Alter Bridge – Walk the Sky

Nuestra Nota


9.25 / 10

Ficha técnica

Publicado el 18 de octubre de 2019
Discográfica: Napalm Records
 
Componentes:
Myles Kennedy - Voz, guitarra
Mark Tremonti - Guitarra, voz
Brian Marshall - Bajo
Scott Phillips - Batería, percusión, teclados

Temas

1. One Life (1:23)
2. Wouldn’t You Rather (3:50)
3. In the Deep (3:50)
4. Godspeed (4:17)
5. Native Son (4:16)
6. Take the Crown (4:47)
7. Indoctrination (4:41)
8. The Bitter End (3:45)
9. Pay No Mind (4:17)
10. Forever Falling (5:11)
11. Clear Horizon (4:57)
12. Walking on the Sky (4:56)
13. Tear Us Apart (4:32)
14. Dying Light (5:47)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Alter Bridge – Walk the Sky
Todos los discos de Alter Bridge en Amazon


Pues, aunque reconozco que me ha costado un poco más de lo deseado meterme en esta nueva entrega de los de Florida, mucho me temo que Alter Bridge lo han vuelto a hacer. Tras una espera de tres años desde su anterior trabajo de estudio, y tras un par de álbumes en vivo de por medio, la banda nos presenta el que es su sexto trabajo, titulado Walk the Sky (2019), y nuevamente han reunido en una hora lo que algunos podrían llamar una obra maestra. Durante la última década y media, Alter Bridge nos ha provocado con su estilo, ya sea con su rock o con su vertiente más metal. En esta ocasión nos mantienen alerta, lanzando un conjunto de canciones que podrían, de entrada, ser las típicas canciones de una banda como Alter Bridge, pero que a mí me da que se trata de un avance que sin duda les empujará más allá de los límites de lo que percibimos que es esta banda. Después de darle a este disco unas cuentas escuchas, yo me inclino más hacia esto último.

«Wouldn’t You Rather», la canción de apertura del álbum tras “One Life” -que no es más que una intro molona-, nos saluda con un hipnótico riff con tintes orientales, a través de los cuales uno (o al menos yo) puede sentir que está siendo conducido irremediable y furiosamente hacia algo. Y ese algo es uno de los riffs más devastadores -instrumentalmente hablando- que he escuchado en mucho tiempo y que ha puesto en alerta a los pobres altavoces de mi iMac. Esta canción que es increíblemente buena y es, literalmente, perfecta, y ni siquiera está entre las tres mejores de este álbum. La banda continúa por esa misma senda en «Take the Crown» (los riffs de Tremonti se traducen en una bestialidad de tema; futuro clásico), «Indoctrination» (que ganará enteros y se apoderará de ti con el tiempo, ya lo veréis) y «Clear Horizon», que presentan un trabajo pesado de guitarras y unos tintes más metal, junto con el habitual trabajo vocal de primer nivel por parte de ese portento llamado Myles Kennedy, quien siempre cumple y nunca decepciona. «Pay No Mind», contiene un gran riff serpenteante que conduce a otro coro inconfundible que seguramente los asistentes a sus conciertos cantarán a base de bien. Es de mis favoritas. Me encanta, y eso que el coro es demasiado corto, en mi opinión.

Sin embargo, lo más destacado del álbum es -en mi humilde opinión- la canción «Godspeed». Es lo que yo me atrevería a llamar un «himno». Esta épica pieza muestra, una vez más, el alcance y la convicción de Kennedy. El piano de apertura da paso a la que, fácilmente, es la melodía más melódica del álbum. Es una canción optimista, cuya emotiva letra posee la grandeza de animarte y entristecerte al mismo tiempo. Interesante hazaña. Para mí, esta es fácilmente la canción más intrigante del álbum y debería quemar los engranajes de tu Spotify durante, fácilmente, los próximos cinco meses. te recomiendo levantarte y escucharla en pie. Alter Bridge en su máximo apogeo. Edificante hard rock en su máxima expresión.

A primera vista, parece que este álbum podría carecer de identidad, pero a medida que lo escuchas uno absorbe todo lo que Alter Bridge está ofreciendo a sus oyentes, y es entonces cuando te das cuenta de que esa es precisamente la identidad de este disco, su punto fuerte. Una muestra de tantísimo talento y crecimiento musical que marca lo que podría ser el inicio del nacimiento de algunos clásicos del rock. Bueno, aquí quizá me haya flipado un poco, la verdad, pero realmente sí que puedo ver a los nietos que jamás tendré flipándolo mucho con la mayoría de estas canciones en el año 2056.

Seguramente haya gente por ahí que esperaría que Alter Bridge lanzara otro álbum con la excusa de echarse de nuevo a la carretera, un rosco hecho a partir de retales de sus anteriores trabajos, dando como resultado un álbum que sonara igual que el anterior. Pero nada más lejos de la realidad. Myles, Mark, Brian y Scott han reunido un grupo diverso, aventurero y reflexivo de canciones que muestra aún más el increíble talento que poseen como banda. Su química aquí es, simplemente, épica.

Si, como a mí me pasó, te costó entrar en The Last Hero (2016), su peor registro hasta la fecha, Walk the Sky es una resurrección completa y, en general, uno de sus mejores y más diversos álbumes. Para mí, podría perfectamente tratarse de la verdadera secuela de Blackbird (2007). Y aquí estoy, con una gran sonrisa en mi rostro. Sabía que mis huesos y mis oídos no podían estar equivocados, y que la mejor banda de metal alternativo de la actualidad no podían volver a «cagarla». Walk the Sky es un grito de batalla y una venganza todopoderosa. Magnífico, de principio a fin.

Fotografía: Dan Sturgess
Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 370 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.