Bala – Maleza

Maleza

Nuestra Nota


9 / 10

Ficha técnica

Publicado el 14 de mayo de 2021
Discográfica: Century Media Records
 
Componentes:
Anxela Baltar - Voz, guitarra
Violeta Mosquera - Voz, batería

Temas

1. Agitar (2:07)
2. Hoy no (2:07)
3. X (1:59)
4. Mi orden (3:43)
5. Cien obstáculos (3:02)
6. Quieres entrar (3:04)
7. Rituais (2:35)
8. Bessie (2:18)
9. Una selva (3:22)

Multimedia





Escucha y compra

Este disco en Amazon: Bala – Maleza
Todos los discos de Bala en Amazon


Dudamos mucho que en la redacción exista alguien más excitado con Maleza (2021), el nuevo álbum de Bala, que Beto Lagarda y Joan Calderon. Así que decidimos hacer esta crítica a cuatro manos, variando un poco lo que ya hiciéramos con el compadre Rubén de Haro y Deftones y su aclamado Ohms (2020).

Quizá sea el hype o las ganas que tenía yo de tener en mis manos el disco de Bala, pero me da de que estamos frente a la sensación del año. Tras un largo y tortuoso año en todos los ámbitos, recuerdo el anuncio del fichaje de Bala por Century Media Records, y pensar: «¡Joder, qué grandes! ¡Qué alegría!». Sus dos trabajos anteriores los he rallado mil veces y las ganas de descubrir el tercer elemento fruto de estas dos artistas gallegas me llenaba de ilusión.

El hecho es que sabía que no me iban a defraudar, pues el potencial que veía en ellas solo era superado por la propia actitud de unas músicas que con trabajo, sacrificio y sobre todo a base de carisma y simpatía han logrado superarse disco a disco sin desviarse de su idea de la música. Así son Bala, una banda enorme, un power duo que crece como la espuma y que aún pueden seguir creciendo. Solo ellas dictaminaran su próximo paso y solo ellas conocerán su techo, que espero sea muy arriba.

Bala son la inyección de adrenalina que le ponen a Uma Thurman en Pulp Fiction. El revulsivo que necesitábamos después de un año de pandemia. De un año de mierda. Son un soplo de aire fresco, enérgico, necesario para salir del hastío existencial en el que nos hemos sumergido este último año. Como apuntábamos más arriba, su naturalidad y espontaneidad son dos ingredientes básicos para que sigan por la senda de este tremendo Maleza. 

Como mi buen amigo Joan Calderon también ha sucumbido al placer auditivo de este combo gallego, le invito a participar en esta reseña de Maleza, y lo haremos tema a tema. Vamos ya a desgranar este tercer disco de Bala.

Las canciones

«Agitar»

Beto: ¡Menuda burrada de arranque! Con el grito inicial y la dureza de la guitarra se intuye que estamos frente a una canción memorable. Cuando llegas a su final, solo te falta agitar la cabeza de forma afirmativa y decir: «¡Sí, así sí, Bala Tras unas cuantas escuchas, y cuando ya eres capaz de cantar las letras, aún te atrapa más, pues la letras son brutales. Sin duda, es una de las mejores canciones de las gallegas.

Calde: Un álbum que em pieza al grito de “¡Me has descubierto durmiendo y con el ceño fruncido!” no puede defraudar después de este año de mierda. Voz desgarrada, batería sincopada, casi ritualística, con un riff principal absolutamente adictivo. Los susurros y ese giro de guitarras stoner son muy sugerentes. La declaración de principios del disco, el “esto es lo que hay”. Si esto es lo que hay, compro a ciegas.

«Hoy no»

Beto: Es una canción más rápida en todos los sentidos. Brutal trabajo de guitarra y batería, y un juego de voces raspadas que te invitan a gritar a pulmón. El “estribillo” -por así decirlo-, con gritos sin sentido, es una delicia y el puente con coros en off me parece otro acierto brutal. De momento, dos de dos. Dos temazos gigantescos.

Calde: La batería da comienzo a un tema mucho más directo. Mucho más punk en actitud. Anxela hace un trabajo a la guitarra y las voces espectaculares. Violeta no se queda a la zaga a la batería y coros. Mucha más garra contenida y un coro absolutamente coreable en la pista de cualquier sala o festival. Final agreste. Brutal.

«X»

Beto: Con un buen riff de guitarra inicial arranca la primera canción cantada en inglés. La canción es dura y de ritmo cambiante que atrapa toda tu atención. Tiene esa fragancia stoner de su primer trabajo pero aquí la madurez del dúo brilla con luz propia.

Calde: El primer tema en inglés, con un riff clarísimo y potente. Va desarrollando ese complejo sonido entre stoner, grunge y punk que solo alguien como ellas y Santi García de los Estudios Ultramarinos Costa Brava pueden sacar. Riffaco y velocidad, como resumen del tema.

«Mi orden»

Beto: Recuperamos el idioma patrio en “Mi orden”. Una canción con un gran trabajo instrumental, dura (es evidente que es la tónica de Maleza), pero me falla algo la interpretación vocal en varios pasajes. De la mitad para adelante, la canción gana enteros con una instrumentación brutal y el juego de voces de ambas artistazas.

Calde: El inicio de bateria y la guitarra acoplándose a ese ritmo, dan paso a la de momento el tema más calmado (ojo esto no es ni un medio tiempo) la mala hostia sigue ahí. Pausado a la par que agresivo. Joder peña, esto empieza a ser muy grande. En nuestra puta cara llevamos 4 temarracales para empezar. El final es una tormenta de riffs sin respiro.

«Cien obstáculos»

Beto: Riffaco de entrada y gran trabajo de Violeta, sosteniendo el tempo. Pero lo más brutal del corte es el estribillo a dos voces, que me parece una animalada. Canción veloz llena de contrastes y un buen trabajo lírico. Una canción muy buena en todos los sentidos y me la puedo imaginar petándolo mucho en directo.

Calde: Es mi tema favorito del disco. Riff con batería aguantando el ritmo, que le otorga una magia especial. Una percusión muy marcada con voz limpia que desemboca en un puente animado que nos lleva a la explosión del núcleo principal de la canción. Un prodigio rítmico y machacón con todo en su sitio. Sin objeciones. A sus pies, Bala.

«Quieres entrar»

Beto: Otra pieza dantesca, en el buen sentido de la expresión. La colaboración de Najwa Nirmi es interesante, pero el trabajo de Anxela y Violeta aquí me acongoja cada vez que la escucho. El potencial de estas chicas se muestra en “Quieres entrar” en estado puro, sin concesiones. Una canción superior.

Calde: Inicio tenebroso calmado, nebuloso, susurrante, sugerente. “¡Quieres entrar!” grita Anxela desatando una tormenta. Para volver a recitar y volver a la locura. Un ejercicio de calma/tormenta made in Bala. Si Najwa participa, no puede ser un tema del montón. Quizás también sea de las mejores del disco.

«Rituais»

Beto: Entrada rockera de guitarra gruesa y duo de voces calmadas nos regalan en la canción interpretada en galego. El riff se va sucediendo sobre una dinámica puesta en largo de batería. Una canción con menos rupturas pero con un puente y estribillo muy ágil y ameno. Otra gran pieza de Bala.

Calde: El tema más rockero del disco y en su lengua materna. Las meigas Violeta y Anxela nos buscan para hacer su particular akelarre y realizar su particular interpretación de la temática witch tan presente en el rock psicodélico o en el stoner más doomer. Un tema bailable y divertido. Sí, divertido. Con un final de tempo más alegre y rápido.

«Bessie»

Beto: La recta final, cuando estás disfrutando, siempre es dolorosa. Con “Bessie” entramos de lleno al principio del fin. Y con ella una canción rompedora con muy pocas letras, de hecho, en mi primera escucha daba por hecho que se trataba de un corte instrumental. Una canción que no desentona para nada en Maleza pues tiene mucho poderío y continúa con la dureza de sus predecesoras.

Calde: Este tema aúna varias cosas, homenaje a una mujer afroamericana que decidió cruzar los EE. UU. encima de su motocicleta, Bessie Stringfield. Me atrevo a aventurar que es la particular visión de Bala sobre el feminismo y el Black Lives Matter. Todo ello con referencias al motor. Brutal tema lleno de rabia y subidas y bajadas sin parar. Desacelera cual moto cuando la apagas.

«Una selva»

Beto: Y llegamos al cierre con “Una selva”, canción musculosa con un gran trabajo instrumental y con un brutal trabajo de voces. Líricamente, esta canción es muy intensa y se nota en la forma de cantar de Anxela. Otra de mis preferidas del disco. Un genial cierre para un trabajo que no deja de crecer con las escuchas.

Calde: Punto y final a la altura de lo esperábamos. Si llegas hasta aquí acabarás exaust@. Sin más. Más mala leche, riffs, batería absolutamente brutal y voces desgarradas.

Conclusiones

Beto Lagarda

Es evidente que me he quedado prendado de Maleza, sabía que sería un disco considerablemente bueno y finalmente ha sido mejor de lo esperado. Es el mejor disco de Bala sin ninguna duda. Esta relleno de canciones brutales, contiene una dureza intrínseca y unas letras que me flipan. El disco es demasiado corto, pero no me voy a quejar si todo lo que contiene mantiene un nivel tan avasallador como han demostrado que saben hacer. Sin duda, Maleza se sitúa en la cúspide de la carrera de las gallegas y se sitúa en el top de los discos de 2021. ¡Enhorabuena, chicas!

Joan Calderon

Por llevar un poco la contraria a Beto, me parece un disco superlativo. Corto, enérgico, en tu cara. Sin florituras. El trabajo de Violeta y Anxela tiene una virtud enorme: es el disco que necesitábamos en 2021. Un grito de rabia, un torrente de riffs que no deja prisioner@s. Creo que lo van a petar muy fuerte con este Maleza, y se lo merecen. Se nota un montón de curro, mucha inspiración y mucho talento. Una evolución coherente con sus trabajos anteriores que las pone en una situación de privilegio para que cuando toda esta mierda de la pandemia pase, y puedan defender estos nueve cortes en directo, revienten todos los festis habidos y por haber. Grandes.

Fotografía: Mattias MonsterKid
Avatar
Sobre Redacción Science of Noise 238 Artículos
Revista web donde encontrarás desde lo más cercano a lo más lejano. Rock, metal y punk llevado con pasión.