Entrevista a Anntona, guitarrista de Los Punsetes: ‘Lo importante es golpear las cosas con las manos e incluir la palabra mierda en dos o tres canciones de cada disco’

A finales de diciembre, Los Punsetes publicaron su esperado nuevo disco. Sin duda uno de los mejores de su larga carrera. Nos lo pasamos tan bien con Al final del túnel hay otro túnel (2022) que contactamos con la banda para que nos contara de primera mano cómo han superado la pandemia y algunas curiosidades de AFDTHOT.

¡Hola! Aquí Beto de Science of Noise. Muchas gracias por vuestro tiempo y felicidades por el ajetreado año que estáis viviendo, y por vuestro último disco, que por cierto lo incluimos en la lista de los mejores discos nacionales de 2022. ¡Un placer!

Primero de todo, superada ya la pandemia, aunque es como que casi obligado preguntar sobre ello. A nivel personal y familiar, ¿todo bien?

Todo buen, muchas gracias.

La pandemia y sus daños colaterales han afectado muchísimo al gremio. Bandas, promotoras, medios… todos hemos sufrido para superar estos dos largos años. Si no voy errado, Aniquilación, se publicó unos meses antes de que nos encerraran a cal y canto. Título más que premonitorio. ¿Cómo vivisteis la cancelación de conciertos y cómo adaptaásteis vuestro futuro inmediato a la realidad que vivimos?

Lo vivimos con resignación y tristreza. Estábamos girando con Aniquilación, un disco que estaba funcionando muy bien y que no pudimos tocar tanto como nos hubiera gustado. Retomar el grupo después ha sido costoso, pero estamos contentos de haberlo conseguido y haber hecho otro disco.

Por suerte, tras la pandemia, todo se ha visto multiplicado por 1.000. Mil giras, mil eventos, mil lanzamientos nuevos… Parece que pasamos de cero a algo así como un overbooking en el sector. ¿Cómo afrontasteis esta vuelta a los escenarios?

Nuestras expectativas giran en torno a nuestra propia creatividad, a hacer y producir unas canciones de las que estemos orgullosos, y a presentarlas de una manera digna. Eso no ha cambiado con la pandemia ni depende tanto de las circunstancias puntuales de la industria, así que lo afrontamos con serenidad.

De cara al futuro más cercano, de momento os vemos en el cartel del próximo Tomavistas. Y una pequeña gira de presentación del nuevo disco. ¿Qué evento programado os hace más ilusión? ¿Cómo se presenta la temporada de festivales? ¿Os vamos a poder ver en más festis?

Tomavistas será muy especial porque presentaremos “AFDTRQHOT en Madrid que es nuestra casa, y eso siempre es un subidón. Además somos muy fans de que el festival haya vuelto al Tierno Galván, sitio al que puedo llegar andando desde mi casa.

Esperamos estar en muchos festivales y en todas las salas que podamos este año, sí.

Los Punsetes. La verdad es que vuestro nombre es realmente original y curioso. Tiene el poderío de sonar informal pero no te permite bajar la guardia… ¿Cómo surgió y qué propósito inicial tenía el escoger este nombre?

Viene de un restaurante que estaba enfrente de mi casa hace unos años, Can Punyetes, hacían una butifarra fantástica, y calçotades en temporada. Nos pareció un entrañable homenaje a la cocina catalana que tantas alegrías nos ha dado.

Ya en vuestro debut mostrasteis las cartas, un poco de todo como: hardcore, grunge, garage, punk, electrónica. ¿Cómo se mezclan tantas influencias sin que suene como un refrito de conceptos e ideas?

Lo importante es golpear las cosas con las manos e incluir la palabra mierda en dos o tres canciones de cada disco.

Más allá de las afiladas letras de “España corazones”, si una cosa mola más que nada en Los Punsetes son vuestras letras. ¿Quién se encarga de idear y de destripar conceptos en forma de estas líricas tan sangrientas?

Algunas las hace Jorge, otras las hago yo.

En cuanto a las imágenes o ilustraciones que acompañan vuestros trabajos, sean discos o singles, mostráis un trabajo gráfico muy interesante. ¿Qué nos puedes contar de ello? ¿Cómo relacionáis las ilustraciones con el contenido musical de vuestro trabajo?

Normalmente buscamos a un artista que nos guste o le pedimos consejo a los amigos de FUlgenico Pimentel, la mejor editorial de cómics de España, que nos han echado una mano en la búsqueda de los artistas de buena parte de nuestros últimos trabajos.

Sonido Muchacho, estrenáis sello que dirige Luis Fernández, bajista de la banda. ¿Os ha dado manga ancha Luis para este nuevo disco?

Luis es una auténtica piraña de los negocios, un chacal del underground, no tiene piedad ni de sus familiares, no se casa con nadie.

Y empezamos a cerrar la entrevista con alguna pregunta para los soñadores, los que permiten que el mundo siga girando así de bonito. El mundo del espectáculo, del arte, te hace soñar en el futuro. Llegar a llenar un estadio, entrar en el metro de Nueva York y que esté sonando una de tus canciones por el hilo musical… ¿bonito, eh? Pero para eso aún queda un buen trecho. ¿Qué sueños, realistas, tenéis como banda a día de hoy?

Bueno, a nosotros ya no nos queda mucho, estamos sin duda en el ocaso, así que quizá ya solo podemos soñar en morir rápido y sin dolor.

Ya son casi dos décadas en activo. Partiendo de la premisa de que la suerte no existe, si tiras la vista para atrás, ¿cómo crees que habéis llegado donde estáis?

Con una mezcla de terquedad, paciencia, inconsciencia, inmadurez y voluntad.

Estar en una banda y girar tanto no es simplemente subir a un escenario y tocar una hora y media con tus compañeras y “adiós muy buenas”. Al final tus compañeras son como tu familia, o tu pareja, compartes escenario, viajes, vivencias, emociones… ¿Cuál es el mejor recuerdo de estos años “en familia”?

Seguir viéndonos es sin duda uno de los alicientes que tiene el grupo para todos, pero yo la verdad es que no me acuerdo de casi nada de lo que pasa en esos viajes, la mayoría del tiempo estoy borracho como una cuba.

Las complicaciones siempre aparecen en estas relaciones personales, en las giras… ¿Has tenido en algún momento esa sensación de mandarlo todo la mierda, de pensar que lo que haces no sirve para nada? Y si es así, ¿cuándo fue?

De hecho estamos completamente convencidos de que lo que hacemos no sirve para nada, y aun así una extraña fuerza nos mantiene pegados los unos a los otros como lapas.

Y nada, ha sido un placer poder conversar con vosotros, espero que hayáis disfrutado de la entrevista tanto como un servidor en prepararla. Nos vemos pronto.

Nos vemos pronto, muchas gracias. ¡Saludos!

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 967 Artículos
Rock en todas sus extensiones