Entombed – Clandestine: 30 años del agresivo lanzamiento de los suecos

Ficha técnica

Publicado el 12 de noviembre de 1991
Discográfica: Earache Records
 
Componentes:
Nicke Andersson - Voz, batería
Alex Hellid - Guitarra
Ulf Cederlund - Guitarra, coros
Lars Rosenberg - Bajo

Temas

1. Living Dead (4:26)
2. Sinners Bleed (5:11)
3. Evilyn (5:05)
4. Blessed Be (4:47)
5. Stranger Aeons (3:25)
6. Chaos Breed (4:53)
7. Crawl (6:14)
8. Severe Burns (4:01)
9. Through the Collonades (5:38)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Entombed – Clandestine: 30 años del agresivo lanzamiento de los suecos
Todos los discos de Entombed en Amazon


Después de Left Hand Path (1990) con Lars-Göran Petrov aún en la banda, quién nos iba a decir que nos volverían a sorprender gratamente solo un año más tarde. Desde luego, 1991 fue un buen año para la música, y sobre todo para el metal extremo, con discazos como Blessed Are the Sick de Morbid Angel, Human de Death, Like an Ever Flowing Stream de Dismember, Necroticism: Descanting the Insalubrious de Carcass, Angel Rat de Voivod, Effigy of the Forgotten de Suffocation o el que hoy cumple ni más ni menos que 30 años, el Clandestine de Entombed.

Si escuchamos primero el Left Hand Path y después el cumpleañero Clandestine, rápidamente podremos darnos cuenta de que, aunque son de una misma banda, son lo suficientemente diferentes como para no parecerse demasiado. Mientras Left Hand Path proponía riffs veloces con un caos de lo más atractivo y una voz principal descomunal, Clandestine nos demostró el lado más oscuro de la banda, con riffs más lentos y pesados además de un gran predominio de las guitarras de Hellid y Cederlund

Y sin más dilación, vamos con los temas. Aunque, solo viendo la portada del artistazo Dan Seagreve ya podríamos casi afirmar que esto fue, y sigue siendo, un discarral. 

“Living Dead” arranca a alta velocidad pero con un ritmo cuadriculado a la vez que desenfrenado que nos ordena cada sonido en la mente. Las risas malévolas y las voces habladas por debajo con las guitarras a todo trapo suenan a perversidad y osadía.  Empezar un álbum con tal agresividad no es más que una premonición de “Sinners Bleed”. La voz de Andersson en este segundo tema es aún más tremenda que en la primera, y aunque no llega al nivel del gran L-G Petrov, sigue siendo igualmente cautivadora. El bajo de Rosenberg resuena por debajo con esas líneas de puro death metal. Además, ya solo con dos temas se descubre el pastel y queda expuesta la expresividad de las letras de Entombed con frases como:

The void caught up with my eyes the horrid wait suffers me
Please set me free I just want to die.”

La tercera pista es “Evilyn”, que tiene un eco que genera una atmósfera semejante a una cueva lúgubre. La producción es fenomenal y se consiguen distinguir todos los instrumentos a la perfección. Los riffs con algo de melodía convierten a este tema en tremendamente pegadizo, algo que se puede observar a lo largo del álbum. El misterio que emana de las partes instrumentales de esta canción son pura fantasía. La excelente composición de sus temas es sin duda una de las razones de su éxito, no solo cada pista es esencial, sino que además consiguen captar tu atención de principio a fin.

Asimismo, en “Blessed Be” nos adelanta una batería espectacular y algún que otro solo de guitarra que merece mucho la pena escuchar con atención. Los suecos no dejaron nada en el tintero y la densa “Stranger Aeons” formó parte de este CD en quinto lugar. Un tema intrigante y sumamente oscuro en el que las guitarras tienen el papel principal. El sonido se vuelve algo más doom en algunos momentos mientras la voz añade intensidad al statement de la canción Death’s a solution to life’s dead illusions”. Además, no puedo evitar relacionar el último riff de este tema con “Deathcrush” de Mayhem, que, aunque son temas claramente distintos, combinan bien en cuanto a atmósfera y tenebrosidad.

“Chaos Breed” nos recuerda que este álbum es mucho más técnico que su debut, las guitarras con menos distorsión y el bajo suenan a la par con la batería en una oleada de agresividad ya característica de la banda. Con riffs al ritmo de Slayer y notas contundentes, dejan entrever su lado más thrasher mientras la canción avanza hacia la desesperación más absoluta. A continuación “Crawl”, una pista con retro fantasmagórico que aplasta cualquier felicidad. Tras seis minutos de espeluznantes matices, el death se respira en todas partes. Uno de los temas recurrentes de Entombed, aparte de la muerte, el horror y el miedo, es la religión. En este tema nos demuestran su devoción a Satán en varias líneas:

Father help me die away from reality
My arms and legs are bound
Please grant me mortality.”

Ya se va terminando el CD y pasamos a los dos últimos temas de este aniversario. El primero es “Severe Burns”, que domina con su fuerza maléfica a gran velocidad. Salpican sangre a su paso y no dejan ni un segundo para respirar. La canción tiene altibajos de intensidad que permiten cierto colapso intercalado. Y de la violencia más áspera, pasamos a la melodía de “Through the Collonades”. Un inicio de lo más intenso y misterioso con una guitarra limpia, resulta tétrico aunque relajante. La muerte se apodera de la pista y la voz de Andersson luce brutalmente enojada. Sin lugar a dudas, esta es una pieza digna de admirar en la que confluyen gran variedad de riffs impresionantes. 

A algun@s les parecerá que el Clandestine es mejor que el Left Hand Path, mientras que para otr@s será a la inversa. En todo caso, aunque Left Hand Path dejó el listón muy alto, Clandestine consiguió, al menos, llegar a un nivel semejante en cuanto a calidad y sonido. La monstruosidad que emana de Entombed reluce en Clandestine con cada riff pesado. Esta es sin duda una obra maestra en la que se respira death metal con inclusiones de otros estilos que la complementan aún más. De hecho, en 2019, la banda lanzó un álbum en directo de Clandestine, con algún que otro añadido al que vale la pena echar un vistazo si os gustó el lanzamiento de 1991.

Antes de terminar con este especial de aniversario, creo que es importante recordar a L-G Petrov como el gran vocalista referente que fue en el mundo del metal extremo. Desde aquí deseamos que descanse en paz.

Avatar
Sobre Irene Vernedas 58 Artículos
Mi nombre de fotógrafa es BlackSpell Coven porque Irene era demasiado poco metal.
Normalmente hago fotos de bolos y festivales, pero si quieres una sesión o un book de tu perro, ¡te lo dejo a buen precio!