Dave Lombardo – Rites of Percussion

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 5 de mayo de 2023
Discográfica: Ipecac Recordings
 
Componentes:
Dave Lombardo - Batería, percusión

Temas

1. Initiatory Madness (4:52)
2. Separation from the Sacred (2:31)
3. Inner Sanctum (2:09)
4. Journey of the Host (2:40)
5. Maunder in Liminality (2:00)
6. Despojo (3:34)
7. Interfearium (3:17)
8. Blood Let (1:13)
9. Warpath (2:22)
10. Guerrero (2:36)
11. Vicissitude (1:36)
12. Omiero (1:55)
13. Animismo (3:51)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Dave Lombardo – Rites of Percussion
Todos los discos de Dave Lombardo en Amazon


El nombre de Dave Lombardo siempre irá unido al de Slayer, pues además de ser co-fundador de la banda, es el batería de todos sus trabajos clásicos —Hell Awaits (1985), Reign in Blood (1986), South of Heaven (1988) y Seasons in the Abyss (1990)—, antes de dejar la banda para años después regresar.

Pero durante los años que no estuvo en Slayer, el batería de origen cubano no se durmió en los laureles y su poderoso estilo de tocar dejó huella en toda una serie de proyectos como Grip Inc., trabajando con Dios en Fantômas, Dead Cross y Mr. Bungle, y siendo el batería ocasional de Testament, Suicidal Tendencies y del lineup original de The Misfits, entre otros.

Lo único que le faltaba por añadir a su envidiable currículum era un trabajo en solitario, despiste este subsanado el pasado 5 de mayo, fecha de la publicación de este Rites of Percussion (2023). El álbum, que se publica a través del sello de Mike Patton Ipecac Recordings, demuestra las habilidades de Lombardo como batería/percusionista mientras lleva al oyente a través de un viaje percusivo y rítmico que abarca todas sus influencias como músico. Un trabajo que estodo un desafío, la verdad sea dicha, pues primero has de deshacerte de cualquier pensamiento de thrash metal, porque este es un viaje al sonido, una exploración a través de las imágenes, la creatividad y la exploración.

Desde la profunda y dudosa apertura con «Initiatory Madness», hasta la cáustica «Inner Sanctum» y la funky «Journey to the Host», pasando por la emocionante y amenazante «Interfearium», y todo el camino hasta la que cierra el álbum, «Animismo», Lombardo continuamente deja que su batería hable a través de él en este álbum instrumental que es tan brillantemente pesado como experimental. Un total de 13 canciones que son absolutamente convincentes… pero que puedo llegar a comprender perfectamente que a según quién se le pueda llegar a hacer algo de bola.

Hay que recordar que estamos ante una Tama de doble bombo y unos cuantos artefactos de percusión, únicamente, por lo que a veces se juntan demasiadas cosas para asimilar a la vez, si bien los ritmos tribales de Lombardo que alimentan el álbum siempre ocupan un lugar central y permiten que los otros elementos musicales brillen aún más. Percusión, jazz, funk y varios estilos de músicas del mundo, todos presentés en algún momento, todos interpretados hábilmente por las hábiles extremidades de Lombardo. Con tantas ideas musicales para consumir mientras escuchas, este es un álbum que requiere de unas cuantas escuchas, pero como estamos ante un trabajo que no engaña, que va de cara, es relativamente fácil escucharlo una y otra vez si te va el rollo. Encontrarás nuevos sonidos para disfrutar con cada escucha y la cantidad de sonidos de percusión aquí contenidos es impresionante, ya que Lombardo no solo toca la batería, sino que incluye djembes, bongos, cajones y gongs, por nombrar solo algunos.

Rites of Percussion es un disco profundamente hipnótico que demuestra lo buen músico que es Dave Lombardo, uno de los mejores de todos los tiempos, no solo dentro del campo de la música extrema sino en la música en general. Deja que los alegres ritmos de percusión te lleven de la mano a través de un viaje del que definitivamente no te arrepentirás. Un viaje experimental hacia el ritmo y el sonido.

Fotografía: Ekaterina Gorbacheva
Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 529 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.