Crónica y fotos del concierto de Aerodyne + Kilmara - Sala Rocksound (Barcelona), 6 de septiembre de 2019

Aerodyne lucha contra los problemas técnicos mientras Kilmara se consolida en una Rocksound a media entrada

Datos del Concierto

Bandas:
Aerodyne + Kilmara
 
Fecha: 6 de septiembre de 2019
Lugar: Sala Rocksound (Barcelona)
Promotora: Rock Chick Concerts
Asistencia aproximada: 120 personas

Fotos

Fotos por Marta CaRu

Cuando realicé el top 5 de los conciertos más esperados para éste otoño – invierno que está a las puertas de manifestarse, no tuve en cuenta el de ésa noche. No sé, posiblemente a causa de la proximidad en la publicación del artículo o condicionado por la posiblemente poca repercusión, que no exento de calidad, que tendría. Y es que el fin de semana que justamente empezaba (yo cuento el fin de semana una vez acabo la jornada laboral el viernes) se presentaba de lo más movido y musical, pues coincidían el evento de esa noche con otras actividades que tenía programadas para el resto de fin de semana, entre ellas la Festa Major de Viladecans, la asistencia a un tributo a Queen en la sala Barts (espectacular, por cierto) y el inolvidable conciertazo que se marcó Mr. Alice Cooper el domingo en el St. Jordi Club. Así pues tocaría ir a trabajar el lunes sin apenas descansar.

Al llegar con tiempo y comprobar que hasta las 22 horas no se abrirían las puertas de Rocksound, me dirigí hacia el Pepe’s Bar a saciar la sed y tomar unas notas del evento de esa noche. Curiosamente estaba bastante tranquilo y más si tenemos en cuenta que coincidía con el concierto de EELS en Razzmatazz. Como anécdota decir que coincidí con un famoso presentador o su doble, porque era clavado. Aún así me quedé con la duda por esa timidez que en ocasiones me paraliza ante la posibilidad de equivocarme y quedar como un idiota.

Pero lo que en realidad importa es lo que estaba a punto de empezar a escasos metros de donde estaba, así que media hora antes de la apertura me dirigí hacia la puerta de la sala y comprobar la escasa expectación que había. Es cierto que los asiduos a éste lugar ya conocen el funcionamiento y no suelen acercarse a las puertas hasta poco antes de iniciar el evento.

Afortunadamente mientras esperaba solo, frente a la puerta con la persiana a medias viendo entrar y salir personas de Rocksound como de la productora Rock Chicks Concerts, pude conversar un rato con Dídac, bajista de Kilmara, mientras salía a fumar y despejarse momentos antes de iniciar el concierto. Da gusto encontrarse con personas tan amables y cercanas.

Justo después vimos pasar a los miembros de Aerodyne acompañados de sus parejas justo en el momento que salía Daniel, cantante de Kilmara. Como si de un Back to the Future se tratara me vi en los 80’s ante la estética y la actitud de los suecos.

En el interior de la sala los protagonistas de la noche estaban conversando con los asistentes alrededor de la zona habilitada para el merchandising, por lo que poco a poco fueron tomando posiciones para ajustarse los instrumentos y dar comienzo al concierto. Me llamó mucho la atención la enorme cantidad de botellas de agua que había repartidas por el suelo y laterales del escenario, ausencia de cervezas (de momento) al contrario, por ejemplo, que en el concierto de Massive donde la ingesta del líquido cristalino hubiera sido una anécdota.

A las 22:30 Kilmara dio inicio a su descarga con la instrumental «…and into the Realm» seguida de «Purging Flames», los dos primeros temas que abren su aclamado último trabajo Across The Realm of Time (2018) que tocaron prácticamente por completo. La entrega y la complicidad con los asistentes fue total desde los primeros compases a pesar de un breve problema de sonido, corregido al momento, ya que no se apreciaba con nitidez la voz de Daniel, gran voz y pelazo.

Musicalmente sonaban espectaculares, Erik a la batería (ataviado con sus clásicas mallas de piel a pesar de la temperatura) es una auténtica apisonadora manejando el doble bombo y dando la impresión que iba a desmontar el kit a cada golpe de baqueta. Plena adaptación al grupo y gran elección por parte de John.

La sala se encontraba prácticamente a la mitad concentrándose la mayoría frente al pequeño escenario, dificultando la genial labor de l@s fotógraf@s. A pesar de todo ya veis el genial trabajo que ha realizado Marta CaRu.

Prácticamente interpretaron por completo su último trabajo excepto dos temas más antiguos, en una ejecución impecable. Daniel hizo referencia a la actitud persistente y luchadora de John, miembro fundador y único superviviente de la formación original, durante la aclamada presentación de la banda.  Miguel a la guitarra y Dídac al bajo completan una formación que ha sufrido muchos cambios y que esperemos continúe durante mucho tiempo pues suenan espectaculares.

«End of the World» sonó potentísima mientra a mi lado el rubio guitarrista de Aerodyne hacía headbanging dando cuenta de la complicidad y el buen rollo que había entre las banda y que más tarde se volvería a demostrar. Por cierto, ataviado en una impecable actitud rockera con la chaqueta de piel a pesar de la temperatura que había en el interior.

Disciples, presentada como un homenaje al estilo de vida del rock, sirvió para invitar a todo el mundo a corearla antes de la aclamada «Out from the Darkness» de su último vídeo. Finalizaron con una potente «Break Up» dejando un magnífico sabor de boca y con la sensación de haberse hecho demasiado corto.

Afortunadamente después de varias ocasiones fallidas pude disfrutar de ésta magnífica banda en directo. Es de justicia el reconocimiento que reciben después de tantos años de lucha.

Setlist Kilmara:

…and into the Realm
Purging Flames
End of the World
My Haven
Principles of Hattred
Blindfold
Disciples
Out from the Darkness
Break Up

Al bajar del escenario pude saludar a John e intercambiar unas pocas palabras, pues no había tenido la oportunidad de conocerlo en persona. Las felicitaciones eran contínuas por el buen directo que habían realizado.

Mientras tanto los miembros de Aerodyne iban ajustando los instrumentos y tomando posiciones para dar comienzo a las 23:40 con un sonido horrible al que se le sumó el fallo de ambas guitarras de manera consecutiva en el primer tema. Éste lamentable incidente les condicionó durante prácticamente toda la actuación, ya que hasta la mitad del show no se les pudo ver realmente cómodos.

Como decía más arriba, la complicidad entre bandas era evidente, pues Miguel, guitarra de Kilmara, subió a ayudar a los suecos a subsanar los problemas técnicos.

Pasados unos minutos, que se hicieron realmente incómodos, continuaron con «Out for Blood» tras «Hellsiah», ambas de su próximo segundo disco Damnation (2019) previsto para mediados de octubre. El sonido no llegó a acompañarles del todo durante todo el concierto, por momentos algo saturado, a pesar de la buena intención de los jóvenes suecos. Una lástima pues van sobrados de ejecución y actitud. Las contínuas disculpas por los problemas daban evidencias de la incomodidad sufrida sobre el escenario.

Tuvieron que caer al menos seis temas hasta que se les pudo ver realmente cómodos e implicados con el público asistente, por falta de energía del público no sería pues alrededor mío se congregaron algunos fans y parejas de los músicos que estuvieron dándolo todo por momentos. Como anécdota, tuve que abandonar mi posición y alejarme unos metros hacia atrás para dejar de soportar los continuos melenazos en la cara de la rubia headbanger que tenía delante. La amiga en cuestión era una de las ya mencionadas parejas de los músicos.

El calor y los nervios afloraban en el escenario evidenciándose en la contínua ingesta de agua por parte del cantante Marcus el cual intentaba interactuar con el público no siempre de manera productiva ya que no se le acababa de entender del todo bien, quedando en ocasiones algunos segundos de inquieto silencio.

«Kill or be Killed» sonó rápida y potente dando evidencias de comodidad al igual que «Pedal to the Floor». Su potente y clásico hard-heavy metal empezaba a mostrarse en todo su esplendor desgraciadamente cuando encaraban más de la mitad de su directo.

El hecho de presentar nuevos temas en directo no ayudó demasiado a la implicación del público, por momentos muy entregado, pues sólo la mitad del set list elegido era compuesto por temas de su primer disco Breaking Free (2017), más asimilado por los que los conocían.

Finalizaron con «Setting Hell on Fire» y «Breaking Free» de su primer disco dejando la sensación de coitus interruptus, pues el final fue tan abrupto y falto de emoción que al menos yo no fui consciente de su finalización hasta que no soltaron los instrumentos. Como ejemplo deciros que incluso no hubo ni la tan típica y esperada foto de grupo con el público a sus espaldas que sí se hicieron Kilmara tras su actuación.

Setlist Aerodyne:

Hellsiah
Out for Blood
As Above, So below
Kick it Down
March Davai
Comin’ for You
Kill or Be Killed
Pedal to the Floor
Murder in the Rye
Setting Hell on Fire
Breaking Free

Tras intercambiar impresiones con Marta me dirigí hacia a la salida mientras todos los protagonistas hablaban, firmaban y se hacían fotos con los asistentes.

Sabor agridulce para una noche que prometía mucho, ojalá Aerodyne pueda volver para realizar un show sin problemas. Me quedo con la buena noticia que Kilmara se encuentra en un excelente estado de forma augurando un excelente presente y futuro recogiendo los frutos de tantos años de duro trabajo.

¡Salud y Heavy Metal!

Abel Marín
Sobre Abel Marín 72 Artículos
Músico frustrado, escritor bloguero ocasional y amante del metal en su variedad de estilos. Vivo con la esperanza de poder llegar a viejo acudiendo a salas de conciertos y festivales. Sí los rockeros van al infierno, que me guarden sitio y una cervecita. Salud y Heavy Metal.