Crónica y fotos del Tropical Riot 2023 - Pista Coberta (Ullastrell), 2 de septiembre de 2023

El Tropical Riot despide la temporada de festivales a base de bolazos de punk rock

Datos del Concierto

Tropical Riot 2023

Bandas:
Booze & Glory + Bad Nerves + Blowfuse + Sandré + The Gundown + Saïm + Antilògic + Bullitt + Derbe
 
Fecha: 2 de septiembre de 2023
Lugar: Pista Coberta (Ullastrell)
Promotora: Tropical Riot / Ajuntament d'Ullastrell
Asistencia aproximada: 500 personas

Fotos

Fotos por Ray Molinari

Se acaba la temporada de festivales, pero no sin antes visitar el Tropical Riot en la localidad de Ullastrell. Fuera del área metropolitana de Barcelona también hay música en directo y este es uno de los mejores ejemplos. Además de ser un festival al uso, la entrada incluye el acceso a la piscina municipal, con lo que desde las 12 del mediodía nos podíamos dar un baño mientras las dos primeras bandas actuaban justo al lado.

No siempre es posible llegar a primera hora, y en este caso tuvimos que sacrificar a los locales Derbe, pero llegamos a tiempo de ver a Bullit junto a una buena cantidad de gente en el bar de la piscina.

Bullitt

El estilo melódico y buenrollero, también con un toque melancólico de los de Sant Feliu de Guíxols encajaba perfectamente con el día que se había quedado este pasado 2 de septiembre. Después de unas semanas de ola de calor intensa, llegaban las nubes y bajaban algo las temperaturas. A pesar de las malas predicciones iniciales, el cielo aguantó y no llegó a llover en todo el día, cosa que agradecimos los aproximadamente 500 asistentes del festival, aunque los conciertos se celebraran en la pista cubierta en su mayoría.

Por el momento, Bullitt nos deleitaban con los ganchos de «Oceans in Motion» o «Time of the Year», haciendo gala de esa mezcla de pop rock y punk que les funciona tan bien. Un par de bises, y nos dejaban con los djs hasta la apertura de puertas del recinto principal, a eso de las 18h.

Antilògic

Tras unos refrigerios y una pequeña vuelta por el pueblo, empezaba la acción en la pista con Antilògic. Un buen chute de energía punk-rockera en catalán que nos puso las pilas desde el principio de la tarde. Aún faltaba público y bandas por llegar, pero los chicos dejaron una buena impresión con los temas de su nuevo disco Tot és absurd (2023).

Debió faltar poco para que sonara el disco entero, con canciones como «El camí és llarg» o el single «Distopia«. «Moriràs» nos recordaba a esos primeros Rise Against, y con «Vull respirar» cantaban contra la censura. Se despedían con un «Viurem per sempre» bastante cañero y optimista. Por cómo sonaron, pudiera parecer que esta joven banda de Cerdanyola llevaran más tiempo tocando, pero acaban de irrumpir en la escena este mismo año. ¡Buen descubrimiento, sin duda!

Saïm

Este power trio de Mallorca son viejos conocidos de la revista, y a pesar de ser de la isla, suelen visitarnos bastante a menudo. Yo aún no los había visto, así que pude saciar mi curiosidad. El post-hardcore (y en general todos los post) no suelen estar en mis estilos de escucha habitual, pero siempre es refrescante en directo.

Con muchas variaciones de intensidad, desplegaron su repertorio lleno de melodías y con poca distorsión. En algunos estribillos usan armonías vocales bien conseguidas y a pesar de que el sonido no les hizo justicia del todo, disfrutamos de su bolo. Joan Roig nos hablaba con su cerradísimo acento de Manacor y hasta se animó a lanzarse al público. Si os pica la curiosidad, podéis darle unas vueltas a su último disco Fràgil (2021).

The Gundown

Entre banda y banda y al otro lado de la pista, pudimos disfrutar de los dj’s Pretender Selector y su selección de versiones llevadas al reggae y al ska de clásicos del rock.

Era hora de ver a The Gundown, otra banda desconocida para mí. Al escuchar algunos de sus temas los días anteriores me pareció que sonaban mucho a Crim, pero en inglés. Y claro, cómo no van a sonar a ellos si ambas bandas comparten guitarrista y batería. Nos dieron una buena dosis de punk rock muy guitarrero con los temas de su disco Dead End Alleyway (2021), entre otros.

Aunque es verdad que no tienen el gancho de su banda hermana y sus miembros no se mueven demasiado, sonaron sólidos y parece que gustaron al personal. Uno de sus puntos fuertes son sin duda los solos y fraseos de guitarra de Quim, tan elegantes como siempre.

Sandré

Llegaba el momento más freak del festival con la actuación de Sandré. Tienen un estilo difícil de definir, pero toda la actitud punki. Su guitarrista, pañuelo en cabeza, incorpora sonidos de organillo a través de un pedal para hacerlo todo aún más histriónico. Rosa y Stefania se reparten los gritos, con la primera animando al público en todo momento y acabando en la pista en alguna que otra ocasión.

Tan provocativa fue, que hasta se metió con los técnicos de luces por encender las que iluminan al público tras cada canción, y al final estos les dejaron el escenario a oscuras durante medio tema. No serán la banda más técnica de la noche, pero siempre hacen un espectáculo divertido con cortes resultones como «No» o «Presión».

Blowfuse

Cualquiera que se haya metido mínimamente en la escena nacional sabe que Blowfuse son unos de los actores más importantes del país en cuanto a punk rock se refiere. Sus directos siempre son la caña y en esta ocasión tampoco defraudaron. Y es que aunque sea la primera vez que los escuchas, temas pegadizos como «Angry John» o «Bad Thoughts» seguro que te enganchan.

Un «Ripping Out» para los skaters la acabó de liar con un buen pogo, y seguían con la velocidad de «Grand Golden Boy» o «Smiling Proudly». También combinan cortes más groovies como «House of Laughter» o «Outta My Head», dinamizando el concierto. Era la primera vez que los veía con Henry Salvat, y tengo que decir que el nuevo bajista encaja perfectamente con el resto de la banda, y es capaz de llenar las grandes botas de Víctor, que dejaba la banda el año pasado.

Para ir acabando, sacaban la más nueva «State of Denial», y ya llevan tiempo anticipando el nuevo trabajo al que pertenece. ¡A ver ese disco, que yo lo vea! Final apoteósico con «Radioland» y el salto con voltereta de Òscar sobre el público para irse por todo lo alto. No en vano tenemos al chaval en la cabecera de la web. Impresionante directo de Blowfuse, como siempre.

Setlist Blowfuse:

Angry John
Where’re You Jimmy?
Bad Thoughts
Ripping Out
Grand Golden Boy
Not Enough
Smiling Proudly
House of Laughter
Sunny Daze
Behind the Wall
State of Denial
Outta My Head
Radioland

Bad Nerves

Para algunos llegaba el momento más esperado de la noche. Si no me equivoco, era la primera visita de Bad Nerves a tierras catalanas. Este grupo londinense tiene un solo disco, pero parece que apuntan alto con su garage rock con toques punkis e indies, y un sonido bastante guarro y maquetero.

El sonido que le sacan a las guitarras me flipa, con el punto justo de distorsión y arropadas por un bajo omnipresente. Las voces de Bobby Nerves son agudas y distorsionadas, pero sin llegar a ser estridentes. Todo el conjunto funciona de maravilla para ser una banda tan joven. Y no faltan los temazos. «Baby Drummer», «Can’t be Mine» o «Radio Punk» iban cayendo uno tras otro ante unas primeras filas muy animadas que ya se sabían la mayoría de los estribillos.

También dan cierta vibra de boy band, y seguro que ya deben tener sus fans locas por ahí. En especial su vocalista tiene toda la pinta de diva sobre el escenario, y eso juega a su favor, porque se nota que ellos creen más que nadie en el proyecto y se lo han tomado seriamente desde el principio. El señor Ray Molinari, proveedor de las fotacas que acompañan esta crónica, predijo que esta gente llegarán a tocar en Razzmatazz 1 en un futuro. Aunque pueda sonar descabellado en un principio, la verdad es que talento y actitud no les va a faltar para crecer.

Booze & Glory

Y para acabar, ¿Qué puede haber mejor que una buena dosis de canciones oi! de taberna? La última agrupación de la noche también viene de Londres y tienen un nombre bastante explicativo. Despidieron esta edición del Tropial Riot con un bolo muy festivalero, plagado de cánticos hooligans que nos invitaron a gritar con ellos.

Melodías de guitarra infecciosas y estribillos fáciles de seguir en «Raising the Roof» o «C’est la vie» hicieron inevitable que la pista entera los coreara a pleno pulmón. Sonaron también compactos y potentes, demostrando que se merecían el lugar de cabezas de cartel en el festival. Tremendo Chema Zurita al bajo, luciendo una magnífica doble cresta azul y corriendo de un lado al otro del escenario.

Una gran fiesta que servía para despedir el verano, y un festival que puede crecer año tras año gracias a la buena respuesta del público. ¡Ya hay ganas del siguiente!

Aleix Besolí
Sobre Aleix Besolí 265 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.