Aorlhac – Pierres brûlées

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 24 de septiembre de 2021
Discográfica: Les Acteurs de l'Ombre
 
Componentes:
Spellbound - Voz
Necrosis - Guitarra
Wynter Ärvn - Guitarra
Alex - Bajo
K.H. - Batería

Temas

1. La colère du volcan (5:01)
2. Au travers de nos cris (8:48)
3. Vingt sièges, cent assauts (5:21)
4. Nos hameaux désespérés (6:43)
5. Nos mes aux mornes idées(6:26)
6. Averses sur Peyre-Arse (2:18)
7. Les vésanies d'Aymérigot Marchès (5:29)
8. La guerre des esclops (7:05)
9. Pierres brûlées (5:56)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Aorlhac – Pierres brûlées
Todos los discos de Aorlhac en Amazon


Hablar de Aorlhac es hablar de black metal melódico y épico. Es situarse en la zona de influencia de, por ejemplo, lo quebecuases Forteresse. Amor por las  melodías, épica, temas largos que harán las delicias de los amantes de los sonidos extremos, pero si me permitís, un poco más accesibles. A pesar de ser de la escena extrema francesa y hacer black metal no tienen nada que ver en su propuesta con bandas como las más experimentales y densas Deathspell Omega o Blut Aus Nord.

También, hay que hablar de la escena francesa y de sellos como el que nos ocupa, Les Acteurs de l’Ombre (LADLO), en cuyo roster puedes encontrar a Aorlhac, Au Dessus o los euskaldunes Numen. Siempre trabajando para que la escena extrema underground pueda seguir publicando trabajos de gran calidad, con packagings muy cuidados, y campañas muy cuidadas para hacer llegar al público sus producciones. 

Algún día habrá que hacer un monográfico sobre la escena gala, me parecen muy interesantes las bandas (Celeste, Regarde les Hommes Tomber o, los ahora los archiconocidos, Gojira, aunque son medio vascos, entre muchas otras bandas). Las propuestas y los diferentes sellos (Season of Mist, Osmose o Debermur Morti) que residen por encima de los Pirineos, siempre a un gran nivel. Muchas veces las bandas que trabajan con estas discográficas han tenido en ellas el trampolín a grandes sellos.

A Aorlhac los descubro con su anterior L’Esprit des vents (2018), con el que me adentré en su música aguerrida y épica. También, pude descubrir que sus líricas tratan sobre la historia de Occitania y batallas medievales, incluyendo alguna cancion en occitano. Ya sabes que no soy muy de letras y las historias que se explican (más que nada, porque como empieces a rascar en las letras de algunos grupos, habría que dejar de escucharlos…), pero es encomiable el esfuerzo por divulgar el origen de su tierra, Aurillac (Aorlhac en occitano).  

Pierres brûlées es un álbum rápido, agresivo y bien producido. Se nota un esfuerzo para conseguir una producción pulida y clara, alejándose de los purismos del black metal, y la verdad es que se agradece. Se distinguen todos los instrumentos con claridad y equilibrados, muy a menudo difícil de encontrar en el género. En mi opinión, hay otra cuestión que le va a favor, y es la sonoridad del idioma francés, pues cantan en su idioma materno. Musicalmente, la influencia del black metal nórdico es evidente, pero a medida que te vas adentrando y llegando al final del disco, ves que han sido permeables a influencias más del heavy metal clásico. 

El primer golpe te lo asestan con «La colère du volcan» (vaya casualidad…). Rápidos, certeros y asfixiantes, aunque, poco a poco, te adentran a su terreno de melodías prebélicas, de entrar en batalla (medieval). Furiosos y cabalgantes a velocidad de crucero, se toman un pequeño respiro, en forma de riff más lento, pero muy adictivo que acaba en otro estallido veloz. Siguen con uno de los avances que pudimos escuchar antes de la publicación del disco, «Au travers de nos cris» la pieza más larga del plástico con la que nos demuestran todo de lo que son capaces, velocidad, melodía, blast beats, tremolo, cambios de ritmo y voz desgarrada. Parece que estés en la puta Batalla de los Bastardos. Cuando crees que se han quedado sin aliento y te sientes vencido, siguen y siguen desplegando toda la infantería posible. ¡Seguiremos aguantando el estandarte hasta al final!

El inicio «Vingt siéges, cent assauts» lo podrían haber firmado Slayer sin problemas. En este caso destaca el trabajo a la voz de Spellbound que muestra varios registros no conocidos hasta el momento. Es un tema frenético, una vez más dominado por la melodía y la base rítmica, que insisto, suena de maravilla durante todo el disco. «Nos hameaux désespérés» es un tema con cierta progresión, de inicio más lento que poco a poco te lleva hacia al duelo final entre tu ejército y el de Aorlhac que te machacan con un ritmo marcado y guitarras afiladas comandados por el capitán Necrosis. «Nos âmes aux mornes idées» empieza cuál marcha militar que comanda a tus batallones al frente, lentamente, para animarlos aunque vayan a un futuro incierto, aquí hay un juego de guitarras de heavy metal clásico antes de retorcer el tema en lo que está siendo la tónica general del disco, más velocidad y melodía con ese aire épico que no quieren evitar. 

Seguimos con «Averses sur Peyre-Arse» es un pequeño tema acústico de inspiración medieval que sirve como descanso e interludio para afrontar con garantías la parte final del disco.

«Les vésanies d’Aymérigot Marchès» es otra muestra de talento y velocidad extrema, furiosa, yo casi diría que es golpe más duro y certero del álbum, una especie de éxtasis black metalero de algo más de cinco minutos que explica la historia de Aymérigot Marchès, un traidor vendido al Rey de Inglaterra. Esto explicaría la furia del corte. «La guerre des esclops» sigue la senda de la furia con riffacos que podría haber firmado Emperor y algún punteo a lo Slayer, con una fase cercana a una especie de raw black metal más clásico cercano al punk (si has llegado hasta aquí, ya me entiendes, es complicado de describir…) Al final va apagándose poco a poco, hasta esa nota de bajo final. Como broche final, «Pierres brûlées», cierra el disco con otra muestra más de afiladas e inquebrantable guitarras, donde encontrarás alguna influencia de Mgła.

Pierres brûlées es un álbum enorme y absolutamente imprescindible para los amantes del black metal y, de lejos, de lo mejor que he podido escuchar en esta segunda mitad de 2021. Esperemos que podamos verlos pronto en directo y gozar de su aguerrida propuesta.

Aorlhac - Banda

Joan Calderon
Sobre Joan Calderon 133 Artículos

Sant Boi-Barcelona-Arenys de Mar. Padre y Metalhead. Desbordado por tanta música que escuchar y poco tiempo para disfrutarla. En el Universo solo hay dos cosas claras: In vino veritas y Metallica es la banda más grande de todos los tiempos (quizás solo una sea cierta, y no tenga que ver con la verdad). Death, black, doom, sludge, hardcore, thrash… y a veces electrónica, rock...  en resumen, la música es mi pasión