Bloodywood – Rakshak

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 18 de febrero de 2022
Discográfica: Autoeditado
 
Componentes:
Jayant Bhadula - Voz
Raoul Kerr - Voz
Karan Katiyar - Guitarra, flauta
Roshan Roy - Bajo
Vishesh Singh - Batería
Sarthak Pahwa - Percusión

Temas

1. Gaddaar (4:44)
2. Bsdk.Exe (4:55)
3. Yaad (5:40)
4. Dana-Dan (4:54)
5. Aaj (5:00)
6. Zanjeero Se (4:11)
7. Endurant (4:46)
8. Jee Veerey (4:38)
9. Machi Bhasad (4:00)
10. Chakh Le (4:25)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Bloodywood – Rakshak
Todos los discos de Bloodywood en Amazon


Como cambian las cosas. Antes descubrías a los grupos por el boca a boca, al ir a un concierto y ver al desconocido telonero o cuando tu vecin@/amig@/compañer@ de clase te dejaba un casete y flipabas, o no, con él o ella. También estaban los que nacían con la flor en el culo -también con calidad, claro-, y subían rápidamente gracias al punch de su discográfica.

Ahora hay trillones de grupos a tu disposición, pero tienes la manera de conocerlos a casi todos gracias a los múltiples servicios de música y sus consejos que te dan sobre tus preferencias musicales. Y no nos olvidemos de YouTube y sus videos que, en los cuales, si se llega a una cantidad decente o indecente, según se mire, de suscriptores o de visualizaciones, uno se plantea seriamente si gastar más energías en ello, ya que al fin y al cabo. ¿quién no quiere fama y dinero?

Pues bien, hoy hablaremos de un grupo que ha subido como la espuma de esta manera. Para quién no conozca Bloodywood, empezó como un duo de Nueva Delhi, capital de la India, subiendo metal covers de canciones famosas tanto de Bollywood, como hits de grupos de la talla de Michael Jackson, Nirvana o Linkin Park. Todo esto aderezado con un estilo nu metal muy marcado, peeeero… ¿dónde está la gracia? Pues metiéndole mucha base de música tradicional de su país, convirtiéndolo todo en una especie de Indian folk metal.

Al poco tiempo, a Karan Katiyar (guitarra y flauta) y Jayant Bhadula (voz), se une el rapero Raoul Kerr después de participar en otro de sus cover hits, “Ari Ari”, tema de puro bhangra metal. Y esto ya fue un no parar, subir y hacerse famosos e incluso participando en la edición del Wacken del 2019, ahí queda eso. Todo esto hizo que se plantearan seriamente empezar a publicar material propio, que es el que voy a destripar ahora mismo.

Más de 200.000 suscriptores en YouTube y otros tantos seguidores en Spotify hacen que uno se motive, ¿no? Yo, al menos lo haría. Más si todo esto lo aderezas con un metal molón, sin ser muy extremo y, sinceramente, ¿a quién no le gusta los típicos sonidos de música bhangra o de estilo punjabi…? Encima, con letras que hablan sobre problemas sociales, reflexivas e incluso activistas. Si a todo esto le sumamos que gracias a su “famoseo” hacen obras de caridad, pues hace que estos chicos nos caigan muy bien.

Sus gustos e influencias pasan por Linkin Park, Limp Bizkit, Alter Bridge o System of a Down, y no hace falta que lo juren porque se nota a 1.000 kilómetros, pero donde radica la diferencia, lo que hace que un estilo bastante trillado suene fresco es su folk, su instrumentación folclórica oriental. La India no es solo Bollywood, hablamos de un país con más de mil millones de personas y con muchísimas etnias, culturas y religiones diferentes, con lo cual es muy rica en diferentes estilos musicales, casi ancestrales. Y no olvidemos la felicidad o más bien la alegría que irradia su música. Es el definitivo punto a favor que hace que aunque en mi caso no sea fan del nu metal, rap metal o metal alternativo, igualmente me guste la música que hacen, ya que hay muchísimos matices, mucho por descubrir en cada canción.

Es su primer disco y se palpa que en alguna canción quizá han querido poner demasiadas cosas y queda un poco sobrecargada, aunque mirándolo bien es una cosa que ya les va. Este Rakshak (2022) es fantástico y, lo más importante, es de lo más variopinto. Para entendernos, la base está inspirada en los Linkin Park de sus inicios, combinando los típicos versos rapeados con coros cantados. Pero nos encontramos con temas con un nu metal más marcado, otras canciones más alternativas, algunas incluso rozando más el hardcore y sin olvidarnos de temas suaves, pseudo baladísticos, de medio tiempo que triunfarían en Eurovision.

Temas como «Gaddaar» o «Bsdk.Exe» son como si el mismísimo elefante de su portada te embistiese. Otras son más melódicas y te enganchan como «Zanjeero Se» o «Yaad». Otras, mucho más folk metal como puede ser la última “Chakh Le”… En fin, mejor no destripar este disco, y de hecho me es imposible hacerlo. Lo mejor es escuchar esta mezcla perfecta de metal y folk indio lleno de tambores y vientos. Lo disfrutaréis de lo lindo, eso seguro.

Dídac Olivé
Sobre Dídac Olivé 144 Artículos
Soy de esa generación que la “post-pubertad” lo pilló entre el metal primigenio (lo que llamamos ahora old school) y la nueva ola que fue el Nu metal, es decir, pasado mediados de los 90. Me encantan muchos estilos pero sobretodo el rock clásico y evidentemente el metal, este último es una forma de vida y encima me gusta desgranar y reconocer la riqueza de todos sus subgéneros. Uno ya tiene su edad (los mechones blancos en la barba no están por que sí) pero no me cierro para nada a grupos nuevos, eso sí, mientras haya fuerza y calidad, aunque hoy en día hay mucha. Como nacido justo entrados los ochenta también se incluye que soy un friki de cuidado (rol, videojuegos, Star Wars, pelis Gore, literatura fantástica y un largo etc.) vaya que toco de todo un poco. En resumen, espero contagiaros mi pasión metalhead a la vez que disfrutáis de mis aberrantes destripes.