recibir algo así.

Recuerdo que poco antes de que saliera le dije a un amigo que se podría convertir perfectamente en nuestro Lulu, ya sabes, ese disco de Metallica y Lou Reed que quizás nunca tenía que haberse publicado. Y aunque yo estaba orgulloso del resultado, no tenía ni idea de cómo se lo iba a tomar nuestro público. Pero al final, la única razón por la cual salimos a presentar este disco en directo es precisamente porque a la gente le gustó tanto. En ningún momento pensamos que se tratara de un disco alrededor del que girar en directo.

Y visto el éxito, ¿habéis considerado repetir esta colaboración en algún otro momento del futuro o preferís mantenerlo como algo único?

No lo sé. Yo colaboro normalmente con Julie ya que teniamos que salir de gira juntos el año pasado, toco la guitarra en su banda y escribo algunas cosas para ella. Pero ya veremos qué sale de todo esto.

Oh, muy bien. No sabía esto. Entre esta colaboración y la de Mark Lanegan, ¿quizás se os ha despertado el interés para incorporar a otras voces a vuestra música? ¿Estáis abiertos a experiencias similares con otros vocalistas? De ser así, ¿qué voces crees que encajarían especialmente bien con el sonido y el concepto de Cult of Luna?

Pues no lo sé, la verdad es que no es algo que planeemos, así que no te sé decir tampoco.

Ya veo. Bueno, vosotros aparecísteis a principios de los dosmiles, y junto a bandas como Neurosis o Isis pienso que ayudásteis a costruir y popularizar ese estilo llamado post metal alrededor del mundo. Un estilo que vivió un cierto auge de popularidad durante esa primera década de este siglo e incluso se convirtió en una pequeña moda, con un montón de bandas que sonaban más o menos igual….

(risas)

¿Lo hacían, verdad? Ya sabes, bandas que suenan realmente bien cuando las estás escuchando pero que al acabar el disco no recuerdas absolutamente nada. Es obvio `que con los años esa moda se ha diluido un poco y ahora solo quedáis algunas pocas bandas, con vosotros en una posición de bastante lideraje. ¿Cómo vivísteis esa época en la que fuísteis una banda tan influyente para tantos otros? ¿Hay alguno de vuestros discípulos que te guste especialmente?

Hummmm…. es una pregunta complicada. Para empezar, no me di cuenta hasta bastante tarde que se nos miraba y se nos consideraba un referente ni nada de eso. Creo que hace tan solo unos pocos años que me di cuenta que eso era realmente así. Tal y como tú dices, en aquella época hubo muchas bandas que parecieron descubrir el pedal de delay (risas), pero también había bandas muy buenas, algunas de ellas aún en activo.

Lo que nosotros hacemos ahora no difiere mucho de los que hacíamos cuando teníamos dieciocho y diecinueve años y empezamos con esta banda. Lo que escribo y lo que escribimos como banda es el producto de todo lo que hemos vivido y todo lo que me ha influido a lo largo de los años. En esos momentos nunca pensamos que estábamos haciendo nada tan especial, la verdad. Tan solo hacíamos lo que hacíamos. Siempre hemos tenido la mente muy abierta a lo que es musicalmente posible, y en cada disco pensamos hasta qué punto podemos salir airosos con algo nuevo y forzar los límites y las fronteras en un montón de nuevas direcciones.

Si hablamos de otras bandas, creo que una que salió en 2006 o 2007 que aún lo están haciendo y haciéndolo realmente bien son unos ingleses llamados Bossk. Me gustan mucho y su último disco es verdaderamente bueno. Contribuyo con voces a una de esas pistas. Ellos están haciendo su propio estilo, y creo que eso es algo que les separa de muchas otras bandas. Cogen algunas influencias de todo este post metal / rock o como quieras llamarlo pero le añaden algo que lo hace especial. Son este tipo de detalles lo que separan a esta banda de muchas otras que, como tú mismo has dicho, suenan todas iguales. Y está todo bien, pero el hecho es que suenan igual.

Sí, estoy de acuerdo. Cambiando de tema, creo que debo ser uno de las primeras personas que os conoció en España ya que un amigo mío se fue de Erasmus a Suecia hace casi veinte años, y cuando volvió aprovechando las vacaciones de navidad estaba excitadísimo con vuestro disco bajo el brazo. Lo que es curioso es que a este chico nunca le h gustado el metal en absoluto, sino que es más bien aficionado al hardcore. Y aún así ama vuestra música hasta el día de hoy. Me parece divertido, ya que de la misma manera que Neurosis empezó como una banda de hardcore punk, pienso que vuestro estilo dentro del metal parece gustar y encajar muy bien con los fans del hardcore a pesar de ser musicalmente algo muy distinto, mucho más lento, oscuro y pesado. Sónicamente es distinto, pero supongo que tiene un espíritu simalar. ¿Por qué crees que ocurre eso?

Bueno, porque yo soy un hardcoreta.

Sí, lo sé, pero la música sigue siendo muy distinta,

Lo es, sí. Pero tú mismo lo has dicho antes: dice más sobre la actitud y la escena de la que proviene que sobre la música misma. Mira a las bandas más populares de la era dorada de Victory Records como Snapcase, Strife o Earth Crisis. Seguro que dirías que todas ellas son hardcore, ¿verdad? Pero Snapcase y Earth Crisis no son especialmente similares entre ellos ni con, por ejemplo, bandas clásicas como son los propios Dead Kennedys. Y aún así siguen siendo hardcore, o hardcore punk. ¿Son Discharge hardcore? ¿En qué se parecen Discharge y Earth Crisis? En nada. No creo que estén ni en el mismo mundo. Honestamente, diría que la escena hardcore es más una cuestión a actitud, basada en el punk, que un género musical en sí. Creo que uno de los mejores discos que salió el año pasado fue el nuevo de una banda de hardcore llamada Trench….

Hmmmm… no los conozco….

No, porque casi nadie los conoce (risas). Es un disco llamado Blossom que es muy pesado y muy metálico. Mucho. Es hardcore metal, pero no es en absoluto rápido y aportan cosas distintas a otras bandas de hardcore metal, y eso es algo que los separa de los demás. Creo que hay una mentalidad muy abierta en buena parte de la escena hardcore. Míranos a nosotros, por ejemplo. Nosotros surgimos de la escena hardcore pero rápidamente nos convertimos en algo muy distinto, y aunque me ha costado un poco, finalmente he aceptado que no somos una banda de hardcore y probablemente nunca lo hemos sido.

Pero recuerdo cuando hacíamos entrevistas en los primeros dos o tres años de la banda. La gente nos preguntaba como era la escena metálica en Suecia y cosas así. Y tío, ¡no tengo ni idea! No sé lo que pasa en la escena metálica porque nunca he formado parte de ella y nunca lo voy a hacer. Disfruto de mis Entombed, mis Dismember, mis At the Gates y todas estas cosas, pero nosotros nunca hemos formado parte de esa escena, así que no sé nada sobre ella. Al final, todo vuelve a la mentalidad abierta que te comentaba, y hay mucha gente dentro del hardcore que escucha muchas otras cosas.

¿Había una escena hardcore potentísima en el norte de Suecia en esa época, verdad?

Sí, y tanto. Era inmensa. De hecho, ayer me pasé dos horas y media hablando de ella, así que ya te puedes imaginar (risas).

Ya veo (risas). ¿Refused también son de Umea, verdad?

Sí, sí.

Genial, me encantan. Y también me gustan especialmente Raised Fist, pero creo que ellos son de Lulea, ¿no?

Sí, es una ciudad que está a un par de horas de aquí.

Podríamos estar hablando un par de horas y media sobre este tema, veo, pero lo dejaremos para una próxima ocasión (risas).

Vale, cuando quieras (risas)

Me lo apunto. Bueno, en más de veinte años de carrera imagino que habéis tenido que tomar un montón de decisiones como banda, tanto en el aspecto puramente musical como en la parte más organizacional o de negocio. Antes has mencionado, por ejemplo, que vuestro contrato con Earache no fue demasiado justo ni beneficioso para vosotros, pero con la perspectiva del tiempo, y asumiendo que habéis aprendido de todo, bueno o malo, ¿de cuáles de estas decisiones estás más orgulloso, cuáles crees que deberíais haber tomado antes, y cuándo crees que habéis metido la pata?

No creo que nunca hayamos metido la pata en ningún sentido. En lo referente al contrato con Earache, en primer lugar no tengo nada malo que decir sobre nuestros años con ellos. Fueron muy buenos con nosotros y sin ellos no estaríamos en la posición que estamos ahora ni que estuvimos en su momento. Por supuesto, si a día de hoy nos propusieran un contrato como ese no lo aceptaríamos de ninguna de las maneras, pero en esos momentos no estábamos en esta situación. Recuerdo que dimos un concierto junto a The Haunted antes de firmar por Earache y les pregunté qué pensaban sobre ellos. Me dijeron que ni se me ocurriera firmar ese contrato. ¡No lo hagas! Pero entonces nosotros teníamos veinte años y tampoco había otras alternativas. ¿Cómo voy a arrepentirme de eso? No estábamos en la posición de exigir nada.

Una cosa que creo que deberíamos haber hecho antes es contratar a un manager, sin duda. Durante los primeros doce años de la banda lo hicimos todo nosotros mismos, y aunque lo hicimos tan bien como pudimos, nos habríamos ahorrado un montón de tiempo, esfuerzo y dinero si nos hubiéramos podido concentrar en la parte creativa y hubiéramos dejado el resto de aspectos de la banda en manos de alguien más. Porque durante muchos años, y te estoy hablando de quizás hasta hace seis o siete, estábamos en deuda constantemente. Si teníamos que volar para tocar en algún festival también teníamos que pagar esto y lo otro. ¿Cobramos 7000 euros? ¡Genial! Con eso podemos saldar esta deuda y la otra. Creo que la banda habría crecido más y más rápido de haber tenido un buen manager.

Pero ésta es otra, quizás habríamos podido contratar a un manager que solo tuviera un interés comercial en nosotros, y creo que le habríamos mandado rápidamente a la mierda. Al final, conseguimos al mejor manager exactamente cuando más lo necesitábamos. Es amigo nuestro, así que compartimos una amistad y también la parte más empresarial. Nos conoce como personas y nos respeta sin pedirnos nada que no podamos hacer.

Pero si hay algo de lo que me siento orgulloso es que cuando nos dimos cuenta de que podíamos ganar algo de dinero con la banda, decidimos reinvertirlo en la propia banda y en mejorar nuestra puesta en escena en vez de meterlo en nuestros bolsillos. Que preferíamos centrarnos en lo que queremos hacer como artistas en vez de enriquecernos como individuos. Es algo de lo que me siento muy orgulloso y creo que a largo plazo fue muy bueno para nosotros, porque con un buen directo ayudamos a que nuestra reputación como banda crezca. Recuerdo esa reunión en la que decidimos tener dos baterías en directos. Nos cuesta un montón de dinero tener y mover una segunda batería y pagar a otra persona para tocarla, pero creímos que así íbamos a sonar mejor y a crear una mejor atmósfera. Y eso es lo que acabamos haciendo.

Hablando de vuestros directos, precisamente sois notorios por no tocar mucho en vivo, con lo que los shows que hacéis se convierten en una especie de eventos. Por ejemplo, en Barcelona no habéis venido desde 2013, lo que es bstante tiempo especialmente si consideramos que estamos en un momento en el que las bandas giran más que nunca al ser ésta su principal fuente de ingresos y de sustento económico. Hasta cierto punto, es casi una declaración de intenciones que no lo hagáis así. ¿Cuáles son las razones tras esta decisión? ¿Crees que de alguna manera esto ha incrementado vuestro estátus como banda de culto y ha hecho que vuestros shows se conviertan en algo más especial?

Creo que ésta es otra decisión importante que tomamos muy al principio de la banda. Durante nuestro primer par de años giramos un montón. Nos metimos en todas las giras en las que pudimos y tocamos en muchísimas salas pequeñas. Estuvimos seis semanas de gira por Europa y todas esas cosas, pero rápidamente nos dimos cuenta que eso no es lo que queríamos. No podemos depender económicamente de la banda porque esto nos mataría, y no quiero forzarme a tener que girar a todas horas. Creo que si hubiéramos optado por lo contrario quizás ya no seríamos una banda a día de hoy, ya que a mí me cuesta mucho tocar por una razón que no sea la propia pasión por hacerlo.

Personalmente conozco a mucha gente que necesita girar constantemente, y eso se convierte en un trabajo. Y un trabajo es algo que termina siendo aburrido y que acaba por matar la pasión. Y aunque tengamos el mejor trabajo del mundo, cualquier trabajo se convierte en algo estancado, aburrido y predecible. A mí no me gustaría girar tanto, y aunque disfruto mucho de estar de gira, personalmente tres semanas se me antojan como casi demasiadas. Y eso fue incluso antes de que tuviéramos niños, así que ahora que casi todos los tenemos, es aún más duro estar lejos de ellos y todas esas cosas.

Para mí, la música es un hobby que me da dinero. Como te he dicho, no es que ganemos mucho, pero por ahora no tengo que volver a casa y pensar en cómo pagar mi alquiler. Puedo pagarlo mienttras estoy de gira sin trabajar, y poder hacer eso es algo por lo que considero que somos unos privilegiados. Si tuviéramos que cubrir toda Europa cada vez que sacamos un disco tendríamos que estar fuera de casa durante seis u ocho semanas, y es algo que me costaría sostener. Así que hacemos una pequeña gira por aquí, un festival por allá, y cosas así.

No me acuerdo cuándo tocamos por última vez en Barcelona…. ¿fue en Razzmatazz, verdad?

Sí. Yo os he visto creo que dos veces en Barcelona. La primera fue en 2005 o 2006 junto a Moksha, una banda local, y la segunda fue en Razzmatazz 2…..

Oh, sí, sí.

¿Te acuerdas de Moksha?

Oh, sí. ¿es esa la banda dónde Alex toca el bajo?

Hummm…. ¿Alex? Ahora mismo no recuerdo ningún Alex en Moksha, pero con el tiempo han ido cambiando de componentes y quizás entonces lo estaba… ¿Podrías estar refiriéndote a Obsidian Kingdom? Ellos tienen a un bajista llamado Alex y también tocásteis con ellos en 2013….

Hummm… creo que no. ¿Se trata de una banda que suena un poco a Meshuggah?

¿En 2005 quieres decir?

Sí.

Bueno, Moksha suenan más bien a Entombed y a esas bandas de death n roll sueco….

Sí, sí. Quizás me estoy confundiendo.

No lo sé. Lo podría mirar.

Bueno, no sé. Messhuggah también son de aquí de Umea, por cierto.

¿Ah, sí? Joder, no está mal. ¿Es una ciudad muy grande?

No, no mucho. Tendrá alrededor de cien mil habitantes.

¡Y tantas bandas increíbles y de estilos tan distintos! Si todo va bien, este próximo otoño volveréis por fin de nuevo por aquí, tanto a Madrid como al AMFest en Barcelona…

Sí, vamos a ver qué ocurre. Creo que en otoño deberíamos estar bien.

Sí, aunque creo que los festivales de verano están definitivamente descartados ¿eres optimista de que de cara al otoño estaremos más o menos de vuelta a la normalidad?

Sí. Tal y como dices, no entiendo como los festivales de verano, al menos los que tendrían lugar en los primeros meses, están aún anunciando nombres. No sé lo que ocurre en España, pero en Suecia lo estamos pasando realmente mal con el Covid y tenemos como 200 personas muriendo cada día. En estos momentos nos podemos reunir cuatro personas fuera de nuestra familia más inmediata. ¡Cuatro personas! Pensar que en pocos meses vamos a ser capaces de juntar decenas de miles en un lugar concreto…. ya te digo que eso no va a ocurrir. Olvídate de ello. Ni tan siquiera entiendo que los festivales sigan anunciando nombres. Pospón otro año, o piensa en un plan B.

Tenemos esta especie de festival aquí en Umea… bueno, no es en absoluto un festival, sino más bien unos cuantos conciertos repartidos en varios días. Y están anunciando todos esos grandes nombres para principios de mayo. ¡No! ¡No engañéis a la gente! ¡No os pongáis a vender entradas! No, no, es sencillamente estúpido. De cara a octubre, de todas maneras, y teniendo en cuenta que los programas de vacunación están empezando ahora, pienso que debería ser posible hacer conciertos, por lo menos en salas. Incluso recintos mayores si todo va según lo planeado. Espero que podamos estar mucho mejor a finales de verano.

No hace mucho en Barcelona hicieron una especie de prueba piloto en la que organizaron un concierto para mil personas en la Sala Apolo y antes de entrar le hicieron un test rápido a todos los asistentes, de forma que solo los que dieran negativo podían entrar. Por supuesto que un test rapido para mil personas debe valer una pequeña fortuna, pero quizás puede ser también una opción…

No sé… ¿y cómo de fiables son esos tests rápidos?

Pues no lo sé. Dicen que puedes saber el resultado en tan solo quince minutos.

No sé la seguridad de esos tests. De hecho, otro de los problemas relacionados con esta situación es que mucha gente parece tener una opinión sobre cosas que no entienden. Personalmente, yo no entiendo sobre este tema en particular, así que quizás funcionan a la perfección, pero a lo mejor para un evento en concreto. No veo que en todos los conciertos se vayan a hacer tests a todo el mundo…

Pero bueno, nadie sabe qué es lo que va a pasar o en qué situación saldremos de ésta. Quizás incluso es algo a lo que vamos a tener que acostumbrarnos y que cada año nos tendremos que vacunar para una mutación del Covid o lo que sea. O quizás tendremos que registrarnos como personas vacunadas para que se nos permita viajar. No tenemos ni idea de lo que va a pasar, pero deberíamos estar muy felices de vivir en una época en la que la vacunación es una ciencia y que haya sido posible desarrollar una vacuna en menos de un año. Eso es un record. ¿Tú sabes cuál era el record antes que esto?

No, no lo sé.

¡Cinco años! El récord anterior fueron cinco años. Y normalmente una vacuna tarda unos diez años a ser desarrollada. Imagínate lo que hubiera ocurrido hace cien años, habría millones de muertos. Sería, y perdona que lo mencione (risas), como volver a la gripe española.

Sí, y supongo que la gripe española se extendió con relativa lentitud porque la gente no estaba moviéndose constantemente de un lado para otro como ahora… ¿Crees que esta situación va a tener consecuencias permanentes en la forma en la que funciona la indústria de la música, aún después de las vacunaciones? ¿Crees que hay cosas que pueden cambiar para siempre?

No lo sé. Me imagino que eventualmente debería volver a la normalidad, ya que antes o después las cosas van a mejorar. Pero por otro lado, ¿qué va a ocurrir ahora? Todo el mundo va a querer volver en el mismo momento. Todos esos conciertos y giras que se han retrasado durante este tiempo se van a intentar volver a organizar a la vez, hay un montón de discos a la espera de ser publicados…. y puede que la gente no tenga el mismo poder adquisitivo que antes, así que es posible que algunas bandas se vean afectadas. Creo que va a haber bandas que lo acaben dejando por culpa de esto, y de hecho algunas ya lo han hecho. Hay bandas pequeñas que ya he visto que han decidido dejar de centrarse en la música y concentrarse en otras cosas.

¿Qué va a ocurrir con el tiempo? Pues no lo sé. No tengo ni idea de lo que va a ocurrir porque tampoco tengo ni idea de lo que va a ocurrir con la sociedad. He visto un montón de películas últimamente, y cuando alguien se abraza o incluso estrecha las manos, mi instinto se pone como «ey!«. ¡Eso no lo pienso yo, es mi instinto! Yo soy una persona de abrazar y abrazo mucho, pero ahora esto está fuera de límites. Y te preguntas si vas a poder a volver a hacerlo normalmente… ¿Cuándo? No lo sé, quizás en un par de años nos habremos olvidado de todo, o quizás será un recuerdo borroso del pasado. O quizás, al contrario, ésta es la nueva manera de vivir.

Esperemos que no, pero es peligrosamente fascinante ver lo fácilmente que nos adaptamos a las cosas. Tal y como acabas de mencionar, si ahora ves un vídeo de un concierto o un festival con toda la gente ahí apelotonada te salta algún tipo de alarma involuntaria diciendo «¿pero qué hacen? ¿están locos?» (risas)

Sí, sí, sí, exactamente eso. Es rarísimo verlo ahora.

Bueno, pues esto va a ser todo por mi parte. Muchas gracias de nuevo por dedicar todo este tiempo a estas horas a contestar a mis preguntas.

Muchas gracias a ti. Normalmente voy a dormir tarde, así que aún me quedan cosas por hacer aquí en casa.

Me alegro de oírlo. Te deseo todo el éxito posible con la publiación de The Raging River y espero poder veros en el AMFest el próximo octubre.

Sí, muchas gracias. Eso espero yo también.

¡Y que el 2021 sea mejor que el 2020!

Definitivamente, no creo que pueda ser mucho peor (risas)

Bueno, ya sabes que Mad Max está ambientada en 2021, ¿no?

¡Oh, no! (risas) El apocalipsis ya está aquí…

Sí, pero mirándolo por el lado positivo podría ser una temática interesante para un próximo disco de Cult of Luna…

¡Sí! (risas). Ya lo hemos hecho, y en realidad lo peor de todo es que esto no es nada comparado con lo que está por venir con el calentamiento global y todo eso. Definitivamente necesitaremos de una complicada adaptación, estoy seguro.

Y lo más triste es que esta situación que estamos viviendo nos podría dar la oportunidad de cambiar algunos de los patrones con los que vivimos, pero no tiene ninguna pinta de que vaya a ser así.

No, no lo va a ser, seguro.

Bueno, espero que acabemos sacando algo bueno de todo esto. ¡Gracias de nuevo por tu tiempo y hasta pronto!

Gracias a ti, Albert, ¡nos vemos!

English

Hi Johannes! First of all, thank you very much for spending some time answering these questions for us. How are you these days and how are you living through these weird times?

It’s my pleasure. I am not having the time of my life, but if it wasn’t for the horror of people dying left to right I would be totally fine with living like this forver (laughs). Working from home, having more time with the kids and all that kind of stuff. So that’s a positive aspect of the whole thing even though we all know what kind of horror it is for the rest of the world.

I have some norwegian friends and they say that lockdown didn’t change their lives that much anyway, because they didn’t use to leave home all that often (laughs)

No, it didn’t really change that much for me either a part from working from home, which is anyway quite good.

Well, let’s get into it. In a few weeks you will be publishing your new EP, called The Raging River, which comes only a year and a bit after your previous record, the great A Dawn to Fear. Normally you take double than that or even more between your albums, so why did you shorten the gap so much this time? Are they all new songs or is it something left from the sessions of your past album?

I don’t know, but you are right. We normally take two years or more to have an album ready, even though at the beginning of the century we released an album pretty much every year. Let’s put it this way: in all of our albums up until Mariner we have had a very distinct writing sessions where we kind of decided what was going to be the narrative or the story we wanted to tell, then we started writing and then we recorded it. Bang.

But we took the other way of writing when it came to A Down to Fear, and we had the attitude that we were just going to write and see what would happen if we wrote without a decided narrative. So we just let our subconscious go and we wrote straight out of instinct basically, just to see afterwards what this subconscious was trying to tell us. Cause everything comes from something and even if you write on pure gut feeling, this must come from something.

So we just kept writing, and when we entered the studio we had a lot of music, but pretty early on we kind of decided that there were a few songs that weren’t ready. We still had some work to do on them if we wanted them to live up to their full potential, so we kind of saved them. We recorded some parts of them and felt like we needed to maybe rewrite some stuff.

I continue writing all the time, but when this pandemic came and we had to cancel all the plans that we had, we thought it would be a great idea to just enter the studio again, finish off the songs and put other things to tape that we hadn’t recorded on that session. So it connects pretty well with that album and pretty well what we have in store in the future, for sure.

So you somehow consider this EP like an extension of A Down to Fear?

Yes, it is a different session, definitely, but it comes from the same place.

Would you make an analogy with what Vertikal II was to Vertikal?

Up to a point yes, but with Vertikal those songs were already recorded and that was the end of it. We had them recorded and we just released it. These new songs stem from the sessions of A Down to Fear but have been redone afterwards. In a way, Vertikal and Vertikal II came from one session, while with A Down to Fear was like a session that was still going on.

The Raging River is an EP, but it is still almost 40 minutes long. Of course it is quite short for your standards of a full album but it’s a perfectly acceptable length for an album of almost any other band. What do you think makes a difference between a full album and an EP? Could The Raging River have been a full album or you always intended it as this sort of complement to A Down to Fear?

For our standards is definitely not long enough. I was just about to say that it has nothing to do with length, but in a way it does because what we do requires time. And even though it might not have a full story like many of our previous albums, at least it needs to have the dynamics of an album. And to get that we need to reach an hour or more. That’s how it works for us. For other bands that work on other songwriting styles, forty minutes is quite ok, and even too long depending on what style of music they do. For a fast hardcore band, 23-24-25 minutes is good, while for us that can almost be one song (laughs). It’s just different styles of music, but I don’t think The Raging River would work as an album.

Of course, one of the most striking details of The Raging River is the collaboration with Mark Lanegan in «Inside a Dream». I’ve read that you had this song written with him in mind for a long time but you never dared to ask him. Of course this might come as a surprise as you are quite a respected band yourselves, but I can understand your reserves because even though he is an iconic voice of alternative music in the last thirty years, Mark has also a reputation for being a bit of a difficult character. For example, last time he came to Barcelona he left the stage half way through the concert and never came back…

Why?

There were some issues with the sound and he was unhappy with it, so he decided not to play anymore.

Oh, ok.

The issues were definitely there. The sound was cutting off repeatedly, but still left people in the crowd a little bit puzzled.

I can imagine….

How has it been then to work with him and what gave you finally the guts to ask him this time? How did you approach him and how did he respond to it?

I understood you said we had this song written with him in mind, but we didn’t.

Oh, you didn’t?

I think that what you were referring to is a song we wrote fifteen years ago.

Yeah, I think so. I read it in the press release. Was not this same song?

No, no. Definitely not.

Oh, ok. Sorry, my mistake.

No problems. That song was called «And with her came the Birds» and it appears in Somehwere Along the Highway.

Ok, ok. I didn’t understand-

This song was recorded during the sessions of A Dawn of Fear, and we talked about different vocalists that would fit the song. Then I was working on other stuff and Kristian, our keyboard player, had the idea that maybe this time we ask Mark. But it was more like a joke. The thing is that fifteen years ago we wouldn’t even know where to turn to as we were kids in our early twenties without any self confidence or anything like that. And this time we did a boring thing, and that’s contacting our manager and asking him if he knew how to get hold of Mark and ask if he wanted to do it. And he was like «yeah! I know his manager really well!». (laughs). So ok, ask him.

From there, things progressed pretty quickly. Got a message a few days later confirming that he would do it. I thought it was very cool, of course, but that’s the boring thing when you speak through managers, you know. At some point we started talking through email, I sent him the song and I got a swift response. I had a heck of other things to do at that time, and I really wanted to write a nice email to him asking if he wanted to write lyrics for it or he wanted me to do it. I had in mind that he could do whatever he wanted, so I wrote a long email explaining myself. But almost inmediately I got a response saying that he already wrote the lyrics, recorded it and was sending it to me. And that he hoped I liked it because he could not do any retakes because they kind of dismantled the studio and moved from the house (laughs). I listened to it and I was like «dude, you don’t need to do any retakes at all». This is perfect, it’s amazing.

So no, it was not difficult at all, he was much easier to work with than I ever expected. But I don’t know the guy. I’ve seen him live a bunch of times but I never met him, But hearing his vocals on one of our songs is something I will be still amazed by when I am really really old I think.

You started your career in an independent label, but you grew in Earache for most of your career. Then you moved to the norwegian label Indie Recordings for Vertikal and Mariner to end up releasing A Dawn to Fear with Metal Blade. But now you’ve decided finally to create your very own label, named Red Creek Records. Why did you decide to do this precisely now and what would be the main traits you invision will define the spirit of this label? What sort of bands do you want to showcase? What good or bad learnings have you gathered from working from those previous record labels?

First of all, we are still on Metal Blade, but we are allowed to release this EP ourselves. We had this idea of creating our own label for a long time. We kind of did an small attempt in 2005 or something like that when we released one 7 inch ourselves, and we released a book by ourselves too. But creating a label takes time and it’s a lot of hard work, so I think it is another positive thing with this lockdown that it gave us a lot of time to actually sit down and define how do we want to do it and why do we want to do it. I think we have always valued control over our own stuff and we’ve been quite a hard band to work with when it comes to labels because we demand a lot of stuff. We compromise, of course, but not on everything, which has been a pain in the ass sometimes.

I think that we’ve learned a lot through decades we’ve been working in the industry that we can put into practice. When it comes to creating our own label, I think one of the most important lessons is that, and this doesn’t separate music business from other artistic businesses, and is that there is a lot of artists out there that don’t get the credit or the recognition that they deserve, and there’s a lot of acts that they don’t deserve it but they get a lot of attention (laughs). So if we can help in any way to push artists that are in need of more attention, that’s my main focus. And also I want to work with bands that I like and that I can listen to mysef.

Also, when it comes to the learning experience while working with commercial labels, when we were twenty years old and signed of first record contract with Earache, that was not a financial wise decision. To write a five album deal with basically very low budget. I would say that we have earned pretty much nothing from our record sales for the first ten years. And that’s something that we don’t want for other bands. We are artists and we are going to make sure that the economic part will be much more beneficial to the artists.

But I understand, a commercial label is financially dependent on them making money. I understand that and it’s nothing wrong with it, but we are not dependant on the label, and hopefully we can afford to be able to give artists better deals. But it it is also risk taking, of course. I had no idea that we had to have that much money to release an album, and we are lucky to be able to release an album from a band like Cult of Luna, that has a following and people that buy our stuff, because an unknown band is a risk. You need to work your ass off to get a band to sell records in this day and age, because you don’t earn anything on the digital if you are not a big band. So that’s the best answer I can give.

And that’s a great answer. , y You are also distributing through Season of Mist here in Europe and Metal Blade in the USA, so I guess that will give you a boost in exposition.

Yeah.

In 2016 you published Mariner, which for me is one of the greatest records that I’ve heard this whole decade. I think is an absolutely amazing album, an almost alchemic blend between your music and the voice of Julie which clicks just brilliantly. It was received with raving reviews both by fans and critics, and to this day is hugely considered by everybody as well. Considering it was also a risky movement, were you surprised that it turned out that well and that it was so well liked by everybody?

Yeah, yeah. Very (laughs). Very surprised. We had no idea of what would come out of going into a cooperation with Julie, because I didn’t know her at the time. Now she is a very good friend of mine and we work very well together. At the time, it was just something we knew we were not going to tour a lot, so it was something to do while we were sitting home basically. And we didn’t know what would come up from recording it, because we didn’t know how those vocals were going to sound, and when we finally got the vocals I thought it was amazing, but you don’t know how it will be received. And I remember I said to a friend before we released it that it might had been our Lulu, you know, that Metallica + Lou Reed album, which maybe it shouldn’t be released. Even though I was proud of the result, but we had no idea how people would take it. The only reason why we were out toring that album was that people liked it that much. It wasn’t supposed to be a touring album.

And seeing the success, have you actually considered to collaborate again with Julie at some point or do you prefer to keep it as a one off?

I don’t know. I collaborate with Julie normally and we were supposed to tour together last year, as I play guitar in her band and write stuff, so we will see what comes out of it.

Oh, very good. Didn’t know that. And after that collaboration and the one with Mark Lanegan, are you opening yourselves on keep doing so with other different vocalists? Which voices have you thought would fit specially well with the Cult of Luna sound and concept?

I don’t know. It’s nothing that we really plan, so I don’t know.

Ok, I see. You came up in the early 2000s, and along with bands like Neurosis or Isis I think you help build and popularize post metal around the world, a style that lived a certain heyday during that first decade of the century and even became a bit of a trend, with lots of new bands that sounded more or less the same…

(laughs)

They did, isn’t it? You know, bands that sound really good when you listen to them but that aftwerards you don’t remember anything. With the years it is obvious that such trend has faded out quite a lot, and now there are just a few bands remaining, with you still quite at the helm of it. How did you live that whole era when you were such an influential band for so many others. Are there any of your disciples that you particularly like?

Ahmmm… that’s a tough question… I didn’t really think until pretty late, actually, that we were looked upon as some kind of spearhead or anything like that. It must have been only a few years ago that I realised it’s for real. Like you said, of course, in the first decade of the century there were a lot of bands that seemed to discover the delay pedal (laughs). And there were some great bands out there, and some of them are still doing it.

What we do right now is nothing different than what we did when we were eighteen or nineteen and kind of started this band. What I write and what we write as a band is a product of everything that we have gone through and everything that influenced me throughout the years. We didn’t think we did something that special actually. We just did what we did. We have had a really open mind on what has been musically possible, and on every record we thought if we could get away with

something new and push the boundaries in a lot of different directions.

When it comes to that, I think that one of the bands that came out in 2006 or 2007 that are still doing it and still doing it really well are a british band called Bossk. I really like them, and their new album is really super. I am doing vocals on one of those tracks. And they are doing their own stuff, so I think that’s one thing that separates them from many other bands. They are taking some influences from this kind of post metal / rock or whatever you want to call it, but they added something to it which makes it special. And that’s the kind of stuff that separates that band from other bands that, like you said, are hard to distinguish from each other. I mean, it’s all good, but it does sound the same.

Yes, I agree. Changing topics, I believe I probably knew of you much earlier than most other people in Spain because a friend of mine went to Sweden for an Erasmus almost twenty years ago, and one christmas holidays he came back so excited with your first album under his arm. The guy has never been a metal fan, but rather a hardcore fan, but still loves you until this day. And it’s funny, because in the same way that for example Neurosis started as a hardcore band, I think your brand of metal usually appeals and fits in very well with hardcore fans even though musically it’s miles away, being much slower, darker and heavier. It’s sonically very different but it has a similar sort of spirit. Why do you think it is so?

Because I am a hardcore kid.

Yes, I know. But the music is still very different.

It is, yeah, it is. But you talked about it before. It almost says more about the attitude and the scene that comes from than the music itself. Look at bands from the golden age of the Victory Records like Snapcase, Strife and Earth Crisis. You would definitely say that’s hardcore, right? But Snapcase and Earth Crisis are not that similar to the Dead Kennedys and might still be hardcore, or punk hardcore. Is Discharge hardcore? What do Discharge and Earth Crisis have in common? Nothing. I think they are not even in the same world. So I think the hardcore scene is more of an attitude, a punk attitude, than a musical genre to be quite honest. And I think one of the best records that came out last year is from a hardcore band called Trench….

Hummm… don’t know them…

No, because nobody does almost (laughs). It’s a record called Blossom that is super heavy. Super heavy. It’s metal hardcore, but it’s not fast and they bring something different that other metal / hardcore bands. It’s something that separates them from others. I think there is an open mind to some of the hardcore audience. Look at us, for example: we are from the hardcore scene and then we turned into something different, and I kind of come to terms with the fact that we are not a hardcore band and maybe never were.

But I rememember that when we did whatever interviews in the first couple of years, we got questions about how was the metal scene in Sweden oranything like that. Man, I have no freaking idea! I have no idea what’s going on with the metal scene. I’ve never been a part of it and I never will. I enjoy death metal, I enjoy my Entombed, my Dismember, my At the Gates and all this stuff. But we are not from that scene, so I don’t know anything of it. But I still it all goes down to some sort of open mindness and a lot of hardcore people listen to a lot of other stuff too.

There was a very strong hardcore scene in the north of Sweden at that time, isn’t it?

Oh yes, it was huge. I spent two and a half hours talking about it yesterday (laughs). So you can imagine. (laughs)

Oh, I see (laughs). Were Refused also from there?

Yeah, yeah.

Yeah, ok. I love Raised Fist, that’s one of my favourite bands, but they are not from Umea but from Lulea, isn’t it?

Yes, they are from a city about two hours from here.

Yes. Well, in more than twenty years of career I guess you have had to take many decisions as a band, both on the purely musical aspect and in the organisational / business side of things. You mentioned before, for example, about the not so fair deal with Earache, but with the perspective of time, which of those decisions are you most proud of, and assuming of course that you’ve learned from everything, which of them do you think you should have taken earlier and when do you think you screwed up?

I don’t think we ever screwed up, in any way. Regarding the deal with Earache, first of all I don’t have anything negative to say about our years with them. They were really good with us and without them we wouldn’t be in the position that we were with them. Of course, if we had a record contract like that today, we would say no way, but we were not in that position back then. I remember we did a show with The Haunted before we signed to Earache and I asked them about what did they think. They told me to never sign to them. Don’t do it! We were like twenty years old and we didn’t have any other alternatives. So why should I regret that? We were not in a position to make any demands.

One thing that we should have done earlier is getting a manager, definitely. Because we kind of did everything ourselves for the first twelve years. And even though we did it as good as we could, we would have saved a lot of time, effort and money if we would have had somebody that just left the creative stuff to us and just took care of the other aspects of the band. Because for many years, and this is up until maybe six or seven years ago, we were in debt all the time. If we had to fly out to do this festival, we had to pay this and this and this. We get 7000 euros? Great! We can pay off this people! And also maybe the band would have grown faster if we would have had a good manager.

But that’s the thing, we could have also have gotten a manager that only had commercial interest, and I think we would have send him straight to hell. We got the best manager exactly when we needed him. He is a friend of ours, so we have a friendship and we have the business side of it. He knows us as people, and respects us with no demands at all.

But if there’s anything that I’m proud of is actually when we realised that we are in a position that we actually can get some money from playing and we decided that we would spend it on the band and in the live show instead of tossing it into our pockets. That we would focus on what we want to do as artists, instead of getting money for ourselves as individuals. That’s something that I’m proud of and I think that in the long run it was good for us, because if we do a good live show we create a good reputation for the band. I remember that meeting that we had early on where we said «yes, let’s have two drummers». It costs us shitloads of money to have a drum kit, to pay another person in the band, a live drummer or whatever, but we wanted to do it because it sounds better. It created a better atmosphere. And then we did in fact do that.

You are notorious for not doing a lot of live shows, and specially because of your shows being some sort of an event. For example, in Barcelona we haven’t seen you since 2013, which is quite a long time considering we are in an era when bands tour more than ever as this is the main way of income and to sustain themselves financially. It seems almost an statement that you don’t do so. In the first place, what are the reasons behind this? And second, do you think that this has somehow increased your status as a cult band and made your shows much more special?

I think this is another important decision we took very early on. Because in the first couple of years we toured a lot. We did every tour that we could get our hands on, which were very small venues. We did a six weeks tour throughout Europe and all that stuff, but we realised that this is not for us. We can not make ourselves financially dependent on the band because that would kill us, just to have to tour all the time. And I think that if we had decided otherwise maybe we would not still be a band, because I can not play for any other reason than the passion of it.

I personally know people that need to tour, and it becomes a job. But a job becomes boring and the passion disappears. Even though we have the best job in the world, every job becomes stale, boring, predictive… I wouldn’t naturally want to tour that much. I love being on tour, but three weeks it’s almost too long. And that was even before we had kids, and now pretty much all of us have, so it becomes harder to be away from them and that kind of stuff.

Music for me is a hobby that pays. As I said, we don’t earn a lot of money but for now I don’t have to come home and not be able to pay the rent. I can pay the rent while being on tour and not working, and that’s something we are very privileged as a band, to be able to do so. If we had to cover the whole Europe we would have to be away for six weeks, eight weeks or whatever, and I couldn’t handle that. So a mini tour here, a festival there.

I don’t remember, when we played Barcelona, we did Razzmatazz, right?

Yes, I have seen you twice in Barcelona… the first one was 2005 or 2006 along with Moksha, a local band, and the last one was Razzmatazz 2, in…

Oh, yeah yeah!

Do you remember Moksha?

Oh, yeah, yeah. Is that the band where Alex plays the bass?

Humm… Alex… I don’t recall any Alex in Moksha, but they changed members a bit and maybe it was back then… Would that be Obsidian Kingdom maybe? They have an Alex playing the bass and they played with you too…

Hummm, no, no… Was it a band that sounded a bit like Messhuggah?

You mean in 2005?

Yeah.

Moksha sounds more like Entombed or those swedish death n roll bands…

Yeah, yeah. Maybe I am confused.

I don’t know. I could look at it.

Well, I don’t know. Messhuggah are from Umea, by the way.

Oh, not bad. Is it a very big city?

No, not big. About hundred thousand.

And so many great and diverse bands coming out from it! Well, if everything goes well, this next autumn you will finally be back in Barcelona and Madrid. In Barcelona you will be playing the AMFest…

Yeah, let’s see what happens. I think that by autumn it should be good.

Yeah, I think that the summer festivals are definitely off the table. But are you optimistic that we will be mostly back to normal by autumn?

Yes. Like you said, I don’t understand how this summer festivals, at least the ones that would take place in the beginning of the summer, would still be announcing names. I don’t know how it is in Spain, but in Sweden we are doing really bad with the covid and we have like 200 people dying every day. Right now we can meet four people outside of your inmediate family. Four people! To think that you will be able to stack up tens of thousands of people in one area… this is not gonna happen. Forget about it. I don’t even understand how festivals keep announcing new bands. Just postpone another year. Maybe have some other backup plan.

We have this kind of festival here in Umea…. well, it’s not a festival at all, but they starting to announce these bigger artists for this year in may… No! Don’t fool people! Don’t sell any tickets. Don’t, don’t. It’s just stupid. However, I think that in october, since the vaccination is starting right now, I think we should be good, at least for club shows and hopefully even bigger events if vaccination goes as planned. We should be good by the end of the summer I hope.

Not long ago in Barcelona they did like a test where they organised a concert in a thousand people venue like Apolo and they performed a rapid test to everybody so that everybody that was negative could get in. Of course a rapid test for thousand people might cost a small fortune, but I don’t know if that would be a way also….

Yeahhh. And how secure are those rapid tests?

No, I don’t know. They say that you have a result in fifteen minutes.

I don’t know how accurate they are. This is one of the problems too when it comes to this situation is that a lot of people have opinions about things that they don’t understand. I don’t understand about this in particular, and maybe they work perfectly, but for one event maybe.

Nobody knows what’s gonna happen and what will come out of it. This might be something that we will have to get used to, that every year we have to get the vaccination for a mutated covid or whatever, and maybe you have to register as a person that have been vaccinated so you can travel and stuff like that. You don’t know what’s gonna happen, but we should be very happy that we live in an age where vaccination is a science and that it’s doable, that they’ve been able to create a vaccine in under a year. This is like a record. Do you know what the record for creating a vaccine before this?

No, I don’t know.

Five years! Five years is the previous record. And normally a vaccine takes about ten years to be created. Imagine what would have happened a hundred years ago, you would have milions dead. It would be, and sorry to say (laughs) the spanish flu all over again.

Yes, and the spanish flu developed relatively slowly because people was not constantly travelling everywhere like now… Do you think that this situation will have lasting effects in how the music industry works, even after vaccinations and everything? Do you think there will be aspects of it that will change forever?

Well, I don’t know, I think that eventually it will go back to normal, because sooner or later things will get better. But at the same time what will happen now? Everybody will come back at the same time. All these shows and tours that have been postponed during this time will be scheduled to happen at the same moment, there will be a lot of records that are waiting to be released…. and people won’t have that much money, so maybe it will affect some bands. I think some bands will quit because of this, and some bands have quite because of this. There are some small bands that I’ve seen on my facebook feed that just said «this is it», and decided to focus on different stuff.

What will happen over time? I don’t know. I have no idea what’s gonna happen because I have no idea what’s gonna happen in the society either. I mean, I have been just watching movies right now, and you see people hugging or shaking hands and my instinct right now goes «woo!». That’s just my instinct, and I am a hugger! I hug people a lot, and now that’s off-limits. And you wander if it’s that ever gonna happen again? When is it going to happen? I don’t know, maybe in a couple of years we might not have forgotten about the whole, but it’s maybe gonna be a fade memory of the past. Or not, maybe this is the new way of living.

It’s dangerously amazing how easily we adapt to things, because like you just mentioned you see a video of a concert or a festival with all those people packed up in the crowd and you are like «what are doing!? Are they crazy?» (laughs)

Ye-ye-ye-yeah. Just this. It looks so strange seeing it now.

Totally. Well, that’s about all my questions for today. Thank you very much again for dedicating this time to us so late in the evening.

Yeah, thanks to you. I normally go to sleep late so still some stuff to do here at home.

Perfect. I am glad to hear so. I wish you the best of luck with the release of The Raging River and I am really looking forward to being able to see you next autumn in Barcelona.

Yes!

And I hope that in all ways 2021 is much better than 2020.

Yeah, definitely. It can’t really be much worse (laughs)

Well, you know what they say about Mad Max, isn’t it? It was set up in 2021…

Oh no (laughs). The apocalypse is coming….

Yes, and that would maybe be a good theme for a future Cult of Luna album anyway…

Yeah (laughs). We’ve done that already. But this is the worse thing, because this is nothing compared with what’s coming with global warming and everything. We will definitely need a big adaptation there, I am sure.

The sad thing is that this situation we are living could give us the opportunity to change certain things and certain patterns of how we live, and that’s not gonna happen.

No, no, that’s not gonna happen.

Well, hope that we will all get something good from this. Thanks again for your time and see you!

Yes, Albert. Thanks to you! Bye bye!

Avatar
Sobre Albert Vila 894 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.