Entrevista a Geoff Downes, teclista de Yes: ‘Siempre estoy creando música, es un privilegio, y lo haré durante tanto tiempo como me sea posible’

¡Geoff Downes! El hombre que estuvo detrás de Asia y The Buggles junto a Trevor Horn y Hans Zimmerse puso a tiro de nuestros micrófonos. Un auténtico privilegio y una de esas entrevistas soñadas por todo periodista. Desgraciadamente este miembro actual de Yes que nos presenta una excelente obra como es Mirror to the Sky, pero gasta un micrófono terrible, lo cual me ha dado muchos quebraderos de cabeza a la hora de conseguir poder hacer la transcripción.

Realmente, que se haya podido salvar esta entrevista ha sido casi un milagro, pues yo ya la había dado por perdida. Finalmente la he podido reconstruir, ha sido mucho trabajo, pero ha sido un placer. Repasamos con este genio inglés toda su historia en las tres bandas de su vida: The Buggles, Asia y Yes. Recordemos que no sólo es miembro de la banda más grande de rock progresivo de la historia, es que este hombre compuso “Video Killed the Radio Star” y “Heat of the Moment”.

Hola, Sr. Downes. En primer lugar, felicitaciones por vuestro nuevo disco de Yes Mirror to the Sky. He tenido sólo la posibilidad de escucharlo dos veces, y parece que es un trabajo a la altura de los discos de Yes. “Cut from the Stars” es el primer single y parece que los fans están muy contentos con la canción. Así que… ¿estás contento con las reacciones de la prensa y los fans?

Bueno, creo que todo ha funcionado genial. Creo que está bien ya que nunca sabemos cómo van a funcionar las cosas y nunca sabes cómo van a reaccionar los fans ante el nuevo disco. Creo que ha habido una gran reacción hasta día de hoy. Y espero que continue con las nuevas canciones que saquemos como avance. Y, ciertamente, creo que la canción de apertura, “Cuts to the Stars” es genial, es una gran forma de abrir el disco y siempre es divertido verlo desde el punto de vista de los fans. Ha sido muy bien recibida.

¿Tenéis claro el segundo single?

Creo que va a ser la segunda canción del disco “All Connected”, que en realidad es un tema mucho más largo. Se va a los 13 minutos de duración. Así que creo que eso es algo que los fans de Yes aprecian, ya sabes, que sea gran música en largos desarrollos. Las piezas largas nos caracterizan, especialmente en el período inicial de la banda. Así que creo que toca sacar una canción para que guste a ese sector de fans más veteranos. Creo incluso que “All Connected” puede tener incluso una mejor respuesta que el “Cut to the Stars”.

Tengo que decir que mis canciones favoritas del álbum son “Luminosity” y “Living Out the Dream” y creo que esta última es la única que tú has compuesto para este disco. Creo que es una canción muy optimista y rockera. ¿Qué me podrías decir sobre esta composición?

Bueno, es una canción hecha a partir de antiguas ideas hace bastante tiempo y luego la terminé con Steve Howe. Y creo que, en general, hay un sentimiento optimista que planea sobre todo el disco. Considero que se debe a que nos llevamos muy bien todos en el estudio. Pasamos por la pandemia, hemos tenido que posponer planes, pero, esta banda lleva junta con esta formación desde hace siete años. Y creo que estamos en un muy buen momento, hemos desarrollado un sonido y es como si el grupo hubiera escrito un nuevo capítulo en su historia.

Sí… eso se nota en el sonido del álbum. Ciertamente esa canción fue algo que escribí en el pasado, y sí que es cierto que no he hecho una gran contribución en la composición de este disco. Pero “Living Out the Dream” estaba ya muy desarrollada, la tenía prácticamente completa. Lo más importante es que en esta obra Jon Davison ha pasado a primera línea como compositor, se ha destapado como escritor, y considero que eso es muy importante para la banda. Estamos muy felices de tener a un cantante capaz de componer su propia música, aunque todos contribuimos a ello. 

Lamentablemente, Alan White falleció y la banda tiene un nuevo baterista llamado Jay Schellen. ¿Por qué elegisteis a Jay?

Jay sustituyó a Alan en algunos conciertos que dimos por Irlanda ya que Alan tenía algunos problemas de salud. Desde entonces, Jay fue realmente su suplente durante bastantes años, incluso antes de que comenzara a trabajar con nosotros en 2016. Así que Jay ha estado detrás de Alan en la mayoría de las giras que hemos hecho desde entonces, por lo que creo que fue realmente una elección muy natural tomar. Y Alanestuvo muy a favor de que Jay le cubriera durante muchos, muchos años. Así que nos parecía una progresión muy natural y lógica el ofrecerle el puesto de baterista a Jay.

Tengo que decir que la voz de Jon Davison es increíble. Puede recordarte a Jon Anderson, pero tiene su propio estilo, y obviamente, puede cantarlo todo: pasado y presente. ¿Qué pensaste la primera vez que escuchaste la voz de Jon Davison?

Creo que Jon, como ya te he dicho, realmente ha llegado a conseguir a lo que aspiraba. Realmente ha desarrollado su propio estilo. Considero que cuando entró por primera vez en la banda, en 2012, tuvo que ceñirse mucho al modelo del sonido de Jon Anderson y la voz de Jon Anderson, lo cual era comprensible porque la música de Yes necesita ese tipo de voz. Todo pivota respecto a ese punto central que es la línea vocal.

Pero creo que cuando entró, sintió que tenía evolucionar y que necesitaba distanciarse respecto a Jon Anderson. Pero ya sabes, es una voz que se asocia mucho a este estilo. A medida que ha pasado el tiempo, ha desarrollado mucho su propia técnica y su propio sonido, y opino que es una parte muy importante de lo que se ha convertido la música actual del grupo. Creo que tiene algo muy suyo, tiene su propio estilo, su propia energía, tiene un equilibrio entre lo que ha aportado y lo que fue su punto de partida en el grupo.

Estoy totalmente de acuerdo. Actualmente estáis en Inside Out Records, pero no muchos años antes estuvisteis en Frontiers Records, una gran compañía italiana especialista en hard rock. ¿Os sentisteis cómodos en Frontiers? Entiendo que el cambio de sello es para mejor porque Inside Out es un sello de naturaleza progresiva y, los artistas y grupos más importantes del estilo están allí.

Sí, podríamos haber tenido una buena relación con Frontiers Records, pero… se terminó y eso es todo. Inside Out Records tiene un mercado muy, muy especializado en lo que se refiere a música progresiva. Y creo que las diferencias dentro los sellos son evidentes a pesar de que la gente de Frontiers y de BMG son fantásticos. Así que creo que Inside Out va más allá de lo que es un sello de rock convencional. Cuando tuvimos la oportunidad de decantarnos por Inside Out fue porque saben cómo lidiar con la música progresiva y ese mercado en concreto. Se dedican a ello y llevan muchos años. Pienso en este sello en términos de larga asociación. Así que Inside Out Records nos apoyan mucho y lo han demostrado en los últimos dos álbumes que hemos hecho con ellos, lo cual dice mucho de cómo de bien han ido las cosas.

Creo que encajáis perfectamente en este sello de progresivo. Mirror to the Sky y The Quest trabajo son discos realmente buenos que demuestran que la banda sigue vigente después de 55 años. Tenéis muchas cosas que mostrar y decir todavía a pesar de que han pasado muchas décadas… ¿Entonces podemos decir que Mirror to the Sky y The Quest muestran a los Yes del siglo XXI?

Bueno, yo así lo creo. Es lo que es… Digamos que no se puede destruir la herencia de una banda con tanta trayectoria. Y creo que el hecho es que, en lugar de haber pasado cinco años juntos como formación, o lo que sean, la sensación es como si llevásemos los 55 años. Creo que eso demuestra la gran música que se ha hecho a lo largo de todos estos años, y creo que eso sigue siendo relevante. Incluso puede ser que nuestra música es más importante ahora que hace diez años…Yo lo disfruto, ¿sabes? Y creo que creo que mientras lo disfrutemos todos, podremos seguir adelante a un gran nivel. Y los fans van a apreciar el hecho de que nos sentimos bien haciendo la música del grupo. Yo me siento bien, así que veremos qué nos deparan el futuro y la fortuna.

Y han pasado ya 55 años… Creo que es genial de que Yes no necesite tirar de los grandes clásicos y que podáis todavía grabar música nueva, hacer cosas nuevas, y conseguir canciones que son muy, muy buenas. Así que creo que es algo realmente especial pues no muchas bandas de la generación de Yes tienen vuestro nivel actualmente. Lo cual es una pasada…

Es un poco el caso de bandas como Genesis, que siguieron avanzando y nunca miraron hacia atrás. De todas formas, creo que hay ahora muchas canciones actuales que conectan con el pasado del grupo. Es en gran medida el recuerdo inherente de haber hecho toda esa gran música en los años 70. Y creo que a pesar de estas conexiones el grupo no está tratando de copiarse a sí mismo, de ninguna manera. Sabes, no están tratando de decir: “Oh, en el próximo disco intentaremos sonar a los clásicos de los 70”.

Eso nunca lo haremos. Se trata simplemente de reconocer lo que fue todo aquello, tenerlo presente y luego disfrutar de la música que componemos en este momento actual. Muchos de mis mejores amigos opinan que quizá deberíamos intentar sonar como en los 70, pero nosotros queremos mantenernos frescos. Así que fue muy agradable la composición de este álbum y lo es porque este disco se concibió de forma muy diferente respecto a lo que creo que se hizo en esos discos de décadas atrás.

Quiero hablar ahora sobre Roger Dean que volvió a hacer otra increíble portada para Mirror to the Sky. Cada vez que tenéis un nuevo disco en mente, ¿quién llama a Roger? ¿O tal vez hay una discusión sobre cambiar a Roger por otro artista? ¿o eso es imposible?

Yo creo que él es un poco sinónimo de nuestro grupo o del concepto de música progresiva. Y ha pasado el tiempo pues, si piensas en la primera portada que hizo para el grupo, fue la de Fragile, y eso es de 1972. Y así ha sido desde entonces, formando equipo con el resto de nosotros, desde los tiempos en los que se le pidió si podía traer alguna idea de algo para una portada de Yes, que hiciese algo original.

Y creo que es muy, muy consciente de la música que contiene el disco y que esa misma música lo inspira a idear las mismas historias del álbum. Y él es un gran tipo, y un poco, su arte está volviendo y se está revalorizando, especialmente en las portadas de discos. Así que creo que ahora tiene el estatus que merece pues lo que hace Roger es arte. Hay otros grandes artistas como Roger, de décadas atrás, que regresan con portadas y arte nuevos y que todavía son capaces de hacer grandes portadas de discos, y creo que eso es algo fantástico.

Lamentablemente, parece que el Covid y la guerra de Ucrania han obligado a la banda a posponer la gira de Relayer por segunda vez. ¿Ha sido esta una decisión difícil para el grupo?

La verdad es que teníamos la intención de salir de gira hace cuatro años. Y luego las cosas empezaron a ocurrir con el paso del tiempo, primero ocurrió lo de la pandemia lo cual nos supuso un gran obstáculo y nos tocó pensar si se podía llevar a cabo o no una gira. Desafortunadamente no ha podido ser esta vez tampoco, y eso que esta vez estábamos tratando de llevarlo a cabo porque tenemos un equipo bastante grande y muy competente. El management estadounidense estaba de acuerdo en llevarlo a cabo, pero al final todo resultaba demasiado difícil y no ha podido ser, aunque no me entristeció. Porque creo que el próximo año podremos realizar la gira. Es lo que toca, apretar los dientes y esperar a que el año que viene podamos girar en condiciones.

Espero que vengáis a Barcelona…

Tengo amigos allí, pero ha sido imposible. Por lo que toca esperar hasta el año que viene.

Era la gira de Relayer…. Supongo que la idea de la gira era tocar Relayer en su totalidad y más algunos clásicos como “Owner of a Lonely Heart “y “Roundabout”. ¿Era es la idea?

Esa era la idea, pero han ido pasando los años y ahora se juntan los aniversarios de discos importantes de Yes a la vez que sacamos material nuevo, por lo que dudo que la idea original se pueda llevar a cabo. Tocará replantearnos el set y lo que queremos hacer.

Quería preguntarte cuán tan importante fue el disco Relayer para ti. Pero tal vez la la pregunta correcta es ¿cuán importantes eran fueron los Yes en tu vida antes de entrar en la banda en 1981?

Absolutamente importantes. Cuando estaba en la escuela escuchaba los primeros álbumes y la verdad es que fue irónico que finalmente me uniera a ellos. Ya sabes, compré muchos de sus discos. Fue genial entrar en Yes y poder llegar a tocar todo ese material. Mi entrada en Yes fue como un gran punto de partida para mí porque, obviamente, eso me llevó a Asia posteriormente. Así que estoy muy feliz de poder decir que fue un gran punto de partida para mí.

Bueno, tengo que preguntarte sobre “Video Killed the Radio Star”, pues es una de las canciones más importantes de la historia de la música popular. Consideraría que es una canción perfecta. ¿Qué pensasteis cuando teníais la canción terminada? ¿Sentiste que tenías entre manos algo que era una bomba de relojería a punto de estallar?

Cuando ya estaba todo terminado dije: “Creo que tenemos algo muy bueno aquí”. Sentí también que la canción era genial, pero todo eso ya antes de llegar a la parte de la posproducción, que también era muy importante. Ya sabes, a veces no es lo mismo la sensación que tienes del tema a medida que lo vas componiendo y cuando queda todo terminado. Añadimos una estrofa, las chicas con sus coros y todo ese tipo de cosas, y luego todo ese material orquestal y electrónico.

Eso fue en gran medida algo que creamos juntos. Y creo que se percibía algo grande cuando terminamos esa mezcla final y bajamos el Fader. Y también lo pensó la gente de Island Records a la mañana siguiente cuando ya estaba todo terminado. Cuando escuché l mezcla final dije: “Esto es increíble, tenemos un hit”. Y luego lo que pasó ya es historia… salió unos días después y en poco momento la cosa empezó a crecer. Eso fue genial… Ese fue mi comienzo.

¿Es verdad que en algunas ocasiones Trevor Horn y tú tocáis juntos las viejas canciones de The Buggles?

Sí, lo hacemos, pero no es algo nuevo, ya lo hicimos varias veces anteriormente. Y, bueno… digamos que yo he estado involucrado con tres bandas realmente geniales: The Buggles, Asia y Yes. Así que estoy feliz de salir de gira y de tener cualquier posibilidad de tocar en directo. Me encanta tocar esa música, aunque es sólo una parte de mí. Así que espero seguir haciéndolo y también espero poder hacer muchas más cosas.

Es que si miras tu historia y con toda la gente que has trabajado… ¡es increíble! porque has trabajado con la mayoría de los artistas más importantes de tu era. Estaba preparando la entrevista, y… ¡guau! hay miles de preguntas que hacerte. Pero, por ejemplo, tú en tus inicios estabas en una banda llamada Chrome Chromium, en cuya parte participaba Hans Zimmer, por ejemplo. Así que trabajaste con Hans Zimmer. 

Hans solía ser mi programador y trabajé con él siendo todos muy jóvenes. Él también ha tenido una larga y exitosa carrera. Entonces, creo que cuando los tres estábamos juntos en el estudio, Hans Zimmer, Trevor Horn y yo… cuando piensas en ello, pues fue increíble que los tres fuéramos tan influyentes y exitosos desde entonces. Luego es bonito ver la forma en que a partir de esa banda cada uno va hacia diferentes direcciones. Se hicieron las cosas de corazón y pudimos viajar por todo el mundo. Y Hans Zimmer es un gran maestro y músico.

Tres carreras diferentes y de gran éxito todas. Pero es hora de hablar de Asia, que me parece una banda increíble. Carl Palmer, John Wetton, Steve Howe… La alineación fue increíble y desde el principio que la banda se consideró un súper-grupo. ¿Os sentíais cómodos con semejante etiqueta colgada antes de sacar un disco incluso?

Bueno, creo que tampoco es un error que nos llamaran así. La conexión entre Steve Howe y yo estaba y nos reunimos con John Wetton en la oficina de administración y así es como comenzó todo. Y de verdad que fue algo muy natural. No fue como si un tipo de la compañía discográfica dijera: “Oh, voy a poner juntos a estos músicos y será un éxito”. Fue mucho más un caso de casualidades pues llegamos a conocernos de forma bastante casual y luego quisimos trabajar juntos.

Aunque hay mucha gente no se lo cree. Piensan que Asia fue una banda prefabricada para conseguir el éxito y muchas ventas, pero eso no fue nunca así. Creo que en la discográfica incluso querían hacer algo diferente. Me hice muy amigo de John (Wetton) y compusimos muchas canciones juntos. Y como te digo, todo sucedió de una forma muy natural, así que no fue para nada que nos juntasen y que se desarrollara un sonido concreto a expensas de la compañía discográfica.

¿Cuándo hablas de Asia lo haces como si fuera una banda en activo o ya es un capítulo cerrado para ti?

Asia forma de mí mismo. Todavía tengo ganas de continuar con el proyecto y ciertamente los periodistas y los fans siguen respondiendo, aunque están un poco tristes porque la cosa está algo parada. Es triste también para mí, particularmente porque John Wetton ya no está y escribimos la mayor parte de las canciones juntos. Yo creo que la música del grupo sigue en pie y que hay algunas grandes canciones que merecen ser tocadas en directo. Hicimos algunos álbumes geniales y creo que, con suerte, podemos volver a salir de gira en algún momento. Veremos qué sucede en un futuro.

La mayoría de la gente recuerda especialmente a Asia por “Heat of the Moment” y los grandes éxitos, pero, yo quiero destacar el segundo periodo. En 2006 reuniste a la banda en su formación original y lanzasteis un álbum genial titulado Phoenix. Así que la segunda parte con la formación original de Asia también fue realmente buena.

Sí, eso fue genial, fue una gran segunda etapa. Fue una buena decisión la de volver con la formación original en 2006. Fue algo muy emocionante y conseguimos tres álbumes con esta misma alineación. Así que, volver a armar ese line-up después de 20 o 25 años después… fue fantástico. Creo que hicimos algunos álbumes geniales.

Y del disco más reciente Gravitas (2014) te puedo decir que me encanta el tema “Valkyrie”.

Muchas gracias…

Otra buena historia es la que Asia tocó de teloneros de Yes, así que supongo que te sentiste satisfecho con dos de las bandas de tu vida tocando juntas. Con tú y con Steve Howe haciendo doblete.

Llegaba a tocar unas tres horas por noche, lo cual era bastante exigente, pero es música que me encanta tocar, así que lo hice encantado.

Tienes un récord Guinness porque tocaste 28 teclados en un show en vivo. ¿Es así?

Oh, sí, eso fue en Japón, en 1993, pero en realidad no los toqué todos. Había algunos teclados con una configuración muy complicada, pero fue muy divertido.

¿Hay un video de ello?

No sé si está en YouTube o algo así, pero había algunas imágenes de ese show.

Bueno, eso está en el libro Guinness de los récords, pero ya que hablamos de libros… ¿tienes en mente escribir tu historia algún día? ¿Habrá un libro de Geoff Downes algún día?

La verdad es que creo que es algo que voy a hacer más adelante, este mismo año. Pero más adelante, cuando sea el momento, pues tengo muchas historias que contar, y creo que es algo bastante interesante de leer. Creo que soy un buen lector y ciertamente, , me siento un privilegiado por hacer tenido una gran carrera haciendo música con muchos de los grandes músicos de mí generación. Así que creo que sería bueno tener todo eso documentado. Definitivamente sí que debería escribirlo.

Por poner un ejemplo rápido me vienen a la cabeza nombres como los de Kate Bush, ABBA, Mike Oldfield, Glenn Hughes… Así que tienes muchas historias que contar.

Hay buenas historias, por supuesto.

¿Cuál es el primer álbum que compraste con tu propio dinero?

Oh, esa sí que es una buena pregunta. Creo que probablemente fue el primero de Procol Harum. Muy posiblemente fue el primer disco de pop en el que el teclado tenía un lugar prominente en las canciones: un órgano Hammond. Y la canción de la que te hablo es obviamente “A Whiter Shade of Pale”. Después de eso, tuve claro que un teclista no tenía que estar siempre en una segunda fila y que poder tocar el teclado implicaba el poder hacer cosas geniales. Gente como Keith Emerson demostró que el teclado podía ser tan importante o más que la guitarra. El teclado podía ser a partir de entonces una de las piezas claves y fundamentales de un grupo.

El primero de Procol Harum es genial, luego me gusta mucho el Salty Dogs. ¿Te queda alguna otra meta en tu vida? ¿O puedes decir que ya lo has cumplido todo?

Todavía sigo con ganas de crear, las mismas de cuando era un niño. Tengo un proyecto paralelo en el que voy trabajando llamado Icon y con el que he hecho música para muchas películas. Tengo un proyecto paralelo también con un músico llamado Chris Brown que ahora forma parte de la Downes Braide Association, y tengo otro que saldrá en septiembre, así que como puedes ver… me mantengo ocupado. Siempre estoy creando música. Y es un privilegio, y lo haré durante tanto tiempo como me sea posible.

Da la sensación que siempre estás trabajando. Así que me pregunto el cómo debiste pasar el tiempo de encierro por Covid

Sí, siempre estoy trabajando y de esos tiempos hay discos que están empezando a salir y hay algunos otros que están atascados en la rampa de salida. Así que irán saliendo de forma gradual.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1366 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.