Bastarður – Satan’s Loss of Son

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 29 de octubre de 2021
Discográfica: Season of Mist
 
Componentes:
Adalbjörn Tryggvason - Voz, guitarra, bajo
Birgir Jónsson – Batería

Temas

1. Viral Tumor (3:37)
2. Neonlight Blitzkrieg (4:20)
3. Satan's Loss of Son (3:21)
4. Burn (3:30)
5. The Whispering Beast (3:41)
6. Black Flag Fools (2:38)
7. Afturhalds Kommatittir (2:53)
8. Rise Up (4:20)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: Bastarður – Satan’s Loss of Son
Todos los discos de Bastarður en Amazon


Bueno, bueno, ¡ésto que es! Me acerqué de refilón sin saber bien que era este disco. Pero en mis paseos habituales por el catálogo siempre interesante de Season of Mist me topé con una banda islandesa y esto siempre despierta en mi unas inquietudes superiores a las de cualquier otro país.

Bastarður debutan directamente en un sello mayor, esto habitualmente es una hoja de doble filo pues a mayor sello mayor interés. Eso implica o bien mayor sorpresa o mayor fiasco. Tras indagar sobre el grupo y sus influencias y miembros me quedo atónito al ver que el cantante y a la vez guitarrista y bajista de esta nueva banda no es sino uno de los islandeses que más admiro. Aðalbjörn Tryggvason, cantante y guitarrista en Sólstafir.

Entonces todo cobra sentido, la banda más excitante del post black metal ya reside en el sello y lo hace con honores, pues su últimos trabajos se han despachado como rotundos éxitos. Así, la publicación del debut de Bastarður encaja dentro de una serie de factores y todos cobran sentido dentro de la conexión Aðalbjörn y Season of Mist.

Bastarður nace de las inquietudes de Tryggvason, que nunca ha ocultado su faceta más extrema y oscura. Si conocéis la carrera de Sólstafir conoceréis de sobras su faceta menos melodramática en sus primeros discos como Í Blóði og Anda (2002). Su cada vez más calmada propuesta ha canalizado su vena más afilada en Bastarður, un proyecto que se ha gestado a lo largo de tres años y que finalmente ve la luz ahora. En palabras del propio artista:

“Al no poder canalizar mi amor por esa música a través de mi banda principal, comencé a escribir riffs, y los riffs se convirtieron en canciones, y de repente tenía más elementos de crust punk de lo que había previsto. La idea de un álbum nació viviendo con mis padres después de la ruptura de una relación y estando desempleado, monté un pequeño estudio en el garaje de mi padre, y después de unos meses había un álbum de material.”

Junto a Aðalbjörn nos encontramos con el batería Birgir Jónsson. En lo que creo que es un debut discográfico (no he encontrado mucho sobre él más que su faceta empresarial), el CEO de Play, la aerolínea más joven de Europa, es conocido en el underground islandés por su trabajo en DIMMA. El power duo nos ofrece un crust punk moldeado al estilo de bandas como Terrorizer y Napalm Death. De hecho, un guiño a los de Birmingham lo podemos ver en la portada de Satan’s Loss of Son que nos remite directamente a Scum (1987) o From Enslavement to Obliteration (1988).

Satan’s Loss of Son es un disco corto pero directo, no alcanza por poco la media hora de duración pero, en este corto tiempo, no dan tregua al oyente. La dureza y crudeza de la propuesta es radical y extrema. Aunque en algún pasaje más melódico podemos escuchar brevemente el sonido de Sólstafir e incluso diferenciar la voz de Aðalbjörn, Bastarður es completamente diferente a todo lo que rodea a la banda madre.

Cualquier pieza de las que componen Satan’s Loss of Son es un escupitajo de bilis mal digerida, un puñetazo duro en tu mandíbula. Musicalmente intenso e infranqueable, y en cuanto a voces, las más afiladas que uno pueda imaginarse. A la poste, este disco debut es magnífico aún si cerramos los ojos y no vemos al bueno de Tryggvason encabezando este loco proyecto.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 493 Artículos
Rock en todas sus extensiones