Entrevista a Esa Holopainen, guitarrista de Amorphis y Silver Lake: ‘Cuando Tomi Joutsen entró en Amorphis enderezamos el rumbo. Fue un momento decisivo’

Amorphis siempre ha sido una de esas bandas que he considero complicadas a la hora de llegar a entender o a que te toquen dentro, pero que una vez se abren esas puertas, tu mente hace ese click … se te abre un mundo absolutamente bello, rico y variado. Esta agrupación finesa sigue creciendo y tras más de 30 años de carrera siguen sacando discos de una calidad impresionante. Han llegado al punto de que están sacando videoclips y singles de ¡sus bonus tracks de un disco editado hace ya tres años! Si escucháis “Brothers and Sisters” lo entederéis perfectamente…

El motor de Amorphis se llama Esa Holopainen y anda algo ocupado con la edición de su próximo directo, pero también de algo muy especial: su primer disco en solitario bajo el nombre de Silver Lake, y cuenta en él con vocalistas de primera línea de la escena rock y metal. El chico posee un excedente de ideas compositivas impresionante y su canción “Storm” está siendo un exitazo tremendo en Youtube. El disco es libre y va del pop al metal con una elegancia tremenda. Tocaba hablar de Silver Lake, pero también hablar de los muchos secretos y etapas que hay detrás del éxito de Amorphis y de sus canciones.

Hola, Esa, saludos desde Barcelona. ¿Todo bien por Finlandia?

Sí, poco a poco la cosa mejora… La gente se está esperando a las vacunas y la sociedad en general se va abriendo poco a poco, pero yo dudo que podamos llegar a ver conciertos en directo hasta el fin del verano. Vamos a ver qué pasa.

Primero que todo tengo que felicitarte por el disco de Silver Lake, y estoy seguro que las críticas van a ser muy buenas. Sale el 28 de mayo. Muchísima gente ya ha visto el videoclip de «Storm», un tema muy pegadizo y suave, así que empecemos por ella. ¿Tenías claro que este primer single tenía que ser «Storm»?

Sí, considero que era muy buena idea el sacarlo como primer single especialmente porque teníamos esa bonita oportunidad de grabar el vídeo en las Islas Canarias en enero, por lo que facilitó el que esta fuera la primera canción a presentar. Sí que creo que es una canción muy pegadiza y que representa perfectamente lo que es el disco de Silver Lake y la onda general del álbum.

Yo cuando veo el videoclip tengo dos ideas muy claras: La primera es que el tema es excelente, y la segunda… ¡que tengo que irme de vacaciones a las Islas Canarias ya! (risas). Un poco sorprende que un finés decida grabar en las Canarias teniendo la naturaleza abrumadora que hay allí. ¿Por qué las Islas Canarias?

(Risas) La razón principal es que el director del vídeo Owe Lingvall tiene un apartamento en Tenerife. Él vive allí gran parte del año. Tuvimos esa idea porque Owe Lingvall pudo encontrar unos exteriores excelentes. Eso para mi era perfecto. Aunque bueno, mis partes fueron filmadas en Finlandia delante de una pantalla de croma. Seguro que los más audaces ya habrán visto que no estoy en lo alto de los acantilados tocando mi guitarra (risas).

Deberías hace un viaje a las Islas Canarias, son un sitio maravilloso y muy diferente a lo que es España en general.

Tengo que hacerlo, sí… De hecho, ya estuve allí cuando era un crío. Tendría unos 15 años. Estuve con mis padres en Las Palmas, y fue una bonita experiencia.

Bien, mi pregunta ahora es por qué has decidido bautizar el proyecto como Silver Lake y no como Esa Holopainen.

No me sentía muy a gusto sacando el disco como Esa Holopainen. No me sonaba especialmente bien. Hay mucho más aquí que yo en solitario. Participan grandes músicos y vocalistas. Desde el primer momento tuve muy claro que debía ir todo bajo un nombre externo y no el mío.

Me parece a mi que la pandemia ha dado suficiente tiempo para que muchos músicos hayan podido terminar viejos proyectos, y tras tres décadas de carrera quizá ya ta tocaba. De todas formas, tengo entendido que en tu caso fue el productor Nino Laurenne quien te apremió para sacarlo ahora.

Sí, fue él. Yo soy esa clase de persona que necesita esa patada en el culo para que empiece con lo que le toca hacer. Fue de hecho su llamada lo que me puso a trabar en este proyecto. Juraría que eso sucedió en febrero o marzo de 2020. Se nos cancelaron muchos conciertos y el resto del año quedaba muy incierto. Hablé con él y me instó a comenzar. La idea era empezar a hacer mi primer disco en solitario y que él me ayudaría con la grabación y la producción de todo. Fue una muy buena idea puesto que solo pudimos tocar un solo concierto con Amorphis en 2020, así que de verdad que tiempo había de sobra (risas).

¿Tenías canciones ya escritas o te pusiste a ello cuando viste la oportunidad para ello?

La verdad es que tenía unas cuantas canciones hechas en el ordenador pero que se alejaban bastante del material más afín a Amorphis. Temas que se alejaban mucho de la fórmula del grupo… Pero me gustaban y las tenía grabadas en el ordenador. Siempre pensaba que esas canciones podían salir a la luz en algún proyecto diferente. Toqué esas canciones para Nino y creyó que eran un material muy bueno, así que ese fue el punto de partida. Necesitaba encontrar cantantes, más que nada porque eran canciones muy al uso de la fórmula de verso-puente-estribillo. Así que empecé a pensar en los vocalistas que más se ajustaban en las canciones que tenía. Por un lado, ya tenía a Jonas de Katatonia y Eidur de Leprous para las tres primeras canciones, y yo ya estaba inmensamente feliz.

Gran alineación debo decir…

¡Lo es! La verdad es que a todos estos cantantes los conozco desde hace ya muchos años excepto Einar Solberg y Vessa-Mitti-Loiri. Los conocí en las mismas sesiones de grabación del disco. Pero el resto de ellos los he considerado siempre como grandes amigos. Todos son vocalistas a los que respeto totalmente y que siempre me han gustado. Partiendo desde esa perspectiva tengo que decir que para mi fue todo muy natural a la hora de escribir música para ellos. Tenía muy claros los beneficios que aportaban como cantantes así que ya sabía que podrían funcionaría y que añadirían sus matices y esos pequeños detalles que aporta cada cantante. Eso es lo que hice como compositor: pensar en quién podría cantar en el disco.

Una de las canciones más sorprendentes del álbum es «Alkusuintu» porque hay una narración, no está cantada. ¿Qué nos puedes contar de este corte en particular?

Vessa-Mitti-Loiri es el más famoso actor y cantante finés que existe. Ha estado actuando en muchas películas desde los años 60 y ya tiene 76 años. Es un viejo actor, muy carismático. De verdad que hoy en día selecciona mucho lo que hace. Tengo un buen amigo que lleva el management de varios actores y es por eso que pude contactar con Vessa-Mitti-Loiri. Tenía la idea de que esta canción podría quedar muy bien narrada por una persona muy carismática, así que me sentí muy afortunado de tenerlo en el disco. Se asemeja un poco a lo que hacía Orson Welles en sus narraciones. Las letras van sobre una historia sobre la mitología finesa y de cómo la gente concebía el mundo creado a partir de unas pequeñas islas. Así surgió la historia de la canción.

Así que podemos decir que fue un héroe de tu juventud.

Sí, podría decirte que sí.

Vale, si tuviera que escoger un nuevo single quizá me decantaría por «Promising Sun». Allí está Björn «Speed» de Soilwork a las voces. Me parece un cantante increíble puesto que su voz puede ser muy diferente de Soilwork a The Night Flight Orchestra.

Exacto, él es uno de los mejores cantantes que hay en la actualidad. Lleva en este negocio muchísimos años así que considero que siempre trata de ir unos pasos más allá y creo que intenta empujar sus límites. Si escuchas lo que está haciendo con los últimos discos con Soilwork y con The Night Flight Orchestra verás que es un cantante impresionante, y es también un tío genial. De verdad que no sabía muy bien cómo iba a enfocar su voz en esta canción. Yo simplemente se la envié por correo una vez ya tenía la lista de los cantantes que quería para el proyecto, y ya con muchas letras escritas y con las líneas vocales fijadas. De verdad que no sabía con qué me podía encontrar porque no era un tema fácil. Cuando me mandó el resultado final creo que todo queda un poco más cercano a lo que hace con The Night Flight Orchestra. Quedé muy feliz con el resultado, muy impresionado por su trabajo. De verdad que demostró el por qué es uno de los cantantes más impresionantes de la escena actual.

Coincido contigo, Lo que ha hecho con los dos últimos discos con Soilwork es absolutamente genial. Ok, llegamos al punto de hablar sobre una de las canciones más sorprendentes desde mi punto de vista: “Ray of Light”. Aquí canta Einar Solberg de Leprous y luego está Gas Lipstick (ex batería de HIM). Me tocaría preguntarte si es la mejor canción de pop que has hecho nunca.

(Risas) ¡Ostras! ¡Esto es absolutamente cierto! Sí que es una de las canciones más cercanas al pop que nunca he compuesto. Es lo que te decía antes de que algunas eran canciones que no encajaban con Amorphis. Es un tema de que nunca antes podría haber ofrecido en uno de nuestros discos. Ahora pienso en cómo empecé a componer este tema, y mira, inmediatamente pensé en Einar Solberg como cantante. Hay en esta canción una serie de elementos que pienso que encajaban perfectamente en su rango vocal. Me encantó que la canción le gustara desde el mismo momento en el que se la envié. Me dijo que era un estilo que le gustaba y que podría trabajar en ella sin problemas. Él es otro vocalista fantástico. El modo en que Einar canta en falsete y la forma de dicción y de hacer sus frases es fantástica. Es un cantante increíble.

A mi me encanta, pero confieso que es pop, si bien es un pop trabajado y de calidad. ¿Crees que sería una buena opción el sacarla como single, o demasiado arriesgado?

Pues… te diría que es probable (muchas risas). No sé hasta qué punto te puedo dar más pistas, pero… te diré que es más que probable que sea un single (muchas más risas).

Yo creo que es bastante arriesgado pero el tema es muy bueno, puede que funcione como lo ha hecho “Storm”. Vale, los invitados en el disco cantan genial, pero si en tu mano estuviese… ¿Cuáles son esos músicos con los que siempre has querido trabajar, pero no has podido todavía?

Mmmmmm… Pues te diría que hay muchos. Pero más que decirte nombres yo estoy más que contento de haber trabajado con los que están aquí. Por ejemplo, soy muy fan de Katatonia y me encanta lo que hace Jonas. Su voz es totalmente única. Estuve feliz de poderle mandar algunas canciones acústicas, y de verdad que su voz es impresionante. Me encantaría trabajar con él de alguna manera en el futuro. La colaboración con Jonas Renkse ha funcionado perfectamente.

Este material un poco me ha recordado a los tiempos en los que estaba en las filas de Amorphis Pasi Koskinen. Discos como Tuonela, Am Universum o Far from the Sun en los que el saxofón y el teclado Hammond irrumpían. ¿Estarías de acuerdo conmigo?

Digamos qué… Puedo entender que me digas esto (risas). A lo largo de los años ha habido algunos de estos elementos que dices en la música de Amorphis, pero no compararía necesariamente Silver Lake con esos tres discos que dices. Pero sí que entiendo perfectamente que lo digas ya que en ellos era la primera vez que se introducía en la música de Amorphis algunos de estos elementos musicales. Eso puedo entenderlo, de verdad.

Voy a serte sincero: para mi Amorphis era una banda más y os había visto en muchos conciertos o escuchado alguno de vuestros discos. Pero un día hubo un tema que me hizo un click en mi cerebro y de repente el universo Amorphis se reveló ante mi. No sois una banda fácil, pero cuando entras ves que estás ante un grupo especial. Esa canción que lo cambió todo para mi fue “The Silver Bride”. ¿Es esta canción especial para el grupo?

Es una canción muy importante para nosotros. Eso está fuera de toda duda. Pero también te diría que a lo largo de la carrera de Amorphis ha habido muchas cosas y momentos que han supuesto cambios para mejor. Un ejemplo de ello fue cuando Tomi Joutsen entró en el grupo. Y ese primer disco que hicimos con él en 2005, Eclipse. Ese sí que fue un momento decisivo en nuestra carrera. Ese cambio volvió a enderezar la nave Amorphis hacia el lugar correcto. Ha sido también la gran formación que hemos ido manteniendo con los años. Cada vez es todo más y más natural y hace que la música brille más. Gran parte de ello es el enorme talento de Tomi Joutsen, especialmente por su rango vocal y capacidades. Es en gran parte por él que sonamos como sonamos a día de hoy.

Ya que me nombras a Joutsen te quiero decir que todos los discos que han salido con él como cantante me parecen excepcionales. Y después de tantos años componiendo y grabando sacáis Queen of Time y en gran parte de medios españoles os ponen 10 sobre 10 de puntuación. ¿Cómo después de tantos años Amorphis puede seguir sacando discos que puedan ser considerados de 10?

Esta es una pregunta muy difícil de responder. Nosotros siempre tratamos de dar lo mejor de nosotros. Pero bueno, entiendo que también lo hace todo artista o banda cuando pisa el estudio… También te diría que hemos encontrado a gente muy buena. Tenemos también a muchos compositores en el grupo, algo que nos facilita mucho las cosas y que también las diversifica. Eso nos da mucha variedad en la música. Contamos con un gran productor como es Jens Bogren. Él ha producido los dos últimos discos del grupo: Queen of Time y Under the Red Cloud. También trabajamos con él de cara al próximo disco de Amorphis. Pero es algo que se me hace muy difícil de responderte. Somos muy ambiciosos a la hora de componer nuestra música y a la hora de crear un disco. Intentamos ir más allá de nuestros límites, y eso lo hacemos siempre que nos ponemos a trabajar en un nuevo LP. Ese podría ser uno de los secretos… Pero de verdad que no lo sé. Aunque también debería ser más comedido con mis comentarios pues, quién sabe, igual el próximo disco no funciona bien (risas).

Pero te diré un detallito sobre la calidad de la que vais sobrado últimamente: “Brothers and Sisters” era un bonus track del Queen of Time y ahora ha salido el vídeo de la canción y… ¿¡Cómo no entró ese tema en el disco!? Es un single infalible por el que muchas bandas matarían y vosotros lo utilizáis de bonus track.

Sí… es una gran canción y el vídeo está muy bien. Valía la pena sacarla como single. Es que es muy duro eso de tener que escoger qué canciones entran en el disco y cuales no. Yo considero que en Queen of Time todas las canciones eran realmente potentes, e incluso las que se quedaron fuera merecían haber entrado. Pero hay que tomar decisiones y nuestro productor tiene la última palabra y es el que escoge lo que más le gusta o cree que puede funcionar. Él es quien tiene la opinión más objetiva y la perspectiva más lejana. Él se involucra absolutamente en el proceso de creación y desarrollo del disco. Y bueno, es un poco extraño eso de tener un bonus track y que ahora sacas cuando el disco ya fue editado hace tres años… Pero lo que nos ha reportado “Brothers and Sisters” para nosotros es muy bueno puesto que es un tema tremendamente pegadizo.

Recuerdo que en un concierto de Amorphis en Wacken la hierba y la paja empezó a arder y banda y público tuvimos que ser evacuados del recinto. No todas las bandas pueden decir que han sufrido un incendio mientras tocaban. ¿Qué recuerdas de ese día en Wacken?

A lo largo de los años sí hemos vivido alguna situación extraña y complicada. La peor de todas fue quizá el Wacken que dices en el que se prendió fuego y había muchísimo humo. ¡Cómo voy a olvidarlo! Lo más “divertido” de todo es que estábamos tocando la canción “The Smoke”… Pirotecnia que nos vino directamente de la naturaleza (risas).

Bien… a ver si te puedo llegar a explicar esta porque no es fácil. El caso de Amorphis es muy sorprendente puesto que yo he conocido a gente finlandesa a la que no le gusta el heavy metal, pero Amorphis es su banda favorita. Yo creo que es muy difícil de explicar, pero… te diría que hasta cierto punto, tiene su lógica y que puedo entenderlo. ¿Puedes llegar a explicarlo tú, Esa? El caso es que Amorphis ha sido muchas veces número 1 en ventas en Finlandia.

La verdad es que no lo sé, pero puedo interpretar que tenemos en nuestra música una serie de elementos musicales que son capaces de llegarle a gente que no necesariamente le gusta el heavy metal en general. Sé que somos un poco extraños, pero sería una situación similar a la de Nightwish. Tienen muchos fans que no les gustan el metal, pero adoran a Nightwish. En su caso lo entiendo más puesto que hay allí elementos de música clásica y orquestaciones. Amorphis supongo que tiene un modo de componer y una evolución activa. En los últimos años hemos ido añadiendo más orquestaciones, pero… No te lo sabría decir.

Una de las señas de identidad que definen a Amorphis es el excelente trabajo de guitarras. No soy guitarristas, pero para mi en vuestras guitarras hay unos elementos folk muy claros. Y ya en lo instrumental, cuando suena una canción vuestra a mi no me cuesta adivinar que sois vosotros. Hay una marca y un estilo personal en la música, y ya no con la voz, con lo instrumental, lo cual es algo que no es nada fácil de conseguir.

Sí, estamos muy influenciados por el folk de época y hay en nuestras composiciones muchas temáticas folk que también resaltan en lo musical. Eso lo puedes percibir cuando tocamos, con esos elementos más folk acentuados por los teclados, también en los solos de guitarra y en los riffs. Así que sí, el folk está muy presente en nuestra música. Yo considero que todo esto viene de que yo escuchaba mucha música rock finesa de los 70. En esos tiempos muchas bandas de aquí combinaban la música progresiva con el jazz y el folk, todo junto. Había muchísimas bandas finlandesas muy buenas, que claro, la mayoría de ellas ya no existen. Todos esos grupos han sido una enorme influencia para nosotros como banda. Y también queremos seguir explorando con nuestra música e ir añadiendo estas influencias folk en todo lo que hacemos.

Luego está el sonido del teclado Hammond 70ero que irrumpe numerosas veces en vuestra música. ¿Lo consideras como otra de vuestras señas de identidad?

No sé si realmente podemos considerar el sonido del Hammond como una de nuestras marcas de identidad. Es algo muy clásico y posiblemente es algo que introdujo Deep Purple a las bandas de rock de los 70. De todas formas, y para Amorphis, sí que lo vemos como un elemento muy importante. Todo lo que viene de los teclados es importante desde que empezamos a introducirlos en nuestra música ya en el disco Elegy. Lo que está haciendo Santeri Kallio con pianos y con los órganos más grandes está llegando a ser un elemento clave. Tanto como lo son los instrumentos de cuerda o las mismas voces. La verdad es que los teclados son un elemento básico en la música de Amorphis.

Otro elemento muy novedoso en su día eran las apariciones de Sakari Kukko con su saxo en algunos solos. Gran combinación de canciones duras y fuertes con irrupción sorpresiva de un saxo…

Sí, eso viene de la era de los 70… Sakari Kukko, quien ha tocado muchas veces con nosotros, es una institución muy reconocida en la escena folk y jazz. Un poco empezamos a adentrarnos en el universo folk, progresivo y jazz combinando con la música de los 70 en Finlandia. Él es muy abierto de mente hacia todos los tipos de música y estuvimos encantados de tenerle tocando junto a Amorphis en diferentes ocasiones. Incluso ha tocado algunas veces en directo con nosotros. También ha creado muchos de los loops que tenemos en diferentes canciones. Es un gran artista.

Me toca decirte que conozco a mucha gente que de Amorphis solo le interesan los tres primeros discos… y no les gusta para nada lo que hicisteis posteriormente. ¿Qué le dirías a toda esa gente?

Ahhhh… ¿qué le diría a toda esa gente? Pues que probablemente escuchen los discos antiguos (risas). No les puedo forzar a que escuchen el material más nuevo.

De todas formas, es un poco una crítica algo vaga puesto que los Amorphis actuales tocan mucho material antiguo. Yo he estado en Wacken y habéis tocado solo material de vuestros dos primeros discos…

Absolutamente, seguimos tocando ese material, y es importante. Uno nunca debe olvidar cuáles son sus raíces. Y nos divertimos mucho con ello. Tomi, nuestro cantante, es conocido por ser un grandísimo fan de nuestro primer material. Siempre es un placer el poder tocar temas del Tales from the Thousand Lakes o de The Karelian Isthmus.

¿Hubo un antes y un después para Amorphis con la canción “My Kantele”? En lo personal te diré que, muy posiblemente, fue el primer tema que escuché en toda mi vida de Amorphis.

En este tema hay un toque muy personal… Yo considero que es una de las más importantes canciones que tenemos. En el momento en el que escribimos la canción combinamos muchísimos elementos muy diferentes. Nunca antes lo habíamos hecho. Especialmente en la versión acústica. Es una canción que es un símbolo, algo que nos define y que se aleja de lo que podían ser temas del estilo de “Black Winter Day”. No te puedo asegurar que sea una canción que hayamos tocado en cada directo que hacemos, pero… es posible que haya sucedido.

Una cosa que siempre me ha gustado de Tomi es que su micro no es el habitual de las bandas al uso. Es un poco vintage y tiene esa forma antigua. Es algo que no es nada del otro jueves, pero queda muy estético y funciona bien. ¿Fue esa una decisión de grupo o del vocalista?

Fue una idea y decisión por parte de Tomi. Quería tener algo diferente a otros cantantes en su micrófono. Creo que no le apetecía tener el típico micro que uno se compra en la tienda de música.

Ya que estábamos hablando de canciones concretas también quiero preguntarte por “Alone”. En Science of Noise escribimos sobre canciones perfectas y en el caso de Amorphis siempre hay muchas candidatas y por parte de diferentes miembros de la plantilla, lo cuál es muy indicativo… “Alone” siempre es una de esas candidatas.

Alone” es una canción muy remarcable… Hay allí muchas guitarras con delay. Y justamente me parece un tema perfecto para ejemplificar todo el trabajo que hemos hecho con los efectos de delay. En ella lo llevamos a otro nivel. Está presente a lo largo de toda la canción, manda en ella de hecho. Ese efecto con eco es lo que lidera esta composición. Y en el fondo es también una de las canciones más exitosas que hayamos grabado nunca. Incluso James Hetfield de Metallica nos dijo que le gustaba mucho ese tema. Así que conseguimos algo grande…

Me gustaría preguntarte por la canción “Fading Moon” en la que canta Anneke Van Giersbergen. La verdad es que me parece bastante cercana a lo que está haciendo ella últimamente. ¿Pensaste en ella a la hora de componer la canción o primero la creaste y luego pensaste en ella como vocalista?

Alguna gente me dice que la canción se parece al material de The Gathering, cosa que a mi no me lo parece, pero sí que te reconozco que hay muchos elementos en el tema que hacen que la canción se adapte perfectamente a ella. Es una canción muy bonita y ella es una grandísima vocalista.

Finalmente te diré que Silver Lake me parece un gran disco en solitario, creo que será un éxito y que habrá una segunda parte seguro. ¿Es así?

Pues sí… creo que ha sido una gran experiencia el hecho de escribir este disco. Así que cuando tenga algo de tiempo me voy a poner a componer la segunda parte de Silver Lake.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 625 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.