Canciones perfectas: «Paranoid Android» de Radiohead

El ser humano tiende a buscar la perfección quizás por defecto de fábrica. Se busca a la pareja perfecta, se vive una relación perfecta. Nuestros estudios siempre tienden a medirse por la perfección. Y se busca una vida perfecta en función de unos cánones que no siempre son acertados.

Si la perfección existiera en el mundo musical actualmente dispondríamos de muchos trabajos perfectos. Podemos ver cientos de discos que anualmente reciben una valoración de 10 sobre 10. Para un servidor eso es un símil numérico de la perfección. Pero, ¿realmente lo pensamos o el hype del momento nos altera la percepción?

Puedo contar con los dedos de una mano los discos que son perfectos. Me refiero a los de todos los tiempos, no los de este año evidentemente.

Para mi, sólo hay dos discos perfectos en este mundo tan fenomenal que citamos como Música. Uno sería The Dark Side of the Moon (1973) de Pink Floyd. Y el otro y completamente diferente, OK Computer de Radiohead.

Y ahora, antes de empezar voy a pedir disculpas. Pues abordar Radiohead es quizás lo más complicado en esta vida que nos rodea, la musical. Lo siento por no estar a la altura de las exigencias de un artículo, pero intentaremos hacerlo lo mejor posible.

OK Computer

Viajamos a 1997, un mundo en el que la tecnología se abría paso entre nosotros de forma rápida y con el rumbo fijo hacia el poder apoderarse de nuestras vidas. Aún no eramos conscientes de lo que significaba dejar entrar en nuestro mundo internet.

El acceso a la información hará a la gente más culta. Eso decían. Hoy podemos afirmar que el acceso a la información está haciendo a la gente más estúpida. Menuda mierda. Radiohead entendió el futuro de forma magistral y lo tradujo en música. OK Computer no es más que una crítica a la vulgaridad, a la deshumanización que provocaría la nueva tecnología.

En su momento, OK Computer fue para muchos otro lloriqueo de Thom Yorke. Para otros fue un intento de abrir los ojos hacía lo que se avecinaba. Más de veinte años más tarde, el tiempo da la razón a Radiohead. Una vez más.

La banda pasó de las letras introspectivas de The Bends a otras de índole universal. Aquí nació Radiohead.

«Paranoid Android»

La banda de “Creep” se despojó de su rollo Britpop. Se alejó del rollete indie que estaban intentando abrazar. Y compusieron arte en su música. Si bien es cierto que la música en si es una de las ramas del arte, no siempre se obtiene arte de la música. A partir de 1997, Radiohead abrazó el arte como emblema y la perfección por bandera.

El segundo corte de OK Computer se titula “Paranoid Android” y viene tras un arranque fulgurante en manos de “Airbag”. Encontramos aquí una canción de 6 minutos y 24 segundos. Una canción que trata sobre la paranoia creada por una sociedad que nos rodea, una paranoia que impulsa al ser humano a clamar que no es un androide, a corroborar que realmente somos humanos. La locura se adueña de nuestro sino, la pérdida de la humanidad es una realidad.

Thom perfeccionó al máximo las letras y la música y su correlación para traducirla en la angustia vital y poder proyectarla hacia la sociedad. Entendemos ese momento como el nacimiento de un mito.

Musicalmente la canción cuenta con un sonido tan exquisito como deprimente. Las voces melancólicas de Thom Yorke nutren este efecto y las sensaciones de derrumbe son un constante a lo largo del tema.

Tres miembros distintos de la banda crearon capas completamente diferentes de la canción y la banda los fusionó tal y como The Beatles hicieran con la canción “Happiness is a Warm Gun”. La yuxtaposición de todas estas texturas musicales provocan un efecto de profundidad realmente complejo. La armonía entre instrumentos es totalmente perfecta pese a la utilización de esta fusión de capas.

La canción cuenta con cuatro secciones diferentes descritas por Yorke como cuatro estados de ánimo distintos. El hilo conductor es el personaje de Marvin the Paranoid Android de la serie de Douglas Adams titulada The Hitchhikers Guide to Galaxy (1981).

La primera parte de la canción muestra la angustia y la desesperación que la vida moderna ha creado. Las quejas sobre las exigencias de la sociedad son un constante así como la incapacidad de responder sobre ello ante el mundo. La progresión musical inicial con la progresiva aparición de instrumentos aportando calidez y épica es fenomenal.

La segunda parte llega en el 2:21 aproximadamente, aquí cambia el ritmo y aporta agresividad. Aquí se critica el abuso de poder y la violencia que este ejerce. Las guitarras toman el protagonismo con un solo brutal de Jonny Greenwood ubicado en los 3:04.

En el minutaje 3:30 llega la tercera parte y con ella regresa la calma. El deseo de morir por parte de nuestro protagonista que finiquita con la aplastante afirmación “God loves his children, yeah”, una metáfora sobre que si Dios nos amara realmente no habría creado un mundo así.

La cuarta sección es instrumental a modo de reprise de la segunda parte.

Detalles que quizás no sabías

  • “Paranoid Android” era el tema más largo de Radiohead hasta la aparición de “Motion Picture Soundtack”, que dura exactamente siete minutos.
  • La canción fue ideada por Thom tras ver un episodio curioso en un bar. No fue menos que la reacción violenta de una mujer cuando su copa fue derramada accidentalmente sobre ella.
  • “Paranoid Android” fue grabada en una mansión supuestamente embrujada del siglo XV en Bath.
  • La primera versión grabada incluía un largo interludio de órgano a cargo de Jonny Greenwood. La duración hubiese sido de más de catorce minutos.
  • El videoclip no pasó la tijera de la censura en MTV, pues mostraba mujeres ligeras de ropa.
Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 204 Artículos
…metal en todas sus extensiones… lo demás es un decir