Los Planetas – Pop: 25 años de un disco generacional

Ficha técnica

Publicado el 29 de enero de 1996
Discográfica: RCA - BMG
 
Componentes:
J. Rodríguez - Voz, guitarras eléctrica y acústica, teclados
Florent Muñoz - Guitarra eléctrica, teclado
May Oliver - Bajo
Raúl Santos - Batería, voz
Eric Jiménez - Batería
Ángel Martos - Percusión
José Lozano - Coros
Kurt Ralske - Teclados, guitarra jazzy

Temas

1. db (9:20)
2. Una nueva prensa musical (2:59)
3. Jose y yo (3:31)
4. Himno generacional #83 (2:10)
5. Ciudad azul (3:24)
6. La máquina de escribir (5:42)
7. David y Claudia (2:03)
8. 8 (3:57)
9. Aeropuerto (3:26)
10. Ondas del espacio exterior (3:03)
11. Punk (1:28)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Los Planetas – Pop: 25 años de un disco generacional
Todos los discos de Los Planetas en Amazon


¡Los Planetas en Science of Noise!

Bueno, nunca hemos ocultado nuestra faceta indie, sobre todo el que firma este artículo. Nos movemos en todo lo que es rock & metal y derivados. Y, evidentemente, el indie rock es uno de los sub estilos que abordamos. Con menos frecuencia, pero lo hacemos. Y tras esta presentación informal, vamos al lío.

Por todos es sabido que Los Planetas son LA BANDA indie nacional por excelencia. Los granadinos siempre se han mostrado fieles a unos principios y una una independencia que les encumbra como una banda capital del rock intra fronterizo. Gustarán más, gustarán menos. Les odiarás o les amarás. Pero nadie puede dudar de que su legado es inmenso.

Y aprovecho la ocasión para confirmar un dato relevante: necesitarás 200 escuchas de cada canción para entender sobre que hablan las letras. Porque lo de vocalizar… mejor lo comentamos otro día.

¿Queremos ser famosos?

Es curioso todo lo que rodea al disco Pop, considerado para propios y extraños un disco menor en la discografía de los granadinos, y también considerado para propios y extraños como la piedra angular del movimiento indie cantado en castellano. Un disco generacional e icónico, la banda sonora de unos adolescentes (ahora cuarentones) y también un disco de corte rebelde.

Rebelde, ¿Los Planetas rebeldes? Tras su pelotazo en forma de debut bajo el título de Super 8 (1994) bajo el sello multinacional RCA, nadie podía dominar ni tan siquiera intentar encauzar a una banda dispuesta a comerse el mundo – qué no el mercado-. En el lapso que unió Super 8 y Pop, Los Planetas fueron considerados “El Grupo” y los medios les encumbraban como tal. Las listas comerciales y las radiofórmulas como Los 40 Principales se frotaban las manos frente a la aparición de una banda nacional con tal potencial.

Pero todo esto, lejos de agradar a la banda, detestaban el circo mediático en el que se veían inmersos. Algo ajeno a sus intenciones pero, a la postre, el resultado mediático de su debut bañado en oro. La banda sabía de su potencial y para contrarrestar su fulgurante ascenso de alguna forma se volvieron bordes con la prensa.

Los excesos típicos de divos del rock también ayudaron a descolgar su aureola y finalmente la publicación de Pop hizo bajar el hype a fans y medios. La banda se descolgó de cualquier influencia externa por parte de RCA y publicó el disco que les dio la real gana.

POP anti mainstream

Sirva el subtitulo a modo resumen rápido. Con Pop, Los Planetas se podrían haber vuelto mainstream. Podrían haber compuesto algunos temas fáciles de indie pop ideales para ser pinchados en la radio y las discotecas. Y su impacto en ese lejano 1996 hubiese sido un éxito rotundo. Pero Los Planetas no quisieron endeudar su futuro por unos hits mojabragas de éxito pasajero.

Lejos de todo ello se pusieron el mono de trabajo para presentar 11 canciones que distan, en todo, de la popularidad más vulgar. Bajo el liderazgo creativo de J.Rodríguez y Florent Muñoz, la banda se labró unas letras tan tortuosas como afiladas en las que se despachan con gusto y soltura de todo lo que se les antoja.

Musicalmente el disco contiene ciertos errores de banda aún novel aúpada como los salvadores del rock patrio. Bajo el mando productivo de Kurt Ralske, el disco final tiene detalles sin pulir que demuestran cierta flaqueza. El trabajo por sacar a relucir las voces fue horrible y, 25 años más tarde, sigue siendo uno de los principales puntos flacos de los granadinos. Aún así, Pop luce poderoso unas melodías con cierta complejidad, con detalles y capas múltiples. Las guitarras suenan poderosas y afiladas, el bajo de May colosal.

Visualmente Pop es precioso, el diseño gráfico de Javier Aramburu es excepcional. Tanto la imagen de portada como la galleta del disco / cd con esa mítica simbiosis entre Los Planetas / Pepsi / Pop es fantástica. Y toda la esencia retro del disco me parece una delicia visual.

Y líricamente nos topamos con unos Planetas provocadores. En “La máquina de escribir” nos topamos con un tono sadmoasoquista e incluso misógino. Encontramos humor en “Himno Generacional #83”. Ironía en “Una nueva prensa musical”. E incluso tenemos tiempo para las canciones de amor con “8” y “David y Claudia”.

Pop entró por los pelos en las listas nacionales como Los 40. Si bien se vendió bien, tampoco lo podemos considerar un gran éxito de ventas. Tampoco gustó a la gente normal, Los Planetas no son atractivos ni atrayentes. Pero tienen su encanto que, cuando lo descubres, no hay marcha atrás.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 477 Artículos
Rock en todas sus extensiones