Chez Kane – Chez Kane

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 12 de marzo de 2021
Discográfica: Frontiers Records
 
Componentes:
Chez Kane - Voz

Temas

1. Better than Love (5:09)
2. All of It (3:34)
3. Rocket on the Radio (5:30)
4. Get It On (4:18)
5. Too Late for Love (4:13)
6. Defender of the Heart (5:33)
7. Ball n’ Chain (4:37)
8. Midnight Rendezvous (4:00)
9. Die in the Name of Love (4:09)
10. Dead End Street (5:38)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Chez Kane – Chez Kane
Todos los discos de Chez Kane en Amazon


¡Ha nacido una estrella! Sí, en 2021, pero es tal y como si hubiese nacido hace 40 años. Kane formaba parte del trío de hermanas Kane’d cuando Frontiers y Danny Rextos (Crazy Lixx) se fijaron en ella y, rápidamente, le hicieron un contrato a medida para convertirla en la nueva musa del hard rock  americano ochentero del sello italiano. Y es que, bajo esa etiqueta, se encuentra todo lo que nos ofrece este portento. Efectivamente, si buscas música moderna, o que aporte originalidad, esto no es lo tuyo y está muy lejos de serlo. Si, por el contrario, eres un enamorado de aquella época, con su estética (el pelo cardado y pintado, vestuario extremo con hombreras y demás) y siendo su banda sonora, desde luego no puedes dejarlo pasar por alto. Es más, voy a hacer una pequeña confesión: hace días que este disco estaba reseñado en formato 6 pack, pero es tan bueno y ha causado tanto hype, que hemos decidido hacerle una reseña como Dios y Señor manda.

En redes le dije a la señorita Kane que no sabía si iba a ser el mejor disco de 2021, o quizá ni tan siquiera estar en el top 5 anual (este año viene MUY cargado de cosas buenas), pero que sin duda sería el descubrimiento más potente que me iba a echar en la cara este año. No descarto nada, sea como fuere.

Antes he mencionado el nombre de Rexton, y es que es el compositor, productor, ayudador y demás ores en este debut. Siendo quien es, tampoco es difícil entender a qué tipo de música nos referimos cuando descubrimos lo que hace la señorita. La cosa es que, para mí, este disco, globalmente, es mejor que cualquiera de los de Crazy Lixx, y sin duda la chica va para lo que mencionábamos: musa, diva, estandarte de un sello y un estilo que a día de hoy está más muerto que vivo. Y si se convierte en eso, es porque lo resucita de forma natural, sin estridencias, sin fuegos artificiales, pero con mucho oficio y muy buen gusto.

Antes de meternos con las canciones, dejemos dichas algunas cosas. Esto es hard rock/AOR/casi – pop, todo lleno de las radiofórmulas de aquellos años. En ningún caso puede encontrarse la etiqueta metal en este debut. Instrumentalmente no es nada del otro mundo, pero porque el estilo no lo es. A pesar de que hay algún solo de guitarra muy destacado, la instrumentación se convierte en un acompañamiento para que Kane luzca su portentosa voz. Y vale para las guitarras, ya dichas, como para toda la sección rítmica, los teclados, totalmente de la época, y otros instrumentos de acompañamiento (el saxo, principalmente). El disco lo componen 10 temas de unos cuatro minutos de media, cosa que hace (aún más) digerible la música. Nada de extravagancias. Una vez aclarado esto, para que nadie se vaya a engaño,  vemos los temas.

Arrancamos con “Better tan Love”. Esos teclados del inicio podrían ser, perfectamente, de los mejores Bon Jovi, y la melodía es un tripi a cuando hacíamos la cobra de Karate Kid. El in crescendo es tan típico y esperado como resultón. Es imposible mantener los pies quietos. “All of It” y es uno de los destacados, como no podía ser de otra manera. El inicio, con la batería tum tum pa tum tum pa como fondo para los coros es delicioso, y todo estalla en el estribillo, coreable al 100%. Pero, para mi gusto, el bombazo llega con el tercer tema, “Rocket on the Radio”. ¿Hablábamos antes de radiofórmulas? Aquí las tienes a puñados y en todos los aspectos de la canción. La melodía inicial, comercial a más no poder, es lo que su nombre indica, y el estribillo es la purpurina y el confeti cayendo en aquellos bailes típicos de las películas americanas. Mi corte preferido, y de momento seria candidata a entrar en el top 5 anual de canciones.

En la misma línea tenemos “Get It On”, con esa intro de coros a capella tan absolutamente poppy que puede recordar, yo que sé, a cierta Madonna. “Too Late for Love” se erige como primer single y, de nuevo, te encontrarás rememorando a los mejores Bon Jovi. En una honda más, lenta, casi power ballad marca de la época, incluso recordando en ciertos aspectos a Bolton, nos llega “Defender of the Heart”.

Recuperamos la potencia con “Ball n’ Chain”, con su guitarreo bonito, el buenrollismo, casi el ligoteo sexy que desprende y el recuerdo de tantas artistas. Y es que Kane es hija de aquellas Robin Beck, Lee Aaron o Lita Ford. Hay mucho de ellas (y más, como Vixxen) durante todo el disco. Más dura es “Midnight Redezvous”, otra de las destacadas para que abajo firmante. Aquí el riff de guitarra toma cierto protagonismo y una línea vocal más rápida que de costumbre. Kane, en este tema, demuestra que es bastante más que una cara bonita, tan típico en el mundo de la música, y que es una cantante de talla enorme.

Casi llegamos al final con “Die in the Name of Love”. Sus sintetizadores iniciales te transportarán a Los Bicivoladores, y el aire de misterio, a una peli de serie B de terror con más cartón piedra que actuaciones. ¡Espléndida! El punto y final llega con ”Dead End Street”. De nuevo bajamos mucho las revoluciones para convertirla en una casi – balada. A mi no es la que más me gusta, pero sin duda enganchará al público y puente y el estribillo matará a más de un@.

Frontiers ha hecho un fichajazo, y Danny ha sabido sacarle todo su potencial. Kane puede sentirse muy orgullosa de su trabajo y de ser hija musical de tod@s los que hemos mencionado, de Mötley Crüe o FM. Si eres amante de este tipo de música, no puedes dejarlo pasar. Si quieres un chute de nostalgia, tampoco. Si, por el contrario, solo quiere novedad y virtuosismo (por no hablar de música extrema), huye. A mi me ha gustado mucho.

Xavi Prat
Sobre Xavi Prat 265 Artículos
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios. Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo. Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.