Canciones perfectas: «Street Spirit (Fade Out)» de Radiohead

Tercera canción perfecta que escojo de Radiohead. Y todas ellas forman parte de discos diferentes. Esta vez mi elegida es “Street Spirit (Fade Out)”, posiblemente la canción más… ¿Triste? ¿Melancólica? ¿Existencial? ¿Sensual?… de todo el catálogo de la banda de Thom Yorke.

The Bends

Hace unos meses yo mismo redacté un artículo para celebrar el 25º Aniversario de The Bends (1995). El segundo disco de los británicos marcó el verdadero inicio de carrera si no contamos con el errático Pablo Honey (1993).

Con lo dicho, no voy a repetirme en lo que ya comenté meses atrás. Lo que si puedo reafirmar con toda seguridad es que The Bends es un disco que te atrapa lo escuches cuando lo escuches. Una premisa que será la tónica en los álbumes que vendrían después.

The Bends cuenta con varias canciones perfectas, es normal cuando tus creadores son Radiohead. “High and Dry”, “My Iron Lung”, “Street Spirit (Fade Out)” y “Fake Plastic Trees” son posiblemente las que mejor representan esta nueva faceta adaptada por la banda y también serían las elegidas como las mejores canciones del disco. Personalmente mi preferida es “Street Spirit (Fade Out)” aunque “Fake Plastic Trees” le sigue de cerca.

«Street Spirit (Fade Out)»

“Habla de mirar al jodido diablo directamente a los ojos y saber que, sin importar lo que hagas, él va a reír el último y es real.”

En palabras de Yorke, la canción que cierra el disco fue el último single de The Bends y se publicó el 22 de enero de 1996. El cantante y letrista se inspiró en la novela de Ben Okri El Camino Hambriento. Una novela en la que Ben Okri trata sobre una realidad de África y, en cierto modo, la tentación de la muerte para dejar de sufrir o el aferrarse a un sueño. Una creencia africana cuenta que existen los abiku, niños-espíritu que al sentir el sufrimiento desean volver al más allá, en memoria de una vida idílica. Se trata de un relato poético en el que el autor consigue una mesurada amalgama entre la tradición oral africana y la cultura occidental, y alcanza el equilibrio entre lo verdadero y un realismo mágico netamente africanos.

Musicalmente, todo parece indicar que la banda se dejó llevar por la influencia de los norteamericanos R.E.M., idea que sale reforzada cuando ves el vídeo de estilo semejante al de Automatic for the People de R.E.M..

La canción cuenta con 4:13 minutos de duración y arranca con un sutil y precioso punteo de guitarra al que añadimos la desgarrada interpretación vocal de Yorke. Los primeros 40 segundos mantiene mínimamente el ritmo para explosionar en el primer estribillo.

Tras el estribillo se sucede la misma premisa del mismo punteo pero le añadimos la capa de la percusión que nos otorga una sensación de amplitud y paz increíble. Repetimos estribillo pero con el añadido de la percusión y un tenue teclado de fondo.

Aquí la canción se rompe aún siguiendo con el riff de punteo inicial. Las palabras se rompen en coros y dan entrada a segunda mitad de la canción con una estrofa que se entona de forma más sensual. Los instrumentos se entrelazan con una armonía increíble y ahora las voces ya solo forman parte del hilo conductor despojándose de la etiqueta de imprescindibles de la primera mitad de la canción.

Cuando Yorke canta los dos últimos versos repetidos de “Immerse your soul in love” la carga épica y triste cobra más sentido que nunca.

Letra

«Rows of houses all bearing down on me
I can feel their blue hands touching me
All these things into position
All these things we’ll one day swallow whole.

And fade out again
And fade out.

This machine will, will not communicate
These thoughts and the strain I am under.

Be a world child, form a circle
Before we all
Go under.

And fade out again
And fade out again.

Cracked eggs, dead birds
Scream as they fight for life
I can feel death, can see its beady eyes.

All these things into position
All these things we’ll one day swallow whole.

And fade out again
And fade out again.

Immerse your soul in love
Immerse your soul in love.»

En ese sentido y retomando la canción como tal, ese ‘espíritu callejero’ del que habla Thom en la letra se refiere al pequeño Azaro, un menor de una comunidad africana concebido en el libro como un ‘Abiku/espíritu niño’, quien es asediado por otros espíritus como él que le dicen que deje su vida mortal. Él, por el contrario, se niega debido al amor que se siente por sus padres. Tal vez de ahí surge la última línea de la canción, en la que Yorke canta “Inmerse your soul in love”.

«Street Spirit es nuestra canción más pura, pero yo no la escribí… se escribió ella misma. Nosotros solo fuimos sus mensajeros, sus catalizadores biológicos. Su núcleo es un gran misterio para mí y… (pausa) ¿sabes?, yo nunca trataría de escribir algo tan desesperanzador. Nuestras canciones más tristes tienen en algún lugar al menos un tenue asomo de resolución. Street Spirit no tiene resolución, es el túnel oscuro sin luz al final. Representa toda emoción trágica que sea tan nociva que sólo el sonido de la melodía puede definirla. Todos tenemos una forma de tratar con esa canción. Se llama desapego. Especialmente para mí. Yo aparto mi radar emocional de esa canción, si no, no podría tocarla… me quebraría. Me desmoronaría en el escenario. Por eso la letra es solo un montón de mini historias o imágenes visuales, en lugar de una explicación cohesiva de su significado. Puse imágenes en la música pensando que transportarían el todo emocional de la letra y la música funcionando juntas. Eso es lo que quise decir con «all these things are one to swallow whole», me refería a la totalidad emocional, porque yo no la tenía en mí para articular la emoción… (pausa) me quebraría.

Nuestros fans son mucho más valientes que yo al dejar que esa canción los penetre, o tal vez no se den cuenta de lo que están escuchando. No se dan cuenta de que Street Spirit habla de mirar al jodido diablo directamente a los ojos y saber que, sin importar lo que hagas, él va a reír el último… y es real, y es verdad. El diablo realmente va a reír el último en todos los casos sin excepción, y si me permito pensar demasiado en ello podría quebrarme. No creo que tengamos fans que puedan manejar emocionalmente la canción, por eso estoy convencido de que no saben de qué se trata. Por eso la tocamos hacia el final de nuestros conciertos; me drena, y me sacude, y me duele como la mierda cada vez que la toco, mirando a miles de personas aclamando y sonriendo, inconscientes de la tragedia de su significado, como cuando vas a sacrificar a tu perro y él va meneando la cola en el camino. A eso se parecen todos ellos, y me rompe el corazón. Ojalá esa canción no nos hubiera elegido como sus catalizadores, pero es así y no me hago cargo. Pide demasiado. (pausa muy larga). Yo no escribí esa canción».

Comentó en su momento Thom Yorke. La banda atribuye a la canción un alto grado de profundidad, más allá del percibido normalmente por la audiencia.

Vídeo

El vídeo musical de «Street Spirit» se estrenó en febrero de 1996 y fue dirigido por Jonathan Glazer, quien dijo:

«Este es definitivamente un punto de inflexión en mi trabajo. Cuando acabé el trabajo sabía que, a causa de que ellos habían encontrado sus dotes como artistas, en ese punto, me sentí más cercano a mí mismo como nunca lo había estado, y estaba seguro de que podía hacer cosas que emocionaran, que tuvieran algo así como un valor poético además de prosaico. Para mí ese fue el momento clave.»

Glazer dirigió posteriormente el vídeo de «Karma Police».

Grabado en blanco y negro, presenta escenas diferentes sin conexión que oscilan entre lo caprichoso a lo complejo, incluyendo algunas divertidas y edificantes. Varias escenas de este vídeo fueron filmadas usando diferentes frecuencias de marco, haciendo que varios objetos se moviesen a diferentes velocidades en la misma escena. Una cámara especial de alta velocidad, empleada normalmente para propósitos científicos, se usó en este caso para los efectos muy lentos. La edición e iluminación general del vídeo proponen un ambiente sombrío y acentúan la letra de la canción.

Opinión personal del autor

Siento total devoción por esta canción. “Street Spirit (Fade Out)” junto a “Paranoid Android”, son mis dos canciones top de Radiohead. Una por su complejidad técnica y su impacto, “Street Spirit” por su carácter y las sensaciones que me deja cada vez que la escucho. Ambas copan la primera y segunda canción más escuchada de la banda en mi perfil de last.fm, y se sitúan en mi top 10 de las canciones más escuchadas de mi vida.

Dicho esto, sobran razones para considerar esta canción como merecedora del título de canción perfecta. Entiendo que no todos compartan mi opinión personal, pero los fans de Radiohead me entenderán de sobras. “Street Spirit (Fade Out)” es incomparable e imbatible.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 479 Artículos
Rock en todas sus extensiones